BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Entradas etiquetadas como ‘2018’

Espatarrarse: la nueva tendencia para posar

Los caminos del postureo en verano son inescrutables. Atrás han quedado las fotos de piernas flexionales que nos hacían confundirlas con salchichas o las entrañables capturas de pies. Eso es tan 2015…

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

@EMRATA

En 2018 las poses veraniegas con más éxito de Instagram han sido varias. La que más ha triunfado en el mundo de la moda ha sido “Me duele la cabeza”, con la mano ligeramente colocada sobre la frente como si estuviéramos sufriendo una migraña terrible.

La pose “¡Ah del barco!”, muy parecida a la primera con la diferencia de que en esta ocasión la mano hace de visera o la “Pierna de la Barbie”, que consiste en apoyar únicamente la punta del dedo gordo como si tuviéramos el empeine como la muñeca de plástico, también han sido muy vistas.

Sin embargo, mi favorita de todas ellas es “El despatarre”.

Posar haciendo un “despatarre” es tan fácil como arrodillarse, sacar el culo para fuera, el pecho hacia delante, poner cara de “Aquí estoy yo” y disparar.

Algunas de mis ‘ídolas’ como Kim Kardashian o Demi Lovato han demostrado que salir despatarradas es el nuevo hit del verano (y no Despacito).

La posición me gusta por varios motivos, en primer lugar porque desde pequeñas nos enseñan a cerrar las piernas. En todo momento y lugar, ya estemos de pie o sentadas, en primavera o en otoño, hay alguien que te dice que te sientes con las piernas juntas porque es más elegante.

Tú dile a Emily Ratajkowski (lo he escrito sin mirar Google por primera vez), Olivia Culpo o Sarah Hyland que no son elegantes o que cierren las piernas, a ver qué te contestan.

Son mujeres que, con sus carreras, suben a sus redes sociales lo que les da la gana. “Hago lo que me sale del c***” parecen decir con la pose.

Ya basta eso de mantenerlo escondido entre las piernas bien cerradas para las fotos no vaya a ser que de la braga del bikini se escape un tentáculo o algo más peligroso.

La pose, seamos realistas, es favorecedora y ellas mujeres libres de hacerse dueñas de su sexualidad y expresarla como quieran en sus redes sociales.

¿Es quizás una reivindicación femenina? Porque, a diferencia de las campañas en las que se ven modelos adoptando posturas de sumisión, las cantantes, modelos e influencers me transmiten seguridad, control y poder. Y qué queréis que os diga, es algo que me encanta.

WTP

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

I rewear the same 5 bathing suits over and over again if you haven’t noticed..

A post shared by Demi Lovato (@ddlovato) on

Workin hard or hardly workinnnn 😅

A post shared by Olivia Culpo (@oliviaculpo) on

Las faldas de volantes son para este verano

Corría la primavera de 2009 cuando llegó el tail hem a nuestras vidas, esa falda que era más corta por delante y más larga por detrás que nos permitía lucir jamón pero tapándonos el culo cuando subimos las escaleras del metro.

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

Falda megadivina de la muerte que quieres desde hoy. CAROLINE CONSTAS

Ahora, aquel corte que nos acompañó el mismo año que Loba de Shakira lo petaba en las listas de éxitos (sin Maluma de por medio), ha vuelto.

Lo ha declarado con una imagen Chiara Ferragni (porque una foto vale más que mil palabras y un post de Instagram ni te cuento).

Lo que se pone la empresaria italiana va a misa. Pero A MISA. Bueno, quizás no todo. Todavía recuerdo aquella sudadera rosa de Hello Kitty que no me habría puesto ni para ir al gimnasio en Tokio.

Obviamente no ha sido la única en tenerla, y es que si tú con tu hermana eres “culo veo, culo quiero”, las blogueras de moda entre ellas ni te cuento. Y si no fíjate lo que ha pasado con los aguacates, que ahora todo el mundo los quiere en la mesa.

Lo mejor de las faldas de volantes (además del mencionado efecto “tapaculos”) es que las puedes llevar en clave formal, porque tienes la cena preboda de tu mejor amigo, con unas sandalias de tacón o para hacer turismo este verano con tus chanclas de la piscina.

La pongas como la pongas, ten por seguro que siempre, SIEMPRE, va a quedar bien (¿que no me crees? Mira las fotos de abajo).

Eso sí, recuerda que al ser altas, la clave, por lo que demuestran las amantes de la moda, es combinarlas con partes de arriba que vayan ajustadas a la cintura (en este saco entran también los crop tops o camisas anudadas. Todo lo que tengas por el armario vale).

