BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de la categoría ‘moda’

El vestido-americana, apuesta segura para los días que no nos apetece complicarnos la vida

Lunes por la mañana y te suena el despertador mientras tratas de abrir un ojo pegado por las legañas. Entre la fiesta del viernes, la quedada con las amigas que iba a ser tranquila y terminó al día siguiente y la maratón de series que te pegaste el domingo noche, no es que te hayas levantado inspirada precisamente.

ZARA/DULCEIDASHOP

El pijama, por mucho que nos gustaría, no es una alternativa válida, y necesitas un estilismo rápido para salir por la puerta a toda prisa, que lo de llegar el primer día tarde no es lo que se conoce como un buen inicio de semana.

Es por eso que te propongo un outfit simple para esos días en los que lo último que necesitas es quebraderos de cabeza: la blazer a modo de vestido.

Esta prenda funciona tanto en un estilismo de diario, como puede ser ir a la universidad a tu clase de Edafología como para darlo todo en la noche del fin de semana (sin que además cojas mucho frío, ya que te permite envolverte en infinitas capas por dentro).

BERSHKA

Es cierto que NO cualquier americana sirve para crear el conjunto. Una blazer normal, por mucho que la tengamos cariño, no nos va a cubrir el culo. Es por eso que debemos coger americanas largas (mejor que sobre a que falte) y luego si queremos acortar su medida, agregarle un cinturón para salir del paso.

Pero si aún no estás convencida de cómo se pone, aquí tienes unos ejemplos que te servirán de inspiración para unirte a una de las tendencias de la temporada:

✨✨✨ #newyork

A post shared by SofijaMilo (@sofijamilo) on

Who's ready for a Friday night? Posted my outfit details here -> http://liketk.it/2tGzI #liketkit @liketoknow.it @topshop

A post shared by Negin Mirsalehi (@negin_mirsalehi) on

Siempre de tu mano, PRECIOSA ❤️ @albapaulfe #los40musicawards

A post shared by Aida Domenech (@dulceida) on

Diademas de brillantes para las princesas del pueblo

Puede que Domenico Dolce y Francesco Gabanna, los diseñadores italianos, no sean santo la devoción de aquellos que viven en el país de la pizza y de la pasta, pero a nivel mundial es imposible no ceder ante su estilo salido de la Italia profunda.

GTRES

GTRES

Si algo han tenido en común su colección para otoño invierno 2017/18 y para la primavera verano de 2018 son las tiaras doradas para princesas del streetstyle, como somos las amantes de la moda.

Sin embargo, como lo de ir con una corona que parece salida de un grabado de los Reyes Católicos no es lo más casual del mundo, tenemos de alternativa las diademas joya, que dan ese toque distinto sin que dejemos de sentirnos nosotras mismas.

ASOS

ZARA

La clave para tener una diadema joya y no morir (de jaqueca) en el intento es comprarla de nuestra talla. Esto parece una tontería, pero cuando llevas durante más de una hora una diadema que te va justa, puedes notar cómo los pensamientos te laten en las sienes, y créeme, no es nada cómodo.

Una diadema que no te apriete, que no sea pesada y cuyos extremos no se te claven serán los tres consejos imprescindibles para hacerte con una de ellas.

Pero, ¿y esto cómo se pone? Pues con todo, desde con un vaquero y un jersey liso hasta con una americana con taconazo. Y si no me creéis, podéis ver cómo yo ya me he atrevido con la tendencia:

MARA MARIÑO

La oniomanía del viernes negro

Vemos un cartel con una cifra seguida del símbolo “%” y perdemos la cabeza. Ya puede ser en directo que de manera online que se despierta en nuestro interior una especie de ansiedad: se acelera la respiración, las pupilas se dilatan

Nuestro cuerpo reacciona igual que ante una situación de peligro o de amenaza. Se nos mete en la cabeza que tenemos mucho que ver y comprar y muy poco tiempo para hacerlo.

Recibimos un bombardeo constante de correos electrónicos, anuncios por la tele, por la radio, por las redes sociales… Es como si el Black Friday fuera una avalancha gigante que nos quisiera engullir dentro de su onda consumista.

