La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘aguila pescadora’

Conoce las marismas del Odiel: casa encharcada de flamencos y águilas pescadoras

Colonia de flamencos en las marismas del Odiel.

Bienvenido a las marismas del Odiel, un lugar tan heroico como hermoso y asombroso.

La casa común de 200.000 personas, el desastroso paraje industrial de algunas de las industrias más contaminantes de Europa, es también el paradójico paraíso de unas 4.000 parejas de flamenco común, siete de águila pescadora, 500 de espátula e incluso varias familias de nutria.

Más que paraíso amenazado, el Paraje Natural de las Marismas del Odiel es un paraíso consentido, también constreñido entre la ciudad de Huelva, su área metropolitana, su potente industria química y sus peligrosas balsas de fosfoyesos (120 millones de toneladas) terriblemente tóxicas y radiactivas.

Por eso la sorpresa es aún más grande cuando el visitante se adentra por un paisaje marismeño, entre salinas y aguazares, muy similar al que despidió a Cristóbal Colón cuando salió de aquí camino de ese nuevo mundo que hoy llamamos América.

En este vídeo de mi canal en YouTube te resumo la experiencia de mi última visita a tan extraordinario lugar.

Lee el resto de la entrada »

La ruta europea de las aves ya tiene novela

graylag_geese_anser_anser_in_flight_1700

¿Y tú cómo prefieres volar? ¿A solas o en compañía?

Hace ahora un año tuve la suerte de hacer el BirdFlyway español, la ruta de las aves que conecta los espacios naturales de Euskadi, Castilla y León y Andalucía gracias a sus aves más viajeras, los ánsares. De ese periplo surgieron cinco artículos periodísticos míos a propósito de tan curioso Camino de Santiago de las aves, pero faltaba algo. El toque literario se lo acaba de dar el gran escritor y divulgador ambiental Antonio Sandoval, quien de la mano de Lynx Edicions publica estos días la novela BirdFlyWay. Un viaje en familia por “La ruta de las aves”. Lee el resto de la entrada »

Las grullas de Sibelius buscan un oso en Ávila

Grullas

Continuamos la crónica de la ruta de las aves Bird Flyway. 1.700 kilómetros de norte a sur siguiendo a los ánsares escandinavos en su viaje hacia el sur de España. La primera estación fue en la laguna de La Nava (Palencia) y la segunda el Urdaibai Bird Center (UBC).

Tercera estación: la Reserva Ornitológica de la Laguna de El Oso, en las abulenses tierras de La Moraña. Una fría llanura cerealista a casi 900 metros de altitud, más propia para ver avutardas, pero salpicada de numerosos lavajos o lagunas que sirven de refugio a muchas aves migratorias. Aquí nos interesan los gansos, a quienes estamos siguiendo en su periplo hacia el sur peninsular, pero también buscamos grullas, cada vez más frecuentes por estos lares. Lee el resto de la entrada »

Visitamos Urdaibai, el paraíso vasco de las aves viajeras

_JP_8453

Continúo hoy con mi crónica de la ruta de las aves Bird Flyway. 1.700 kilómetros de norte a sur siguiendo a los ánsares escandinavos en su viaje hacia el sur de España. La primera estación fue en la laguna de La Nava (Palencia).

Segunda estación: el Urdaibai Bird Center (UBC), en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Es el secreto mejor guardado de Euskadi, el paraíso vasco de las aves viajeras.

Llegamos el 15 de diciembre de 2015 ya al atardecer. No hace frío, sino todo lo contrario. La noche es inusualmente cálida y seca (el cambio climático siempre y cada vez está más presente), presagio de los muchos incendios forestales que días después arrasarán todo el norte atlántico. Allí nos esperaban los dos principales promotores de este singular espacio de disfrute de la naturaleza, divulgación e investigación: José Mari Unamuno, su director, y el biólogo Edorta Unamuno, coordinador de proyectos. Les acompaña Vicente de Alba, un gaditano de Chiclana que trabaja como monitor ambiental además de ser un artista dibujando aves. Lee el resto de la entrada »

Descubre el Camino de Santiago de las aves viajeras

La Sociedad de Ciencias Aranzadi, a través del Urdaibai Bird Center, promueve y coordina el proyecto de turismo de naturaleza ‘La ruta de las aves’ (BirdFlyWay), que a partir de febrero de 2016 aspira a hacerse tan famosa como el Camino de Santiago.

