BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘navidad’

Diez consejos para disfrutar de unas navidades sostenibles

Navidad es sinónimo de consumo y hasta de derroche, de excesos y hasta de exageraciones opulentas, pero también puede ser sinónimo de inteligencia si a nuestras bien merecidas fiestas les damos un toque de sostenibilidad ambiental.

Cuñados enterados aparte, lograremos la admiración familiar aportando unas actitudes de consumo responsable tan originales como benéficas para el Planeta y nuestro bolsillo. Lee el resto de la entrada »

La ruta europea de las aves ya tiene novela

graylag_geese_anser_anser_in_flight_1700

¿Y tú cómo prefieres volar? ¿A solas o en compañía?

Hace ahora un año tuve la suerte de hacer el BirdFlyway español, la ruta de las aves que conecta los espacios naturales de Euskadi, Castilla y León y Andalucía gracias a sus aves más viajeras, los ánsares. De ese periplo surgieron cinco artículos periodísticos míos a propósito de tan curioso Camino de Santiago de las aves, pero faltaba algo. El toque literario se lo acaba de dar el gran escritor y divulgador ambiental Antonio Sandoval, quien de la mano de Lynx Edicions publica estos días la novela BirdFlyWay. Un viaje en familia por “La ruta de las aves”. Lee el resto de la entrada »

Esta Navidad acuérdate de reciclar todo el vidrio y el papel

Foto_Ecovidrio 1

Son fechas de derroches y excesos. ¡Bienvenidos sean! Pero acuérdate de reciclar también en Navidad. Especialmente con los muchos desechos que produciremos en estas fechas: papel, cartón, plásticos y vidrio.

Te sorprenderá saberlo, pero cerca del 20% del total de todos los envases de vidrio del año se reciclan en Navidad.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, espera recuperar en estas fechas más de 120.000 toneladas de envases de vidrio, casi un 20% del total anual. Para lograrlo cada español tendría que reciclar 8 envases, lo que así visto, y teniendo en cuenta lo mucho que bebemos, no parece especialmente difícil. Tan sólo se trata de no olvidarlo y buscar cerca de casa el famoso contenedor verde. Recuerda que el 100% del vidrio que se recupera en los contenedores es reciclado para fabricar nuevos envases. Gracias a este pequeño-gran gesto de todos nosotros se logran múltiples beneficios para el medio ambiente y la sociedad. Lee el resto de la entrada »

La merluza gallega se viste de etiqueta sostenible

Merluza-Mercado-2009

Los consumidores inteligentes ya han comenzado sus compras navideñas, antes de que la cercanía de las fiestas dispare los precios. Los aún más listos adquieren ahora la carne y el pescado de calidad, que sin sobresaltos del bolsillo aguardará en el congelador la llegada de esos días de alegre despilfarro gastronómico. Pero hay todavía un consumidor aún más sabio, aquel concienciado que compra con tiempo alimentos etiquetados como sostenibles y de comercio justo. Por ejemplo, la merluza gallega de pincho certificada por MSC. Lee el resto de la entrada »

Somos palabra, especialmente en Navidad

Phrenologychart

Es el viejo chiste navideño: ¿Qué tal las fiestas? ¿Bien o en familia? En realidad la Navidad es en familia o no es, pues de eso se trata. De vernos al menos una vez al año con padres, abuelos, primos, suegros y cuñados en reuniones que nos sirvan para afianzar nuestros cada vez más débiles lazos de linaje.

Es verdad que son fechas donde entre los excesos verbales de unos y los alcohólicos de otros se puede acabar entrando en esos complejos temas que siempre es importante evitar: política, fútbol y religión. Y acabar a gritos o hasta a mamporros. Pero también es el momento de recuperar, completar o actualizar nuestra historia más íntima, de hablar, de recordar la niñez y, todavía más importante, rehacer nuestro árbol genealógico salpimentándolo con cientos de esas maravillosas anécdotas de antepasados que, a fin de cuentas, son las que marcan nuestro bagaje existencial.

