BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘celebrity’

Los Globos de Oro más sororidarios de la historia

La alfombra de la 75ª edición de los premios Globos de Oro de 2018 sería, según ABC un funeral, sí, pero no ya por el color, un funeral del respeto que ha muerto en manos de aquellos que abusaron de su posición para obligar a mujeres a doblegarse a sus deseos.

GTRES

La protesta sororidaria a través del color de la vestimenta contra los abusos sexuales de “depredadores” como Harvey Weinstein, Bill Cosby y otros tantos anónimos, hicieron del #WhyWeWearBlack (Por qué llevamos negro) una causa extensible a todas las mujeres a través del escaparate de los premios. Fue, en definitiva, un acto de hermandad y solidaridad entre las mujeres cuyo objetivo es crear redes de apoyo que empujen cambios sociales para lograr la igualdad.

La sugerencia, declaraba BBC, es una iniciativa de la coalición de mujeres -actrices, agentes, abogadas y otras- conocida como Time´s Up (“Se acabó el tiempo”), que se conformó en octubre del año pasado para denunciar el acoso sexual en Hollywood.

Muchas actrices aprovecharon la sencillez del color para llevarlo al extremo absoluto, al minimalismo. El vestido de Samira Wiley llevaba un cuello transparente con apliques tipo pluma en dorado, mientras que Zoe Kravitz aprovechó los pendientes para añadirle color. La actriz Meryl Streep posó con su acompañante Ai-jeen Poo, la activista americana.

GTRES

Gal Gadot, Reese Witherspoon y Emilia Clarke también optaron por llevar diseños sencillos para unirse a la causa solidaria.

GTRES

Yo ya comenté en Twitter que, pese a lo mucho que me gusta Sarah Jessica Parker, el diseño que eligió, que parece hecho con un corsé interior remendado a un delantal de peluquería, me lo pone muy difícil. En cambio Sadie Sink y Millie Bobby Brown supieron jugar con los volúmenes, así como Kendall Jenner y su vestido de princesa versión Tim Burton.

GTRES

Entre faldas vaporosas estuvo la cosa respecto a las actrices Nicole Kidman, Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer y Diane Kruger.

GTRES

En toda gala que se precie, si no sucede no es una gala, están las típicas que acuden con el vestido lencero y van más anchas que largas. Porque oye, tan a gusto que se va sin el sujetador por la vida y lo monísimo que queda todo con unos tacones. Catherine Zeta-Jones, Halle Berry y Kate Hudson fueron las tres actrices que se animaron a llevar los negros más transparentes.

GTRES

El toque vintage lo pusieron con sus diseños Alicia Vikander, que eligió un vestido de inspiración romántica, Jessica Biel y Mandy Moore que bien podrían haber funcionado en la alfombra de la misma gala en 1950.

 

 

GTRES

Las reinas del glamour que más me llamaron la atención fueron Heidi Klum (Heidi, mi reino por tu vestido), Alison Williams, Keala Seatle y Dakota Johnson.

GTRES

Los vestidos con cola o brillos de Octavia Spencer, Jessica Chastain Penélope Cruz  y Margot Robbie entran también en mi lista de vestidos que pedirle a los Reyes Magos (pero para 2019).

GTRES

También muchos de los actores nominados o que presentaban los premios llevaron el pin de la coalición.

GTRES

 

 

 

¿Se cansará Kim Kardashian de desnudarse?

(Antes de que empieces a leer quiero aclararte que no tengo nada en contra de los desnudos, todo lo contrario, los aprecio enormemente, sobre todo los que se dan en vivo y en directo. También decirte que tampoco tengo nada en contra de Kim Kardashian ya que soy muy fanática del estereotipo de belleza curvilínea al que le está dando tanta visibilidad. De hecho muchas de las cosas de mi armario están inspiradas en su estilo. De hecho soy muy fan también de que le dé por llevar las raíces negras de tres centímetros con su pelo rubio platino teñido.)