Se trata de un producto turístico desarrollado a lo largo de una red de humedales europeos utilizados por el ánsar común (Anser anser) durante sus impresionantes migraciones anuales, desde Finlandia hasta las marismas del Guadalquivir en Doñana. Una segunda red sigue el viaje del águila pescadora (Pandion haliaetus) desde las Tierras Altas de Escocia hasta Senegal. El proyecto cuenta con la participación de cuatro humedales españoles: Reserva de la Biosfera de Urdaibai (Bizkaia), Laguna de La Nava (Palencia), Laguna de El Oso (Ávila) y Parque Nacional de Doñana (Huelva-Sevilla). Lee el resto de la entrada »

Pasamos Atapuerca por el tamiz de los lavadores del yacimiento

Atapuerca1

Esta semana se ha desmontado en Ibeas de Juarros (Burgos) “el lavadero del río“. El nombre no te sonará a nada, no sale en los periódicos ni se visita, pero es un lugar fundamental para las excavaciones de Atapuerca a pesar de encontrarse a 4 kilómetros de distancia de la emblemática sierra.

Allí, entre chopos y sauces, a orillas del Arlanzón, cada verano se lavan y criban toneladas de tierra arrancadas con paciencia por los arqueólogos, milímetro a milímetro, de las entrañas de espacios ya famosos para la ciencia como Sima del Elefante, Galería, Gran Dolina, Cueva Mayor o Cueva del Mirador.

2015 ha sido muy especial. Después de tres años de injustas reducciones presupuestarias, finalmente las administraciones han abierto el grifo y han permitido doblar prácticamente el tiempo invertido en la campaña, extendiendo los trabajos a 40 días.

Impelidos por el “increíble esfuerzo e intensidad del equipo”, como destacó en rueda de prensa José María Bermúdez de Castro, unas 200 personas han trabajado de manera desinteresada para lograr extraer cerca de 30 toneladas de materiales, algunos depositados hace más de un millón de años. Lee el resto de la entrada »

El águila pescadora se hace especie ibérica

Águila pescadora

Hace tres años, en este mismo blog, os daba una buena noticia: el águila pescadora ha recolonizado la península Ibérica. La de entonces era apenas una esperanza. Las dos primeras parejas de esta hermosa rapaz habían logrado sacar adelante pollos. Hacía más de medio siglo que algo así no ocurría.

Este año los datos son aún mejores. La población ibérica se consolida. Según ha informado la Junta de Andalucía [Boletín Geobio], en 2013 han criado 12 parejas en esa región. En Huelva se han reproducido 3 parejas y se ha localizado otra pareja territorial, mientras que en Cádiz han sido 4 las parejas reproductoras y 4 más las que han formado territorios estables. En total han volado 15 pollos.

Su aparición no es casual. Para lograr este número ha sido necesario desarrollar a lo largo de los últimos 10 años un costoso proyecto en colaboración con la Fundación Migres y la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC). Mediante la técnica del hacking o cría campestre se han traído pollos de poblaciones norte europeas (Alemania, Finlandia y Escocia) para que cuando alcanzaran la madurez sexual pudieran volver a sus lugares de suelta incorporándose a la población reproductora natural, en aquellos momentos inexistente. Así, desde 2003 se han soltado en Andalucía un total de 164 ejemplares, 86 en el sur de Cádiz y 78 en las onubenses Marismas del Odiel. Muchos, la gran mayoría, han muerto antes de hacerse adultos, pues la mortalidad juvenil es altísima.

Los censos y estudios de seguimiento de la especie confirman lo que ya se temía. Hay comida de sobra para esta rapaz, pero su verdadero peligro son los aerogeneradores y los tendidos eléctricos. Esa es la mala noticia de la buena noticia.

