BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Entradas etiquetadas como ‘invierno’

Esta es la boina que no querrás quitarte en toda la temporada

Si eres de las que está harta del reinado de los sombreros de ala ancha en el que llevamos inmersos desde hace unos años, esta temporada llega otro complemento por el que puedes llegar a perder la cabeza: la boina de maquinista.

INSTAGRAM

Además de que nos permite salir a la calle perfectamente peinadas incluso en un bad hair day (o cuando no nos ha dado tiempo a lavárnoslo pero no queremos que se nos vean las raíces grasas) es un accesorio que podemos llevar con todo el armario ya que hace buenas migas tanto con falda como con pantalón.

La boina le da (leer con tono de voz de Samantha Vallejo-Nágera) “saborrr” a todos los estilismo y le quita formalidad a los más arreglados.

A la hora de hacerte con ella, no lo vas a tener precisamente difícil ya que la tienen la mayoría de las tiendas (y no suele costar más de 15 euros).

La única pega que le encuentro es que es un complemento que favorece a todas las caras: cuadradas, alargadas, ovaladas… excepto a las redondas, ya que si eres como yo, de buen moflete, es mejor que busques otro tipo de sombrero.

INSTAGRAM

¿Qué opinas de la tendencia? ¿Te sumas al club de las maquinistas?

La fiebre del abrigo de pelo (falso)

No deseábamos algo con tantas ganas desde que nos dijeron que habría una tercera entrega de Sexo en Nueva York (aunque no vayan a grabarla finamente).

El abrigo de pelo es como cuando ves chocolate Milka en el supermercado, no te acaba de convencer porque sabes que tiene aceite de palma y azúcar a tutiplén, pero te atrae irremediablemente.

BERSHKA

Es una prenda que, al menos en mi caso, relacionaba con mi abuela y otras mujeres que iban a misa con esos abrigos inmensos, que resultaban más pesados que los chalecos con lastre para entrenar.

Sí que es verdad que, entre el olor a naftalina y las anchuras (por mucho que queramos a nuestras abuelas no nos sientan como a ellas), no terminamos de vernos con esas maravillas retro por la calle.

Por suerte para este invierno tenemos alternativas no solo más juveniles sino de pelo sintético, perfectas para las amantes de la moda y los animales a partes iguales.

Pero si no va contigo porque el tema abrigo te sigue pareciendo demasiado, puedes sumarte a la fiebre furry con bufandas, chaquetas o chalecos, una manera más combinable de meter la tendencia en el armario (¡y además sin gastarte tanto!).

BERSHKA/STRADIVARIUS

 

Por qué el rojo es el nuevo negro

Si las tendencias se vieran reflejadas en las casas de apuestas el rojo se pagaría muy bajo, ya que es la apuesta segura de la temporada otoño/invierno que acabamos de inaugurar.

INSTAGRAM

El color más pasional viene para cubrir todo el armario en un intento de convertirnos en las caperucitas modernas urbanas.

Las razones para amar el rojo son infinitas: es un color muy favorecedor, se puede conjuntar con la mayoría de colores que tenemos en el armario (lo de rosa y rojo allá cada uno, pero hay limites que es mejor no atravesar), es llamativo pero de una manera sofisticada, nos aporta seguridad y es el tono de la seducción por excelencia.

Si te estás mirando al espejo con algo de esa tonalidad puesto y no te sientes con más poder que Jessica Rabbit en un escenario, es que o eres daltónica o tienes el espejo un poco sucio.

H&M/TALLY WEIJL

H&M/TALLY WEIJL

PRIMARK/TALLY WEIJL/H&M

 

Os recibimos, americanas con alegría

Porque en Milán no hay grajos, pero de haberlos volarían muy cerca del suelo. El calor veraniego ha desaparecido en poco menos de una semana y ha llegado el otoño de la manera más norteña posible: con frío, viento y lluvia.