Mi pregunta viene por su última campaña publicitaria en Instagram para anunciar los nuevos gloss e iluminadores de su línea de cosméticos que saca a la venta este viernes:

Ultralight Beams highlighters & glosses launching Dec 1st on KKWBEAUTY.COM 📸 @marcelocantuphoto

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Claro que eso lo sabes una vez lees el pie de foto de la imagen, ya que de primeras no terminas de saber lo que está anunciando: si una depilación láser integral, alisado japonés, purpurina para fiestas

Que Kim Kardashian se desnude en Instagram es algo que ya forma parte de nuestra rutina en realidad. Más o menos Puidgemont y los desnudos de la celebridad americana son algo que van a la par en cuanto a cantidad de noticias cada día.

Y por mucho que sea algo a lo que estoy más que hecha y acostumbrada, no puedo evitar que una parte de mí sienta que es algo que le repatea. Como estilista la imagen me encanta por su iluminación cuidada, colores y composición; como consumidora, el gloss me parece llamativo, pero como persona crítica que me considero, tengo que reflexionar acerca de la idea que transmiten este tipo de imágenes y su impacto.

Las imágenes que nos rodean nos influyen de una manera que no sospechamos, por tanto, lo que logra Kim Kardashian utilizando su cuerpo desnudo para publicitar cualquier tipo de producto, es que solo quitándose la ropa consigue que salte a la vista lo que promociona y que por ello tenga éxito, un mensaje bastante peligroso a mi entender.

¿Por qué parece que no hay otra manera de anunciar productos que no sean relacionándolos con el sexo? ¿Por qué los perfumes, los desodorantes, las cervezas se relacionan con imágenes de personas medio desnudas?

Por supuesto que ella es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera y que si lo que quiere es desnudarse todos los días en una red social nadie va a decirle que no lo haga, pero ¿queremos eso en realidad? ¿Un mundo en el que solo con el sexo se consiga llamar la atención?

Porque a mí, sinceramente, me parece un mundo bastante superficial por mucho que me lo vendan cubierto de purpurina.

‘Stranger Things’ en el armario de Millie Bobby Brown

Once mola, en eso estamos todos de acuerdo, pero los estilismos de Millie Bobby Brown, la actriz que la interpreta en la serie de Netflix, molan aún más.

GTRES

Tiene 13 años y las cosas muy claras en lo que al armario respecta (igualita que yo que sigo buscando un estilo definido pasados los 25).

La actriz es una firme defensora del estilo futurista que se mueve entre aires rockeros y otros más lady.

Sus básicos pasan del tacón bajo con pulsera al tobillo a faldas cuyo corte no sobrepasa mucho la rodilla. Y es que la actriz trata por todos los medios de escapar a la excesiva sexualización que parece venir ligada con cada aparición pública sobre la alfombra.

De hecho, salir en una sesión de fotos con un crop top, “es algo que haré cuando tenga 18 años” declaró en una entrevista reciente para la revista Variety.

GTRES

GTRES

GTRES

Millie Bobby Brown es también la prueba viviente de que eso que se piensa de que el pelo corto tiene menos posibilidades que una melena larga es solo cuestión de imaginación, horquillas y coleteros, ya que en cada aparición pública aparece con un peinado nuevo.

La actriz demuestra que, pese a su edad, la moda es algo con lo que se divierte y a través de lo que consigue expresar su personalidad. ¿Tendremos a una próxima It girl en ciernes?

GTRES

Y el albornoz llegó a la alfombra roja de los premios MTV

Siempre me creo que lo he visto todo en esta vida y siempre me alegro cuando llega alguna con un estilismo extravagante a la alfombra roja y me demuestra que todavía me queda mucho de lo que sorprenderme.

Pero pongámonos en situación, concretamente en la alfombra roja de los premios MTV European Music Awards 2017. Como en toda alfombra de cantantes, los deslices estilísticos son importantes.

GTRES

Lo de Zara Larsson y su dos piezas rosa habría sido pasable si los zapatos no fueran unas zapatillas de cordones. Nadie dice que sea obligatorio ir con tacones pero hay muchos zapatos planos más allá de las zapatillas. Aunque claro, cuando llegas a Stefflon Don y descubres que combina su abrigo de pelo con unas mallas de deporte por dentro de unas botas altas de tacón pasas cualquier cosa. Es un desastre estilístico de magnitud mundial. De hecho apuesto a que hoy, en las oficinas de Vogue, André Leon Talley ha ido por la redacción gritando que se ocultaran todas las fotografías de la artista para que no las viera Anna Wintour. “Alarma. ¡Tenemos un 2319!“. Algo que también se puede aplicar al estilismo de Petite Meller o la Alicia en el País de la Esquizofrenia.

