Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘tendencias 2019’

Cinco ideas para añadir el coral, color Pantone 2019, a tu armario

Amantes de los colores, vuestras plegarias han sido escuchadas. Habemus color 2019. La fogata en las oficinas de Pantone de este año es Living Coral (coral vivo) y no, tampoco nada de ese tono en el armario.

PRETTY LITTLE THINGS FACEBOOK

A medio camino entre el naranja y el rosa salmón, es un color vivo que, como morena con piel de color de los folios de papel, forma parte de aquellas tonalidades con las que mi complexión y yo no hacemos buenas migas.

Por tanto, para mí que Pantone haya elegido este tono, es más una faena que otra cosa.

Pero para quienes encontréis este tono favorecedor, es decir, las que tengáis el pelo entre castaño y rubio con un tono de piel más oscuro que el de la pared, podréis atreveros a llevarlo con cualquier prenda que se os pase por la cabeza con la tranquilidad de que no os hace parecer primas lejanas de Edward Cullen.

Poniéndome en el supuesto de que te encanta y lo quieres, Olivia Palermo es el ejemplo perfecto de cómo llevar el color para una cita importante. Un top a juego con el pintalabios mezclado con unos vaqueros y la melena despeinada te dejan lista para la quedada de “Vamos a celebrar el ascenso” con tu amiga.

View this post on Instagram

Bold lips and bold accents.

A post shared by Olivia Palermo (@oliviapalermo) on

Ante la duda, combinar el color coral con prendas blancas o negras es otro recurso del que puedes tirar si quieres ir a lo seguro. Aunque si lo tuyo es jugártela porque eres atrevida y vas por la vida sacando el usb sin expulsarlo primero, márcate un color block y haz mezclas dignas de Ágatha Ruiz de la Prada añadiendo azul o verde.

PANTALÓN DE MISSGUIDED

Pantalón vaquero, camisa blanca, americana negra, cazadora de cuero o incluso una trenca son algunos básicos imprescindibles del armario que puedes combinar con cualquier prenda que lleve el color anaranjado si lo que quieres es entrar a 2019 siendo más moderna que Alaska en la Movida Madrileña.

JERSEY DE & OTHER STORIES

Para fiestas y grandes ocasiones, como cuando por fin has aprobado el carnet de conducir, un logro que merece ser celebrado por todo lo alto, el coral también te hará compañía en vestidos, faldas, monos o conjuntos de dos piezas.

CONJUNTO EN SATÉN DE PRETTY LITTLE THINGS

Si, como yo, no lo encuentras nada favorecedor, pero aun así quieres unirte al #movimientonaranja porque eres más adicta a las tendencias que al café y te niegas a renunciar al tono del año, aunque sea uno que te hace flaco favor en las fotos (que se lo digan sino a Meghan Markle, que tiene el color prohibido), prueba a introducirlo sutilmente, como quien no quiere la cosa.

Que los complementos son tus mejores amigos es algo que sabes, por lo menos, desde 2010, pero en este caso con más motivo ya que podrás lucir cinturones, pañuelos, bolsos o zapatos del Pantone 2019. Una manera de ir a la última sin que el color te rechine cada vez que te mires a un espejo.

Nueva moda: adiós transparencias; hola vestir como una monja

La película de La Monja ha tenido un gran impacto en nuestras vidas. Si tú también lo pasaste mal cuando en Youtube te saltaba el anuncio antes de ver el vídeo que realmente estabas buscando o si retirabas la vista de los carteles del metro, te entiendo. Yo también he estado ahí.

GTRES

[Un momento… ¿Aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Aunque no todas son tan terroríficas como la de la película, doy fe de que las de mi colegio eran un encanto (o casi todas), las monjas se han convertido en fuente de inspiración para la moda.

Después de los cortes en los vaqueros que dejaban parte de las nalgas a la vista, las transparencias estratégicas de Beyoncé o el escote underboob, la moda se recata, se tapa entera y se pone una toca en la cabeza.

Como en el arte, las tendencias estilísticas se van sucediendo pasando de un extremo a otro, por lo que pasar de una desnudez máxima a un estilo más pudoroso, cuadra bastante.

Ya seamos católicos o no (decir “¡Oh Dios mío!” cuando ves que te ha llegado el mail de que están las notas del examen subidas en la plataforma no cuenta) los desfiles de Max Mara o J.W. Anderson vienen con la moda novicia-de-convento-de-clausura Primavera/verano 2019.

GTRES

Perfecta tanto para darle la bienvenida al calor el año que viene así como para encomendar tu alma a un ente superior: diseños de vestidos anchos, siluetas rectas, largos por debajo de la rodilla y, sobre todo, tocas.

Tocas que son perfectas para esconder el pelo en los días en los que te levantas con la melena tan despeinada que parece que en vez de apoyar la cabeza en la almohada lo haces en una centrifugadora.

Así que el año que viene, cuando vayas por la calle y veas a una monja, fíjate bien. Si va de blanco, negro, azul o marrón con zapato plano es probable que sea auténtica.

Si en cambio va de color naranja, mezcla diferentes estampados o le cuelga un bolso tan pequeño en el que no cabe ni el Nuevo Testamento, tienes, ante ti a una fashion victim que ha sentido La Llamada. La de la moda, claro.