Lo que debería sumirme en la depresión más absoluta (como madrileña amante del sol que soy, quiero decir) se convierte en la oportunidad de sacar a la calle una de las prendas que protagonizarán esta temporada: la americana.

@MEETINGMARA

La americana se ha ganado a pulso el hueco entre nuestras favoritas. No hay cuerpo masculino, femenino, alto, bajo, ancho o estrecho al que no le quede bien.

Es una prenda que si no tenemos por el armario bien podemos “cogerle prestada” (cuando digo coger prestada me refiero a confiscar disimuladamente y no devolver jamás) a alguien de la familia. Las masculinas son especialmente recomendables, ya que es llevándola un poco ancha como dictan los gurús de la moda que se debe lucir.

Para esta temporada las americanas en tonos grises dominarán la calle, especialmente las conocidas como Prince of Wales que tienen unas rayas muy características.

A la hora de combinarla, las posibilidades son infinitas. Si el rollo oficinista no va mucho contigo, porque a lo que vas es a clase en la universidad y no a trabajar al Corte Inglés, ponle un cinturón por fuera o un pañuelo anudado en la manga. Le quitarás formalidad y le darás tu toque personal.

TALLY WEIJL

BERSHKA

Los zapatos para entrar pisando fuerte en el otoño

Se nos acaba el chollo. Si la montaña de papeleo de la mesa de la oficina o el taco de apuntes que ha aparecido por generación espontánea solo te lo hacían sospechar, te doy la confirmación. Lo bueno y breve dos veces bueno, así que este verano ha debido de ser buenísimo de lo corto que se nos ha quedado.

Pero no todo tiene que ser malo, ya que entramos en el fantástico otoño, la estación fetiche de las amantes de la moda. El fresquibiri se empieza a notar, y como que ya no ves las sandalias con los mismos ojos por aquello de que empiezas a tener frío en los dedos de los pies.

Es el momento de pasar página, ser fuerte y guardarlas en el armario hasta el año que viene. Pero, que no cunda el pánico porque a la vuelta te espera esto:

-Talones fuera, en forma de bailarina o kitten heel, el tacón preferido de las mujeres altas. Este año vuelven las puntas que siguen el trazado de los dedos y darán un toque formal a todo aquello con lo que lo combinemos. Si quieres hacerte con unas para que se conviertan en zapato de diario apuesta por negro o rojo que son dos básicos que siempre vas a combinar fácilmente.

H&M/LEFTIES/BIMBA Y LOLA

ÜTERQUE/LEFTIES

-Botines calcetín, perfectos para mantenernos el tobillo abrigado. Aunque parecen de villana de película serán los protagonistas de la noche. Con vaqueros o faldas cortas dejando las piernas a la vista son también un básico que podremos combinar hasta el infinito (y más allá).

ÜTERQUE/BIMBA Y LOLA

-Nos volvemos barrocas este otoño con los mocasines abiertos. Son perfectos para los días de entretiempo, esos que en Madrid apenas llegan a la semana pero en Milán duran un mes (¡afortunadamente!).

Este zapato o lo amas con todas tus fuerzas o lo odias con todas tus fuerzas. Si, a diferencia de mí, eres de las primeras, encontrarás en los mocasines el complemento perfecto para tus estilismos de día.

H&M/ÜTERQUE

-La moda del zapato-calcetín también llega a las deportivas. Mi duda existencial es si aún con esa forma se llevará el calcetín igualmente por dentro. Y si no se lleva ¿transpirará el pie u olerá a tabla de quesos cuando nos quitemos la zapatilla? (Si alguien tiene unas del estilo por favor que nos de su opinión)

ZARA/STRADIVARIUS/ÜTERQUE

-Las botas altas son quizás la elección más invernal, pero no está mal mirar al futuro, como hacía tu madre comprándote el uniforme de tres tallas más para que te sirviera por lo menos un par de años.

Si Taylor Swift las llevaba en Look what you made me do es porque se convertirán sin duda en una de las tendencias de la temporada.

