BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Chubasqueros para combatir la lluvia con estilo

A diferencia de lo que Geri Halliwell pronosticaba, no están lloviendo hombres pero sí que hemos empezado esa etapa en la que te puede pillar un chaparrón en cualquier momento del día.

 

ASOS/KLING/TOPSHOP

Es la misma etapa en la que, justo antes de salir de casa, a tu madre le entra un picorcillo bajo la piel cuando te ve salir con los vaqueros remangados y tus zapatillas de tela que le obliga a decirte “Hija, ¿llevarás paraguas, ¿no?”. Una frase que, si aplicamos el traductor madre-hija se traduce en: “Cógete ahora mismo algo para protegerte de la lluvia que te vas a coger un resfriado”.

Sin embargo no todas somos fanáticas del paraguas. Por muy plegable que sea ocupa un montón de espacio, pesa, y entre el bolso o la mochila, la carpeta, el reproductor de música y el móvil acabas yendo por la calle más cargada que cuando en el Primark se te olvida coger la cesta.

Es por eso que es el momento perfecto de llevar la prenda de entretiempo que es el chubasquero. Para este año, y a juego con el resto de tendencias, llegan los chubasqueros en mate, medio transparentes, metalizados, imitación de plástico o, mi favorito, el de Capitán Pescanova de toda la vida.

Tu madre se quedará tranquila, tu bolso no pesará una tonelada y aún bajo la lluvia irás fabulosa (algo que hasta hace poco con la oferta de chubasqueros que había no era nada fácil). Ya puedes cantar tranquila el “Que llueva, que llueva…”.

ASOS/TOPSHOP

TOPSHOP/KLING/ASOS

TOPSHOP/KLING/ASOS

Vestirse con curvas: mis blogueras preferidas de tallas grandes

Ya sabéis que la moda me encanta, aunque hay veces que me hace pasar por momentos de amor-odio cuando leo ciertos comentarios de la gente de la industria o la poca inclusividad a la que se presta.

LE BLOG DE BIG BEAUTY/JAY MIRANDA

Sin embargo, hoy quiero hablaros de las blogueras de moda que se salen de los estereotipos que tenemos en mente cuando nos imaginamos al tipo de mujeres que se dedican a ello.

Agárrate que vienen curvas, y de las buenas.

  • Nadia Aboulhosn: modelo XL y creadora de tienda online de ropa para chicas “fuera de línea”. Te enamorarás de su línea pero más aún de sus cejas.

  • Stéphanie Zwicky de Le blog de big beauty: aunque está en francés, merece la pena por los estilismos de la bloguera y el especial cuidado que le presta a las fotografías.

  • Chanté de Everything Curve and Chic: la bloguera de Florida lo tiene todo, moda, belleza, estilo de vida y un pelazo que te quedas muerta.

  • Jay Miranda: en su blog encuentras de todo, desde la decoración para el cumpleaños de su hija hasta textos escritos por ella, y es que la fashion lover/escritora/creadora de contenido/madre conjuga todas sus pasiones en el blog.

  • Ana Pizarro de The Big Duchess: aunque es vasca te parecerá la más gata de la capital en cuento le eches un ojo a su Instagram. Una cuenta que tienes que seguir ya si eres amante de la moda, las #gingerhead o Madrid.

Regresa la riñonera (y no para que la lleves con el chándal)

Odiada por unos y amada por los abuelos a los que les apaña para llevar las pastillas y la tarjeta de transporte, el complemento de los 90 es la alternativa más cómoda del bolso.

ASOS

Si la riñonera de Caja Rural que tenemos por casa no nos parece lo bastante combinable, la primera opción siempre es customizarla con nuestros medios. Un parche, unas lentejuelas o unas plumas siempre nos pueden hacer el apaño.

Pero si lo que quieres es hacerte con uno de los nuevos diseños, mi recomendación es que elijas un accesorio que te permita conjugar el complemento y tu armario (sino prepárate a escuchar a tu madre repetirte 50 veces que ella sabía que era un capricho y que solo te la pondrías una vez).

La riñonera ha pasado de ser un elemento que hace diez años solo nos pondríamos con el chándal a algo que podemos combinar con falda, vestido o pantalón dándole un toque más informal a todos los estilismos.

