La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘solsticio’

Dólmenes de Antequera, 7.000 años de magia y fascinación

Dolmen de Menga, con Peña los Enamorados al fondo. © Javier Pérez González / Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera.

En pocos sitios como Antequera (Málaga) se puede hoy sentir la misma fascinación por la naturaleza que sintieron nuestros antepasados hace 7.000 años. Puedes llamarlo magia, religión, espiritualidad o sensibilidad paisajística, pero cuando desde el oscuro interior del dolmen de Menga ves a lo lejos recortada esa mole rocosa con forma de rostro femenino que es la Peña de los Enamorados se te pone la carne de gallina. Exactamente igual que a los primeros agricultores y ganaderos de esta llanura, por entonces encharcada y preñada de vida, empeñados en dominar el hábitat con revolucionarias técnicas neolíticas llegadas de Oriente, provechosos cultivos y ganados, herramientas en piedras pulidas, cerámicas, fuego, armas para atacar y defenderse, matar o morir.

Con todo los méritos, los dólmenes de Antequera son Patrimonio de la Humanidad desde 2016. Tienen un valor universal excepcional que, como reconoce UNESCO, “trasciende las fronteras nacionales y es de interés para las generaciones presentes y venideras de toda la humanidad”. Si todavía no los conoces ya estás tardando. Lee el resto de la entrada »

Por fin llegó el verano a la naturaleza

Sí, ya lo sé. Astronómicamente el solsticio de verano es el 21 de junio (exactamente a las 17,16 horas) y para tan mágica fecha aún falta mes y medio. Pero para la naturaleza española el verano ha comenzado.

Personalmente defiendo la llegada de los ruidosos vencejos a las frías tierras mesetarias de Burgos como el inicio oficial de la nueva y esperada estación. Hace casi un mes se hicieron habituales en los cielos de Sevilla y Cáceres, pero para estas aves especializadas en alimentarse del plancton aéreo, de esos mínimos y abundantísimos insectos arrastrados por el aire cual maná, cruzar las montañas del Sistema Central y adentrarse en nuestra particular Siberia española no es tarea fácil. Sólo cuando la primavera está plenamente desarrollada se atreven a dar el salto. Y ahí están los primeros, persiguiéndose en sus kamikazes vuelos alrededor de los chapiteles de la catedral burgalesa. Dentro de poco se harán habituales, y en seguida sus gritos aéreos nos traerán el recuerdo de los pesados días de canícula estival.

No son los únicos heraldos veraniegos. En realidad ya han llegado de la lejana África todas las aves migrantes, cucos y ruiseñores, alimoches y aguiluchos, currucas y zarceros. Lo mismo ocurre con las flores, donde violetas y primaveras han dado paso a amapolas, margaritas y achicorias.

Aprovechando noches menos frías y la oscuridad de una luna todavía en incipiente cuarto creciente, es igualmente el momento de escuchar el misterioso canto de chotacabras y cárabos. También de mirar por encima de nuestras cabezas y descubrir que el paisaje celeste ha cambiado. Júpiter ha sido sustituido por un luminosísimo Saturno, y hoy mismo podremos gozar de la mejor lluvia de estrellas del trimestre, las originadas por el cometa más famoso de la historia, el Halley.

Con tantas novedades ¿te apuntas a disfrutar de este intenso verano biológico?

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share