GTRES

Hailey Baldwin, con su mini vestido negro y sandalias de tacón, se presentó en los premios con un estilo que sigue su línea. Más que nada porque es casi el mismo en el que le hemos visto en las anteriores 137 alfombras, pero allá cada una. Demi Lovato con su traje blanco de rayas, demuestra que está al día con las tendencias y que no hay nada que unas extensiones no puedan solucionar en esta vida. Otra que se mantiene fiel a su estilo es Lana del Rey, que por mucho que el rollo vintage sea ya parte de su carrera, noviembre no parece el mejor momento para llevar un estilismo veraniego que parece salido de cualquiera de sus videoclips californianos.

GTRES

Pixie Lott, su vestido de inspiración asiática con volante peplum, sus sandalias de tacón ancho, el bolso de mano rígido dorado y la maravillosa diadema de Dolce & Gabbana fueron la combinación estrella demostrando que la relación alfombra roja-vestidazo está sobrevalorada. Felices los cuatro y feliz yo, que le voy a copiar hasta el rojo del pintalabios.

GTRES

Pero la que se llevó todas las miradas fue Rita Ora con su diseño del revolucionador Palomo Spain, del que os hablé hace unos meses. El que va a ser (y sino dadle tiempo) uno de los genios de la moda de nuestra era, presentó el diseño de la cantante en la pasada edición de la Semana de la Moda madrileña.

El modelo es lo que ves: un albornoz que podría parecer salido de un hotel con una toalla enrollada a la cabeza. Excéntrico, divertido, impactante pero sobre todo imposible de pasar inadvertido. Será todo lo que queráis, pero no se le puede negar la origninalidad. Ahí reside la genialidad y la irreverencia de la moda. Elsa Schiaparelli animaba a salir a la calle con un zapato en la cabeza y Palomo se atreve con la toalla del baño como turbante.

Eva González y su estilo minimalista de sabor español

Para los que seguimos fielmente Masterchef, la presentadora Eva González es uno de los elementos imprescindibles del programa. Si bien consigue matizar la dureza de los chefs cuando la ocasión lo requiere, es experta en romper el hielo televisivo. Pero además de eso, me mantiene embobada con sus estilismos.

GTRES

La mitad del programa la dedico a analizar qué lleva puesto de la cabeza a los pies, y, normalmente, es una mezcla de prendas de diseñadores españoles como Jorge Vázquez, Ángel Schelesser, Escada y marcas internacionales.

Su estilo fuera del programa podría definirse como minimalista, ya que huye de combinaciones estrepitosas.

Lo mejor de Eva González es que lo mismo la ves en una batalla de comida con los concursantes alevines del programa que hablando con cualquier celebridad oriunda de la ciudad donde graban los exteriores.

Y a diferencia de otras famosas, en sus posados nunca falta su sonrisa, algo sin lo que, como decían en el musical Annie, nunca estarás totalmente vestido.

GTRES

Sus combinaciones bicolor en clave working girl son algunas de sus elecciones favoritas, casi siempre acompañadas de pantalones palazzo o de faldas lápiz.

GTRES

GTRES

El monocolor y color block (combinar en el mismo estilismo prendas lisas de colores opuestos o complementarios) suelen ser las mezclas que prefiere cuando debe acudir a un evento o alfombra.

GTRES

GTRES

GTRES

Y no pueden faltar, aunque en menor cantidad, los estampados, que, siguiendo su estilo, lleva prácticamente sin joyas o accesorios que le puedan robar el protagonismo al diseño.

GTRES

Tu forma de vestir podría influir en que te acosen según Donna Karan

Cada vez que oigo una justificación sobre la violencia de género basada en la vestimenta que llevaba la víctima se me enciende el pelo.

Pero cuando esa justificación la pronuncia alguien como Donna Karan, precisamente una diseñadora conocida por desarrollar en los años 80 el power suit, que era el nuevo traje para la mujer trabajadora, ya ni os cuento.