Personalmente, como amante de la moda (y de los chollos) que me considero, encuentro este día agobiante. El estrés de que no puedes perder un solo segundo para adquirir las prendas ya que pueden agotarse rápido, las tallas que desaparecen como por arte de magia, el tiempo para realizar la compra que se agotarse te hace empezar de nuevo con el carrito vacío

De hecho, con solo unas zapatillas en mi carro de una conocida tienda online, me preguntaba qué sentido tenía comprarlas así, aprisa y corriendo. Supuestamente la clave de este tipo de descuentos es que cuanto más gastes más amortizas el descuento, ya que el coste del envío (a no ser que sea gratuito) no suele estar incluido.

Pero claro, yo solo quería el par de zapatillas. Por mucho que me di una vuelta digital por las otras categorías, no encontré nada de mi interés, y soy totalmente contraria al comprar por comprar.

Eso significa que este día tengo que comprar a tontas y a locas, aprisa y corriendo, sin pies ni cabeza.

Y llamadme clásica, pero soy una persona que disfruta de ir de compras, de la experiencia. De hecho disfruto tanto que me llevo prendas sabiendo que van a ser devueltas más adelante solo por volver y darme una segunda vuelta de reconocimiento por la tienda.

Entiendo que en el caso de tener los regalos ya pensados o necesitar cosas muy concretas, el Black Friday funciona (y tanto), pero si, como en mi caso, no tienes una lista de productos en concreto, es absurdo dejarse llevar por la locura consumista que se apodera de nosotros.

Este año (y para 2018) me he propuesto comprar con pragmatismo, con frialdad y con cabeza, y aunque estoy segura de que algún que otro flechazo o amor a primera vista experimentaré entre los percheros de las tiendas, procuraré comprar con lógica.

Ni el horno está para bollos, ni el armario es infinito, ni el planeta para la cantidad de ropa que acabamos tirando al año.

Las lentejuelas no son solo para la noche

Es un acto reflejo, pensamos en lentejuelas y se nos vienen los años 70 a la cabeza con todos los brillos de la Saturday Night Fever. Ligamos el brilli-brilli a la noche, al Studio 51, a Nochevieja con nuestra abuela sacando la bandeja de los turrones con su camisa negra de lentejuelas gigantes.

Sin embargo, las lentejuelas quieren salir del armario y no para que las lleves solo de noche.

Algo que nos parecía imposible, está pasando, como cuando tu amiga, la que lleva años diciendo que está harta de su pelo, se corta flequillo.

Las lentejuelas vienen, sí, pero para que las combines con, literalmente, lo que te pille a mano, ya sea una sudadera, unas deportivas o una gorra.

Nada de estilismos formales, añádelas directamente a tu streetstyle. Mézclalas con una mochila cómoda, unas sneakers y lista.

Pero si ponerte cualquiera de estas prendas te produce más ansiedad que cuando antes de coger el avión te dicen que te van a facturar la maleta de mano, puedes optar por llevarlas en accesorios como bisutería, zapatos o bolsos.

Es una opción que encaja perfectamente con las que quieren ir al día pero sin convertirse en bola de discoteca cada vez que les toque esperar para cruzar en un paso de cebra.

La broma de las medias de rejilla en invierno

Todo eran risas hasta que descubres que las medias de rejilla se siguen llevando en invierno. ¿Pero por qué, Señor? ¿Por qué? ¿Es que se trata de una conspiración con las compañías farmacéuticas para que nos gastemos el medicamento en anti gripales?

ZARA/H&M

Es algo que por mucho que he tratado de racionalizar sigo sin encontrarle explicación. Y no me creo a las que decís que también abrigan. Las he probado en carne propia. Abrigan lo mismo que usar un hilo de lana de bufanda.

Lo más terrible es que las marcas, alegremente, nos animan a lucirlas con naturalidad, y sino, mirad qué casual posa esta modelo en la campaña de medias de Calzedonia con unas de rejilla:

Pure beauty seen on @britishvogue! [Tights MODC1318, shop in bio] #Calzedonia #SpecialEdition #ItalianLegwear

A post shared by Calzedonia Official (@calzedonia) on

Claro, tonta de mí. no había entendido que nada mejor que un top con el ombligo al aire y una cazadora torera son los complementos perfectos para lucir las medias invernales de rejilla, que, a diferencia de las que hemos llevado con mejor tiempo, vienen con bordados para que sigamos consumiendo estemos a la última con las tendencias.