¿Te seduce la prenda? Seguro que tienes por casa alguna falda del estilo que te puede hacer el apaño (o puedes hacer como yo y preguntarle directamente a tu madre).

Can’t help me – loving this island so much 〰️ #aylinkoenigtravels

A post shared by A Y L I N (@aylin_koenig) on

B&W

A post shared by Ángela Rozas Saiz (@madamederosa) on

Lost my ♥️ in Ibiza 🇪🇸 #constantlyktravels

A post shared by k a r i n teigl (@constantly_k) on

La moda del verano a punto (literalmente)

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

De los creadores de: “Las medias de rejilla son ideales para el invierno” llega: “Este verano, pantalones largos de punto”.

LEFTIES

Os cuento, que empiezo por el final y termino escribiendo como los guionistas de Memento.

Estaba yo tranquilamente pasando la mano de manera distraída por encima de las prendas de la colección veraniega de una tienda cuando mi mano se topó con un tejido grueso.

“¿Un momento que está pasando?” Me pregunté aterrorizada esperando encontrar un jersey perdido que, por algún casual, se había quedado colgado sin saber que su destino era no volver a las perchas hasta las rebajas.

Al otro lado de mi brazo se encontraba el culpable: un pantalón largo de punto que solo de imaginármelo puesto, teniendo en cuenta los 28 grados que me esperaban en la calle, hacía que me entraran picores por el cuerpo.

Pero no era el único, había otro, y otro, y otro más allá. Más lejos había vestidos y hasta encontré monos. Todos de colores claros, todos largos y todos DE PUNTO.

Y es que no sé en qué tipo de reunión de lluvia de ideas para la nueva colección primavera/verano 2018 alguien se levantó y, golpeando con el puño la mesa al estilo de Álvaro Ojeda, decidió que el punto era perfecto para la estación más calurosa del año.

¿Alguien puede decirle estos equipos creativos que lo lógico es que en verano llevemos tejidos ligeros, o, al menos, en la mayor parte de España? Lo agradeceríamos.

 

Modelo asada de calor en la última campaña de LEFTIES

 

Adiós cesta, hola bolso de madera

[Un momento… ¿aún no me sigues en Instagram, Twitter o Facebook?]

La moda baño 2018 ha hablado alto y claro y el mensaje es contundente: No, esta temporada tampoco tienes el accesorio de moda (¿qué sentido tendría que lo tuvieras? La gracia es, precisamente sacar algo nuevo que se convierta en objeto de deseo).

LEPETITSARDINE

El bolso de madera ha desbancado a la cesta de plástico que habías estado compartiendo el verano pasado con tu abuela. Y ya que la menciono, corre a darle un beso que tiene más paciencia que una santa con la cantidad de cosas que le coges del armario.

Al ser de dimensiones más bien tirando a reducidas y de un material rígido, es un accesorio que viene que ni pintado para esos días de vacaciones en los que no necesitas llevar mucha cosa encima (que no puedes liarte a echar cosas como si del bolso de Mary Poppins se tratara, vaya).

Solo tienes que preocuparte de llevar contigo la crema solar, las llaves de casa, un euro para comprarte un té helado y las gafas de sol (vale, sí, puedes meter también el móvil, pero despídete de llevar el portátil a todas partes para aprovechar cualquier rato de descanso para trabajar, este bolso es para desconectar).

Pero ojo, que como decía Alejandro Sanz “no solo de pan vive el hombre” y no solo en la playa vas a poder lucir el bolso.

Si no terminaba de convencerte la idea de llevártelo para pisar asfalto, toma nota de lo bien que acompaña a las camisas o tacones en estilismos más urbanos.

Puede que el límite de capacidad lo pongan sus pocos centímetros cuadrados, pero el límite en los estilismos lo pones tú donde quieras.

v. Parisian vibes 🐚🐚 #parisianlifestyle

A post shared by Danielle Alexandra (@infashionflare) on

Moda baño 2018: chapuzón de tendencias para todos los gustos (y tallas)

Tu cuerpo no pide salsa, pero playa y vacaciones un rato. Y sino que te lo digan hoy que es lunes y te toca volver a aguantar al jefe/profesora de Redacción Periodística/X.

Pero como yo soy maja y me solidarizo con todas en este día de la semana, quiero abrirte el apetito con las tendencias que vienen directas a nuestra bolsa de la piscina.

Bikinis y bañadores que nos acompañarán en nuestras maratones de sol de vuelta y vuelta como si fuéramos un San Jacobo (siempre bien untadas en crema factor de protección 50) y en nuestros baños en el mar con el moño bien apretado, que ninguna quiere que se le moje el pelo.