A la izquierda Rita Ora llevando un DKNY para los VMA. A la derecha una foto de la diseñadora. GTRES

La neoyorquina, ante los abusos del productor Harvey Weinstein, declaró que por cómo va vestida una mujer podría estar buscándolo: “¿Cómo nos presentamos como mujeres? ¿Qué es lo que estamos pidiendo? ¿Lo estamos pidiendo mostrando nuestra sensualidad y sexualidad?”.

No es ya solo el hecho de que alguien haga este tipo de declaración en 2017 (que estamos en 2017, no en 1940, que es donde parece que se ha quedado a vivir más de uno), sino el hecho de que lo haga una diseñadora de moda que, que yo sepa actualmente, y por lo que he visto en archivos fotográficos más antiguos, crea todo tipo de vestidos.

Y mirad que he rebuscado bien en pasarelas antiguas, pero nada, ni una sola colección hecha de bolsas de patatas o burkas que evitaran mostrar la sensualidad y sexualidad de las mujeres que ha vestido, las dos características que achaca a que se den estos abusos. No, ni siquiera cuando Rita Ora se presentó en la alfombra roja de los Video Music Awards con ese vestido rojo.

De hecho lo que he visto es todo lo contrario, especialmente en la colección que sacó para esta primavera con escotes que llegaban hasta los túneles de la línea 6 de metro. Una colección que definía con sorna un tuitero como: “Donna Karan, moda para mujeres que lo van pidiendo“.

Lo que dice la diseñadora huele a machismo, pero, y ya que hablamos de una modista, a machismo rancio, de fondo de armario con naftalina. Ese machismo empeñado en lavarse las manos de toda responsabilidad y echar la culpa a la víctima de una situación.

Imagino que Karan, por esta regla de tres, también culpará a una persona de color si es agredida por motivos racistas. A fin de cuentas es culpa de esa persona por ir mostrando su piel oscura en vez de ponerse una máscara de varón blanco de mediana edad.

¿A que os suena descabellado? Justificar el abuso de una mujer por cómo va vestida también lo es.

Fedez, el novio de Chiara Ferragni, colabora con Bershka en la colección cápsula ‘Misunderstood’

Dicen que todo se pega en esta vida excepto la belleza y la pareja formado por la bloguera Chiara Ferragni y el cantante de rap por excelencia de Italia, Fedez, ha terminado con el artista interesándose por la moda.

INSTAGRAM

O mejor dicho, con la moda interesándose por él, ya que Bershka ha creado una colección cápsula con su colaboración.

Misunderstood (incomprendido) es el nombre de la colección que ha elegido el cantante, algo que deja entrever en las letras de sus canciones en las que habla de cómo las apariencias muchas veces pueden condicionar la opinión de una persona.

Respecto a la colección, las cosas claras y el chocolate espeso, tiene elementos sorprendentemente parecidos a una mezcla entre el tigre de Kenzo y la serpiente de la última colección de Gucci.

INSTAGRAM

El rapero ha trasladado su armario a la colección de la marca: pantalones de chándal, gorras, sudaderas…

Prendas con ese toque macarrilla y noventero que podría echarnos para atrás si se lo vemos a un chaval llevándolo en el parking de Fabrik con una riñonera pero que, vistas sobre Chiara Ferragni, alcanzan el estatus de objeto de deseo para las adictas a la moda.

BERSHKA

A partir de este jueves está disponible en la web de la tienda. Aunque si no quieres gastarte los 20 euros por los que sale la prenda más barata de la colección, puedes hacerte con el parche y coserlo en una camiseta del Lidl. Te garantizo que dará el pego.

Coming soon #FedezForBershka 🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥

A post shared by Fedez (@fedez) on

El armario de Bella Hadid: cuando el físico condiciona tu estilo

En plena temporada de semanas de la moda, hemos visto a la modelo más a menudo que a nuestra propia madre, y es que desde que la hermana pequeña de Gigi entró al mundillo, no hay quien la saque.

Fuera de la pasarela, Hadid opta por un estilo bastante casual en el que no faltan ni las deportivas ni los abdominales al aire, una de las zonas de su cuerpo de las que más le gusta lucir.