¿Te apuntas?

Friday smile 😬

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Stripes

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Have you seen my last post?? www.madamederosa.com

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Eva González y su estilo minimalista de sabor español

Para los que seguimos fielmente Masterchef, la presentadora Eva González es uno de los elementos imprescindibles del programa. Si bien consigue matizar la dureza de los chefs cuando la ocasión lo requiere, es experta en romper el hielo televisivo. Pero además de eso, me mantiene embobada con sus estilismos.

GTRES

La mitad del programa la dedico a analizar qué lleva puesto de la cabeza a los pies, y, normalmente, es una mezcla de prendas de diseñadores españoles como Jorge Vázquez, Ángel Schelesser, Escada y marcas internacionales.

Su estilo fuera del programa podría definirse como minimalista, ya que huye de combinaciones estrepitosas.

Lo mejor de Eva González es que lo mismo la ves en una batalla de comida con los concursantes alevines del programa que hablando con cualquier celebridad oriunda de la ciudad donde graban los exteriores.

Y a diferencia de otras famosas, en sus posados nunca falta su sonrisa, algo sin lo que, como decían en el musical Annie, nunca estarás totalmente vestido.

GTRES

Sus combinaciones bicolor en clave working girl son algunas de sus elecciones favoritas, casi siempre acompañadas de pantalones palazzo o de faldas lápiz.

GTRES

GTRES

El monocolor y color block (combinar en el mismo estilismo prendas lisas de colores opuestos o complementarios) suelen ser las mezclas que prefiere cuando debe acudir a un evento o alfombra.

GTRES

GTRES

GTRES

Y no pueden faltar, aunque en menor cantidad, los estampados, que, siguiendo su estilo, lleva prácticamente sin joyas o accesorios que le puedan robar el protagonismo al diseño.

GTRES

¿Cada cuánto se deben lavar las brochas que usamos para maquillarnos?

Cuando una amiga lanzó en las redes sociales la pregunta de cada cuánto limpiábamos las brochas y pinceles me quedé en shock.

“Ah, ¿que las brochas hay que limpiarlas?” Le pregunté inocentemente. Ingenua de mí. No sé por qué no me imaginaba que debiera preocuparme de limpiar algo en lo que simplemente echaba unos polvos de maquillaje.

GTRES

Además, no es que las tengas por ahí colgadas a la intemperie, sino que están guardadas alejadas de los ácaros y del polvo en el neceser a buen recaudo. Claro, con lo que yo no contaba era con las toxinas y bacterias de mi propia piel.

En una de las sesiones de fotos que se organizan en mi escuela, tuve la oportunidad de coincidir con un grupo de maquilladores así que aproveché para preguntar sobre el tema.

Todos los días” me respondió una de ellas sin titubear “…en el caso de que las compartas. Si eres la única que las usa, entre dos o tres días“. Básicamente lo que llevo haciendo todos estos años es maquillarme una y otra y otra vez con mis inmundicias epidérmicas.

Limpiar los pinceles es tan sencillo como darles un lavado de agua y jabón. Si el cosmético que hemos usado es graso podemos echarle un poco de jabón lavaplatos. Aunque también en las tiendas de maquillaje tienes limpiadores específicos, si lo haces con lo que tienes por casa, te sale más económico.

Moja la brocha, aplica el jabón en la palma de tu mano y seguidamente frota la brocha haciendo movimientos circulares, como si estuvieras pintándote la mano. Aclara al terminar y colócalas sobre papel absorbente para que se sequen.

No solo evitamos mancharnos los poros sino que le alargamos la vida a las brochas.

Tu forma de vestir podría influir en que te acosen según Donna Karan

Cada vez que oigo una justificación sobre la violencia de género basada en la vestimenta que llevaba la víctima se me enciende el pelo.

Pero cuando esa justificación la pronuncia alguien como Donna Karan, precisamente una diseñadora conocida por desarrollar en los años 80 el power suit, que era el nuevo traje para la mujer trabajadora, ya ni os cuento.

A la izquierda Rita Ora llevando un DKNY para los VMA. A la derecha una foto de la diseñadora. GTRES

La neoyorquina, ante los abusos del productor Harvey Weinstein, declaró que por cómo va vestida una mujer podría estar buscándolo: “¿Cómo nos presentamos como mujeres? ¿Qué es lo que estamos pidiendo? ¿Lo estamos pidiendo mostrando nuestra sensualidad y sexualidad?”.