ÜTERQUE/H&M

Ivy Park de Beyoncé: mucho nombre y pocas nueces

Que a las famosas les gusta sacar su propia colección de ropa es algo que me lleva quedando claro un tiempo. Todos recordamos el ascenso (y caída) de la línea de Rihanna, Victoria Beckham, pero Jennifer López, Stella McCartney o las hermanas Olsen son otros ejemplos de celebrities mejor o peor avenidas.

NORDSTROM

Las novedades de la colección de la norteamericana para otoño invierno 2017 son como el caldo. Vale, sí, te hace el apaño en un día de invierno, pero mejor si lleva pasta, alguna verdurita o garbanzo, como que mejor, ¿no?

Si echamos un vistazo a la línea, lo mismo podría poner “Ivy Park” que “Under Armour”, “Adidas” o “Nike”. Que me perdone Beyoncé, a la que adoro con todas mis fuerzas, pero la colección me sabe a poco.

De hecho, la palabra para definirla sería “básica” (pensé en “insulsa” pero no quiero hacerme mal karma con la diva máxima). Es básica porque, aunque es una colección deportiva, no veo riesgo, ni diseño, ni nuevas tendencias. Veo camisetas, sudaderas, mallas anchas e incluso unas chanclas que son misteriosamente parecidas a las de la colección de Rihanna para esta temporada.

Antes de que digáis que estoy siendo demasiado dura, deciros que no pretendo que innove como Rei Kawakubo o Viktor & Rolf, pero que ya que se lanza a un ámbito de la moda como es la deportiva, ámbito que tiene bastante competencia, qué menos que atreverse un poco y aportar cosas nuevas.

NORDSTROM

NORDSTROM

NORDSTROM

La moda de los abrigos que no abrigan

“Un abrigo camel” fue una de mis peticiones para los Reyes Magos de este año. “Pero que abrigue de verdad” le insistí a mi madre (como si realmente hiciera falta hacerle hincapié a una madre en eso).

Así dio comienzo una travesía casi tan larga como la que tuvo que emprender Frodo hacia el Monte del Destino. La diferencia es que mientras que él iba de un lado a otro sufriendo los efectos del anillo yo iba de tienda en tienda exasperándome cada vez más según dejaba los abrigos de nuevo en los percheros.

Al principio tenía que probármelos para comprobar si abrigaban o no, pero según fui volviéndome asidua en los Zaras, H&M´s, Pull & Bears, Bimba y Lolas, Stradivarius o Lefties de todo Madrid acabé desarrollando la capacidad de saber si una prenda abrigaba o no por el tacto.

Enganchaba la manga entre los dedos, la frotaba contra sí misma comprobando su grosor y volvía a dónde mi madre a darle la mala nueva: “Es precioso, pero no abriga“. Y así con todos.

Me llamó la atención que en pleno mes de enero, los abrigos a la venta fueran poco más gruesos que algunas chaquetas del armario y ya ni os hablo de los que están compuestos de fibra en su mayor parte. He intentado que los científicos de Harvard den respuesta a esta gran incongruencia pero es tal la confusión que les ha producido que se han rendido ante la dificultad del problema.

No sé si es que por primera vez voy a un lugar frío o que soy más consciente del valor de las cosas, de la calidad y de lo que cuesta ganar dinero que cuestan, pero ni uno solo de las decenas de abrigos que toqué me convenció.

La verdad es que NO entiendo el sentido de todo esto. ¿Para qué vender abrigos que no abrigan en invierno? Me refiero, si los sacan en entretiempo puede tener algo de lógica, pero no para cuando estamos enfrentándonos a las mínimas temperaturas del año.

Así que por favor, dueños de tiendas low cost, sed sinceros, ¿qué pretendéis con esto? ¿Es un acuerdo con las farmacéuticas para que pasemos resfriados todo el invierno controlándonos con medicamentos o para que nos veamos obligados a comprar el doble de jerséis y chaquetas para ponernos por debajo de unos abrigos finos como el papel de fumar?

