La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘flora’

¿Te imaginas que una cabra se comiera un Velázquez?

Cabra

Imagina que una cabra hambrienta se cuela en el Museo del Prado y se zampa un buen trozo del cuadro Las Meninas de Velázquez. Imagina que el director del Museo anuncia que la culpa no es de la cabra sino del dueño que la dejó escapar. Y que el derecho a comer prevalece por encima del arte. Es más. El director se confesaría entusiasmado ante la asombrosa capacidad del animal para sintetizar proteína de un lienzo pintado, explicaría las vicisitudes personales del caprino a lo largo de su vida (desarraigo, malos tratos, incomprensión) y el gravísimo estrés que supondría sacarlo del museo y retirarle de la dieta tan jugoso bocado.

Por si fuera poco, el buen director se reconocería impotente para impedir que el indefenso animalito siguiera solazándose por nuestra pinacoteca nacional, mordisqueando goyas, grecos, tizianos, rubens o caravaggios, rascándose el lomo en las esculturas romanas o defecando sobre el tesoro del Delfín.

Luego vendrían otras cabras, varios rebaños, pero ¿qué quieren que hagamos? ¿Matarlas? ¿Cazarlas? Sí sí, cazarlas. Tendrían que ver cómo corren y saltan las muy condenadas por las galerías de Villanueva. No hay quien las agarre. Lee el resto de la entrada »

Primer videoclip murciano para proteger una especie amenazada

Garbancillo

Me encantan. Ya sabéis que soy muy fan de los entusiastas promotores del proyecto LIFE+ del Garbancillo de Tallante, oficialmente denominado  “Conservación de Astragalus nitidiflorus en su hábitat potencial en la Región de Murcia“. Una planta endémica que vive exclusivamente en el Campo de Cartagena y con una historia fascinante para la botánica. Después de haber estado desaparecida durante 95 años, en 2004 fue redescubierta para formar parte de la identidad de las poblaciones de Tallante y  Los Puertos de Santa Bárbara, su única zona conocida de distribución mundial.  Lee el resto de la entrada »

Estamos en peligro de extinción

Los tiempos han cambiado. De ser España (supuestamente) la reserva espiritual de Occidente, algo tan discutible como poco práctico, hemos pasado a convertirnos en la reserva material en biodiversidad de Europa. Nuestra extraordinaria variedad de paisajes, junto con su relativamente buen estado de conservación, nos coloca en el primer puesto del ranking natural, al albergar 85.000 especies de fauna y flora, el 54% del total de las especies europeas.

¿Quién gestiona toda esta riqueza? Se equivocan los que piensan en la Administración como garante de la naturaleza. En la práctica la biodiversidad está en manos de quienes la usan, explotan, conservan y mejoran. ¿Lo adivinan? Efectivamente, la gente del campo, el mundo rural agroganadero y forestal es el  generador y custodio de la biodiversidad dentro de los territorios que ocupa, que a fin de cuentas es todo el espacio no urbano.

Desgraciadamente, son malos tiempos para el campo. La crisis del mundo rural está llegando a unos niveles alarmantes, como nunca antes se habían sufrido. Los jóvenes abandonan los pueblos en busca de una vida mejor, porque el campo ya no ofrece futuro, tan sólo refugio a un puñado de ancianos, aferrados a una cultura y unos modos de vida en mayor peligro de extinción que osos y linces. Protegemos las especies pero nos olvidamos de la más importante, de la nuestra, responsable del mantenimiento de un paisaje único logrado tras miles de años de relación directa con la naturaleza.

Ahora pensamos que todo ese pasado no sirve para nada. Que podemos vivir en grandes ciudades, y que cuando en vacaciones o en un fin de semana vayamos al campo nos lo encontraremos todo bien conservado cual perfecto parque temático, con hotelitos rurales y buenos restaurantes de comida casera. ¡Qué equivocados estamos! Arrancados de la tierra, sin raíces, ahogamos nuestro futuro.

Foto: Dux Garuti / La Opinión de Tenerife

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Cadena humana para salvar animales y plantas en Canarias

Estoy orgulloso de mis compatriotas canarios. Frente a unos políticos que no nos merecemos la ciudadanía ha dicho basta a tanto hormigón, desarrollismo y especulación. No sólo grupos ecologistas o asociaciones de vecinos. Hasta la durmiente Universidad se ha alzado contra el intento de aprobación del nuevo Catálogo Canario de Especies Protegidas propuesto por el Grupo Parlamentario de Coalición Canaria. Como ya os he contado recientemente, esta medida pretende adaptar la protección de las especies de flora y fauna canarias a un proyecto de desarrollo totalmente insostenible para Canarias, eliminando barreras legales a proyectos de infraestructuras salvajes como el Puerto de Granadilla, el Puerto de Fonsalía, el anillo insular de Tenerife, los trenes, los puertos deportivos, los campos de golf,…

La nueva Ley propone radicales cambios respecto a la situación actual de protección de las especies canarias, sin ningún tipo de fundamento científico, tan sólo la decisión de un puñado de políticos (CC y PP) con mayoría parlamentaria. Tenemos un catálogo que prácticamente sólo existe sobre el papel, pues sirve para muy poco, pero ahora se le quiere dejar en puro papel mojado a cambio de otro papel, el del dinero.

Para que os hagáis una idea, en uno de los lugares con mayor riqueza natural del mundo, el Archipiélago canario, un partido político acaba de decidir, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, agarrar las 450 especies protegidas en 2001 y, para facilitar sus intereses especulativos:

>226 especies protegidas se eliminan de un plumazo del catálogo regional.

>A 131 especies protegidas se les rebaja el grado de protección, incluyendo las que entran en una nueva categoría, “De interés para los ecosistemas canarios”, y aquellas que estaban incluidas en la categoría “Sensible a la alteración de su hábitat”, que desaparece en la nueva propuesta.

>94 especies pasan a estar protegidas de forma perversa e intermitente: sólo se protegerá a la planta o el animal que esté dentro de un espacio protegido pero si pisa, crece, nada o vuela fuera de estos lugares deja de estar protegido. Además, se podrán desproteger en estos espacios por interés general, si afectan a un proyecto o a una infraestructura.

Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, ATAN, Amigos de la Tierra y Ben Magec se han unido contra tamaña barbaridad y han convocado para el próximo sábado 28 de noviembre una gran cadena humana que rodeará el Parlamento de Canarias. Seguro que será un gran éxito. Esta Ley la vamos a parar entre todos.