BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Entradas etiquetadas como ‘moda’

Las series a las que engancharte si te encanta la moda

Por mucho que las series me enganchen por la trama, el vestuario es algo en lo que no puedo evitar fijarme. Si te sientes identificada, entre la pausa de Juego de Tronos, Las Chicas del Cable y Stranger Things, puedes engancharte a algunas de las series preferidas de los amantes de la moda.

Toma nota de los estilismos porque te ayudarán a ver con otros ojos tu armario.

YOUTUBE

    1. Sexo en Nueva York: además de que nunca se tiene suficiente de las genialidades de Samantha Jones o de la ironía de Miranda Hobbes, la quinta del grupo (quitando a la Gran Manzana) es la moda, que nos regala alta costura (y zapatos inalcanzables) capítulo tras capítulo.

      GIPHY

    2. Gossip Girl: nos enganchó la reina cotilla por la vida privada del grupo de amigos del Upper East Side pero nos quedamos por los estilismos de Serena Van der Woodsen y Blair Waldorf, que nos hizo descubrir el preppy style y rescatar todas las diademas que llevábamos sin usar desde el colegio.

      GIPHY

    3. The Carrie Diaries: la precuela de Sexo en Nueva York nos trajo la lista de éxitos de los 80 de vuelta a nuestras vidas (¿alguna vez se fue?) y looks al alcance de nuestra mano. Tan fáciles de conseguir como saqueando el armario de nuestras madres.

      YOUTUBE

    4. The Royals: es la típica serie a la que llegas por el inglés. Y es que su reparto británico hace que te ayude a refrescar el oído en cuanto a la lengua anglosajona se refiere. Pero por mucho que tengas las orejas a otra cosa no podrás quitarle el ojo a los estilismos de las mujeres de la familia real.

      TUMBLR

    5. Empire: aunque no te vaya mucho el hip hop te engancharás igualmente a Taraji P. Henson en el papel de Cookie Lyon. Entre su sabiduría popular y su vestuario acabarás volviendo a rescatar todas las prendas con print animal de tu armario (si, hasta las camisetas de leopardo que pensaste que murieron en 2005).

      GIPHY

    6. The Bold Type: habla de la historia de tres chicas que acaban de introducirse en el mercado laboral dentro de una revista de moda. Además de ser maravillosamente feminista, querrás copiar todas las elecciones estilísticas de las protagonistas. Para mí fue el relevo millennial de Gossip Girl.

      TUMBLR

¿Conoces otras series de la pequeña pantalla que tengan una buena relación con la vestimenta que recomendarías?

La fiebre de las gafas cantosas para triunfar en 2018

La primavera de 2018 se resiste a llegar (especialmente para todos aquellos que vivimos en la Invernalia en la que se ha convertido Madrid), pero llegará, llegará, LLEGARÁ, como decía Amaral. Solo que a diferencia de la tormenta de su canción espero que sea una primavera florida de temperaturas suaves.

Como buena “cagaprisas” que soy con el tema de las tendencias, ya he picado con una de las que serán tendencia esta temporada: las gafas de cristal tintado para ver la vida de color.

STRADIVARIUS/BERSHKA/XYLVESTER

En mi caso las cogí de cristal amarillo, ya que como tengo el pelo castaño y las cejas oscuras, eran las que mejor me iban con mi complexión (por mucho que me apasionaban las de cristal rosa).

Pese a que es invierno y no veo casi el sol ni en pintura, ya las he empezado a llevar como podéis ver en la foto. Además, al permitir que se vean los ojos a través del cristal, no es imprescindible que te las quites (sí, soy de esas que considera de mala educación no mirar a los ojos cuando se habla).

Pero si por tu tipo de cara, no terminan de convencerte las de tipo aviador, por mucho que decoloren los cristales, puedes optar por las gafas de pasta estilo cat eye.

Favorecen a casi todos los rostros (otra cosa es que te guste la montura) y te sonarán de las actrices de las películas de los años 50 y 60. Perfectas para que salga la diva que todas llevamos dentro.

