BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Archivo de la categoría ‘Carmen López’

El niño es así porque tiene dos mamás

Por Carmen López (@lacarmenlolo)

Aula/Foto: srgpicker

Aula/Foto: srgpicker

“El niño es muy bueno. Es competitivo, le encanta ser el primero, pero ayuda a sus amigos y les espera. Se alegra cuando los demás son los primeros en acabar. Si hace algo mal y le corriges, no lo lleva mal, no se frustra. Es muy sensible, se pone en la piel de los demás. Y se pone triste si alguno de sus amigos sufre. No es conflictivo, no se pelea, es obediente. Nosotras lo hemos comentado muchas veces: el niño es así porque tiene dos mamás“.

“El niño es inquieto, no escucha, no muestra interés. Intenta llamar la atención continuamente, O no deja de hablar o molesta a sus compañeros. Se enfada si le corriges, no está acostumbrado a aceptar la autoridad. Creemos que tiene problemas de adaptación y está permanentemente a la defensiva. Incluso cuando le estás intentando explicar algo, lo vive como un ataque. Se aísla con mucha frecuencia. Nosotras lo hemos hablado muchas veces: el niño es así porque tiene dos madres”.

¿Verdadero o falso? Lee el resto de la entrada »

Cambio social en tres actos y un continuará

Cuando llega la entrada de Carmen López (@lacarmenlolo ) sabemos que, por un instante, ‘nos colaremos’ en el día a día de lo que es una familia llamada ‘homoparental’, y nos gusta. Hay niñas y niños que ya no juegan a ‘los papás’, juegan a las familias…  ¿Por qué?

Juego de niños/Foto: Javier Sastre

Juego de niños/Foto: Javier Sastre

Sin duda, el mejor cambio posible es el que te asalta en silencio, el que no se pronuncia, el que no duele, el que no da fiebre. El mejor cambio posible es el que se respira sin más, el que te asalta por sorpresa en la conversación remolona de una sobremesa en la que luchas contra el sopor en el que no puedes caer.

Acto I

– “Cuando en el cole jugamos a las familias, Luz siempre quiere mandar.

– Jugaréis a los padres y a las madres.

– Nooo, a las familias.

– ¡Ah! Y ¿tú qué eres?

– Unas veces padre y otras hijo.

– Ahhh”.

(Conversación con mi hijo de siete años) Lee el resto de la entrada »

Y colorín, colorado, nuestra historia ha comenzado

Por Carmen López (@lacarmenlolo)

3 weeks + 6 days
Fotografía de Betherann

 

“Hace mucho, mucho tiempo, mamá tuvo un sueño. En él tenía un bebé que se llamaba como tú. Sin duda, mamá quería tener ese bebé.

Pero pasaron muchos, muchos años hasta que mamá lo tuvo todo preparado. Cerró los ojos y pidió un deseo, y aunque esta fórmula siempre funciona, hay veces que todo no es tan sencillo. Así que cerró muy fuerte los ojos y deseó, más fuerte todavía, que estuvieras aquí. Pero no llegabas.

Mamá pensó y pensó para ver si descubría que podría estar ocurriendo. Y vislumbró tres posibles problemas. Primero, no tenía príncipe azul, ni verde, ni naranja. – ¡Vaya!

Segundo, tenía una “princesa”, pero las dos solas no lograban conseguir que empezaras a crecer. – ¡Qué difícil!

Tercero, hay veces que cierras los ojos, deseas algo con todas tus fuerzas, pero no llega. Entonces te duele la barriga, se te pone un nudo en la garganta y te dan ganas de llorar. -¡Qué triste!

Pero mamá no quería esperar más, estaba impaciente por conocerte. Ella sabía que tú estabas deseando pasear por el parque, tirarte por el tobogán, entrar en un museo. Vamos, que querías convertirte de una vez por todas en un niño.

Mamá se puso a investigar. Y buscó y buscó hasta que llegó a un hospital donde ayudaban a las mamás a tener bebés. Se llamaba el hospital de las cosas extraordinarias. Allí había unos médicos y unas médicas muy sabias y les contó su plan.