No quiero un plumas que me haga parecer un muñeco Michelín ni un abrigo térmico ultra especializado de la muerte por el que tenga que gastarme 200 euros. Quiero un abrigo bonito que abrigue. Y no me parece pedir tanto.

Cómo vestirte de fiesta si eres hombre

Muchos me comentáis que solo hago temas de moda femenina y no os falta razón porque en lo que a moda de hombre se refiere me siento como Ariel fuera del agua (en la parte del principio, cuando no sabe cómo caminar con las piernas y se esnafra contra el suelo).

La cosa es que después de que varios amigos me hayan pedido consejos e ideas para vestir estas fiestas he decidido lanzarme con la primera guía de “Qué narices me pongo yo para los eventos familiares de Navidad 2016 by MaraVisteyCalza”.

Un conjunto de looks que espero que os inspiren para rebuscar en el armario y acudir a las cenas con las mejores galas para hacer sentir orgullosas a las abuelas de lo guapete que se le ha puesto el nieto (no me responsabilizo de si luego os preguntan que por qué aún no tenéis novia).

Si te da pereza arreglarte pero te obligan a ir con camisa:

SPRINGFIELD Y ZARA

Si quieres aprovechar el jersey que te regalaron el año pasado:

H&M Y ZARA

Si pese a todo tienes alma de rockero:

ZARA

Si eres un clásico y del negro no te sacan ni con agua hirviendo:

H&M Y ZARA

Si quieres darle un toque diferente:

ZARA

Si quieres ser el centro de atención:

ZARA

Bodas invernales: cómo ir guapa sin pasar frío

Aunque poco habituales y escasas, las bodas invernales son un hecho. Puede que no sean el santo de devoción de las frioleras, pero el encanto de la estación les convierte en un evento digno al que acudir al menos una vez en la vida.

A diferencia del resto del año, las bodas que caen por estas fechas no tienen garantizadas lluvias al 100% pero sí el frío, por lo que más vale elegir una prenda de abrigo que vaya con el resto del conjunto ya que, por muy fuerte que esté la calefacción, si sales del recinto en algún momento/la boda es en una carpa/alguien deja una puerta abierta vas a pasar frío.

Así que si tu idea es casarte en invierno o tienes una boda de estas características, toma nota de las tendencias:

1-Pieles para los hombros, en chaqueta o en abrigo (preferibles las sintéticas)

INSTAGRAM

2-Terciopelo: agradecido, favorecedor y calentito

BIOMBO13

3-Tul

ASOS Y GREENWEDDINGSHOES

4-Sombreros y tocados invernales

INSTAGRAM Y GREENWEDDINGSHOES

5-Coronas de inspiración navideña o de reina de las nieves

GREENWEDDINGSHOES

6-Falso pijama: perfecto si privarte durante la comida no entra en tus planes

7-Ramos

8-Postres

GREENWEDDINGSHOES

Zapatos de terciopelo para volver a creer en el amor a primera vista

Lo hemos visto en camisetas, vestidos, pantalones y, esta temporada, el terciopelo es el tejido que también llegará a todos los zapatos: desde calzado plano hasta tacones para las noches invernales.

Para las más atrevidas los tonos burdeos, verde botella, rosa pastel o metalizados darán un toque de color al armario. Pero si la tendencia no termina de convencerte y la prefieres llevar discretamente, el negro siempre será el básico con el que el acierto está asegurado.

Botas altas

ZARA

ZARA

Botines

ASOS

ASOS

Sandalias con plataforma

BERSHKA

BERSHKA

Stilettos

ASOS

ASOS

Sandalias

H&M

H&M

Zapatos de cordones

ASOS

ASOS

Botines militares

STRADIVARIUS

STRADIVARIUS

Mocasines

ZARA

ZARA

Salones 

ASOS

ASOS