✨Special girls do it better✨ [Tights MODC1318, shop in bio] #Calzedonia #SpecialEdition #ItalianLegwear

A post shared by Calzedonia Official (@calzedonia) on

Collant a rete e strass by @calzedonia 😍😍😍 Prezzo: 14.95€ Ph. @veronicaalesci 📷

A post shared by SILVIA ZOCCHI (@cheap_is_cool) on

Expect the unexpected! [Tights MODC1318, shop in bio] #Calzedonia #SpecialEdition #ItalianLegwear

A post shared by Calzedonia Official (@calzedonia) on

Definitivamente será una de esas tendencias que o amas con todo tu ser u odias profundamente. Yo, que ya no era muy fan del concepto medias de red de pescar, seguiré fiel a mis panties tupidos nivel opacidad delantal de plomo.

 

Y el albornoz llegó a la alfombra roja de los premios MTV

Siempre me creo que lo he visto todo en esta vida y siempre me alegro cuando llega alguna con un estilismo extravagante a la alfombra roja y me demuestra que todavía me queda mucho de lo que sorprenderme.

Pero pongámonos en situación, concretamente en la alfombra roja de los premios MTV European Music Awards 2017. Como en toda alfombra de cantantes, los deslices estilísticos son importantes.

GTRES

Lo de Zara Larsson y su dos piezas rosa habría sido pasable si los zapatos no fueran unas zapatillas de cordones. Nadie dice que sea obligatorio ir con tacones pero hay muchos zapatos planos más allá de las zapatillas. Aunque claro, cuando llegas a Stefflon Don y descubres que combina su abrigo de pelo con unas mallas de deporte por dentro de unas botas altas de tacón pasas cualquier cosa. Es un desastre estilístico de magnitud mundial. De hecho apuesto a que hoy, en las oficinas de Vogue, André Leon Talley ha ido por la redacción gritando que se ocultaran todas las fotografías de la artista para que no las viera Anna Wintour. “Alarma. ¡Tenemos un 2319!“. Algo que también se puede aplicar al estilismo de Petite Meller o la Alicia en el País de la Esquizofrenia.

GTRES

Hailey Baldwin, con su mini vestido negro y sandalias de tacón, se presentó en los premios con un estilo que sigue su línea. Más que nada porque es casi el mismo en el que le hemos visto en las anteriores 137 alfombras, pero allá cada una. Demi Lovato con su traje blanco de rayas, demuestra que está al día con las tendencias y que no hay nada que unas extensiones no puedan solucionar en esta vida. Otra que se mantiene fiel a su estilo es Lana del Rey, que por mucho que el rollo vintage sea ya parte de su carrera, noviembre no parece el mejor momento para llevar un estilismo veraniego que parece salido de cualquiera de sus videoclips californianos.

GTRES

Pixie Lott, su vestido de inspiración asiática con volante peplum, sus sandalias de tacón ancho, el bolso de mano rígido dorado y la maravillosa diadema de Dolce & Gabbana fueron la combinación estrella demostrando que la relación alfombra roja-vestidazo está sobrevalorada. Felices los cuatro y feliz yo, que le voy a copiar hasta el rojo del pintalabios.

GTRES

Pero la que se llevó todas las miradas fue Rita Ora con su diseño del revolucionador Palomo Spain, del que os hablé hace unos meses. El que va a ser (y sino dadle tiempo) uno de los genios de la moda de nuestra era, presentó el diseño de la cantante en la pasada edición de la Semana de la Moda madrileña.

El modelo es lo que ves: un albornoz que podría parecer salido de un hotel con una toalla enrollada a la cabeza. Excéntrico, divertido, impactante pero sobre todo imposible de pasar inadvertido. Será todo lo que queráis, pero no se le puede negar la origninalidad. Ahí reside la genialidad y la irreverencia de la moda. Elsa Schiaparelli animaba a salir a la calle con un zapato en la cabeza y Palomo se atreve con la toalla del baño como turbante.

La moda se cobra la vida de una niña de 14 años

He de admitir que la expresión fashion victim me asquea, especialmente cuando su significado se refiere a personas que siguen las tendencias.

