Entradas etiquetadas como ‘Apps’

¿Pueden ser los gais racistas?

Por Andrea Puggelli, (@aikkomad1), activista LGBTIQ 

Foto de 20 Minutos

Mi respuesta es sí. Ser parte de una minoría no nos preserva de la posibilidad de ser irracionales.

Segun la investigación realizada por la revista “The Fact Side” y lejos de querer generalizar, parece que ser que ser hombre homosexual o bisexual y sobre todo blanco puede ir asociado a una dosis de racismo cada vez más alta. Lee el resto de la entrada »

¿Elimino mi perfil de las aplicaciones de contactos?

Por CompiBloggui (@CompiBloggui)

Foto: Olle Svensson

Y sí, queridísimos compis, acepté y me sentí superbién.

Como estaréis pensando acababa de salirme de una app de contactos LGTB, bueno en este caso solo G. Se puede decir que desde hace unas semanas mi móvil puede ser usado por cualquier persona sin que se me quede esa cara de tensión pensando que va a descubrir el logo de una de las tres aplicaciones de ligue gay que llevaba en el teléfono. No es por eso por lo que me he salido sino por mi situación personal, sigo solterísimo y no tengo que dar cuentas a nadie, que diría la copla, pero es cierto que alguna vez ha estado a punto de ocurrir eso de temblar cuando alguien me ha cogido el móvil, y tampoco me apetece andar contando mis técnicas de ligar o que alguien me diga que le explique cómo va la aplicación.

He eliminado mis perfiles porque no me compensa. Hay mucho artículos sobre este tema, donde hay hasta catalogados en grupos los perfiles de usuarios y sus intereses. En otros blogs he leído cómo hacerte un perfil más interesante, cómo mejorar tus fotos, cómo entablar esa primerísima conversación. A mí ya no me merece la pena y no voy a intentar insistir pensando que le problema es de mi perfil. Lee el resto de la entrada »

¿Qué pasaría si los gays actuarán en la vida real como en las apps de contactos?

Love

La publicidad es lo que tiene. Nos seduce y atrapa con un mensaje que parece hecho a nuestra medida, y encima nos reafirma en quienes queremos o creemos ser. Y todo esto haciéndonos sentir que somos libres para elegir.

Hay campañas que son completamente despreciables por la identificación a la que nos quieren llevar. Sin ir más lejos, todas aquellas que reman en contra de la igualdad entre hombres y mujeres y, que a su manera, contribuyen a esa idea de superioridad y dominio sin la cuál se evitaría en gran medida la violencia de género. Un reflejo perfecto de ese tipo de publicidad sexista es Invictus, de Paco Rabanne (que como comprenderán, desde aquí, no la vamos a linkear).

Otras campañas buscan nuestra identificación con personas e historias que se mueven entre lo divertido, lo socarrón o lo vulgar. La diferencia está en cómo se sienta de tocada la moral (de moralina) del espectador lo que ve. Algo así sucede con la publicidad de una red de contactos para hombres gays –Jack´d– que ha decidido poner a sus usuarios delante de un espejo. En un formato,que lleva a ridiculizar a sus propios clientes, trata de decirles que deben ‘reconducir’ la manera en que entran en contacto unos con otros cuando buscan tener una relación. Todo un ejercicio de outing para decir, sin miramientos ni moralinas, que el servicio que ofrecen será mucho mejor si sus propios clientes se tratan con el mismo respeto con el que se comportan seguramente se comportan en su vida no virtual. Lee el resto de la entrada »

Adolescentes que pueden usar Grindr con seguridad, mejor enseñar que prohibir

Enrique Anarte (@enriqueanarte) plantea el Tema. Esperamos que no sea la única vez que escribamos en el blog sobre el poder del uso y disfrute de algunas apps. Hoy le ha tocado el turno a Grindr.

Vigorously checking Grindr/Foto: Ross

Vigorously checking Grindr/Foto: Ross

Las apps de ligue son un chaleco salvavidas para las personas que, públicamente o en privado, desafían la norma binaria y heteropatriarcal. Pese al todavía resistente núcleo de actitudes moralistas y del más rancio esencialismo emocional (“el amor verdadero solo…”), estas aplicaciones de nuestros smartphones -al igual que en un principio lo hicieran foros y sitios web como el chat de Terra o Badoo (todavía existentes, aunque puedan sonar a años luz de distancia)- han abierto un oasis de libertad y descubrimiento de la propia persona en medio de un desierto de silencio, incomprensión e intolerancia.

La moralidad pública, aun habiendo evolucionado durante los últimos años en tolerancia y respeto por la diversidad de relaciones interpersonales, sigue reacia a considerar las nuevas formas de conexión humana surgidas gracias a (o como consecuencia de) las nuevas tecnologías con el mismo respeto. Cierto es que el peligro de convertir las relaciones humanas en un frío escaparate bajo el yugo normativizador de nuestros cuerpos que mantienen las industrias de la imagen está siempre al acecho. Pero, más allá de esta precaución, no hay muchas otras razones objetivas por las que rechazar las oportunidades que nos brinda la tecnología para explorar la diferencia; y, de paso, desbancar al establishment monógamo, patriarcal y heterosexista de su posición de privilegio en lo que a modos de vida se refiere. Lee el resto de la entrada »