BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘papel’

Este año el Carnaval se mueve al ritmo del De-po-si-to

Carnaval es la gran fiesta de las tres erres (3R) de la sostenibilidad. Se recicla ropa vieja y toda clase de complementos locos. Se reutiliza todo lo que pillamos a mano para darle una nueva y divertida vida. Y se reduce el gasto final del disfraz siempre que apostemos por la originalidad casera, el hágaselo usted mismo. Lee el resto de la entrada »

Isasaweis invita a los consumidores a elegir productos sostenibles

isasaweis2

La popular bloguera Isabel Llano, más conocida como Isasaweis, con más de 1.200.000 seguidores en sus redes sociales, recogió el pasado sábado en BioCultura el galardón como primera embajadora de la sostenibilidad FSC y MSC. Como ya sabéis la mayoría, ambas ONG certifican en todo el mundo que los productos forestales y marinos que consumimos sean sostenibles, y sus responsables han valorado muy positivamente la apuesta de la comunicadora por promover un consumo responsable preocupado por el origen de los productos adquiridos.

“Las ecoetiquetas de FSC y MSC garantizan unos bosques y océanos bien cuidados seleccionando los productos que apuestan por ellas y con los que los consumidores podemos ayudar a conseguir un futuro más sostenible para todos”,

aseguró Isasaweis durante su visita al stand de las dos organizaciones en BioCultura Madrid, la feria de productos ecológicos y consumo responsable más importante del estado español en la que han participado más de 700 expositores y ha recibido la visita de casi 80.000 personas.

Lee el resto de la entrada »

No aguantamos a los vecinos que no reciclan

Reciclaje

Me estaré haciendo mayor, pero ya no lo aguanto. Cuando voy a tirar la basura, inconscientemente, y mira que me digo ¡no mires!, abro el contenedor y la vista se me va hacia la basura de los otros. Menudo cabreo. Hay decenas de botellas y tetrabrikes, papeles y cartones varios, todo revuelto, todo sin reciclar. Y claro, generalizo acordándome de esos cerdos de vecinos, egoístas, insolidarios, pero ante todo vagos redomados. Lee el resto de la entrada »

Esta Navidad acuérdate de reciclar todo el vidrio y el papel

Foto_Ecovidrio 1

Son fechas de derroches y excesos. ¡Bienvenidos sean! Pero acuérdate de reciclar también en Navidad. Especialmente con los muchos desechos que produciremos en estas fechas: papel, cartón, plásticos y vidrio.

Te sorprenderá saberlo, pero cerca del 20% del total de todos los envases de vidrio del año se reciclan en Navidad.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, espera recuperar en estas fechas más de 120.000 toneladas de envases de vidrio, casi un 20% del total anual. Para lograrlo cada español tendría que reciclar 8 envases, lo que así visto, y teniendo en cuenta lo mucho que bebemos, no parece especialmente difícil. Tan sólo se trata de no olvidarlo y buscar cerca de casa el famoso contenedor verde. Recuerda que el 100% del vidrio que se recupera en los contenedores es reciclado para fabricar nuevos envases. Gracias a este pequeño-gran gesto de todos nosotros se logran múltiples beneficios para el medio ambiente y la sociedad. Lee el resto de la entrada »

Así matamos a los gigantes del bosque

Desde niño siempre me fascinaron las secuoyas. Especialmente un fabuloso ejemplar al que abrieron un gran túnel en su tronco para cruzarle una carretera. Me preguntaba ¿no sería más fácil rodearlo que atravesarlo? A través de Twitter, un reportaje publicado en Amusing Planet me ha recordado mis dudas y fascinaciones infantiles con este árbol. Muestra una serie de fotos de leñadores realizada en 1915 en Humboldt County, California, cuando la tala de secuoyas estaba en su apogeo. Las imágenes son parte de las colecciones de la Universidad Estatal de Humboldt y fueron realizadas por el fotógrafo sueco A.W. Ericson.

Cuando se descubrió oro en el noroeste de California en 1850, miles de personas se lanzaron a las remotas regiones donde crecían las secuoyas en busca del preciado metal. Fracasaron y se tuvieron que conformar con explotar otra riqueza, la madera de esos bosques milenarios donde crecen las coníferas más altas del planeta. Algunos de esos gigantes caídos tenían más de 2.000 años. Nacieron varios siglos antes de que lo hiciera Jesucristo, pero les dio igual. Los talaron.

El impacto fue terrible, a pesar de que fotografías como las del sueco Ericson pusieron en marcha los primeros movimientos ciudadanos para lograr su protección. En esa época las secuoyas cubrían más de 8.100 kilómetros cuadrados de la costa de California. Cuando finalmente el Redwood National Park fue creado en el año 1968, casi el 90% de los bosques originales de secuoyas habían desaparecido.