Fue el filósofo Aristóteles quien, hace ya 2.400 años, confirmó lo evidente: el hombre es un animal socialzoon politikon») que desarrolla sus fines en el seno de una comunidad. En su grado más estricto, ese grupo se ciñe a la familia, célula fundamental de la sociedad, aunque no todos estén de acuerdo con ello. Otros pensadores recuerdan cómo, frente a esos amigos que elegimos y descartamos a lo largo de la vida, la familia es inevitable y demasiadas veces se convierte en una terrible fuente de conflictos y sufrimientos.

No les falta razón, aunque esos líos son también nuestras raíces. Y para mí, que aborrezco la Navidad en lo que tiene de tonto consumo irrefrenable, pero amo la historia, estas fechas son el momento perfecto para eso que tantas veces se nos olvida: hablar y escuchar. Disfrutar de la palabra.

Lo reconozco, soy un devoto de las largas, larguísimas pláticas familiares. ¡Cuánto se aprende! ¿No te pasa a ti lo mismo? Si no fuera por estas reuniones ¿cómo conocería las historias increíbles de ese abuelo al que su padre le obligaba a casarse con su hermanastra, nacida de una relación secreta con una vecina del mismo pueblo, y que fue desheredado por negarse a cumplir tan insólita propuesta? ¿O la de ese bisabuelo arriero que colgaba una campanilla de plata en la mula por cada nueva amante para desesperación de su esposa? ¿O la de esas historias de brujas, de fortunas robadas, de sinvergüenzas y algún que otro (escaso) santo familiar?

Porque todavía somos palabra, al menos en Navidad, seguramente también tú has disfrutado de algunos de estos buenos momentos navideños charlando y reconstruyendo tu memoria íntima. ¿Opinas igual que yo o eres de esos que sufren en silencio unas historias que ya no le interesan? Cuenta, cuenta.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Consejos para no derrochar comida en Navidad

TraditionalThanksgiving

© Wikimedia Commons

Cuando viví en Inglaterra eran habituales los chistes y los consejos referidos al plato estrella de Navidad, el pavo. Grande, hermoso… e inacabable. Terminaban los festejos y seguías comiendo los restos de ese mismo pavo de todas las maneras posibles.

De regreso a España me di cuenta de que, en nuestro país, las compulsivas compras navideñas de alimentos se resuelven de dos formas radicalmente diferentes. Las de los derrochones y las de los apañados. Los primeros no tienen reparos en tirar a la basura todo aquello no consumido en el mismo día. Los segundos tratan de aprovecharlo con imaginación.

Bien es cierto que los españoles no somos los únicos. En el mundo se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos cada año, según denuncia la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). En concreto Europa arroja al cubo de basura 89 millones de toneladas de alimentos anuales, de acuerdo a los datos de la Comisión Europea. Esto significa que cada europeo tiramos unos 179 kilos de comida al año. Y más en concreto, España es el sexto país que más comida tira dentro de Unión Europea (UE), con 7,7 millones de toneladas, como recoge un informe del Parlamento Europeo. Esto se traduce en que desperdiciamos el 18% de lo que compramos para alimentarnos. Lo preocupante es que casi la mitad de estos alimentos (45%) no tendrían por qué acabar en la basura si se hubieran gestionado mejor.

Para evitar esta situación, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), apoyada por la estrategia “Más alimento, menos desperdicio” del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha difundido en estas fechas ocho consejos para recordar a los ciudadanos cómo evitar el desperdicio de alimentos navideños:

  1. Planificar con inteligencia los menús y compras navideñas.
  2. Congelar raciones para otros días y reutilizar los restos de las comidas.
  3. Pedir consejo al camarero para medir bien lo que el grupo puede consumir.
  4. Llevarse las sobras del restaurante a casa.
  5. Organizar bien el frigorífico.
  6. Seguir las instrucciones de almacenamiento, conservación y preparación que aparecen en las etiquetas de los alimentos.
  7. Respetar la cadena de frío.
  8. Organizarse bien mientras se cocina para no tirar nada.

¿Se te ocurre alguna idea más? Yo pondría como primer punto las benditas croquetas, nuestro plato estrella de aprovechamiento alimentario, pero seguro que hay otras recetas fantásticas para reutilizar tanta comida maravillosa que, muchas veces, acaba en la basura. Tienes los comentarios abiertos para darnos todas esas ideas fantásticas.

