La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘música’

Descubre los misterios de las voces búlgaras y sus tomates rosados

Iordanka y Stela posan vestidas con el traje tradicional de Pazardzik heredado de sus abuelas.

¿Tomates búlgaros? Sorprende descubrir que en Bulgaria se cultiven tomates, que haya una variedad rosada orgullo de ese país, considerada de las más exquisitas del mundo. También sorprende saber que a la sombra de este cultivo haya mucha gente joven, soñadora, entusiasta, empeñada en vivir en el campo cuando todo el mundo lo abandona, y en ofrecer unos cuidadosos productos basados en las tradiciones y en esa agricultura ecológica que igualmente fue la tradicional durante milenios.

Tan tradicional como esa misteriosa música vocal con más de mil años de existencia, heredera de los imperios bizantino, otomano y griego, que me regalaron dos maravillosas señoras cuando hace unos días visité los invernaderos de la familia Petkov cerca de Pazardzik, junto al río Maritsa, a un centenar de kilómetros de la capital búlgara Sofía.

A continuación te dejo un vídeo que resume el lujazo musical y gastronómico de ese momento inolvidable, gracias a la bienvenida con canciones, bizcochos y miel con que fuimos recibidos por las maravillosas Iordanka y Stela. Lee el resto de la entrada »

Celebra en Granada los 120 años de García Lorca y su paisaje

No se puede visitar Granada sin tributar un emocionado recuerdo a Federico García Lorca, nuestro poeta más universal. Me pasa siempre que voy a esa ciudad maravillosa, pero esta ultima vez ha sido más especial que nunca. Coincide con el 120 aniversario del nacimiento del maestro y los 100 años de su primera obra.

Es el ‘Año Lorca’ en Granada, y para celebrarlo me he ido de visita por la ciudad junto con una treintena de chicas y chicos del Coro de IES Puerto del Rosario de Fuerteventura al que, siempre intruso, pertenezco [sector puretas]. Muchos de ellos era la primera vez que salían de Canarias, que veían montañas nevadas en el horizonte o escuchaban el alocado grito de los vencejos. Su emoción era la mía.

El viaje en sí se organizó para participar en un encuentro de coros en esa ciudad andaluza, pero entre que el director me propuso hacer de guía y yo que me apunto a un bombardeo con tal de que sea cultural, allá que fuimos. Con todos ellos he hecho una ruta de poesía, arte, música, historia y naturaleza que me apetece compartir aquí. Por si os da por disfrutar algo parecido. Lee el resto de la entrada »

El día en que canté silencio y sonó música

El coro del IES Puerto del Rosario interpretando a John Cage.

Formo parte de un coro escolar, el del instituto de mis hijos en Fuerteventura. En él doy rienda suelta a mi fascinación por la música. Gracias al extraordinario trabajo de su director y alma mater de la formación, José Manuel Recio, cada ensayo es una impagable clase magistral de historia de la música, lenguaje musical, interpretación y especialmente amistad intergeneracional, pues allí nos juntamos desde barbudos padres de familia, estresados profesores y profesoras, amigos visitantes, hasta adolescentes y antiguos alumnos; todos unidos por amor al arte, nunca mejor dicho.

Cantamos piezas de todas las épocas y todos los idiomas, castellano antiguo, maorí, inglés, francés, hasta finlandés. Pero ninguna como la que hemos interpretado recientemente en el Centro de Arte Canario Casa Mané.

Arropados por la creatividad insular del último siglo, interpretamos allí una famosa y sorprendente composición: 4′33″, escrita en tres movimientos en 1952 por el compositor estadounidense John Cage.