¿Imágenes del pasado? En absoluto. Las grandes secuoyas están finalmente protegidas, incluidos gigantes como Hyperion, una secuoya roja de 115,55 metros, el ser vivo más alto del mundo. Pero en las selvas del Amazonas, Borneo o Congo seguimos derribando gigantes únicos, los más viejos, grandes y hermosos del planeta, para convertirlos en papel higiénico. Sólo que ahora hemos aprendido. Ya no nos hacemos fotos delante de ellos.

Por cierto, que el nombre de secuoya tiene su gracia. Está dedicado a un jefe cheroqui llamado Sequoyah, aunque este pueblo era propio del centro-este de América del Norte donde nunca ha crecido uno de estos árboles. Un fallo del botánico.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Uno de cada 10 españoles es guarro, derrochón y egoísta

Son datos oficiales de la última encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Uno de cada diez españoles nunca ha reciclado ni vidrio, ni plástico, ni papel y, además, se jacta de ello. El resto de la población que recicla vidrio, plástico, papel, aceite, medicamentos y electrodomésticos viejos son, según tan insolidario colectivo, unos idiotas.

Conozco varios de estos especímenes antirreciclaje, algunos incluso catedráticos de Universidad. Las razones esgrimidas para justificar el ser guarro, derrochón y egoísta son variadas, pero básicamente se pueden resumir en cuatro tipos:

  • Modelo 1: El listillo. Antes llevaba el casco de vidrio a la tienda y me daban una perra gorda. Ahora me dicen que se lo dé a una empresa para que las perras se las lleve ella. Yo no regalo mi dinero a nadie.
  • Modelo 2: El tontillo. Cuanto más ensucie más puestos de trabajo harán falta para limpiar las ciudades. En tiempo de crisis hay que echar una mano.
  • Modelo 3: El vago. ¿Trabajar yo? ¿Y gratis? Vamos, anda.
  • Modelo 4: El bodoque. ¿Separar y reciclar la basura? ¿Qué es eso?

Seguramente tú también conoces a gente que encaja perfectamente en éstos u otros modelos parecidos. ¿Qué podríamos hacer para convencerlos de su errónea actitud? Efectivamente, educarlos. Aunque con algunos de estos guarros de dos patas lo tenemos muy, muy difícil.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Los estornudos matan árboles

Del invierno a la primavera, del resfriado a las alergias. Y los pañuelos de papel siempre bien a mano. ¿Sabes lo que hay dentro de cada uno de estos paquetes? Cadáveres de árboles.

No insulsas plantaciones de jóvenes chopos o pinos, sino viejos bosques primarios, vírgenes, la mayoría boreales, la casa común de alces, caribús, linces, osos, lobos, águilas, halcones, búhos; también de milenarias comunidades indígenas. Una impresionante riqueza natural que nos restregamos diariamente por las narices o por la entrepierna, cada vez más compulsivamente, más inconscientemente. Suave papel tisú procedente en su mayor parte de triturar árboles centenarios arrancados del corazón de amenazados paraísos.

Sí, ya sé lo que me vais a decir, necesitamos papel para todo, para leer el periódico o un buen libro, para ir al baño, para limpiar la cocina ¿No hay alternativas? Claro que las hay, muchísimas. Por ejemplo, usar papel reciclado (en este enlace tienes varias marcas). Quizá no sea tan suave como la caricia de un niño, pero puede ser tan amoroso como la caricia de una madre, nuestra Madre Tierra.

La vuelta a los pañuelos de tela, los de toda la vida, es otra opción casi olvidada por esa manía tan nuestra del usar y tirar.

E incluso el agua, el mejor método de limpieza posible, lo hemos arrinconado en esos bidés que ya prácticamente nadie usa.

Cada europeo consume al año 13 kilos de este tipo de papel hecho con fibras vírgenes, pero en España (para derrochones nosotros) gastamos 14 kilos. Si cada uno de nosotros sustituyera una caja de los populares kleenex por otra hecha con fibra reciclada respetuosa con el medio ambiente salvaríamos más de 15.000 árboles, llevaríamos 50 camiones menos de basura a los vertederos, ahorraríamos millones de litros de agua y reduciríamos las emisiones de CO2 responsables del cambio climático. Es para pensárselo, ¿no os parece?

Os dejo a continuación un vídeo hecho por Greenpeace para su campaña de presión sobre la compañía Kimberly-Clark, que fabrica los famosos pañuelos de papel Kleenex y los rollos de papel higiénico Scott, exigiéndole el uso de pulpa de madera reciclada. Da mucho que pensar.