BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘diseñadores’

Olivier Lapidus, el hijo del diseñador que vistió a John Lennon vestirá para Lanvin

La casa Lanvin en París muestra la fumata blanca. No Habemus Papam pero Habemus el sucesor de Bouchra Jarrar en la firma francesa, Olivier Lapidus. Pero ¿de qué nos suena ese nombre?

INSTAGRAM

Su padre, Ted Lapidus, no solo vistió a Brigitte Bardot sino que diseñó para John Lennon un maletín en cuero blanco, el conocido BAG ONE del cual salieron después 300 unidades con la firma del cantante en negro.

Además, también en blanco, reconoceréis este traje del cantante. Correcto, fue un modelo diseñado por Ted Lapidus para John Lennon. Y es que el diseñador francés llegó a renovar el armario del Beatle.

Además fue el primero apostar por el estilo unisex en la pasarela, en lanzar una colección inspirada en los safaris, en dejar las hombreras bajo la chaqueta y convirtió los vaqueros en una pieza trendy.

PINTEREST

Con esa trayectoria y amor por la moda, estaba claro que su hijo lo iba a llevar en las venas.

De hecho, Lapidus hijo dejó claro que nació “en el mundo de la moda por lo que las ideas de mi subconsciente derivan de mi pasado y mi presente”.

Durante los 80 trabajó como director artístico de Balmain y de la firma de su padre, experiencias que le sirvieron de aprendizaje para luego diseñar para su propia marca. Estaba empeñado en innovar y fue de los pioneros en trabajar con fibra óptica en sus diseños. Algo que ahora no suena tan impresionante, pero su primer diseño del estilo se remonta a 1999.

Sin embargo, por azares del destino de la moda (y porque no consiguió mantener la popularidad que había construido su padre) se dedicó al interiorismo. De hecho, una de sus últimas obras más conocidas fue el diseño del interior del Hotel Felicien en París.

Será en la misma ciudad donde veremos este mes de septiembre su primera colección en el marco de la pasarela ready-to-wear de la Semana de la Moda francesa en versión cápsula.

Sea lo que sea, pase lo que pase, el desafío es grande y las expectativas altas (recuperar ese 32% que han caído las ventas de Lanvin en los primeros meses del año) pero el diseñador no puede contener las ganas: “Ya he empezado a trabajar esta misma mañana” declaró este martes al poco de firmar el contrato.

Moda, fiesta y playa en el Mercedes-Benz Fashion Weekend Ibiza

Por lo general, las semanas de la moda se traducen en una sucesión de desfiles que, día tras otro, reúnen a un sinfín de interesados por la moda que conocen de primera mano las tendencias. O al menos es lo que la Madrid y Milan Fashion Week me habían demostrado.

El Mercedes-Benz Fashion Weekend Ibiza no llega a durar un día. Por no durar, los desfiles no duran más de cuatro horas, pero la experiencia es mucho más que ese tiempo. La experiencia de moda ibicenca reúne los principales atractivos de la isla: la playa, la fiesta, pero sobre todo, el ambiente distendido y relajado que te hace sentir que estás de vacaciones aunque hayas acudido por trabajo.

La piscina del hotel Ushuaïa, con la playa d’en Bossa al fondo, se convierte en la pasarela acuática en la que cinco pesos pesados de la moda española se baten por conquistar con sus colecciones crucero a un público que, por encima de todo, entiende la moda que va a ver como un producto para uso, sí, pero más para disfrute. Vestidos vaporosos, bañadores, sombreros… Conjuntos que te imaginas en la parte trasera de un cuatro por cuatro, luciendo en alguna cala o, por qué no, en una fiesta de las incontables discotecas que parece tener la isla.

A las seis de la tarde, con un sol resplandeciente y Miley Cirus como fondo, abrió la colección de Desigual en la que las modelos llevaron las interpretaciones del denim hasta el extremo en una interpretación nómada junto a largos vestidos floreados. El country ibicenco del suizo Thomas Meyer es femenino, bohemio y lleva plumas en el sombrero.

MARA MARIÑO

Andrés Sardá, sobre la creatividad de Nuria, la hija del diseñador, añade los metales al verano con una colección de trajes de baño y bikinis en dorados y plateados para no pasar desapercibida. Los diseños más formales apostaron por el cuerpo femenino como protagonista siendo las aperturas y encajes transparentes las tendencias estrella.