Le explicaron que necesitaban encontrar una semilla mágica. Después de mucho observar y estudiar, estudiar y observar encontraron la semilla que les pareció más mágica de todas. El médico la depositó dentro de mamá y a las pocas semanas su tripa empezó a crecer y a crecer. ¡Ahí dentro estabas tú!

Cuando ya habías crecido mucho y parecía que mamá iba a estallar, volvió al hospital. A las pocas horas, ¡Zás! ¡Kataplás!, ¡ya estabas aquí!

La médica le preguntó: “Mira este bebé, ¿sabes quién es?”. “Claro”, contestó mamá: “¡El bebé más bonito del mundo!”

Vinieron todos a verte. Unos lloraron de emoción. Otros reían. Y mamá daba saltos de alegría por todo el hospital.

Y colorín, colorado, nuestra historia ha comenzado”.

Lee el resto de la entrada »

Cuando se cierran las puertas

Por Carmen López (@lacarmenlolo)

 

Acabado el plazo para elegir el cole en el que nuestro hijo o hija pasará los próximos cursos, los papeles están echados, la suerte también. Tiene 3, 4 ó 5 años. Y el miedo te recorre el cuerpo. Puede que sea su primera escolarización, o puede que haya pasado ya por una pequeña guardería, donde en el mejor de los casos haya estado superprotegido. Pero ahora irá a un cole con niños y niñas de hasta 11 años. Tu peque será uno más.
Si se queda en el comedor, no sabes si comerá. Si se cae, no sabes si habrá alguien a su lado para recogerle. Si le pegan, temes que no se tomen medidas para evitarlo. Si además tiene dos madres o dos padres, no sabes si le harán sufrir por ello. Conozco a familias homoparentales que han retrasado la escolarización de sus hijos hasta el límite para protegerles de un posible rechazo antes de tiempo.

Puerta del colegio VI
Fotografía de r2hox

La experiencia nos dice que los centros educativos son fiel reflejo de la sociedad española, dispuesta a convivir sin problemas. Además sería ilegal que nadie tomara cartas en el asunto si los hijos e hijas de familias homoparentales sufrieran discriminación en la escuela pública o en la concertada, pagada con el dinero de todos.

Pero encontramos noticias que nos cuenta cómo al final no había plaza para el pequeño de la pareja gay. El director de un centro educativo privado en Sevilla fue llevado a juicio por no admitir al hijo de una pareja gay. El proceso sigue abierto, pero el pequeño terminó en otro centro educativo. Porque, ¿quién se atreve a dejar a su hijo en manos de alguien que sabes que le rechaza por formar parte de una familia que no acepta?

Este miedo es una constante entre las familias homoparentales, según un estudio de 2013 de la Universidad Autónoma de Madrid, 1 de cada 5 ven difícil la tarea de encontrar colegio, y el 86% de ellas no eligen colegios concertados religiosos para sus hijos por miedo a que sean discriminados. Y no es de extrañar, de los centros religiosos que hay alrededor de mi casa, mayoritarios en mi zona y todos ellos concertados, he visto salir pancartas y globos rojos que apostaban por la familia. La suya. Lee el resto de la entrada »

La habitación cerrada o el largo proceso de adopción

Por Carmen López (@lacarmenlolo)

Fotografía de la propia familia adoptiva
Fotografía de la propia familia adoptiva

2 años son los que llevan Isaac y Hugo desde que iniciaron el proceso de adopción en Toledo. Papeles, cursos y miedo. “Al principio, sí tienes miedo de que no te den la idoneidad porque eres gay. Luego ves, que éste no es un problema y que no hay diferencia con otras parejas”, cuenta Hugo. Ellos son la única pareja gay en proceso de adopción en la provincia. Desde que se conocieron tenían claro que querían tener una familia y para ellos la opción era la adopción. “Habiendo niños en centros de acogida, para que recurrir a otras opciones como la gestación subrogada”.

Pensábamos que la adopción internacional podía ser más fácil, pero ningún país permite la adopción entre personas del mismo sexo. Por eso Isaac lo intentó de manera individual. “Pero a mí el nosotros me sale sólo. Era evidente que éramos dos. Y esa puerta se nos cerró”.

Empezamos el trámite de adopción dentro de Castilla La Mancha. Y éramos muy conscientes de que se necesitaba mucho tiempo, mucha paciencia y mucha disponibilidad.