Con la bola de cristal de las tendencias a mano, estas son las novedades veraniegas:

Estampado tropical: el clásico. El Barça-Madrid o la cerveza y tapa de las tendencias veraniegas, el que nunca falla. El giro de esta temporada son los escotes bajos y los volantes anchos que nos vendrán genial a las que tenemos poco (o nada) de pecho.

Abstracto: si en tu interior se esconde una dadaísta convencida, los estampados coloridos te encantarán. Si no te parece lo bastante surrealista puedes ponerte unas pinzas de tender la ropa como pendientes, al más puro estilo de la Baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven.

Marinera millennial: las que van a pasar el verano de puerto en puerto pueden optar por la interpretación náutica de otro de los clásicos de la temporada.

Mezcla de estampados: ya lo decía tu abuela, en la variedad está el gusto. Es posible que ella se refiriera a que te terminaras las lentejas con pescado, pero lo puedes aplicar a bañadores y bikinis perfectamente.

Minimalismo: que no, que a ti no te lían. Nada de estampados ni volantes ni gaitas. Tú eres amiga de lo poco artificioso, del minimalismo puro y duro, de las líneas sencillas y las formas simples. Vamos, que tú ves los edificios de Ludwig Mies Van Der Rohe y babeas.

Étnico: “Porque esto es África” nos cantaba Shakira hace unos años. Aunque lo más cerca que estamos de África es de Wakanda después de ver Black Panther, el estampado étnico también se cuela en la lista.

Amarillo: perfecto si estás algo morena. Horrendo si te lo pones el primer día de verano en el que estás más blanca que el gotelé de la pared de tu casa. Date unas semanas y sácalo cuando tu piel no se confunda con la leche.

Estampados fotográficos: igual no has estado nunca en Cuba o en Malibú, pero tranquila, que ya se encarga tu bañador de traerte los paisajes.

[Todas las fotos son de BRAZILIANBIKINISHOP]

La moda de las deportivas horrorosas (que debería pasar muy rápido)

Chiara Ferragni es mi ídolo. No ya solo que me encante su estilo, sino que me parece un ejemplo estupendo a seguir que cualquier mujer puede ver como inspiración. Emprendedora, icono de estilo, dueña del imperio del ojo azul… Es tal mi admiración por ella que si me dieran la opción de cenar con cualquier persona viva o muerta, Chiara sería la tercera (mis abuelos y Caitlyn Moran ocupan los dos primeros puestos).

YEEZY, GUCCI

Y con todo lo que la admiro, una parte de mi alma se marchitó a la velocidad del rayo cuando la vi en unas fotos de Instagram con unas deportivas tamaño tráiler-de-carreras-Monster-Truck-de-Cepsa.

Pero lo peor es que no fue el único zapato dantesco (siempre había querido usar ese adjetivo en el blog. Me siento muy realizada como periodista) estilo Familia Addams si la conocida cuadrilla televisiva tuviera una línea de calzado. Otros estaban por llegar a su cuenta y a los de otras instagrammers que sigo con el mismo interés con el que veo Fariña.

INSTAGRAM DE LA FERRAGNI

No me gusta echar las culpas pero… Balenciaga, I BLAME YOU! La firma empezó a sacar estas zapatillas en la pasarela y, como es natural, terminó llegando a las calles.

¿Os parecen normales esas barcazas de yayo que se va a dar un paseo por el parque después de ver cómo avanza la obra del barrio? (Todo mi amor a los yayos y yayas que van cómodos pero ajenos a las tendencias)

Es que me pongo de mala uva, de verdad. Casi me parece ver a Steve Martin en Vuelve el padre de la novia, y la imagen, para esa pequeña amante de la moda que vive en mi ser, no es agradable.

Otras marcas también están dándolo todo sacando sus diseños más horrendos como el caso de Nike 97, Gucci o el modelo Yeezy de Adidas diseñado por Kanye West.

Lo mejor es que en las redes sociales encuentras comentarios de “Jo, son demasiado bonitas”. Vale que para gustos los colores, de hecho puedes definirlas como “inmensas”, “cómodas”, “chillonas”, “llamativas”, “alternativas”… Pero ¿”bonitas”? Lo siento, pero por ahí no paso. Y podéis estar seguros de que por las zapatillas tampoco.

