La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Mejillón canario, el molusco que se mira pero no se come

Mejillones canarios en un acantilado de Fuerteventura.

No todos los mejillones son iguales. Los de Canarias pertenecen a una especie diferente a la típica de Galicia o el Mediterráneo. Y están prácticamente extinguidos.

En el archipiélago solo quedan poblaciones viables en unos pocos acantilados inaccesibles de la isla de Fuerteventura. Es tan raro que se conoce como mejillón majorero, a pesar de que la especie a la que pertenece (Perna perna) está presente en toda África y Sudamérica.

Desde 2004 su captura está prohibida en Canarias. Una veda tradicionalmente incumplida por muchos pescadores inconscientes que ponen en peligro su recuperación e incluso supervivencia.

Y por muchos consumidores irresponsables que se los compran cuando, como es tristemente tradicional en la isla, los furtivos pasan por casas y restaurantes ofreciendo su ilegal y sanitariamente insegura mercancía.

Te lo cuento en este nuevo videoblog de La Crónica Verde:

Cuando encuentro algunos de estos raros mejillones me entusiasmo tanto como si viera un lobo en la Sierra de la Culebra. Pero no todo el mismo piensa como yo.

Desgraciadamente, muchos sinvergüenzas los arrancan y comen como si fueran los mejillones gallegos procedentes de criaderos que se venden baratos en las pescaderías.

Imposibles de confundir

En Canarias, estos valiosos mejillones salvajes no pueden confundirse con los habituales de las pescaderías. Los majoreros son marrones en lugar de negros como los gallegos o mediterráneos.

Tampoco pueden confundirse con los que tradicionalmente ofrecen los restaurantes de Fuerteventura, grandes y de borde verdoso, pues esos, aunque te parezca increíble son mejillones congelados procedentes de Nueva Zelanda.

Marisqueo ilegal de mejillones en Fuerteventura.

La lacra del furtivismo

Todos los años, la Guardia Civil sorprende a algún furtivo de mejillones. Sin ir más lejos, tan solo durante la primera semana del pasado mes de junio los agentes denunciaron a diez personas por capturar más de 200 kilos de mejillones, unos 10.000 ejemplares. Es una cifra gigantesca para una población diezmada.

No se dan cuenta (o se la dan, pero son malas personas) de que comerse estas raras joyas del mar es como comerse unas chuletillas de lince: una salvajada.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.