XYLVESTER/BERSHKA/STRADIVARIUS

Análisis (honesto) de las tendencias a incluir en el armario este 2018

O en otras palabras, estas son las cosas que deberás buscar ahora que empiezan las rebajas o bien hacer memoria de si tienes alguna de ellas de otro año para usarla de nuevo.

ASOS

Riñonera: algo que a nadie le ha pillado por sorpresa y de lo que os hablé hace unos meses (¡para que digáis que no hago buenas predicciones!). Lo bueno es que no cuestan mucho y definitivamente pesan menos que un bolso. Lo malo es que son bastante pequeñas y si estás leyendo Los hermanos Karamazov vas a tener que ir con el libro en la mano.

Pantalones de ciclista: otra tendencia de la que Kim Kardashian fue pionera. Destacan tanto por su comodidad como por su versatilidad. Vamos, que lo mismo te sirven para participar en una Iron Man que para tomarte algo con las amigas el viernes noche.

Camisas hawaianas: a partir de primavera viviremos el resurgir de las prendas floreadas. Antes de lanzarte como loca a comprar una te recomiendo que mires por casa ya que fue una tendencia en la que seguro cayó tu padre durante la década de los 80. No solo te sale gratis (it’s free) sino que te quedará grande y podrás ponértela de distintas maneras.

Flecos: una de las favoritas ya que todas tenemos algo de flecos en el armario. Si no lo tenemos, que no cunda el pánico, que estamos a unas tijeras de poder hacernos con ello.

Gabardina con un toque moderno: aprovecha para usar esa que tienes una por casa o la que le veías en las fotos a tu abuela cuando se iba a Santander de vacaciones. El modern twist es tan sencillo como llevarla cerrada con un cinturón de otro color o un pañuelo en la manga.

Violeta: es el color del año y especialmente recomendable si, según la teoría del color y las estaciones, eres invierno, verano o primavera.  Si eres una mujer otoñal, pelirroja o con el pelo en tonos cobrizos y ojos verdes, será mejor que pases de esta tendencia.

Tul: por dentro, por fuera, arriba en una camiseta o abajo en una falda, lo importante es que lo añadas a tu armario. Eso sí, a no ser que lo vayas a llevar como complemento externo intenta dejarlo para los meses más cálidos.

Plástico: aunque ya hemos visto que la aplicación de este material a la vestimenta presenta ligeros inconvenientes (sobre todo si la vas a usar directamente sobre la piel) te costará mucho resistirte a la tendecia que vuelve desde los años 70.

Recuerda que antes de comprarlo todo nuevo puedes ver si tienes algo por casa del estilo que te permita reciclarlo, puedes intentar hacerlo tú misma (do it yourself) o puedes dar una vuelta por las tiendas de segunda mano para darle una nueva vida a algo que ya haya sido usado. De esta manera podemos convertir la moda con cabeza también en tendencia.

Conjuntos de fiesta (monísimos) para las que miramos el bolsillo

Entre el regalo para tu madre, tu suegra, tu amiga que se va el año que viene de Erasmus y que en el Black Friday aprovechaste para renovar armario, te has quedado para las fiestas con los euros contados.

Vestidos de largo midi ajustados a la cintura si quieres crear sensación de curvas peligrosas

A eso, encima, vas a tener que sumarle el riñón que te van a sacar de la entrada de la fiesta de Nochevieja.

Pero que no cunda el pánico, que el vestido del año pasado es monísimo y este año sales con otro grupo de amigos. Aún así no terminas de estar convencida (las fotos de Instagram de tu brillante entrada al 2017 siguen ahí) así que te decides a estrenar modelito.

¿Traducción? Plan low cost de estilismo urgente.