Cuando llega el momento de pisar una alfombra, la modelo saca su lado más sensual llevando prendas con cortes estratégicos, ceñidas hasta el extremo o con unas transparencias que son la envidia del papel cebolla.

Vale que las comparaciones son terribles, pero si tuvierais que posicionaros y quedaros con el armario de Bella o de Gigi (lo puedes ver aquí), ¿a cuál de las hermanas Hadid elegiríais?

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Ariel Winter y su estilo no apto para tímidas

Yo no digo que la fama sea fácil, pero que tener un armario como el de Ariel Winter seguro que algo ayuda a sobrellevarla.

La actriz de Modern Family además de talentosa, tiene un gusto con el que no todas nos atreveríamos:

GTRES

Con su figura curvilínea los estilismos que elige, ceñidos centímetro a centímetro, realzan su figura de reloj de arena. A ella lo de ponerse ropa ancha para disimular no le va, y hace estupendamente.

Lo bueno de Ariel Winter es que fuera de la alfombra es muy como tú y como yo, muy de bajar con pantalones de chandal y chanclas a comprar el pan, con el pelo recogido en un moño para que no se note tanto que lo llevamos sucio.

GTRES

Una de las prendas fetiches de la californiana son las botas, especialmente las que llegan por encima de la rodilla y siempre con un buen taconazo (esas que luego necesitas ayuda para sacarte del pie, las mismas).

Mientras que para las ocasiones más formales no pierde oportunidad de presumir de figura, el escote halter y las transparencias son algunas de las características que tienen la mayor parte de sus estilismos.

Puestos a comparar, ¿prefieres el estilo de Alex Dunphy o el de Ariel Winter fuera de la serie?

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Jon Kortajarena se mea (literalmente) en Balmain

Los publicistas son una especie de otra pasta. Cuando pensábamos que anuncios de humor absurdo como los que nos dejaba Mixta o Fanta serían los que definirían la publicidad de esta década, llega Balmain y se hace pis encima de la risa.

INSTAGRAM

La firma francesa, que desde el fichaje de Olivier Rousteing como director creativo está inmersa en una etapa dorada, no solo ha optado por la modernidad absoluta centrándose en modelos e influencers sobre las que todo el mundo tiene puestos los ojos, sino que quiere llamar aún más la atención. Quiere impactar tanto que, más que el impacto, busca el escándalo.

GIORNALE DI SICILIA

Conseguirlo siempre ha sido fácil. Pero el escándalo sexual ya estaba servido y lleva tiempo sin alterarnos. Puede que en los ochenta esa jovencísima Brooke Shields noqueara al mundo diciendo que entre ella y sus Calvins no había nada. O incluso en 1995 cuando Levi´s anunció sus 501 utilizando una trama basada en condones.

Aquello era nuevo. El sexo, la desnudez… todo prohibido. Pero con Kim Kardashian sacándose las tetas (ojo, que allá ella con su pechuga) cada dos por tres en Instagram como que ya nos llama menos la atención. De hecho tenemos el desnudo normalizado.

De ahí que la nueva campaña de Balmain con Jon Kortajarena tire a la escatología pura. Al “pis y caca” que tanta risa nos producían en preescolar pero que pueden llegar a desatar un ligero rubor en el adulto más plantado. Y es que, en el fondo, somos igual de predecibles, de asustables y de escandalizables.

La meada de Jon y los otros tres modelos más que meado hace sentir al espectador como la diana de un bukkake, viendo las caras de gozo del grupo y el plano escogido por Pascal Dangin (el director creativo de Stuido Dangin que se ha encargado de la realización del vídeo).

BALMAIN GENERATION by @olivier_rousteing @pascaldangin @balmain #Balmain #BalmainArmy #BalmainGeneration

A post shared by Jon Kortajarena (@kortajarenajon) on

Las ventas hablarán por sí mismas sobre si los clientes de la marca se ven seducidos por esta imagen, más que rebelde, vandálica. Pero por lo pronto, Balmain vuelve a estar en la conversación. Y mejor que hablen mal de ti a que no hablen nada en absoluto. O algo así, ¿no?