Puedes descargarte en este enlace la Guía práctica para el consumidor: Cómo reducir el desperdicio alimentario.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Me rindo. No habrá Navidad vegetariana

640px-Vegetarian_diet

© Wikimedia Commons

Los vendedores de fruta y verdura lo saben y aceptan con resignación la llegada de unas semanas de incomprensión generalizada hacia sus productos. Por mucho que se empiece a notar en España una leve recuperación en el gasto alimenticio navideño, lo verde sigue teniendo poco espacio en la cesta de la compra de estos días de contenido derroche. De hecho, la Navidad es para fruteros y verduleros su peor época del año.

Mariscos, cordero, merluza, pavo, jamones, besugo, bacalao o ternera han desbancado de las mesas de Nochebuena y Año Nuevo a todo producto vegetal. De aparecer alguno será, a lo sumo, como guarnición o en ensalada. Y salvo las uvas en Nochevieja y alguna que otra piña tropical, los polvorones, turrones, mazapanes y chocolates mandan rotundos en los postres.

Quizá aparezca algún cuñado vegetariano, el rarito de la familia, poniendo caras y pidiendo plato especial, pero lo tradicional es y ha sido siempre relacionar una buena comida con abundantes manjares de origen animal. Porque como recuerda el sabio refrán castellano, “de un cólico de acelgas nunca murió rey ni reina”. Y para un par de días que nos vemos todos al año, tampoco es cuestión de enredarse en discusiones sobre el impacto ambiental de consumir tanta carne y pescado, los peligros para la salud de toda esa medicación con la que los atiborramos o el inmenso sufrimiento infringido a las ocas para producir el denostado foie. O proponer un cambio de dieta a la familia. ¡Ni se te ocurra!

Por todo ello me temo que, una Navidad más, mi militancia ecologista deberá decretar el temporal cese de las hostilidades. Y puesto que “no hay más alta virtud que la prudencia“, prometo eludir las discusiones sobre política, religión, fútbol o vegetarianismo. No se me vaya a enfadar el personal y descubra aquello tan terrible de “tripa vacía, corazón sin alegría”.

Pues eso, que ¡Feliz Navidad!

Pregunta para el debate: ¿Alguno de vosotros tiene problemas en las comidas navideñas por ser vegetariano? Contadnos, contadnos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Regala una bicicleta, también por Navidad

Bici

Las bicicletas no son para el verano, son para todo el año ¿También en Navidad? Especialmente en Navidad, el regalo perfecto y probablemente el que más ilusión nos puede hacer. Porque en contra de lo que algunos piensan, las dos ruedas no son un elemento meramente lúdico destinado a paseos dominicales. La cultura de la bicicleta está desplazando cada vez con más fuerza a la del automóvil.

En los años 60 del pasado siglo el sueño de la clase media era tener un Seiscientos. Pero ahora tener coche propio es una lata y no un privilegio. Demasiado caro, demasiadas preocupaciones mecánicas, demasiadas multas, demasiados atascos y problemas de aparcamiento, demasiados inconvenientes.

Frente a ello la bici nos muestra otra manera de enfrentarnos a la vida valorando la lentitud, icono de la “Slow Life”. Postulándose como un medio de transporte sano, ecológico, sostenible y económico. Perfecto en las grandes ciudades si se combina con el transporte público.

La vuelta al viejo invento de finales del siglo XIX es más que una moda pasajera. Las estadísticas resultan incontestables. En España ya se venden más bicicletas (780.000 al año) que coches (700.000). La proporción es casi el doble en Europa.

Y es que en tiempos de crisis, pero también de nueva cultura urbana, mover el peso de una persona con una máquina que pesa más de una tonelada, consume cara gasolina y nos traslada al día una media de apenas 10 kilómetros resulta a todas luces insostenible.

