Entradas etiquetadas como ‘color’

Este verano llevaremos las uñas amarillas (y no será por problemas de salud)

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

No, no es un simulacro. Parece que el verano está aproximándose (por fin). Resulta tan difícil de creer como que Juego de Tronos se termine en la octava temporada.

INSTAGRAM

Y sin embargo, sucede. El verano no llega solo a tu armario con el retorno de la camiseta de tirantes (un retorno más esperado que el de cualquier rey de la Tierra Media o Jedi acompañado de la Fuerza).

En verano llega el retorno de los cosméticos estivos, es decir: tus pintalabios corales, tu colorete perfecto para acompañar la piel morena o los esmaltes de uñas claros.

Mete en el cajón todos aquellos colores oscuros que tanto te han gustado durante el invierno. Nada de negro, granate, marrón oscuro, gris… La bienvenida a la estación más refrescante del año viene con el amarillo.

Sí, has leído bien, el amarillo será el color por excelencia de las manicuras veraniegas. En su tono más llamativo, como es el caso del neón, nos traerá recuerdos de cuando nos pintábamos las uñas en clase con el subrayador (ahora no me digáis que solo lo hacía yo).

Las tonalidades discretas (¿hay algún amarillo discreto?) tirando hacia el amarillo pastel o el amarillo mostaza serán también otros matices del color que veremos en las manos de más de una.

Lo importante es que pases de la canción de Calle 13 y no te quites el esmalte, al contrario, sino que te lo pongas y sea de color amarillo.

Pero si no eres del color del sol, porque allá cada una con sus gustos y manías, siempre puedes optar por el blanco, uno de los básicos veraniegos.

Y si lo tuyo es el efecto natural, las uñas pastel en beige o rosa claro son tonos que también contrastan con la piel morena.

OK OK I’m almost done posting vacay pics…

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

(not) Summer time and the living is easy @hawkersco #hawkersco #playhawkers

A post shared by Alexandra Pereira (@lovelypepa) on

La fiebre de las gafas cantosas para triunfar en 2018

La primavera de 2018 se resiste a llegar (especialmente para todos aquellos que vivimos en la Invernalia en la que se ha convertido Madrid), pero llegará, llegará, LLEGARÁ, como decía Amaral. Solo que a diferencia de la tormenta de su canción espero que sea una primavera florida de temperaturas suaves.

Como buena “cagaprisas” que soy con el tema de las tendencias, ya he picado con una de las que serán tendencia esta temporada: las gafas de cristal tintado para ver la vida de color.

STRADIVARIUS/BERSHKA/XYLVESTER

En mi caso las cogí de cristal amarillo, ya que como tengo el pelo castaño y las cejas oscuras, eran las que mejor me iban con mi complexión (por mucho que me apasionaban las de cristal rosa).

Pese a que es invierno y no veo casi el sol ni en pintura, ya las he empezado a llevar como podéis ver en la foto. Además, al permitir que se vean los ojos a través del cristal, no es imprescindible que te las quites (sí, soy de esas que considera de mala educación no mirar a los ojos cuando se habla).

Pero si por tu tipo de cara, no terminan de convencerte las de tipo aviador, por mucho que decoloren los cristales, puedes optar por las gafas de pasta estilo cat eye.

Favorecen a casi todos los rostros (otra cosa es que te guste la montura) y te sonarán de las actrices de las películas de los años 50 y 60. Perfectas para que salga la diva que todas llevamos dentro.

XYLVESTER/BERSHKA/STRADIVARIUS

Cincuenta sombras de plateado: el “pelo fantasma” es la nueva tendencia que querrás en tu melena

Pero si el pelo gris es por lo menos de hace dos años, ¿no?

A diferencia del color que se puso tan de moda, y que hacía que tu abuela y tú parecierais compañeras de clase en los selfies familiares, la tendencia del ghosted hair’ viene con unas tonalidades metalizadas que harán parecer tu cabeza un cumulonimbus de los que ves desde la ventanilla del avión.

DENISEAYALA/SARAIHAIRWIZARD

El tono es más versátil que un tinte completo, no es tan uniforme al jugar con los puntos de luz sobre la cabeza. Combina las diferentes tonalidades de plateado con rubio platino (ye te dije que no era como el de tu abuela).