Lo bueno es que las siguientes propuestas te van a salir por menos de 30 euros, es decir, son aptas para bolsillos de estudiantes, becarias o para las que, simplemente, ya estamos casi en números rojos a primeros de mes:

Monos largos y de terciopelo para ir estupenda sin pasar frío (también puedes llevarlos con medias)

Vestidos ajustados que marcan hasta las ideas más locas que se te ocurrirán con tu amiga del alma

Vestidos que disimulan cintura para las amantes de los polvorones y del turrón

Tops, bodies y camisa que también nos apañan para estilismos de nuestros días de diario

Faldas para una ocasión especial (acuérdate de ponerte la servilleta sobre las rodillas para evitar manchas de mayonesa)

 Fotos de Stradivarius y Lefties

El vestido-americana, apuesta segura para los días que no nos apetece complicarnos la vida

Lunes por la mañana y te suena el despertador mientras tratas de abrir un ojo pegado por las legañas. Entre la fiesta del viernes, la quedada con las amigas que iba a ser tranquila y terminó al día siguiente y la maratón de series que te pegaste el domingo noche, no es que te hayas levantado inspirada precisamente.

ZARA/DULCEIDASHOP

El pijama, por mucho que nos gustaría, no es una alternativa válida, y necesitas un estilismo rápido para salir por la puerta a toda prisa, que lo de llegar el primer día tarde no es lo que se conoce como un buen inicio de semana.

Es por eso que te propongo un outfit simple para esos días en los que lo último que necesitas es quebraderos de cabeza: la blazer a modo de vestido.

Esta prenda funciona tanto en un estilismo de diario, como puede ser ir a la universidad a tu clase de Edafología como para darlo todo en la noche del fin de semana (sin que además cojas mucho frío, ya que te permite envolverte en infinitas capas por dentro).

BERSHKA

Es cierto que NO cualquier americana sirve para crear el conjunto. Una blazer normal, por mucho que la tengamos cariño, no nos va a cubrir el culo. Es por eso que debemos coger americanas largas (mejor que sobre a que falte) y luego si queremos acortar su medida, agregarle un cinturón para salir del paso.

Pero si aún no estás convencida de cómo se pone, aquí tienes unos ejemplos que te servirán de inspiración para unirte a una de las tendencias de la temporada:

✨✨✨ #newyork

A post shared by SofijaMilo (@sofijamilo) on

Who's ready for a Friday night? Posted my outfit details here -> http://liketk.it/2tGzI #liketkit @liketoknow.it @topshop

A post shared by Negin Mirsalehi (@negin_mirsalehi) on

Siempre de tu mano, PRECIOSA ❤️ @albapaulfe #los40musicawards

A post shared by Aida Domenech (@dulceida) on

Y el albornoz llegó a la alfombra roja de los premios MTV

Siempre me creo que lo he visto todo en esta vida y siempre me alegro cuando llega alguna con un estilismo extravagante a la alfombra roja y me demuestra que todavía me queda mucho de lo que sorprenderme.

Pero pongámonos en situación, concretamente en la alfombra roja de los premios MTV European Music Awards 2017. Como en toda alfombra de cantantes, los deslices estilísticos son importantes.

GTRES

Lo de Zara Larsson y su dos piezas rosa habría sido pasable si los zapatos no fueran unas zapatillas de cordones. Nadie dice que sea obligatorio ir con tacones pero hay muchos zapatos planos más allá de las zapatillas. Aunque claro, cuando llegas a Stefflon Don y descubres que combina su abrigo de pelo con unas mallas de deporte por dentro de unas botas altas de tacón pasas cualquier cosa. Es un desastre estilístico de magnitud mundial. De hecho apuesto a que hoy, en las oficinas de Vogue, André Leon Talley ha ido por la redacción gritando que se ocultaran todas las fotografías de la artista para que no las viera Anna Wintour. “Alarma. ¡Tenemos un 2319!“. Algo que también se puede aplicar al estilismo de Petite Meller o la Alicia en el País de la Esquizofrenia.