Otras entradas relacionadas:

Medio siglo sin poder ver algo así en la Península

La imagen es grandiosa. Uno de los más impresionantes espectáculos de la naturaleza. El momento en el que un macho de águila pescadora (Pandion haliaetus) se acerca al nido con un pez recién pescado, ante la atenta mirada de su compañera.

La especie no cría desde los años ochenta del pasado siglo en la España continental, aunque sí lo hace en Baleares y Canarias (29-36 parejas). Y tampoco está globalmente amenazada, pues se distribuye por todos los continentes salvo la Antártida. Desde 2009, y ésta es la noticia, la especie también se reproduce en Andalucía.

El Programa de Reintroducción del Águila Pescadora en Andalucía, puesto en marcha por la Junta en el año 2003, se desarrolla con éxito. En la actualidad ya hay nueve parejas reproductoras. Seis de ellas se han instalado este año en distintos territorios de las provincias de Cádiz y Huelva y han sacado adelante un total de 10 pollos.

¿Cómo se ha logrado? Se ha utilizado la conocida técnica del “hacking“. Consiste en adaptar pollos nacidos en otras zonas a un nuevo medio haciéndoles creer que ése es su lugar original de nacimiento. De esta forma, cuando son adultos, gracias a su filopatría (tendencia que presentan muchas especies animales a criar cerca del mismo territorio donde nacieron) regresan a la zona de suelta.

¿Cuántas águilas se han liberado y de dónde vienen? Desde 2003 y hasta 2011 inclusive se han soltado 164 pollos procedentes de Finlandia, Escocia y Alemania. Se les trajo en avión y se liberaron en Cádiz, en el embalse del Barbate, y Huelva, en el Paraje Natural de las Marismas del Odiel.

¿Cuántas águilas han regresado? Hasta el momento tan sólo han vuelto a Andalucía 19 ejemplares (el 11,6%), exiguos supervivientes de su largo periodo de juventud en los cuarteles de invernada africanos.

¿Quién y por qué se traen águilas? Este proyecto, diseñado, dirigido y ejecutado por la Fundación Migres, surgió de las medidas compensatorias por la construcción de la autovía 381 entre Jerez de la Frontera y Los Barrios. Dicha infraestructura dañó irremediablemente el Parque Natural de los Alcornocales, estropicio que en mi opinión sigue sin haberse pagado con esta carísima reintroducción.

¿Tiene razón de ser este proyecto? A mí me encantan las águilas pescadoras, pero pienso que este proyecto no debería haberse puesto en marcha. Se está gastando muchísimo dinero y recursos de todo tipo para aumentar la distribución de una especie que no está globalmente amenazada. Mientras tanto, otras especies exclusivas de nuestra flora y fauna, biológicamente más interesantes pero sin tanto glamour mediático, se extinguen ante nuestros ojos. Para ellas no hay rescate. Tan sólo indiferencia.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

 

El águila pescadora recoloniza Iberia

Dos parejas de águila pescadora (Pandion haliaetusse han reproducido en Andalucía (Cádiz y Huelva) por segundo año consecutivo. Se confirma así la recolonización de esta especie de la Península Ibérica, medio siglo después de desaparecer como nidificante, el primer vertebrado que lo logra en siglos.

No ha sido una llegada del todo natural. Una de las parejas fue liberada por Medio Ambiente en 2006, la hembra en el embalse de Barbate (Cádiz) y el macho en Marismas del Odiel (Huelva), en el marco del Programa de reintroducción de la especie; la otra pareja está formada por ejemplares salvajes de origen desconocido. Entre ambas han sacado adelante este año cuatro pollos y cinco el anterior, todo un éxito de productividad.

Los jóvenes iniciaron sus primeros vuelos a mediados de junio. Tras finalizar el periodo de dependencia de los padres, iniciarán un peligroso viaje hacia hacia África y allí pasarán sus dos o tres primeros años de vida. Después de este periodo de duro aprendizaje se espera que puedan regresar como individuos adultos cerca de donde nacieron, ayudando así a reforzar la aún pequeña y amenazada población andaluza.