Es un tono perfecto si has probado el rubio platino en carnes (o cabelleras) y te resulta favorecedor, ya que el pelo fantasma es el platino de esta temporada.

Para las de pelo oscuro, antes de someternos al tinte debemos ser conscientes de que, en primer lugar se va a tener que decolorar la melena y luego teñirla, lo que hace que el pelo pueda estar más quebradizo de lo normal (hidratación non stop desde ese momento).

Desgraciadamente este tipo de tonos se van solo con respirar, por lo que es un color muy esclavo que va a hacer que pasemos la mitad del tiempo en la peluquería (así que más te vale que te pille cerca de casa).

Aunque claro, viendo los resultados del tinte, eso de tener la doble residencia en el salón de belleza ya no parece tan malo.

Winter white ❄️ Let’s talk about this color. I have so many requests for ICY white. The reality is NOT everyone is gonna get this color (or at least within their time frame and budget). THIS COLOR COSTS a LOT of 💵💸, requires lengthy visits (4 plus hours) and requires a ton of upkeep (root retouch every 4-5 weeks and retone). . The thing I hear the most is “my hair is yellow after a few weeks”. First of all, yellow will always be in the hair. Do you know why?! The hair has a PALE yellow undertone because you CAN’T remove all the underlying pigment unless you’d like to be bald (yellow being blonde’s underlying pigment). So, frequent salon visits ARE required ✅ Toners/glosses is where the magic happens and TONES the yellow out. But no color lasts forever!! . This color is a LOT of work for me, as a stylist, and a lot of money and time for the client. My MAIN concern is the integrity of the hair and I will NOT push the hair for you to get your dream color. I will get you there, but it will probably take multiple sessions because I don’t want my clients walking around BALD or with FRIED ASS STRAW hair! . . . #icyblonde #platinumblonde #platinumhair #olaplex #americansalon #modernsalon #cosmprofbeauty #behindthechair #kchairstylist #kcmo #kansascityhair #olaplextreatment #trionics #blondeinspo #saraihairwizard #btcpics #authentichairarmy #fuckinghair #themoreyouknow #istillseeyellow #hairstylistprobs #alluremagazine #kenraprofessional #blonding #blondeambition #platinumblondehair

A post shared by Kansas City✂️ Hair Artist 🔮 (@saraihairwizard) on

Por qué el rojo es el nuevo negro

Si las tendencias se vieran reflejadas en las casas de apuestas el rojo se pagaría muy bajo, ya que es la apuesta segura de la temporada otoño/invierno que acabamos de inaugurar.

INSTAGRAM

El color más pasional viene para cubrir todo el armario en un intento de convertirnos en las caperucitas modernas urbanas.

Las razones para amar el rojo son infinitas: es un color muy favorecedor, se puede conjuntar con la mayoría de colores que tenemos en el armario (lo de rosa y rojo allá cada uno, pero hay limites que es mejor no atravesar), es llamativo pero de una manera sofisticada, nos aporta seguridad y es el tono de la seducción por excelencia.

Si te estás mirando al espejo con algo de esa tonalidad puesto y no te sientes con más poder que Jessica Rabbit en un escenario, es que o eres daltónica o tienes el espejo un poco sucio.

H&M/TALLY WEIJL

H&M/TALLY WEIJL

PRIMARK/TALLY WEIJL/H&M

 

Pantone escoge el “greenery” como color para 2017

Ahora que ya te habías hecho con todos los complementos en ‘rosa cuarzo’ y ‘azul serenidad’, Pantone vuelve a cambiarnos el color de los armarios.

Combinando el "greenery". PANTONE

Combinando el “greenery”. PANTONE

Para el 2017, la empresa ha declarado el greenery (una especie de verde amarillento) como color del año. “Una refrescante y revitalizante sombra que simboliza los nuevos comienzos” han declarado en el comunicado.

“Es un fresco y picante verde que evoca los primeros días de primavera, cuando el verde de la naturaleza revive renovado. Atribuye a los consumidores del color a coger aire profundamente, oxigenarse y revigorizarse”.