Queda mucho, es verdad. En Holanda supone el 24% de la movilidad frente al 3% español, pero la tendencia es al alza. Deportivas, de paseo, de montaña, vintage, plegables, de piñón fijo. Incluso eléctricas. Aunque la mayor carencia es la educativa. Enseñar a los conductores a aceptar a los ciclistas como vehículos con igual o más derechos que el coche. Y a los ciclistas a comportarse con civismo y no sólo cuando les interesa.

Foto: EP/20Minutos

En Navidad sé responsable, las mascotas no son juguetes

Dog-Christmas-gift

Más de un millón de mascotas malviven abandonadas en nuestro país. Son un millón de razones para no comprar animales estas Navidades, un millón de razones para adoptar ese millón de seres indefensos llenos de buenos sentimientos.

Por suerte para un gran número de ellos, en lugar de vagar solitarios por las calles y carreteras están recogidos en albergues, protectoras, perreras… Esperándote. Muchos fueron inconscientes “regalitos de Navidad”.

Desde la FAPAM (Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa  Animal de la Comunidad de Madrid) se hace un llamamiento en estas fechas a la responsabilidad para que los ciudadanos valoren que la compra de animales a la hora de hacer un regalo en Navidad no es la decisión más acertada. Porque un animal no es un juguete, son seres vivos con necesidades emocionales y físicas. Incorporar un animal a nuestra vida debe ser una responsabilidad meditada y asumida por toda la familia. Nunca un acto de capricho temporal, pues no se debe jugar con la vida de ningún ser vivo.

Cuando la decisión de incorporar un animal a nuestra vida familiar está meditada debemos pensar en la adopción. Nunca en animales “de marca” criados a mayor gloria de sus dueños como un producto de consumo más. “Cachorros de cristalera” como los denomina acertadamente mi compañera bloguera Melisa Tuya.

España es el país de la CEE con mayor número de animales buscando un hogar, más de 300.000 son abandonados anualmente. Los albergues, protectoras y perreras españoles están abarrotados. En países como Alemania u Holanda el abandono de mascotas es casi inexistente. Es importante adoptarlos en protectoras porque el alto número de animales que acogen unido a los recortes y la pérdida de socios hacen muy difícil la supervivencia de muchas de ellas.

No mires hacía otro lado, ayúdales.

Foto: http://beautifuldesktopwallpapers2014.blogspot.com.es

Otras entradas relacionadas: 

Prohibido regalar tortugas de agua esta Navidad

Desde el pasado 13 de diciembre, la publicación del Real Decreto 1628/2011 por el que se regula el listado y catálogo español de especies exóticas invasoras ha puesto en orden de busca, captura y eliminación a muchas mascotas y plantas de jardín. Entre ellas las populares tortuguitas de agua, esas que muy probablemente esta Navidad serían regalo habitual para muchos niños y para las que se ha decretado su eliminación en todo el Estado español.

Dos especies de galápagos de agua muy frecuentes en nuestras casas tienen los días contados. Son el galápago de Florida (Trachemys scripta) y la tortuga pintada (Chrysemys picta). A los primeros, la normativa permite una moratoria de 16 meses para que los comercios las vayan sustituyendo por otras tortugas menos peligrosas para el medio ambiente. Para los segundos no hay plazos, deben desaparecer ya de las tiendas.

¿Qué ocurrirá con las compradas con anterioridad a la entrada en vigor del decreto? Hay un año de plazo para inscribirlas en un registro de las Comunidades Autónomas. Para ellas se prohíbe terminantemente su reproducción. Y las autoridades competentes deberán facilitar la entrega voluntaria de los animales referidos, que con toda seguridad serán después sacrificados.

¿Por qué se quiere acabar con estas tortugas? El propio decreto lo explica así: porque son especies exóticas para las que existe información científica y técnica que las señala como una amenaza grave para las especies autóctonas y los hábitats naturales.

¿Son de verdad una amenaza? Sí que lo son. Su presencia en espacios naturales (protegidos o no) está poniendo en grave peligro a las poblaciones de peces endémicos y de tortugas autóctonas. También es un problema económico. En la Comunidad Valenciana hay en marcha un programa Life de erradicación del galápago de Florida presupuestado en 1,2 millones de euros.