No es ya solo el hecho de que alguien haga este tipo de declaración en 2017 (que estamos en 2017, no en 1940, que es donde parece que se ha quedado a vivir más de uno), sino el hecho de que lo haga una diseñadora de moda que, que yo sepa actualmente, y por lo que he visto en archivos fotográficos más antiguos, crea todo tipo de vestidos.

Y mirad que he rebuscado bien en pasarelas antiguas, pero nada, ni una sola colección hecha de bolsas de patatas o burkas que evitaran mostrar la sensualidad y sexualidad de las mujeres que ha vestido, las dos características que achaca a que se den estos abusos. No, ni siquiera cuando Rita Ora se presentó en la alfombra roja de los Video Music Awards con ese vestido rojo.

De hecho lo que he visto es todo lo contrario, especialmente en la colección que sacó para esta primavera con escotes que llegaban hasta los túneles de la línea 6 de metro. Una colección que definía con sorna un tuitero como: “Donna Karan, moda para mujeres que lo van pidiendo“.

Lo que dice la diseñadora huele a machismo, pero, y ya que hablamos de una modista, a machismo rancio, de fondo de armario con naftalina. Ese machismo empeñado en lavarse las manos de toda responsabilidad y echar la culpa a la víctima de una situación.

Imagino que Karan, por esta regla de tres, también culpará a una persona de color si es agredida por motivos racistas. A fin de cuentas es culpa de esa persona por ir mostrando su piel oscura en vez de ponerse una máscara de varón blanco de mediana edad.

¿A que os suena descabellado? Justificar el abuso de una mujer por cómo va vestida también lo es.

Los tres desfiles más vistos de la última edición de la Semana de la Moda

Casi un mes después de la Semana de la Moda, (y aún recuperándonos de la resaca estilística) es un buen momento para analizar cuáles han sido las marcas que han tenido más éxito.

La marca cuyo desfile ha sido más buscado ha sido Saint Laurent, que se hace con el oro gracias a una pasarela que estaba ubicada al aire libre con la Torre Eiffel de fondo, algo difícil de superar.

YSL

YSL

Pero si a eso le sumamos los diseños de Anthony Vaccarello (ex de Versace), el espectáculo lo tiene todo.

YSL

La expectativa por el desfile de Gucci gracias al éxito de su colección otoño/invierno dejó a la marca italiana en un segundo puesto.

La primavera de la firma combina una explosión de diferentes tendencias, estilos y estampados que de atrevido, no es para todos los gustos (y que puede llegar a causar fatiga visual).

Tuvo lugar en una especie de mundo inventado que pretendía imitar la iluminación urbana con farolas junto a varias esculturas y arcos romanos desperdigados por el espacio.

A eso hay que añadirle las luces estrambóticas de diferentes colores te recuerda a pasear por Roma bajo los efectos de alucinógenos (que no lo he hecho, pero mirad la foto y decidme si no os sentiríais así de estar allí).

YOUTUBE

El barroco que tanto le gustaba a Gianni Versace volvió a la pasarela en la colección tributo dedicada al diseñador, que se queda con el tercer puesto de la clasificación estilística de la temporada.

Sin embargo, el foco de atención se lo llevaron las las supermodelos Naomi Campbell, Cindy Crawford, Carla Bruni, Claudia Schiffer y Helena Christensen.

Algo que debería haber pensado Donattella es que era un poco difícil que las prendas consiguieran competir contra semejantes iconos, por lo que acabaron siendo lo más relevante del espectáculo.

Esta es la boina que no querrás quitarte en toda la temporada

Si eres de las que está harta del reinado de los sombreros de ala ancha en el que llevamos inmersos desde hace unos años, esta temporada llega otro complemento por el que puedes llegar a perder la cabeza: la boina de maquinista.

INSTAGRAM

Además de que nos permite salir a la calle perfectamente peinadas incluso en un bad hair day (o cuando no nos ha dado tiempo a lavárnoslo pero no queremos que se nos vean las raíces grasas) es un accesorio que podemos llevar con todo el armario ya que hace buenas migas tanto con falda como con pantalón.