De 0 a 5 años es el margen de edad que Isaac y Hugo se plantean para el niño o la niña que adopten. No descartan que sean hermanos. Y tampoco hay problema con su raza. Contemplan que tengan necesidades especiales, ya que son muy pocas las familias dispuestas a asumir una responsabilidad así. Para ellos el pequeño o la pequeña debe poder tener una vida independiente. “Primero, porque llega a un pueblo, segundo porque va a tener dos padres. Donde vivimos no hay familias como la nuestra. Así que será un peque muy mirado”, cuenta Hugo. Cualquier proceso de adopción puede prolongarse durante seis años, mientras que si los pequeños cuentan con necesidades especiales puede solucionarse en dos. El proceso de Isaac y Hugo está siendo más rápido. Lee el resto de la entrada »

Familias y otros animales

Por Carmen López (@lacarmenlolo)

Fotografía de EFE
Fotografía de EFE

No importa que hayas nacido en los 60, los 70, los 80, o cuando sea. No importa que la sociedad española haya evolucionado hasta el punto que hay una amplia visibilización y aceptación de parejas homosexuales. No importa que haya políticos, jueces, periodistas, presentadores, misses fuera del armario. No importa que tu familia haya sido la más progre, la más carca, de misa semanal o con un pasado hippy.

Sea como sea, la mayoría de una forma u otra, más tarde que pronto, hemos salido del armario frente a nuestra familia. Y el abanico de posibilidades que te ofrece el momentazo daría para una versión LGBTI de la novela de Gerald Durrell, Mi familia y otros animales, más de sesenta años después.

Sólo una cena de amigas, entre muchas risas, pudo dar para diálogos como los que siguen. Cualquier parecido con la realidad es completamente cierto.

“La culpa la tiene tu amiga”

– En mi casa era como una hija para mi madre, como una hermana más. Pero en el momento que se enteraron que yo tenía una relación con una mujer, todas las culpas recayeron sobre ella, por esa gente (gays, lesbianas, trans,…) con la que se relacionaba. Y no la pueden ni ver.

La amiga culpable entre risas: Lee el resto de la entrada »

En nuestras familias, los papeles no cambian

Por Carmen López

 manejando la locura y el estres
Foto de luuzzy

 

– ¿Nombre de la madre?
– Carmen
– ¿Nombre del padre?
– No hay padre, hay otra madre.
– ¿Cómo? Pues vaya. Pues eso no lo puedo poner aquí.
– Pues esto es lo que hay.
– Pues no sé cómo lo voy a hacer.

Esta conversación la mantuve no hace demasiado tiempo en mi centro de salud con un pediatra suplente. La conversación se dio en el marco del Programa del Niño Sano, algo que no me parece extraño por tener un hijo, aunque deduzco que las niñas madrileñas deben ser atendidas en un programa paralelo. Y el tono, como habéis podido observar, fue al más puro Little Britain, y sus sketchs donde “Computer says no”. Y el ordenador decía: no hay cabida para dos madres o dos padres. Lee el resto de la entrada »

Cuando un cambio de sexo lo decide la seguridad nacional

El pasado 10 de diciembre se celebró el Día Internacional de los Derechos Humanos. Por este motivo Amnistía Internacional, en el marco de la campaña “Actúa, cambia una vida, invitó a nuestro país a Nancy Hollander, la abogada de la soldado Chelsea Manning. Con ella ha tenido la oportunidad de estar Carmen López quien en esta entrada nos cuenta cuál es la situación de Manning, especialmente en lo que se refiere al respeto de su identidad de género durante el proceso y actual cumplimiento de su condena.

Nancy Hollander
Fotografía de Amnistía Internacional

Por Carmen López

“En el nombre de la seguridad nacional no se le está facilitando tratamiento hormonal a Chelsea Manning para que inicie su cambio de sexo. Un argumento absurdo, porque el ejército de Estados Unidos reconoce y facilita tratamientos hormonales a personas que en sus filas tienen este tipo de disforia”, cuenta Nancy Hollander, abogada de Chelsea Manning.

Chelsea Manning filtró a Wikileaks miles de documentos clasificados de los Estados Unidos, la mayor parte intrascendentes, pero algunos denunciaban violaciones de derechos humanos por parte del ejército en las guerras de Irak y de Afganistán.