GTRES

Hailey Baldwin, con su mini vestido negro y sandalias de tacón, se presentó en los premios con un estilo que sigue su línea. Más que nada porque es casi el mismo en el que le hemos visto en las anteriores 137 alfombras, pero allá cada una. Demi Lovato con su traje blanco de rayas, demuestra que está al día con las tendencias y que no hay nada que unas extensiones no puedan solucionar en esta vida. Otra que se mantiene fiel a su estilo es Lana del Rey, que por mucho que el rollo vintage sea ya parte de su carrera, noviembre no parece el mejor momento para llevar un estilismo veraniego que parece salido de cualquiera de sus videoclips californianos.

GTRES

Pixie Lott, su vestido de inspiración asiática con volante peplum, sus sandalias de tacón ancho, el bolso de mano rígido dorado y la maravillosa diadema de Dolce & Gabbana fueron la combinación estrella demostrando que la relación alfombra roja-vestidazo está sobrevalorada. Felices los cuatro y feliz yo, que le voy a copiar hasta el rojo del pintalabios.

GTRES

Pero la que se llevó todas las miradas fue Rita Ora con su diseño del revolucionador Palomo Spain, del que os hablé hace unos meses. El que va a ser (y sino dadle tiempo) uno de los genios de la moda de nuestra era, presentó el diseño de la cantante en la pasada edición de la Semana de la Moda madrileña.

El modelo es lo que ves: un albornoz que podría parecer salido de un hotel con una toalla enrollada a la cabeza. Excéntrico, divertido, impactante pero sobre todo imposible de pasar inadvertido. Será todo lo que queráis, pero no se le puede negar la origninalidad. Ahí reside la genialidad y la irreverencia de la moda. Elsa Schiaparelli animaba a salir a la calle con un zapato en la cabeza y Palomo se atreve con la toalla del baño como turbante.

Basta ya de cortar los vaqueros

Estamos recortando los pantalones por encima de nuestras posibilidades. Empecé a sospecharlo cuando todas las tiendas te ofrecían los vaqueros con el tijeretazo metido a la altura del bajo dejándote los tobillos al aire.

Es algo que para primavera-verano veía lógico y con un sentido, pero que en cuanto se baja de los 20 grados se convierte en mala idea y factor clave de atracción de resfriados.

ASOS

Encontrar unos vaqueros enteros clásicos se ha vuelto casi tan complicado como encontrar una habitación en alquiler en una ciudad española a buen precio o una amiga que llegue puntual a la hora a la que habéis quedado. Si no son los bajos, el corte es a la altura de la rodilla, por detrás justo debajo del culo o incluso a la altura de los bolsillos.

Por mucho que pretendan innovar, cortar no es la solución, y más cuando somos fieles a los vaqueros todo el año, y eso incluye el invierno.

ASOS

El colmo absoluto y último grito (literal) al que ha llegado la prenda es el vaquero-tanga, que hizo su debut en la Amazon Fashion Week de Tokyo.

La propuesta street wear del vaquero invisible (porque lo único que se ven son cuatro tiras vaqueras cosidas), es llevarlo con un body por debajo, algo muy práctico para esas salidas de tomar cervezas con las amigas en las que acabas corriendo al baño en algún momento porque los tercios hay que sacarlos o para sentarse en el metro a coger todos los gérmenes de Madrid.

No entiendo esa necesidad enfermiza de actualizar hasta el extremo una prenda que tiene su sitio más que ganado en nuestro armario.

SHUTTERSTOCK

Una serie de productos como el pantalón vaquero, la crema clásica Nivea o el Kit-Kat de toda la vida, triunfaron en su día y siguen triunfando hoy en día. Son artículos que si nos tocaran ardería Twitter, proliferarían las peticiones en Change.org y nos lanzaríamos a las calles con cazuelas (o al menos yo, que soy muy fiel a la chocolatina).

Lo único que me da por pensar es que llegará un punto en el que veremos un desfile sin ropa ninguna solo porque el diseñador ha creado un estilismo basado en la ausencia de tejido, un poco como en el cuento de El traje nuevo del emperador, y nos creeremos que ahí donde no hay nada en absoluto, está la última tendencia.