No creo que una víctima de la moda sea una mujer que va a Zara cada dos por tres a ver qué hay de nuevo, a una que mientras trabaja tiene abierta en una pestaña la web de Asos o a la que se planifica para ser la primera en entrar el día de rebajas en su tienda favorita.

VK.COM

Víctima es, según la Real Academia Española, una persona que sufre daño o incluso la muerte por cuenta ajena, por lo que una víctima de la moda no puede ser alguien que está pendiente de las tendencias.

Nos gusta tanto el drama que cuando realmente la industria se cobra una víctima no somos capaces de verla.

Vlada Dzyuba tenía 14 años, una carrera de modelo que apenas había empezado, meningitis crónica y una jornada laboral mucho más amplia de lo que dictaba su contrato.

Por mucho que algunas marcas (Kering fue el último conglomerado en sumarse) procuren regular las condiciones de los modelos que trabajan para ellas, no todas son igual de consideradas a la hora de tener en cuenta el bienestar de sus propios subalternos.

Que el desfile durara 13 horas cuando ella tenía en su contrato que, debido a su enfermedad, no podía trabajar más de tres horas a la semana, no fue algo que les importara a los organizadores del espectáculo en China.

Sin seguro médico y su madre sin visado para acudir a China a estar con ella, la modelo rusa falleció a los pies de una pasarela que la exprimía al máximo dejándole un salario de apenas siete euros al día.

No sé si la modelo tendría por delante una carrera más o menos prometedora, pero con 14 años lo que tenía por delante era una vida para hacer lo que quisiera.

#Repost @rumorbus (@get_repost) #VladaDzyuba ・・・ A 14-year-old model who collapsed and died moments before she was due on the catwalk was suffering from "utter exhaustion", doctors have said. Vlada Dzyuba, from Russia, was on a three-month assignment in China after being recruited by an agency. According to reports she was on a "slave labour" contract without medical insurance. She had been taking part in a gruelling 13-hour Asian fashion show in Shanghai when she collapsed and fell into a coma.She never regained consciousness, dying two days later, say reports. A preliminary post-mortem exam concluded the cause of death was meningitis made worse by "utter exhaustion". Moscow is to demand explanations over the conditions in which the Vlada was kept in Shanghai after she was recruited on a contract which involved her missing school in her home city Perm, in the Urals. She had been prominent at this month's prestigious Shanghai Fashion Week.The girl's temperature soared as she was about the go on the catwalk, it has emerged. "Minutes later she collapsed and was unconscious," reported The Siberian Times. "An ambulance was called but she died on Friday after two days in a coma. "The preliminary cause of death is meningitis compounded by severe exhaustion." Her distraught mother Oksana wept: "She was calling me, saying 'Mama, I am so tired. I so much want to sleep'. "It must have been the very beginning of the illness… "And then her temperature shot up. "I didn't sleep myself and was calling her constantly, begging her to go to hospital." The mother – who also has a young baby – sought a visa to be with her daughter but could not get it before her child died. The head of the Perm modelling agency behind her trip, Elvira Zaitseva, said: "No-one expected it to lead to such consequences. "We are now reaping what we have sown." #rumorbus #china #youngmodel #shanghai #exhaustion #VladaDzyuba The Siberian Times

A post shared by Daniel Felos (@daniel.albert.felos) on

Chubasqueros para combatir la lluvia con estilo

A diferencia de lo que Geri Halliwell pronosticaba, no están lloviendo hombres pero sí que hemos empezado esa etapa en la que te puede pillar un chaparrón en cualquier momento del día.

 

ASOS/KLING/TOPSHOP

Es la misma etapa en la que, justo antes de salir de casa, a tu madre le entra un picorcillo bajo la piel cuando te ve salir con los vaqueros remangados y tus zapatillas de tela que le obliga a decirte “Hija, ¿llevarás paraguas, ¿no?”. Una frase que, si aplicamos el traductor madre-hija se traduce en: “Cógete ahora mismo algo para protegerte de la lluvia que te vas a coger un resfriado”.

Sin embargo no todas somos fanáticas del paraguas. Por muy plegable que sea ocupa un montón de espacio, pesa, y entre el bolso o la mochila, la carpeta, el reproductor de música y el móvil acabas yendo por la calle más cargada que cuando en el Primark se te olvida coger la cesta.

