La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘pinzon azul’

Descubierta una nueva especie de pájaro en Canarias

pinzon_azul_grancanaria_amartin

Es un notición pero prácticamente nadie lo sabe. Y se podría vender muy bien en la prensa. En lugar de esos aburridos titulares de “el PP niega…” o “el PSOE denuncia…”, qué bien quedaría abriendo el periódico a cinco columnas: “Descubierta una nueva especie de ave en Canarias“. Se llama pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla polatzeki) y, como su propio nombre indica, sólo existe en esa isla.

Otra especie canaria más, añadirían los siempre enteradillos contertulios de radio y televisión sin darle demasiada importancia, pues nuestro archipiélago macaronésico (del griego makáron, islas afortunadas, felices, que se note nuestra formación en Letras) es uno de los más importantes puntos calientes de biodiversidad del planeta; incluso más rico que las islas Galápagos. Lee el resto de la entrada »

Cadena perpetua para los pinzones azules de Gran Canaria

El pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla teydea polatzeki) tiene mala suerte. Su primo, el de Tenerife (Fringilla teydea teydea), es abundante. Pero el grancanario está en las últimas, al borde de la extinción con apenas 250 ejemplares en el mundo. El terrible incendio de 2007 prácticamente acabó con el único pinar donde vivían. Todo parecía ir en su contra hasta que Pascual Calabuig, veterinario y biólogo del Cabildo, se empeñó en salvarlo. Comenzó a criarlo en cautividad y le tacharon de loco. Dos programas Life y un montón de dinero tan sólo habían logrado el nacimiento de un pollo en 10 años. Hábil hasta lo imposible, en dos años el técnico ha conseguido criar y liberar 27 nuevos pinzones. Ésta primavera han nacido 30 pinzones más, pero no seguirán el viaje de sus hermanos para reforzar las poblaciones silvestres. Envidias de quienes en una década sólo gastaron dinero sin resultados han paralizado el programa de sueltas. Dicen que no está garantizada su idoneidad genética, a pesar de estar acreditada por uno de los mejores genetistas del mundo. Enzarzados en estériles guerras administrativas, el futuro de estas aves es la cadena perpetua.

Mientras, sus hermanos disfrutan con plenitud de una libertad incluso sexual, impulsando la recolonización de nuevos lugares. Así Bígamo atiende sin problema a sus dos familias. Pajarito se fue detrás de una de estas pájaras nuevas, cambiando con éxito su hogar de Inagua por el más incierto de La Cumbre. E incluso dos incestuosos hermanos han formado pareja y sacado un pollo que es a la vez su hijo y sobrino.

Sanos, fuertes y hermosos, 30 nuevos ejemplares esperan en el pinzonario de Tafira el momento de su liberación. Sabían de gavilanes e incendios, pero no estaban preparados para las peleas de papel timbrado. Y mientras esperan, quienes amamos a esas aves y sus paisajes desesperamos.

Foto: A. Martín, SEO/BirdLife

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Nuevas leyes amenazan a la biodiversidad de Canarias

A muchos políticos no les gustan las normativas medioambientales, esas que les impiden urbanizar el territorio a su antojo. No entienden que bichos y plantas sean capaces de paralizar aeropuertos, autopistas, campos de golf o urbanizaciones. Hasta ahora luchaban contra ellas o trataban de ignorarlas, pero en Canarias, avanzadilla de la progresía, Coalición Canaria y Partido Popular han encontrado la fórmula perfecta: si una ley te molesta, sustitúyela por otra diseñada a imagen y semejanza de tus intereses políticoeconómicos. Si la biodiversidad es un obstáculo para el desarrollo, rebajando su protección reduciremos los problemas.

De esta forma, sin necesidad de estudios técnicos, procesos de información pública o consensos, sin contar con los ciudadanos ni con la comunidad científica, el Parlamento de Canarias aprobó la semana pasada un nuevo catálogo regional de especies protegidas que rebaja la categoría a la mitad de ellas, reduciendo la protección de 290 y desprotegiendo directamente a otras 29. Y como lo han elevado de decreto a ley es la suya una decisión inapelable, a no ser que el Gobierno español presente una denuncia contra la norma por inconstitucional que, al paso que van las cosas en el alto tribunal, tardará décadas en obtener respuesta.