Queridos empleados de Pantone, tras comprobar en mi armario que no tenía ni una sola prenda en este color, más que nada porque no soy muy fanática de los verdes, la bocanada de aire tan profunda que sugerís he tenido que tomarla para no mandaros improperios por Twitter.

En palabras de la directora ejecutiva, Leatrice Eiseman, no debo desesperar porque el color “satisfará nuestro deseo de crecimiento, rejuvenecimiento y revitalización”. Palabras que parecen recién salidas de una estrategia publicitaria de zumos detox.

A la hora de combinarlo, podremos mezclar el greenery con colores neutros, brillantes, sombras oscuras, pasteles, metálicos e incluso, según Pantone, los colores del 2016, por lo que no los desterréis tan pronto de las perchas.

Ahora solo nos queda estudiarlo correctamente para evitar que vayamos en el metro con el tono de verde equivocado.

Y mi opinión:

Se buscan modelos de varias etnias (pero no demasiadas)

¿Eres negra, asiática, latina, de Oriente Medio o de cualquier otra etnia? Si la respuesta es afirmativa, tienes menos posibilidades de formar parte de un desfile que si eres blanca. Así te lo suelto, sin vaselina ni nada.

A esta reflexión he llegado tras ver los resultados del recuento que The Fashion Spot ha realizado después de la Semana de la Moda de Nueva York otoño/invierno 2016. Pese a lo poco halagüeños que puedan parecer a primera vista (porque están bastante desequilibrados) ¡estamos hablando del show de mayor diversidad étnica de la historia! Ahí es nada. De los 120 desfiles, 68,10% de las modelos eran blancas y 31,9% de varias etnias (un cambio nada desdeñable, ya que si echamos la vista atrás al show de la colección pasada encontramos un 28,4% de modelos de color y  un 24,4% en el anterior).

En otras palabras, la semana de la moda de la Gran Manzana ha querido contar con varias etnias en plan “Así de comprometidos estamos con la sociedad que representamos la diversidad en nuestra pasarela” pero “A ver, tampoco vamos a pasarnos que esto es la Fashion Week y no un anuncio de Benetton“.

Es un dato positivo, no os digo que no, pero a la industria le queda un largo camino por recorrer (y eso que estoy solo hablando de etnias, que si nos pusiéramos a hablar de tallas y edades de las modelos podríamos estar protestando durante horas). Diseñadores como Kanye West, Zac Posen o Chromat apostaron por un casting de modelos de color superior al 85%. Aunque esto siguen siendo todavía las excepciones, así como Vetements o Balenciaga en la Semana de la Moda de París que solo incluyeron modelos blancas. Si nos salimos de la semana de la moda neoyorquina, las cifras son peores: el 77% de las modelos que han desfilado en Nueva York, París, Londres y Milán eran blancas.

Modelos de varias razas en el desfile de Kanye West. GTRES

Modelos de varias razas en el desfile de Kanye West. GTRES

Para luchar contra esto, la modelo Ashley B. Chew inició el pasado otoño con un bolso que lanzaba un potente mensaje ‘Black Models Matter’ la campaña del mismo nombre (que más adelante cambió a BlackLivesMatter) para reivindicar la presencia de modelos de color en la pasarela.

Este movimiento, además de denunciar la poca cantidad de modelos negras que hay respecto a las de etnia blanca, también criticaba el hecho de que en los backstages los estilistas y maquilladores no cuenten con productos para su pelo y tono de piel.

Naomi Campbell fue la primera en denunciarlo en la edición juvenil de Vogue: “Cuando era joven, me pasaba exactamente lo mismo. Cuando estaba preparándome para el show me topaba con estilistas que no tenían ninguna experiencia trabajando con modelos negras. Siempre tenía que llevar mis propios productos –mi propio maquillaje y productos para el cabello- para poder estar segura que tenía todo lo necesario para poder lucir cómo debía. Es muy decepcionante oír que todavía en estos días las modelos negras siguen sufriendo el mismo problema”.

Este obstáculo sumado a la escasa diversidad racial en la pasarela, hace que los esfuerzos que han realizado tanto ella como otras modelos de color caigan en saco roto. La solución al problema no es simplemente meter más modelos de distintas etnias sino tener recursos para poder sacar lo mejor de su trabajo: “Estamos usando nuestras voces para alentar a la industria a ser más inclusiva en cuando a la diversidad racial. Y eso se aplica desde el casting hasta contar con los recursos que una modelo negra necesita para desfilar” contó la modelo.