 “Chelsea denunció porque creía que los Gobiernos no podían ocultar este tipo de abusos en las sociedades libres. Y pagó un precio muy alto, convertirse en un mensaje al mundo: no hagas lo que hizo ella, porque acabarás como ella”.

“No había motivos para tratarla como se hizo. Durante 11 meses estuvo en prisión preventiva en Irak y en Virginia. Allí sufrió lo que el Relator de Naciones Unidas contra la Tortura calificó como tratos crueles e inhumanos”, explica Hollander.

Durante 23 horas al día, Chelsea permaneció aislada en una celda de algo más de 6 metros cuadrados sin ventanas. Hacía ejercicio una hora al día, pero sin contacto con otros reclusos. Le retiraron objetos personales, le limitaron lectura y escritura. En la celda sólo había una cama, un retrete, un lavabo y un pequeño espejo. Lee el resto de la entrada »

Las lesbianas con hijos también se separan

Por Carmen López

Foto de Lore & Guille
Foto de Lore & Guille

 

“Cuando me contó que tenías un hijo y eras su nueva pareja, pensé que eras una “reconvertida”, que sería un hijo de una relación con un hombre. Pero, ahora que dices mami y mamá, claro, sois dos madres. Siempre había pensado que las parejas de mujeres son otra cosa, que están más unidas, que hay más complicidad, más equilibrio, que son más cercanas a los peques, que no se separan”.

No es la primera vez que me dicen algo así. El imaginario de cómo tienen que ser las relaciones entre mujeres es diverso. Muchas mujeres heterosexuales piensan en escenarios idílicos, lo que piensan los hombres da para algunos post más.

En definitiva, para muchas mujeres heterosexuales en una relación entre lesbianas no puede haber dificultades, porque son mujeres, porque se entienden mejor, porque sienten igual, porque se enfrentan a la vida de la misma manera, y porque cuando tienen hijos e hijas se entregan sin fisuras a su cuidado y educación.

En 2005 se legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo. España se convertía en el tercer país del mundo que lo hacía después de Bélgica y Holanda. Sin duda, un avance hacia la igualdad y el reconocimiento de los derechos civiles de las personas LGBTI. Pero el divorcio también está reconocido en nuestro país desde 1981, un derecho civil para todas las personas que se han casado, independientemente de con quién lo hayan hecho. Lee el resto de la entrada »

Cuando “eso” es tu familia

Por Carmen López

Había una vez un mundo en el que los animales se subían unos en otros para comerse la luna, en el que un ratón, que anduvo, anduvo y anduvo, tuvo que comprar unos pies nuevos porque se le habían desgastado, o en el que Max viajó durante semanas, meses y años para convertirse en el rey de los monstruos.

Mi hijo y sus compis tienen acceso en el cole a todas estas historias, pero no lo tienen a cuentos en los que no pasa nada por ser diferente y por tener dos papás y dos mamás. Tampoco a libros en los que la mamá y la mami de Manu le recuerdan que subirse en una silla alta puede ser peligroso. O en los que Monstruo Rosa, que nació en un país lleno de pájaros blancos, tras muchos intentos de parecerse a ellos, tomó la decisión de viajar a un país donde cabían todos los colores y fue feliz.

Estos libros hablan de diversidad, de diferencias, de otras realidades, e incluso de otras familias. Libros a los que se puede acceder gratuitamente a través del proyecto Biblioteca de Colores, para poder trabajarlos dentro del aula.

La oferta que hice al cole de mi hijo (público, por si alguien tenía curiosidad) quedó rechazada con un: “Creo que es mejor no trabajarlo, porque en el cole no tenemos ningún problema con eso”.

En dos nanosegundos se esfumó el ruido de fondo de los fuegos artificiales lanzados por contar con dos mamás tan simpáticas y tan implicadas, la envidia de cualquier cole enrollado que se precie. No importó ser parte del consejo escolar, del AMPA, que te conocieran todos los padres y madres, ni que los niños y niñas de la clase desde el primer año de infantil distinguieran sin problema entre mamá y mami. Lo político era: de eso mejor no hablar, salvo conflicto. Lee el resto de la entrada »