Desde 2003 se han soltado 108 pollos de la especie en Andalucía procedentes de Alemania (68 ejemplares), Finlandia (20) y Escocia (20), con el objetivo de que volvieran a reproducirse en la zona. En Portugal las pescadoras desaparecieron hacia 1980, aunque la especie continúa reproduciéndose en Baleares y Canarias.

Así que ya sabéis. Si este verano os dais una vuelta por Huelva o Cádiz, quizá tengáis la suerte de poder ver en acción a estas preciosas rapaces con cara de lechuza. Su técnica de pesca en las aguas someras de algún embalse o marisma, impecable e implacable, es un espectáculo que nunca olvidaréis.

Foto: CSIC

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

El águila Logie vence a Indurain

Medio Reino Unido está pendiente estos días del viaje de Logie, un águila pescadora (Pandion haliaetus) natural de Forres, Moray, en las gélidas Tierras Altas escocesas, y que gracias a los avances de la ciencia nos está permitiendo espiar día a día su vida, sin ella saberlo, claro está.

Desde hace tres años cría en lo alto de un pino, en cuyo nido ha logrado sacar adelante cinco pollos en total. Pero cuando llega septiembre se va hacia el sur ¿Hacia dónde? Ahora por fin lo sabemos todos.

Se va de vacaciones invernales a un paradisíaco archipiélago de Guinea-Bissau. Más en concreto, y ése era su gran secreto, a la isla Roxa, en el Atlántico sur.

No es fácil llegar allí desde Escocia, y menos para un pájaro que no llega a los dos kilos de peso. En total se hizo este otoño a golpe de ala 5.695 kilómetros hasta lograr alcanzar su idílico refugio. 18 días de viaje volando entre 8 y 9 horas diarias, con máximos en una única jornada de hasta 756 kilómetros recorridos; atravesando ciudades y desiertos, para pasar apenas cuatro meses de descanso en tan exótico rincón africano.

La gran noticia es que Logie también ha sentido en el trópico la llegada de la primavera y el pasado 12 de marzo emprendió rauda su viaje de retorno a las heladoras Highlands británicas. Una sofisticada antena GPS adosada a su espalda nos lo dice diariamente todo sobre ella, la velocidad y la altura a la que vuela, dónde está cada hora, si come o duerme. Y sabemos que en estos momentos Logie vuela a toda velocidad hacia su casa y su lago, en agotadoras jornadas diarias de 250-300 kilómetros. En 12 días ha recorrido ya 3.335 kilómetros.

Tras atravesar Senegal, Gambia, Mauritania, el desierto del Sáhara, Argelia y Marruecos, el día 22 cruzó sin problemas el estrecho de Gibraltar por su tramo más ancho, entre Ceuta y Fuengirola, 111 kilómetros sobre el ventoso mar Mediterráneo. ¡Una machota! Y no paró hasta llegar al embalse del Conde de Guadalhorce (Málaga), cerca de Antequera, donde finalmente pudo pescar algún pez y darse un descanso.

El ornitólogo Fernando Gavilán, que sabía de este proyecto, se acercó al lugar y pudo ver al águila volando sobre el agua. Pero el ave no se detuvo allí. El domingo siguió su incansable viaje hacia el norte, tras atravesar Sierra Morena y llegar a Ciudad Real. Hoy mismo ya debe de andar por Madrid.

Roy Dennis, el alma mater del proyecto, nos seguirá contando detalladamente este apasionante viaje en su fantástica página web, pero si él me lo permite, yo lo iré resumiendo aquí para todos ustedes.

Porque desde las grandes gestas deportivas de Perico Delgado e Indurain no había vuelto a sentir una emoción igual. ¿Cuándo llegará el águila a su destino y por dónde cruzará a Inglaterra? Hagan sus apuestas. Yo pienso que le quedan aún 15 días y que atravesará el mar por la costa cantábrica, pero veremos. Aquí quien manda es el instinto de Logie y viene muy fuerte, incontestable.