La boina le da (leer con tono de voz de Samantha Vallejo-Nágera) “saborrr” a todos los estilismo y le quita formalidad a los más arreglados.

A la hora de hacerte con ella, no lo vas a tener precisamente difícil ya que la tienen la mayoría de las tiendas (y no suele costar más de 15 euros).

La única pega que le encuentro es que es un complemento que favorece a todas las caras: cuadradas, alargadas, ovaladas… excepto a las redondas, ya que si eres como yo, de buen moflete, es mejor que busques otro tipo de sombrero.

INSTAGRAM

¿Qué opinas de la tendencia? ¿Te sumas al club de las maquinistas?

Fedez, el novio de Chiara Ferragni, colabora con Bershka en la colección cápsula ‘Misunderstood’

Dicen que todo se pega en esta vida excepto la belleza y la pareja formado por la bloguera Chiara Ferragni y el cantante de rap por excelencia de Italia, Fedez, ha terminado con el artista interesándose por la moda.

INSTAGRAM

O mejor dicho, con la moda interesándose por él, ya que Bershka ha creado una colección cápsula con su colaboración.

Misunderstood (incomprendido) es el nombre de la colección que ha elegido el cantante, algo que deja entrever en las letras de sus canciones en las que habla de cómo las apariencias muchas veces pueden condicionar la opinión de una persona.

Respecto a la colección, las cosas claras y el chocolate espeso, tiene elementos sorprendentemente parecidos a una mezcla entre el tigre de Kenzo y la serpiente de la última colección de Gucci.

INSTAGRAM

El rapero ha trasladado su armario a la colección de la marca: pantalones de chándal, gorras, sudaderas…

Prendas con ese toque macarrilla y noventero que podría echarnos para atrás si se lo vemos a un chaval llevándolo en el parking de Fabrik con una riñonera pero que, vistas sobre Chiara Ferragni, alcanzan el estatus de objeto de deseo para las adictas a la moda.

BERSHKA

A partir de este jueves está disponible en la web de la tienda. Aunque si no quieres gastarte los 20 euros por los que sale la prenda más barata de la colección, puedes hacerte con el parche y coserlo en una camiseta del Lidl. Te garantizo que dará el pego.

Coming soon #FedezForBershka 🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥🔥

A post shared by Fedez (@fedez) on

Suistudio lanza una campaña con hombres desnudos para vender trajes femeninos

SUISTUDIO

Si nada más salir a la calle me encuentro un cartel de una mujer trajeada pisoteándole los huevos a un hombre desnudo creedme que lo último que se me pasaría por la cabeza es que estoy ante una marca de trajes que viste únicamente a mujeres relacionando el traje con el poder femenino, según declaran en sus redes sociales.

Pensaría, en todo caso, que se trata de un anuncio de una obra de teatro, película o serie inspirada en una fantasía sexual masculina de sumisión pero en ningún caso se me iría la vista a la ropa de la imagen.

Por mucho que Suistudio quiera empoderarnos con sus trajes mostrándonos a mujeres de negocios (algo que podría parecer una buena idea en un principio) a la hora de crear las imágenes de la campaña han metido la pata hasta el fondo.

Empoderamiento femenino no es para mí una mujer apoyando sus stilettos en el pene de un tío. Sería verdadero empoderamiento si lo apoyara sobre la nómina del hombre, si este fuera su compañero, porque ella está cobrando el mismo salario y no un 16% menos.

También podría representar el empoderamiento femenino el hecho de representar una reunión de la junta directiva en la que aproximádamente la mitad de los miembros fueran mujeres y no solo el 37%, que es la cantidad que suele estar en estos puestos.

Empoderamiento es que si hacen una entrevista a Jennifer Anniston o a Soy una pringada las pregunten por sus proyectos en vez de dedicar la mayor parte de las entrevistas a su situación sentimental.

En definitiva, ¿empoderar a la mujer? Por supuesto, pero empoderarla con las armas correctas, a no ser, claro, que lo que busque Suistudio en realidad sea la polémica fácil a través de desnudos. Por muy masculinos que sean, en el caso de esta campaña, más que trajes en la foto, solo veo la cosificación de personas.