Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘oscar’

Los vestidos de las invitadas que también merecerían llevarse un Óscar

¿Que te has comido todas las galas de Operación Triunfo pero ayer no te quedaste hasta las tantas siguiendo los premios del año?

GTRES

Pues no pasa nada, porque como yo sí que trasnoché (mis ojeras dan buena fe de ello) he preparado la selección de los vestidos más fantásticos de la velada, los estilismos que te harán perder la cabeza y pensar que por qué narices tuviste que nacer en Majadahonda en vez de en California en el seno de una familia celebrity.

Blanca y radiante iba Margot Robbie demostrando que puedes ir a una alfombra roja con un estilismo sencillo y lograr llamar la atención igualmente (¿has tomado nota, Salma? Aquí entenderéis por qué lo digo). Además fue de las pocas invitadas en escoger un maquillaje natural para la noche.

GTRES

Robbie natural, sencilla, discreta… Y en el otro extremo Jennifer Lawrence. Os puedo asegurar que no recuerdo en mis 25 años de vida haber visto a la actriz de Los Juegos del Hambre con una combinación que me gustara tanto como la que llevó la noche del domingo. Vamos, que yo soy Anna Wintour y hago una gala MET 2019 inspirada en el aire disco glam de la actriz.

GTRES

El mal trago que supone el lunes se te va a pasar en cuanto veas el vestido de Allison Williams. Es que de verdad, qué mona va esta chica siempre. No me canso de decirlo, pero es que no hay manera de pillarla desprevenida. Seguro que después de hacer una mudanza a un apartamento sin ascensor, también está divina.

GTRES

Siguiendo la estela de los vestidos en tonos nude con pedrería (madre mía, cómo nos gusta a las millennials esta combinación. Nos chifla más que una tostada con aguacate) tenemos el modelo de Gina Rodriguez. Da igual que la actriz no te suene (yo he tenido que buscarla en Google), el vestido te ha conquistado y lo sabes.

GTRES

Saoirse Ronan se lleva para mí el premio de la noche por su combinación Think Pink. Me gusta el vestido, el lazo inmenso, los tacones, el tono de rosa… Absolutamente todo. Vamos, que si el vestido estuviera en Tinder le habría hecho Like, Superlike, Megalike y propuesta matrimonial. En cambio, el conjunto de la otra nominada al Óscar como mejor actriz protagonista, Sally Hawkins, no me despertó tanta emoción. De hecho por mucho que es un modelo brillante, me resulta más soso que el arroz hervido.

GTRES

Paz Vega llevó un vestido con estampado estilo japonés de una original estructura. De hecho, de original me pareció hasta un poco liosa, y no pude evitar imaginármela en el baño del Teatro Dolby de Los Ángeles después de hacer un pis con otra actriz: “Tú, tú, píllame el cubata (hold my cubata, darling please) que me he liado. He metido el brazo por el bolsillo y he tirado el móvil a la manga (because I put the Iphone inside the sleeve and now I´m feeling the whatsapp notifications on my hips)”.

GTRES

Algunas propuestas si bien podrían ser nominadas como elecciones alternativas, no se llevarían mi estatuilla, como el caso de los vestidos de Blanca Blanco y Betty Gabriel, a las que se les coló un poco de vestido en el escote. También tenemos el extraño caso de Andra Day y Whoopi Goldberg que se pusieron de acuerdo para robar las tapicerías de una famosa tienda de sofás en Los Ángeles, y así apañar con su estilismo de este año, sin dejarse los sueldos.

GTRES

Ahora que ya los has visto, ¿cuáles son tus favoritos?

Los vestidos que deslumbraron (para bien y para mal) en los Premios Oscar 2017

Los Oscars, una de esas noches de la moda en las que odias profundamente tu armario por no ser ni la mitad de glamuroso que las bragas de las invitadas a la gala, lo que no quita que aprecies, critiques o desees profundamente sus vestidos.

Ruth Negga fue la primera en lucir en la alfombra el lazo azul de ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) sobre su vestido rojo. Meryl Streep, con un vestido/pantalón azul con cuerpo de pedrería, no pasó por la alfombra roja, algo que achaco a su reciente polémica con Lagerfeld (eso o que simplemente llegó con la hora pegada). Emma Stone, la ganadora de la estatuilla a mejor actriz protagonista, lució un diseño ajustado inspirado en los años 20 con flecos (vestido que necesito muy fuertemente) e Isabelle Huppert optó por un sencillo vestido con lentejuelas plateadas.

GTRES

Las nominadas a mejor actriz de reparto:

Octavia Spencer, Michelle Williams, Nicole Kidman, Viola Davis y Naomi Harris. GTRES

Mis favoritas, o como me gusta decir, actrices con las que haría un intercambio erasmus de armario, fueron aquellas que apostaron por la sencillez y colores claros. Felicity Jones, muy al día de la moda (apúntate un puntito, F) apostó por un diseño que recuerda al ballet, una de las tendencias que está pegando fuerte esta temporada. Olivia Culpo lleva el que será posiblemente mi futuro vestido de novia (en blanco) mientras que Emma Roberts apostó por lo vintage y por Armani, una combinación imbatible.

GTRES

El clásico binomio:

Karlie Kloss, Chrissy Teigen y Priyanka Chopra. GTRES

Taraji P. Henson, Kirsten Dunst y Brie Larson. GTRES

Menos es más aunque algunas se empeñen en hacer caso omiso. Hailee Steinfeld eligió un diseño que además de transparente y con flores bordadas, tenía cuello alto, volantes en la espalda y provocaba la misma sensación que cuando sales del Muerde la Pasta y ves comida, un empacho para los sentidos. Jessica Biel llevaba un vestido dorado que incluso desde Milán con las persianas bajadas podía notar el reflejo de los brillos. Y además de elegir un modelo que no era precisamente discreto le sumó un collar de plumas y diamantes porque oye, los Óscar son una vez al año y si no tengo qué ponerme me pongo todo lo que tengo. Dakota Johnson supo compensar el brillo satinado de su vestido con complementos ligeros, pero el complemento a la cintura servilleta-de-mesón-doblada-en-el-plato-style crea un efecto de delantal que no termina de funcionar. Y luego tenemos a Janelle Morae, cuyo vestido tiene todo, y con todo me refiero a todo: transparencias, lentejuelas, filas de abalorios, parches con formas de animal… Desarmas el vestido y abasteces a Claire´s para dos colecciones de bisutería.

GTRES

También tenemos las que eligieron el vestido como cuando escribes a un ex novio de madrugada, sin pensar en las consecuencias. De esta manera, Leslie Mann no cayó en que el tejido de la tela daba la sensación de que le faltaba una pasadita de plancha y los memes haciendo la broma no tardaron en aparecer (sí, mis memes). Alicia Vikander y Salma Hayek, ambas de riguroso negro, no pensaron en que sus vestidos parecían más de salir por el paseo marítimo de Mallorca a tomarte una copita que para la gala. A Scarlett por otro lado, debió de parecerle una buena idea lo de llevar un vestido de estilo granny (de abuela) y añadirle un cinturón. “Buah, con esto ya queda to´moderno”. Error. El cinturón le queda a ese vestido como la piña a la pizza.

GTRES