Es por eso que es el momento perfecto de llevar la prenda de entretiempo que es el chubasquero. Para este año, y a juego con el resto de tendencias, llegan los chubasqueros en mate, medio transparentes, metalizados, imitación de plástico o, mi favorito, el de Capitán Pescanova de toda la vida.

Tu madre se quedará tranquila, tu bolso no pesará una tonelada y aún bajo la lluvia irás fabulosa (algo que hasta hace poco con la oferta de chubasqueros que había no era nada fácil). Ya puedes cantar tranquila el “Que llueva, que llueva…”.

ASOS/TOPSHOP

TOPSHOP/KLING/ASOS

TOPSHOP/KLING/ASOS

Vestirse con curvas: mis blogueras preferidas de tallas grandes

Ya sabéis que la moda me encanta, aunque hay veces que me hace pasar por momentos de amor-odio cuando leo ciertos comentarios de la gente de la industria o la poca inclusividad a la que se presta.

LE BLOG DE BIG BEAUTY/JAY MIRANDA

Sin embargo, hoy quiero hablaros de las blogueras de moda que se salen de los estereotipos que tenemos en mente cuando nos imaginamos al tipo de mujeres que se dedican a ello.

Agárrate que vienen curvas, y de las buenas.

  • Nadia Aboulhosn: modelo XL y creadora de tienda online de ropa para chicas “fuera de línea”. Te enamorarás de su línea pero más aún de sus cejas.

  • Stéphanie Zwicky de Le blog de big beauty: aunque está en francés, merece la pena por los estilismos de la bloguera y el especial cuidado que le presta a las fotografías.

  • Chanté de Everything Curve and Chic: la bloguera de Florida lo tiene todo, moda, belleza, estilo de vida y un pelazo que te quedas muerta.

  • Jay Miranda: en su blog encuentras de todo, desde la decoración para el cumpleaños de su hija hasta textos escritos por ella, y es que la fashion lover/escritora/creadora de contenido/madre conjuga todas sus pasiones en el blog.

  • Ana Pizarro de The Big Duchess: aunque es vasca te parecerá la más gata de la capital en cuento le eches un ojo a su Instagram. Una cuenta que tienes que seguir ya si eres amante de la moda, las #gingerhead o Madrid.

Los tres desfiles más vistos de la última edición de la Semana de la Moda

Casi un mes después de la Semana de la Moda, (y aún recuperándonos de la resaca estilística) es un buen momento para analizar cuáles han sido las marcas que han tenido más éxito.

La marca cuyo desfile ha sido más buscado ha sido Saint Laurent, que se hace con el oro gracias a una pasarela que estaba ubicada al aire libre con la Torre Eiffel de fondo, algo difícil de superar.

YSL

YSL

Pero si a eso le sumamos los diseños de Anthony Vaccarello (ex de Versace), el espectáculo lo tiene todo.

YSL

La expectativa por el desfile de Gucci gracias al éxito de su colección otoño/invierno dejó a la marca italiana en un segundo puesto.

La primavera de la firma combina una explosión de diferentes tendencias, estilos y estampados que de atrevido, no es para todos los gustos (y que puede llegar a causar fatiga visual).

Tuvo lugar en una especie de mundo inventado que pretendía imitar la iluminación urbana con farolas junto a varias esculturas y arcos romanos desperdigados por el espacio.

A eso hay que añadirle las luces estrambóticas de diferentes colores te recuerda a pasear por Roma bajo los efectos de alucinógenos (que no lo he hecho, pero mirad la foto y decidme si no os sentiríais así de estar allí).

YOUTUBE

El barroco que tanto le gustaba a Gianni Versace volvió a la pasarela en la colección tributo dedicada al diseñador, que se queda con el tercer puesto de la clasificación estilística de la temporada.

Sin embargo, el foco de atención se lo llevaron las las supermodelos Naomi Campbell, Cindy Crawford, Carla Bruni, Claudia Schiffer y Helena Christensen.

Algo que debería haber pensado Donattella es que era un poco difícil que las prendas consiguieran competir contra semejantes iconos, por lo que acabaron siendo lo más relevante del espectáculo.