Gracias a ella, cantantes y público descubrimos dos cosas muy importantes:

  1. El silencio no existe.
  2. Estamos rodeados de música.

Lee el resto de la entrada »

Sonata de otoño para proteger a un gigante verde

Roble Urdax

Todavía me tiembla emocionado la voz al recordarlo. Os lo contaba la semana pasada. El domingo dirigí una cata de paisaje frente a un coloso del bosque, el roble centenario de Urdax, en Navarra. Fue una de las actividades previstas a realizar bajo su sombra, con motivo de la celebración de las VI Jornadas de las Aves de Navarra. Además de mi prédica, contábamos también con la del escritor y divulgador ambiental Joaquín Araújo, la poesía recitada por la porteña Patricia Furlong y, esa fue la gran sorpresa, la música de Joaquín Taboada. Aquí mismo lo confieso: nunca pude imaginarme algo tan bello y maravilloso. Lee el resto de la entrada »

Visita Creta si quieres conocer la auténtica Grecia

Samaria

¿Cansado de viajar a los mismos sitios a los que va todo el mundo para ver lo que todos ven y no llegar más lejos que la extensión de tu palo de selfie?

El turismo se ha convertido en algo global, masificado, predecible, caro, aburrido. A no ser que vayas de coolhunter (cazador de tendencias) y entonces puede ser aún peor. Las guías turísticas son cada vez peores (e inútiles ¿alguien entra en los restaurantes recomendados?), los blogs de viajes están trufados de intereses comerciales, los gustos de la mayoría suelen ser mayoritariamente horrorosos. Y a mí siempre me ha gustado ir por libre para sentirme libre. Lee el resto de la entrada »

Cambio a san Valentín por unas camelias

PinkCamelliaJaponica

Mañana, día de san Valentín, los enamorados regalarán rosas. Quizá también orquídeas, antes tan imposibles como hoy asequibles. Pero yo no. Mi flor de amante es la camelia. Y no la corto. La disfruto descubriéndola en los jardines. Especialmente en esos románticos pazos gallegos y casonas asturianas donde, con un esplendor único, se muestran algunas de las colecciones más importantes del mundo.

Hay hasta 8.000 variedades diferentes originarias de China y Japón, en todos los tamaños, formas y colores; arrogantes primas de la humilde planta del té, espectacularmente aclimatadas al benigno clima atlántico del norte español hasta convertirse en singular motivo de peregrinación para los amantes de la jardinería.

Viéndolas en su hermosura invernal, con la altiva frialdad de unas divas, es imposible no acordarse de la Dama de las Camelias. A mediados del siglo XIX, Marie Duplessis volvió locos a nobles e intelectuales de Francia, Inglaterra y hasta Rusia. Alérgica al olor de las flores, las camelias, por carecer de perfume, eran sus favoritas. Tan sofisticadas y delicadas como ella, siempre las tuvo a su lado.

Dickens la frecuentó, Dumas la veneró y Liszt la entronizó, pero fue Verdi quien la elevó a los altares del amor romántico con La Traviata, compuesta en su recuerdo.

“Gocemos”, nos aconseja la atribulada protagonista de esta maravillosa ópera, “que fugaces y rápidos son los placeres del amor”. ¿Por qué no hacerle caso?

Flores, jardines y palacios, música, estrellas. Este fin de semana os propongo pasar de san Valentín, a fin de cuentas un obispo italiano con pinta de aburrido, y entregarnos a los placeres mundanos de las camelias. A ser posible acompañados de un buen vino, por eso que nos decía su enamorado de que “el amor entre las copas hallará besos más cálidos”.

Anna Netrebko y Rolando Villazón interpretan maravillosamente La Traviata en Salzburgo (2005). La protagonista, Violeta Valery, sería el alter ego verdiniano de La Dama de las Camelias de Alejandro Dumas hijo.


Y una idea para celebrar mañana a san Valentín por todo lo alto. Los Días de amor y camelias que organiza el Pazo de La Saleta (Pontevedra) con música, flores, buenos alimentos y mejores bebidas. Una deliciosa experiencia para los cinco sentidos.  ¡No te lo pierdas!