Turbantes y diademas: peinados tendencia para las que no tenemos un pelo de tontas (pero muchos de fashionistas)

Si te acuestas con la melena perfectamente colocada pero a la mañana siguiente tienes el típico mechón traicionero fuera de sitio, si no te da tiempo a lavarte el pelo pero lo tienes demasiado sucio como para llevarlo suelto o si, sencillamente, estás especialmente espesa y no sabes qué ponerte, las diademas y turbantes van a salvarte la vida (y el pelo).

GTRES/MARC JACOBS

No te creas que es una idea innovativa y moderna (¿algo en la moda lo es?) pero es la reinvención, al menos en el caso del vestido de Rita Ora de Palomo Spain, del turbante que llevamos viendo desde hace años.

“Anda Mara, mira que eres exagerada. No es tan antiguo”. ¿Que no? Audrey Hepburn cantando Moon River en las escaleras de emergencia de su apartamento. No digo más.

Pero bueno, la edad de los accesorios es lo de menos. Lo realmente importante es que tanto las diademas como los turbantes son una cosa apañada que, aunque ahora la veas en las tiendas tentándote desde la línea de caja, te la puedes preparar en casa.

Saca a tu “Juan Palomo” interior (yo me lo guiso, yo me lo coso) y hazte con un pañuelo grande para cubrirte bien y darle las vueltas que haga falta (como cojas uno pequeño se te va a quedar en nada el asunto).

Tienes doscientas maneras diferentes de envolverte la cabeza con un pañuelo, y te garantizo que todas ellas tienen muy buenos resultados, mejores que cuando descubriste el exfoliante (te dejo ideas aquí y aquí).

Respecto a los estampados, apúntate a los de tipo animalier, étnicos o florales, ya que son los que hemos visto en pasarela, pero eres libre de utilizar lo que tengas a mano.

STRADIVARIUS

BERSHKA

Aquí tienes algunas ideas para que pongas en práctica ya mismo (bueno, ya no, que estás en la oficina y se puede mosquear tu jefa o tu profesora de Química, ¡pero mañana sí!)

La sesión de fotos de Miley Cyrus para Vogue: el sueño en pastel de los amantes de la moda

Lo de que esta temporada vamos a tener colores pastel desde el postre hasta en la sopa fue algo que ya os adelanté, como buena Sandro Rey que soy de las tendencias, en este post: ¿Qué nos pondremos esta primavera? La pasarela ha hablado.

YOUTUBE

Si lo dicen Chanel, Valentino y Versace en sus respectivos desfiles, te lo puedes creer al 90% de que va a ser éxito seguro, pero si Vogue le dedica un reportaje con servicio editorial con Miley Cyrus como modelo puedes estar totalmente segura de la tendencia.

Desde que vimos a la cantante lamer un martillo y demoler paredes en Wrecking Ball o perrear con la lengua fuera, nos quedó a todos claro que tiene una manera particular de hacer las cosas, y… ¿Sinceramente? Me encanta.

Miley coge huevos de Pascua, un conejo y te hace una sesión de fotos pin up eléctrica y un poco sórdida también (no vamos a negarlo a estas alturas), pero totalmente en su línea y muy acorde a ella.

Porque Cyrus es así y si no te gusta, ni te viene ni te va, pero si te gusta, el reportaje que vas a ver, te va a REQUETECHIFLAR.

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

Hoppy Easter Erbody!

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

Del servicio, que podría haber sido asistido por Pink viendo los colores y la estética (muy en sintonía con su último videoclip con Channing Tatum), no solo me quedo con el pastel, sino que si nos ponemos en modo trendhunter y sacamos la lupa de analizar los estilismos, encontramos pistas que Vogue nos deja caer.

Vestidos de rayas combinados con zapatillas de cordones, stilettos en pastel, volúmenes, lunares, conjuntos dos piezas o gafas de sol de montura extra grande. ¿Has tomado nota? Pues ya sabes qué ponerte esta primavera acompañando a esos tonos pocos saturados en tus conjuntos.

Los estilismos con zapatillas Converse que harán que parezca que te las has comprado este año

Hay algo que todas tenemos en común. No, no es que usemos el mismo filtro de VSCO para editar las fotos (¡aunque casi!). Y eso que nos une son… las Converse.

A ti también te dio un venazo en 2009 y te las compraste altas, bajas, negras, y hace poco caíste con las blancas (si lo sabré yo, que las estuve buscando meses). La cosa es que 10 años después puedes rescatar estas maravillosas zapatillas (si aún no se te sale el meñique por el lateral del uso que le has dado) y llevarlas en tus estilismos diarios sin que “huela a naftalina”.

