Entradas etiquetadas como ‘Dos mamás’

El niño es así porque tiene dos mamás

Por Carmen López (@lacarmenlolo)

Aula/Foto: srgpicker

Aula/Foto: srgpicker

“El niño es muy bueno. Es competitivo, le encanta ser el primero, pero ayuda a sus amigos y les espera. Se alegra cuando los demás son los primeros en acabar. Si hace algo mal y le corriges, no lo lleva mal, no se frustra. Es muy sensible, se pone en la piel de los demás. Y se pone triste si alguno de sus amigos sufre. No es conflictivo, no se pelea, es obediente. Nosotras lo hemos comentado muchas veces: el niño es así porque tiene dos mamás“.

“El niño es inquieto, no escucha, no muestra interés. Intenta llamar la atención continuamente, O no deja de hablar o molesta a sus compañeros. Se enfada si le corriges, no está acostumbrado a aceptar la autoridad. Creemos que tiene problemas de adaptación y está permanentemente a la defensiva. Incluso cuando le estás intentando explicar algo, lo vive como un ataque. Se aísla con mucha frecuencia. Nosotras lo hemos hablado muchas veces: el niño es así porque tiene dos madres”.

¿Verdadero o falso? Lee el resto de la entrada »

Cambio social en tres actos y un continuará

Cuando llega la entrada de Carmen López (@lacarmenlolo ) sabemos que, por un instante, ‘nos colaremos’ en el día a día de lo que es una familia llamada ‘homoparental’, y nos gusta. Hay niñas y niños que ya no juegan a ‘los papás’, juegan a las familias…  ¿Por qué?

Juego de niños/Foto: Javier Sastre

Juego de niños/Foto: Javier Sastre

Sin duda, el mejor cambio posible es el que te asalta en silencio, el que no se pronuncia, el que no duele, el que no da fiebre. El mejor cambio posible es el que se respira sin más, el que te asalta por sorpresa en la conversación remolona de una sobremesa en la que luchas contra el sopor en el que no puedes caer.

Acto I

– “Cuando en el cole jugamos a las familias, Luz siempre quiere mandar.

– Jugaréis a los padres y a las madres.

– Nooo, a las familias.

– ¡Ah! Y ¿tú qué eres?

– Unas veces padre y otras hijo.

– Ahhh”.

(Conversación con mi hijo de siete años) Lee el resto de la entrada »