MARA MARIÑO

Teresa Helbig nos transportó a un verano salido de los años 70. Los vestidos minis y las faldas con forma de A acompañados de botas de caña alta lograron que respiráramos el espíritu Flower Power viendo los colores elegidos por la diseñadora: rosa, amarillo y naranja.

MARA MARIÑO

Fue el gallego Jorge Vázquez el que escogió los tejidos más ligeros que parecían flotar alrededor de las modelos. De estampados étnicos y florales pasó al monocolor en coral, blanco o amarillo pistacho que podemos imaginarnos llevando en ocasiones más especiales para las amantes del estilo comfy que no quieran perder un ápice de glamour.

MARA MARIÑO

Alvarno puso el punto y final al evento en una pasarela custodiada por esculturas que sostenían bandejas con fuego. La colección de Álvaro Castejón y Arnaud Maillard buscó conquistar la noche veraniega con el punto sexy de sus vestidos largos en negro y dorado que combinan transparencias y brillos.

MARA MARIÑO

Tras los desfiles los asistentes fuimos invitados a Hi, una de las discotecas más conocidas de Ibiza donde pudimos disfrutar de, como os comentaba, una de las cosas más típicas de la isla: la fiesta aderezada con música electrónica.

En definitiva, todo el Mercedes-Benz Fashion Weekend fue una experiencia única en la que la buena organización brilló (algo que no siempre es fácil en estos eventos) y el tándem formado por la directora de Mercedes-Benz Fashion Week, Charo Izquierdo y el director del evento, Daniel Gómez, llevó el proyecto a buen puerto.

Solo me queda desear que esta primera edición sea el punto de partida de una pasarela que llegue a consolidarse, y, por supuesto, que pueda acudir a cubrirla como prensa.

El futuro de las coronas de flores

¿Recordáis el boom de las coronas de flores hace unos años? Yo sí, y estoy segura de que mi madre también, ya que la buena mujer me ayudó a convertir una diadema del Primark en corona (cuando digo “me ayudó” quiero decir a que yo le di la idea y ella, que cose mejor que un cirujano, la llevó a cabo).

INSTAGRAM RODARTE

La moda no puede dejar de reinventarse (gracias a Dios) y en el último desfile de Rodarte hemos visto cuál será la evolución del complemento que trajo de cabeza a las fashion bloggers de todo el mundo.

Las hermanas que se encuentran detrás de la firma, Kate and Laura Mulleavy, han presentado una romántica colección en la Semana de Alta Costura de París. “¿Pero Rodarte no desfilaba en la New York Fashion Week?” diréis unos. “Sí, sí, a mí me suena que vistió a Michelle Obama” recordaréis otros. Estáis todos en lo cierto.

Sin embargo, desfilar en la ciudad francesa les permite profundizar en una serie de tendencias más artísticas sin estar tan limitadas por una semana de la moda que no les permitía ser tan creativas, afirmaron las hermanas.

Además de debutar con una colección que seguramente causará furor entre las que tengan bodas el año que viene, han traído de vuelta uno de los accesorios por excelencia de la primavera. La nueva versión de la corona floral se aleja totalmente de lo que compramos en su día, aquellos floripondios gigantes que habrían hecho enloquecer a Frida Kahlo.

Flores diminutas y en blanco forman la versión más minimalista del complemento. No resulta tan impactante como la tendencia anterior pero parece la opción perfecta para darle un toque poético a nuestros futuros estilismos primaverales.

GTRES

GTRES

David Delfín nos deja con “todo por hacer”

Los faraones se enterraban en las pirámides rodeados de las riquezas que habían acumulado a lo largo de su vida, el Primer Emperador Qin se encontraba custodiado por sus 8000 guerreros de terracota y, en el caso de David Delfín, son los trajes, vestidos, diseñadores, familiares y seguidores quienes le acompañaron este domingo por última vez en el Museo del Traje.

GTRES

Nacido de una modista y conquistando cada centímetro de la madrileña pasarela Mercedes-Benz era lógico que la moda fuera también su camino de despedida. Puede que no metiera ningún gol en el Camp Nou o en el Bernabéu pero a lo largo de sus 46 años marcó unos cuantos a la industria. Y de chilena, como cuando vistió a los azafatos de Almodóvar en Los amantes pasajeros o cuando recibió recibió el Premio Nacional de Diseño de Moda en 2016, el mismo año en el que realizó su último desfile.