Atenta a las siguientes ideas porque vas a querer salir a la calle solo para ponértelas otra vez:

Here‘s the story to how I got this Burberry trenchcoat: When I was in Highschool (12th grade 🇩🇪), I worked and saved up my money for months to be able to afford this piece. I always wanted a @burberry because they were the brand known for inventing the Trenchcoat. Also, I knew that I will no longer need to buy a new one, because it lasts for 10 years at least. So here I am, about 7 years later, still loving to wear this piece I worked so hard for as a teenager. Heritage & Quality. Again, this is not an Ad*. This story is suppose to show you 2 things. 1.: that it’s worth buying high end key pieces not just because of the looks, but also because of the quality and therefore money you safe over the years. 2: not everything you see on bloggers is gifted. I know what it‘s like to work for my stuff. ✌🏻 (📸 @senorkaya )

A post shared by Justus Frederic Hansen (@justusf_hansen) on

Chucks and a dress. @Milliebobbybrown says yes. ✔️ 📷: @PBrownx

A post shared by Converse (@converse) on

• 90’s vibes😎💣 •

A post shared by Mariagrazia Lonati (@mariagrazialonati) on

Las Converse clásicas son como un arroz, con nada que le eches, ya va estar bueno, y si las utilizas combinadas dentro de estilismos que lleven accesorios o prendas de esta temporada, tendrás las zapatillas más que actualizadas.

Ponte a buscarlas en el armario porque es el momento de darles una segunda (y larga) vida.

¿Qué nos pondremos esta primavera? La pasarela ha hablado

Ya sí que sí, por fin podemos decir que es primavera y… Sorpresa, este año, el panteón de diseñadores de la industria de la moda también ha decidido sacar cosas que no tenemos en el armario para animarnos a consumir (pero tan TAN BONITAS).

Pero como somos muy apañadas (y un poco pobres también) y no tiramos una prenda a no ser que se caiga a cachos o que vaya sola a la caja de ropa que donas a la beneficencia, revisa con lupa el armario, el de tu madre y el de cualquier persona que se te ponga a tiro en busca de las siguientes tendencias:

-El PVC es un hecho, ya os lo comenté, y una de las maneras más casuales de llevarlo será en chubasquero transparente. Esto es muy fácil de versionar, ya que si guardas el del Parque de Atracciones (ese para no mojarte en las atracciones de agua), lo puedes reciclar con mucho estilo.

Marc Jacobs, Dior y Valentino

-Como es verano, no podían faltar los estampados coloridos, esos que nos encantan porque si se te cae un poco de mayonesa de la ensaladilla rusa nadie se da cuenta con tanta cosa dibujada. Los de 2018 serán especialmente recargados llegando casi al barroco nivel “jarrón de casa de tu abuela”. No pasa nada. Te garantizo que ella tiene todavía en su casa una camisa hortera de los 70 que te hará salir del paso victoriosa:

Gucci, D&G, Versace

-Que no, que no nos queremos quitar las zapatillas de deporte ni para la boda de una prima. Como con el chándal con ninguna prenda. Es por eso que esta temporada continuamos sumidos en la nebulosa deportiva que hace que podamos aprovechar la ropa del gimnasio para salir a la calle y hacernos las suecas si nos preguntan que si vamos a correr. ¡Ja! Que se lo pregunten a las modelos de Dior si se atreven. Este año la moda se meterá especialmente en el mundo automovilístico como os adelanté hace unos días aquí.

Dior, Tommy Hilfiger y Valentino

-A ver, hacer una colección primaveral sin estampados de flores es como hacer una tiramisú sin mascarpone. ¡Las flores vuelven! (Ah, ¿pero alguna vez se van?) Lo cual es genial porque todos los años te compras algo floreado (y lo sabes, no mires para otro lado). Sácalo del armario, átalo a la cintura para que marque la silueta y ya puedes ir tanto en tacones como en chanclas con calcetines, como propone Marc Jacobs.

D&G, Gucci y Marc Jacobs

-Por último, como buenas millennials, nos conquistarán un año más los colores pastel, especialmente el lila, pero como no es un color que me apasione especialmente, os he elegido las fotos de las colecciones primavera/verano en color rosa. Que yo sé que es un color bonito, pero no hay manera de que lo vea conmigo. Veo algo lila y me bloqueo, me entra un tic en el ojo y empiezo a hablar en HTML.

Chanel, Valentino, Versace

Ahora, pequeña padawan, después de esta lección de estilo express ya estás lista para salir a la calle con las tendencias de la temporada. Ve y corre libre (que para algo siguen estando de moda los estilismos con zapatillas de deporte).