Entradas etiquetadas como ‘Lola Rodríguez’

Todos somos las actrices de La Veneno

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Inmediatamente después de que los Premios Ondas hayan reconocido la profesionalidad de las actrices que encarnan a Cristina Ortiz Rodríguez en la serie de televisión de Los Javis, twitter se ha llenado de contenidos tránsfobos contra este galardón, palabras estiércol en desacuerdo por que se haya dado a estas tres mujeres el premio a la mejor actriz a las que califican de hombres transfemeninos.

De maldad está el mundo lleno, ya lo sabemos quiénes en uno u otro momento de nuestras vidas hemos transitado por la marginalidad social, económica o del pensamiento cisteheropatriarcal. Pero ahora parece que arrecia, como el coronavirus, con la llegada del frio.

Aquellas que en un principio se empeñaban en establecer una diferencia inexcusable entre transexuales y transgénero, las que parecían que sólo daban el carnet de mujer a quien se sometían a una vaginoplastia, ahora arremeten contra cualquier mujer trans; quienes parecían empeñadas en bajar las bragas para comprobar si eran mujeres o no, ahora se lanzan directamente al barro y niegan sin ningún pudor la realidad de unas mujeres, que a fin de cuentas, son las mujeres más mujeres, porque son las que más están sufriendo para que se les reconozca como tal. Lee el resto de la entrada »

El Carnaval hacía sentir libre a mi hija Lola, hoy quizá la haga Reina

Tenemos la fortuna de presentaros a Maisi, la madre de la que deseamos que desde esta noche sea la Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2015, Lola Rodríguez. Lola es la primera candidata transexual menor de edad y a ella y a su padre os los presentamos el otro día en un vídeo. Hoy toca Maisi, luchadora, activista del colectivo LGTB Gamá – quizá porque cuando conoces a Lola quieres sumarte a su lucha – y quien hoy nos trae a 1 de cada 10 la montaña rusa de sentimientos que han sido sus últimas semanas.

Foto de Alejandro Sosa

Foto de Alejandro Sosa

Por Maisi Díaz

Es Carnaval y, entre telas, maquillajes…, miro hacia atrás y rescato del pasado un recuerdo: Era víspera de la fiesta de disfraces del colegio de mis hijos. Lola estaba sentada en el asiento trasero del coche y, con una tierna espontaneidad, me dice “¡Mamá, estoy tan emocionada! Mañana será el día más feliz de mi vida, me podré vestir de niña y nadie me va a decir nada raro, porque es Carnaval” Tenía 6 añitos.

Muchos disfraces, alegrías, frustraciones, ilusiones…. se han ido sucediendo desde entonces.

Y hoy, viéndose cumplido su sueño de presentarse como candidata a Reina del Carnaval de Las Palmas de G.C., se me precipitan los recuerdos embriagados de emoción.

Me siento muy orgullosa de mis hijos (Miguel y Lola). Soy una madre afortunada  por dar al mundo dos personas con unas tremendas ganas de vivir y con quienes comparto y aprendo día a día.

Pero es en medio de todo este revuelo mediático que ha supuesto la visibilización de Lola, cuando me descubro en la admiración y el miedo. Reconozco el tinte de temor que me daba todo este proyecto de “Candidata a Reina”, con lo que suponen unos Carnavales y la exposición de su realidad como adolescente transexual, una realidad conocida y desconocida a la vez. Lola es una jovencita muy entusiasta, que agarra sus sueños como motor para seguir caminando y abrazando la vida con pasión. Verla y escucharla en los argumentos para mostrar la gran ilusión que sentía con este proyecto, donde además se sumaba su inquietud por sensiblizar en la diversidad, fueron derritiendo poco a poco mis resistencias de madre. Además, los apoyos de protección y cuidado eran muchos: familia, amigxs, Gran Canaria Accesible, Asociación de personas sordas, Colectivo Gamá, Asociación Chrysallis… Gracias por el calor, el cariño y el trabajo por una sociedad más inclusiva.

Con todo esto, respiro profundamente llevando la confianza a todos los rincones de mi ser y me coloco junto a ella, el lugar que, como madre, me corresponde, para cuidarla y acompañarla en este camino, en el camino de la vida, con sus luces y sus sombras.