Vestirse con curvas: mis blogueras preferidas de tallas grandes

Ya sabéis que la moda me encanta, aunque hay veces que me hace pasar por momentos de amor-odio cuando leo ciertos comentarios de la gente de la industria o la poca inclusividad a la que se presta.

LE BLOG DE BIG BEAUTY/JAY MIRANDA

Sin embargo, hoy quiero hablaros de las blogueras de moda que se salen de los estereotipos que tenemos en mente cuando nos imaginamos al tipo de mujeres que se dedican a ello.

Agárrate que vienen curvas, y de las buenas.

  • Nadia Aboulhosn: modelo XL y creadora de tienda online de ropa para chicas “fuera de línea”. Te enamorarás de su línea pero más aún de sus cejas.

  • Stéphanie Zwicky de Le blog de big beauty: aunque está en francés, merece la pena por los estilismos de la bloguera y el especial cuidado que le presta a las fotografías.

  • Chanté de Everything Curve and Chic: la bloguera de Florida lo tiene todo, moda, belleza, estilo de vida y un pelazo que te quedas muerta.

  • Jay Miranda: en su blog encuentras de todo, desde la decoración para el cumpleaños de su hija hasta textos escritos por ella, y es que la fashion lover/escritora/creadora de contenido/madre conjuga todas sus pasiones en el blog.

  • Ana Pizarro de The Big Duchess: aunque es vasca te parecerá la más gata de la capital en cuento le eches un ojo a su Instagram. Una cuenta que tienes que seguir ya si eres amante de la moda, las #gingerhead o Madrid.

Regresa la riñonera (y no para que la lleves con el chándal)

Odiada por unos y amada por los abuelos a los que les apaña para llevar las pastillas y la tarjeta de transporte, el complemento de los 90 es la alternativa más cómoda del bolso.

ASOS

Si la riñonera de Caja Rural que tenemos por casa no nos parece lo bastante combinable, la primera opción siempre es customizarla con nuestros medios. Un parche, unas lentejuelas o unas plumas siempre nos pueden hacer el apaño.

Pero si lo que quieres es hacerte con uno de los nuevos diseños, mi recomendación es que elijas un accesorio que te permita conjugar el complemento y tu armario (sino prepárate a escuchar a tu madre repetirte 50 veces que ella sabía que era un capricho y que solo te la pondrías una vez).

La riñonera ha pasado de ser un elemento que hace diez años solo nos pondríamos con el chándal a algo que podemos combinar con falda, vestido o pantalón dándole un toque más informal a todos los estilismos.

¿Te apuntas?

Friday smile 😬

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Stripes

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Have you seen my last post?? www.madamederosa.com

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Esta es la boina que no querrás quitarte en toda la temporada

Si eres de las que está harta del reinado de los sombreros de ala ancha en el que llevamos inmersos desde hace unos años, esta temporada llega otro complemento por el que puedes llegar a perder la cabeza: la boina de maquinista.

INSTAGRAM

Además de que nos permite salir a la calle perfectamente peinadas incluso en un bad hair day (o cuando no nos ha dado tiempo a lavárnoslo pero no queremos que se nos vean las raíces grasas) es un accesorio que podemos llevar con todo el armario ya que hace buenas migas tanto con falda como con pantalón.

La boina le da (leer con tono de voz de Samantha Vallejo-Nágera) “saborrr” a todos los estilismo y le quita formalidad a los más arreglados.

A la hora de hacerte con ella, no lo vas a tener precisamente difícil ya que la tienen la mayoría de las tiendas (y no suele costar más de 15 euros).

La única pega que le encuentro es que es un complemento que favorece a todas las caras: cuadradas, alargadas, ovaladas… excepto a las redondas, ya que si eres como yo, de buen moflete, es mejor que busques otro tipo de sombrero.

INSTAGRAM

¿Qué opinas de la tendencia? ¿Te sumas al club de las maquinistas?