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los pájaros son pura música, incluso sin cantar

birdswire-660x250

Estoy aprovechando las vacaciones de Semana Santa para colaborar con SEO/BirdLife en el nuevo Atlas de las aves reproductoras en España, una ambiciosa revisión sobre el estado de nuestra avifauna nidificante que se prolongará hasta 2017. Escusa perfecta para disfrutar de la primavera y reencontrarme con la naturaleza en estado puro. Son jornadas de 6 horas de pateo, duras pero enriquecedoras a pesar de las quemaduras del sol y de las ampollas en los pies. Una gozada.

¿Has salido ahí fuera? El campo está reventón, maravilloso. Florecido y con todas las aves en su máximo esplendor de plumaje y canto.

Pero incluso sin cantar, esas aves son pura música. Así lo demostró hace unos años el artista brasileño Jarbas Agnelli.

Leyendo un periódico, vio la fotografía de unos pájaros posados en unos cables eléctricos. Le parecieron notas en un pentagrama y así lo hizo. Sin modificar su posición exacta ni utilizar Photoshop, recreó esa composición musical absolutamente casual. “Tenía curiosidad por escuchar la melodía que los pájaros estaban creando”, justificó. El sorprendente resultado le valió ganar en 2009 el premio YouTube Play de la Fundación Guggenheim.

Te dejo a continuación ese vídeo, Birds on the Wires. Si como dijo Bruce Lee, nosotros somos agua, está claro que los pájaros son música, my friend.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Cinco razones para no usar el ascensor

Razones

Una visita obligada en Londres es la iglesia de Saint Martin in the Fields. Localizada en la plaza de Trafalgar, junto a la National Gallery y la gran columnata dedicada a Nelson, ofrece maravillosos conciertos de música clásica, muchos de ellos gratuitos. Tras una costosísima restauración, desde 2009 se muestra espléndida. Tanto el templo como la sugerente cripta subterránea, reconvertida en café restaurante.

Un ascensor permite acceder a ella, aunque muy poca gente lo utiliza. El mérito lo tiene un sencillo cartel instalado junto a la puerta de entrada. Se titula “Cinco razones para usar las escaleras” y son las siguientes:

  • Sólo son 22 escalones.
  • Es un buen ejercicio.
  • Es más rápido.
  • Ahorras energía.
  • Aquellos que realmente necesiten usar el ascensor valorarán que lo hagas.

Impecable razonamiento. ¿No te parece?

Me encantaría poder ver este tipo de carteles en tantos y tantos edificios donde el ascensor se utiliza por rutina, muchas veces sin necesidad. Como ves, no se habla de ecología. Es puro sentido común.

Dicen los médicos que hacer el amor consume la misma energía que subir cuatro pisos de escaleras. Ésta podría ser la sexta razón. Desde Romeo y Julieta escaleras y amantes siempre se han llevado medianamente bien. Pero tampoco es como para contarlo en una iglesia.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

 

Pájaros rockeros que tocan la guitarra eléctrica

El mundo de la naturaleza nunca deja de asombrarme. Tampoco el del arte contemporáneo.

Es el caso de una divertida pieza artística concebida por el músico, compositor y artista francés Céleste Boursier-Mougenot. Expuesta en centros tan relevantes como el Barbican Art Gallery de Londres, consiste básicamente en repartir varias guitarras eléctricas del famoso modelo Gibson Les Paul por una sala de la galería habilitada como gran jaula aviar. Conectados los aparatos, se sueltan en ella 40 pájaros que, volando en grupos o en solitario, se posan a su antojo sobre las cuerdas de los instrumentos arrancando de ellos asombrosas melodías.

Sin duda se trata de una pieza de lo más interactiva, donde decenas de diamantes mandarines, esos populares pájaros australianos de jaula y reclamo machacón, interpretan sin saberlo (y sin molestarles) una moderna música que ellos mismos crean con sus intranquilos movimientos.

Uno de estos pájaros se empeña incluso en construir un nido en el hueco del instrumento, logrando hacer con una ramita un punteo alucinante que haría enrojecer de envidia a los guitarristas más bregados de nuestro panorama musical.

Sube el volumen del ordenador, mira el vídeo y opina por ti mismo. ¿Quién hace arte? ¿El artista o el pájaro?

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share