 

 

 

No, tampoco tienes nada en Rosa Cuarzo, el color del 2016 según Pantone

Vivo con miedo de los colores que saca Pantone cada año. Para los que no la conozcáis, es una empresa que, como dice en su página web, es “la máxima autoridad del color” y cada año (no sé basándose en qué) sacan un color que es a por el que los diseñadores se tiran en plancha. Lo utilizan desde los calcetines más sencillos hasta el vestido que llevarán las actrices nominadas en la gala de los Óscar 2016. Lo que diga Pantone va a misa. Y no se te ocurra llevar la contraria, criticarlo o ignorarlo. Es el color oficial y debe ser respetado. No seguir el Pantone del año sería como negarte a cantar el himno americano si eres un estadounidense que vive en Texas.

El año pasado el color elegido fue el Marsala, o como lo conoces tú ‘ese marrón rojizo tan parecido a las manchas de vino del mantel cuando lo vas a meter a la lavadora al día siguiente de la comida familiar’. El Marsala lo hemos visto en todas partes, cuando ibas con tu novia de compras y decías “Pero cariño, ¿no tenías ya un abrigo marrón?” y tu novia, resoplando para sus adentros preguntándose por qué no fue de compras con su madre, que al menos se sabe los colores, replicaba “Amor mío, no es marrón, es MARSALA“. Sin embargo lo mejor de todo son las explicaciones que ofrece Pantone de cada color:

Interesante a su manera y un maravilloso contraste de otros matices, el Marsala sirve como fundación de la paleta primavera verano 2016. Sensual y descarado, el delicioso Marsala es un atrevido tono que alimenta, exuda confianza y estabilidad mientras alimenta el cuerpo, la mente y el alma…

Y ahí lo voy a dejar. Quiero decir ¿sensual y descarado? ¿En serio? ¡Porque lo último que me imagino leyendo eso es un color! Me suena más bien a la descripción que harían de un anuncio de ropa interior protagonizado por David Beckham (Oh…David…).

El de 2016 será el color Rose Quartz, el rosa claro de toda la vida de Dios. Aunque claro, no vende lo mismo un esmalte de uñas “Rose Quartz” que un esmalte color “Rosa claro de toda la vida de Dios”. Según la directora ejecutiva de Pantone, Leatrice Eiseman, el Rose Quartz

7495cfb7d50467826e0c13cac33c39d6

Rose Quartz. PINTEREST

Es un persuasivo y apacible color en el que convergen la compasión y un sentido de tranquilidad. Como un sereno atardecer, una mejilla sonrojada o un capullo en flor.

Pero esta gente…¿qué hace con los pigmentos de los colores? ¿Se los fuma? Toma sarta de cursilerías. Ni en el armario de Barbie hay tanta purpurina. Esta clase de descripciones son las responsables del 80% de los vómitos de arcoiris en el mundo.

Las autoridades del color (de verdad que no puedo con lo de ‘autoridades del color’, no puedo dejar de imaginarme a un policía deteniendo a un ancianito por la calle “Señor, ese jersey es del Pantone 2014, le ruego que se lo quite, no me obligue a pedir refuerzos”) ya han tomado su decisión. Solo nos queda mandar al exilio todo cuanto rosa que no sea quartz tengamos en el armario y aprender a combinarlo antes de que llegue la primavera.

(Esta blogger está mezclando con Rose Quartz el Bubblegum Pink. Que alguien haga algo. Repito, ¡QUE ALGUIEN HAGA ALGO!)

De todas formas, me parece súper fascinante lo de Pantone. ¿Cómo decidirán el color que se lleva? ¿Quemarán las papeletas humedecidas para que salga una fogata negra por la chimenea de la empresa mientras la multitud de fieles del color se lamenta de que aún no hayan logrado llegar a un acuerdo? ¿Prorrumpirán en aplausos tratando de contener las lágrimas de alborozo cuando les comuniquen que ya hay un ganador? Ni idea.

HABEMUS PANTONEN