El cáncer fue lo único que pudo apartarle de las pasarelas pese a que nunca perdió el espíritu de lucha, como declaró en una entrevista a Vogue en el mes de abril: “Rendirse a la enfermedad me parece poco atractivo. Trato de amar y trabajar, amar el trabajo y amar a los que me rodean. ¿Miedo? De momento, no. Tengo una especie de espíritu de supervivencia. No paro de pensar en todo lo que quiero hacer. Me siento con ganas de luchar, me pone. Es grave, soy consciente. Y sé que es una lucha real, son tumores de grado 3 que lo que quieren es seguir adelante… pero tenemos que pararlos.”

“Todo por hacer, todo por dar” decía el diseñador y reza su página web. Todo por hacer en una pasarela que Delfín había convertido en un escenario de protesta, de arte, de inspiración, de conmoción. Una pasarela en la que le quedaba todo por dar: más estilo minimalista, geométrico, brillante a veces e infernal y torturado en otras.

Nos despedimos del niño rebelde, del que empapeló la ciudad de Madrid con la cara de su musa, pero sobre todo su amiga Bimba Bosé, el que hizo de la pasarela un campo de experimentación emocional, del que se despidió al ritmo de la versión de la famosa canción de Bowie y refleja lo que ha sido para la industria de la moda: “We can be heroes just for one day“.

Palomo Spain: mangas acampanadas y faldas para hombres que quieren llevarlas

Cada era tiene a sus diseñadores estrella. Durante la Posguerra fueron Chanel y Dior los que redefinieron la figura de la mujer. Diane von Furstenberg, Yves Saint Laurent o Jean-Paul Gaultier esculpieron a golpe de escándalo los 70 y los 80 y fueron relevados por el minimalismo de Calvin Klein, Giorgio Armani, Ralph Lauren o Donna Karan en los 90, con el posterior furor de los logos de Gucci. Jeremy Scott, Kenzo, Dolce and Gabbana, Alexander McQueen, Balmain o Viktor and Rolf son algunos de los que se están atreviendo a marcar la línea que llevan siguiendo, durante los últimos diez años, un sinfín de celebrities (amén de otros tantos).

PALOMO SPAIN

Pero ¿qué hay del futuro? Las colecciones agender que estamos viendo de diversas firmas nos parecen indicar que nos dirigimos a una moda fluida, sin límites entre lo masculino y lo femenino que se centra en reflejar lo que verdaderamente siente el individuo (el cambio al chaos magic). En este nuevo torrente surgido de una sociedad que no se define por su género de nacimiento o por quién se siente atraída, aparece Palomo Spain.

El diseñador Alejandro Gómez Palomo nació hace 25 años en Posadas y como una Madeleine Vionnet moderna, diseñaba para sus muñecas los vestidos de los diseñadores que más le gustaban. “Mis padres pensaron que, además de haberles salido un niño marica, tal vez podía llegar a ser un buen diseñador de moda” declaró a la revista Vogue.

PALOMO SPAIN

Palomo Spain es una firma que tiene ‘un no sé qué que qué sé yo’. El arrojo de sus propuestas -de momento exclusivas para hombre- incluyen volantes, mangas acampanadas, transparencias, pamelas extra grandes, ligas…. No es para todos los hombres, por supuesto, pero sí para aquellos “que no quieren renunciar a llevar volantes, tejidos irisados o muaré, sobre todo después de descubrir que les hacen felices. Que desata en ellos la misma fantasía que yo desde niño he sentido y que he llevado a mis colecciones” declaró en su entrevista con Josie para El País.

Allá por donde van sus colecciones, el diseñador español revoluciona el gallinero. Llamó la atención de Carine Roitfeld, exeditora de Vogue París, desfiló en la Semana de la Moda de Moscú y, algunos de sus últimos logros incluyen desfilar en la Semana de la moda de Nueva York y quedar finalista para el premio LVMH 2017.

Es transgresor, joven, creativo… y como expositor de la moda española a nivel internacional deberíamos, a pesar de no ser quizás para todos los gustos, apoyar a esta joya en bruto, así como al resto de la plantilla de diseñadores nacionales. Hasta Miley Cyrus ha sabido ver lo potenciales que son su estilo y su mensaje y ha utilizado uno de sus vestidos en su último vídeo. Más nos vale apreciar lo que tenemos en casa y darle todo el aire que podamos para que siga volando.

PALOMO SPAIN