Entradas etiquetadas como ‘botines’

Lo que debes saber antes de hacerte con unos botines transparentes de plástico

A mí me encantan las tendencias. Ya sabéis que si encajan con mis gustos las incorporo rápido a mi armario o intento versionarlas de forma casera.

Pero hay cosas por las que directamente no paso, sobre todo cuando tocan el tema relativo a la salud.

ALIEXPRESS

La última tendencia que no entrará a mi armario (no, ni siquiera aunque me traiga una caja de chocolatinas debajo del brazo), son los botines transparentes de plástico.

Los términos “PVC“, “vinilo” o “PU” se refieren al material plástico que se utiliza para la ropa. Un material que, si bien para un bolso puede ser resultón y práctico (sobre todo si vivimos en una ciudad lluviosa), se convierte en la Pesadilla de Después de Navidad de todas aquellas que hayan picado en la tendencia durante las fiestas.

A mí por mucho que Bershka, Chanel o la mismísima Chrissy Teigen, la última embajadora de los zapatos de plástico transparentes, me vengan a que me una a sus filas de calzado de vinilo, no van a conseguir convencerme.

Y es que tiene un pequeño gran inconveniente que ya experimentó en sus carnes (y pies) la periodista Kelsey Stiegman con los botines transparentes .

Lo que empieza como un estilismo salido de una versión moderna de la Cenicienta, solo que con vinilo en vez de con cristal, termina en un efecto invernadero de tobillo para abajo que convierte tu calzado en un caldo de cultivo ideal para hongos.

Lejos de que el zapato entre con la suavidad que a la huérfana de Disney le encajaba el tacón, tendrás que untarte el pie en vaselina o crema solo para conseguir calzártelo decentemente.

Así que antes de llevártelos a casa plantéate si de verdad quieres pasar por el trago de ir con los pies dentro de saunas plásticas.

Los zapatos para entrar pisando fuerte en el otoño

Se nos acaba el chollo. Si la montaña de papeleo de la mesa de la oficina o el taco de apuntes que ha aparecido por generación espontánea solo te lo hacían sospechar, te doy la confirmación. Lo bueno y breve dos veces bueno, así que este verano ha debido de ser buenísimo de lo corto que se nos ha quedado.

Pero no todo tiene que ser malo, ya que entramos en el fantástico otoño, la estación fetiche de las amantes de la moda. El fresquibiri se empieza a notar, y como que ya no ves las sandalias con los mismos ojos por aquello de que empiezas a tener frío en los dedos de los pies.

Es el momento de pasar página, ser fuerte y guardarlas en el armario hasta el año que viene. Pero, que no cunda el pánico porque a la vuelta te espera esto:

-Talones fuera, en forma de bailarina o kitten heel, el tacón preferido de las mujeres altas. Este año vuelven las puntas que siguen el trazado de los dedos y darán un toque formal a todo aquello con lo que lo combinemos. Si quieres hacerte con unas para que se conviertan en zapato de diario apuesta por negro o rojo que son dos básicos que siempre vas a combinar fácilmente.

H&M/LEFTIES/BIMBA Y LOLA

ÜTERQUE/LEFTIES

-Botines calcetín, perfectos para mantenernos el tobillo abrigado. Aunque parecen de villana de película serán los protagonistas de la noche. Con vaqueros o faldas cortas dejando las piernas a la vista son también un básico que podremos combinar hasta el infinito (y más allá).

ÜTERQUE/BIMBA Y LOLA

-Nos volvemos barrocas este otoño con los mocasines abiertos. Son perfectos para los días de entretiempo, esos que en Madrid apenas llegan a la semana pero en Milán duran un mes (¡afortunadamente!).

Este zapato o lo amas con todas tus fuerzas o lo odias con todas tus fuerzas. Si, a diferencia de mí, eres de las primeras, encontrarás en los mocasines el complemento perfecto para tus estilismos de día.

H&M/ÜTERQUE

-La moda del zapato-calcetín también llega a las deportivas. Mi duda existencial es si aún con esa forma se llevará el calcetín igualmente por dentro. Y si no se lleva ¿transpirará el pie u olerá a tabla de quesos cuando nos quitemos la zapatilla? (Si alguien tiene unas del estilo por favor que nos de su opinión)

ZARA/STRADIVARIUS/ÜTERQUE

-Las botas altas son quizás la elección más invernal, pero no está mal mirar al futuro, como hacía tu madre comprándote el uniforme de tres tallas más para que te sirviera por lo menos un par de años.

Si Taylor Swift las llevaba en Look what you made me do es porque se convertirán sin duda en una de las tendencias de la temporada.

ÜTERQUE/H&M

Los botines también son para el verano

No, no me he vuelto loca con las temperaturas. Los botines se han convertido en un calzado veraniego más junto a nuestras sandalias.

Sé que es una locura hablar de botines en agosto, sobre todo teniendo en cuenta que un día cualquiera en Madrid a las 6 de la tarde nos da calor hasta la suela de las chanclas.

Los botines llegaron al estío inocentemente como quien no quiere la cosa. “No, no, nosotros solo pasamos por aquí, no hemos venido a quedarnos” decían para disimular. Luego nos hicieron la de Napoleón y se han instalado toda la temporada.

Vale que dan un aire bohemio a cualquier conjunto, pero dado que van a hacer sudar más los pies que unas botas de lluvia, lo mejor es que los dejemos para las tardes/noches.

Si quieres apuntarte a la tendencia pero no acabas de ver claro esto de llevar tus botines de invierno en el estío veraniego, puedes optar por los botines abiertos.

Los botines abiertos son esa criatura híbrida que solo puedes ponerte cuando no hace tanto frío como para resfriarte yendo con el pie al aire pero tampoco tanto calor como para que se derrita el pie por llevar parte cubierto.

De todas formas, con la inmensa variedad que tenemos de chanclas, sandalias, sneakers, bailarinas, etc, ¿a quién se le ocurre esto de rescata las botas? Las mías os puedo asegurar que seguirán esperando el frío en mi armario.