La ley incluye una nueva categoría de protección única en el mundo, las “especies de interés para los ecosistemas canarios”, disparate legal aplicable a aquellas especies (171 nada menos) merecedoras de atención especial exclusivamente mientras se encuentren en espacios protegidos. Si se salen fuera por ser aves voladoras o tortugas marinas quedarán automáticamente desprotegidas, al igual que todas las poblaciones que sobrevivan fuera de tal ordenamiento.

¿Son tontos los políticos canarios? En absoluto. Y si no, compruébenlo ustedes mismos. Minutos después de aprobarse el engendro legislativo, al consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Ejecutivo canario, Domingo Berriel, le faltó tiempo para instar a la Autoridad Portuaria a aplicar la recién aprobada ley y desbloquear la suspensión cautelar de las obras del puerto de Granadilla (Tenerife). Esa obra faraónica, inútil y lesiva para el medio ambiente está parada por afectar a la mejor pradera submarina de sebadales del Archipiélago. Más de 500 millones de euros estaban en juego. Y ahora, de un plumazo, las plantas acuáticas acaban de dejar de ser un problema legal. Como pueden ver, estos políticos de tontos no tienen nada.


**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

El pinzón azul de Gran Canaria renace de sus cenizas

El pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla teydea polatzeki), una de las aves más amenazadas del planeta, ha logrado renacer de las cenizas de un terrible incendio forestal que a punto estuvo de acabar con él. Sólo la mitad de su exigua población mundial, apenas 150 ejemplares, ha conseguido superar la dura prueba. A pesar de ello, los expertos son optimistas respecto a su futuro y confían en que logrará escapar de una extinción que parecía inminente.

La culpa la tuvo un trabajador forestal a quien se le acababa el contrato. En julio del año pasado provocó un pavoroso incendio forestal que arrasó 6.000 hectáreas de superficie arbolada y otras 12.000 de matorral, en el suroeste de Gran Canaria. Prácticamente la totalidad de los bosques maduros de pino canario, el último refugio de este bellísimo pájaro.

Un año después, los especialistas están moderadamente felices. El pinzón azul de Gran Canaria no se extinguirá, al menos de momento. Así lo confirma Pascual Calabuig, biólogo, veterinario y director del plan de recuperación de la especie.

“Son unos pájaros asombrosos y han sabido buscarse la vida muy bien, manteniéndose algunos en lugares quemados y conquistando otros zonas”.

Además se ha hecho otro descubrimiento asombroso. El pájaro ha logrado salir del gueto de Inagua, colonizando los primeros pinares de repoblación de la cumbre grancanaria.

El Cabildo de Gran Canaria lleva décadas trabajando en esa dirección, ampliando los todavía hoy reducidos bosques de pino canario en la isla, un árbol endémico sobre el que se sustenta la exquisita población de pinzones azules. Siguen así el ejemplo de la vecina Tenerife, donde los pinares abrazan como una circular corona verde las cumbres del Teide, permitiendo la existencia de cerca de 20.000 pinzones de la subespecie tinerfeña (Fringilla teydea teydea), parecida a la grancanaria pero algo más pequeña y genéticamente diferente.

Sin embargo, el crecimiento de estos bosques es lento y las necesidades de pinares maduros demasiado urgentes para un ave tremendamente selectiva, que no puede vivir en otro lugar ni alimentarse de otra cosa que no sean piñones. Por eso también existe un proyecto de cría en cautividad, con el que Pascual Calabuig confía en poder reforzar algún día las poblaciones más amenazadas. O recuperar las recientemente extinguidas, como la que hasta hace apenas diez años sobrevivía en la Caldera de Bandama. “Si nosotros les ponemos el hábitat adecuado, lo demás lo harán ellos”, asegura el biólogo convencido.

Yo soy menos optimista. La población de pinzón azul grancanario es todavía extraordinariamente pequeña, por eso muy vulnerable, pero tras millones de años de adaptación, tiene más recursos de supervivencia de los que sospechábamos los más agoreros. Hábitat. Eso es lo que más necesitan. Un programa serio de reforestación y de creación de corredores naturales, junto con una mayor sensibilidad de los políticos isleños que ponga fin a la urbanización salvaje a la que se está sometiendo a Gran Canaria.

—-

P.D. Esta entrada es resumen del artículo que publiqué el pasado 30 de diciembre en el periódico Público y que podéis leer íntegro en su página web. La fotografía del macho de pinzón azul grancanario pertenece a mi buen amigo el naturalista y fotógrafo Domingo Trujillo, uno de los especialistas que están trabajando ahora mismo en el estudio de este extraordinaria pájaro.