¿Se cumplirá este Real Decreto? Evidentemente no. Existen cientos de miles de Trachemys repartidas por otros tantos cientos de miles de domicilios particulares donde gozan del respeto y el cariño de sus dueños. Lógicamente, muy pocos notificarán a las CCAA su tenencia y resulta surrealista pensar que la Policía o la Guardia Civil vaya ir por ahí decomisando estos animales.

¿Quién tiene la culpa de esta situación? Todos, pero especialmente las Administraciones. Se ha favorecido durante décadas un comercio indigno de tortugas acuáticas como caprichos de usar y tirar debido a su bajo precio comercial. Nunca se dijo ni hizo nada para evitarlo y ahora es demasiado tarde.

¿Hay peligro de efecto rebote? Esta normativa se ha hecho para evitar que las tortugas acaben en charcas, ríos y embalses, pero su efecto puede ser catastrófico. Mientras no se articulen correctamente las medidas de recogida, y el fantasma de su eutanasiado caiga sobre ellos,  se producirá una avalancha de liberaciones ilegales en el medio natural. Y habrá sido peor el remedio que la enfermedad.

¿Servirá para algo? Para muy poco. Una vez más se ha aprobado una normativa de protección de la naturaleza diseñada para no cumplirla pero hecha para poder decir que está aprobada. Al final habrá cientos de miles de ciudadanos desinformados con posesión ilegal de tortugas, varias decenas de miles más de tortugas serán soltadas en humedales y acabarán destrozando valiosos hábitats naturales. Pero por lo menos, y esto es lo único positivo, se ha cerrado el grifo en las tiendas de mascotas. Ya no volverán a ser el regalo barato de Reyes.

Y no es una inocentada del 28 de diciembre. Puedes leer el Real Decreto completo en este enlace del Boletín Oficial del Estado.

Os dejo aquí las disposiciones que atañen directamente a estas dos especies, según aparecen señaladas en el Real Decreto:

Artículo 8. Efectos de la inclusión de una especie en el Catálogo o en el Listado.

2. La inclusión de una especie en el Catálogo, de acuerdo al artículo 61.3 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, conlleva la prohibición genérica de su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos, de sus restos o propágulos, incluyendo el comercio exterior.

Disposición transitoria tercera. Animales de compañía, animales de compañía exóticos o domésticos.
Los ejemplares de las especies animales incluidas en el Catálogo adquiridos como animales de compañía, animales de compañía exóticos o domésticos antes de la entrada en vigor de este real decreto, podrán ser mantenidos por sus propietarios, si bien, deberán informar, en el plazo máximo de un año, sobre dicha posesión a las autoridades competentes de las comunidades autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla. Estas autoridades podrán establecer, en su caso, sistemas apropiados de identificación y/o marcaje (tatuaje, crotal, microchip y registro veterinario), siempre que sea factible y necesario y, solicitarán la firma de una declaración responsable por el propietario. Los propietarios deberán informar con carácter inmediato de la liberación accidental de estos y no podrán comercializar, reproducir, ni ceder a otro particular estos ejemplares. Como alternativa a lo contemplado anteriormente, las autoridades competentes facilitarán, en caso de solicitarse, la entrega voluntaria de los animales referidos. Esta entrega se podrá realizar en primera instancia y de forma temporal, y mientras son recogidos por las autoridades competentes en esta materia, en puntos de venta de animales de compañía o domésticos y núcleos zoológicos legalmente constituidos que puedan ser reconocidos por la autoridad competente como habilitados para ello.

Disposición adicional sexta. Disposiciones específicas para el galápago americano o de Florida («Trachemys scripta»).
Las subespecies «Trachemys scripta scripta» y «Trachemys scripta troosti», se incluyen en el Catálogo a partir del 1 de mayo 2013. Hasta ese momento, se procederá a la sustitución progresiva de dichas subespecies en el comercio de animales de compañía, animales de compañía exóticos o domésticos por especies no invasoras. Asimismo, durante ese periodo, los titulares de las instalaciones y los particulares dedicados a la venta adoptaran medidas de prevención adecuadas para evitar la introducción de las citadas especies en el medio natural.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share