BLOGS
Mara viste y calza Mara viste y calza

“Algunas personas
sueñan con piscinas,
yo sueño con armarios”.
Audrey Hepburn

Archivo de Junio, 2017

Estas son las 5 prendas que debe tener siempre tu armario

Benditas rebajas. Son como el helado o la pizza, ¿hay alguien a quién no le gusten? Como buena hija de madre ahorradora, las rebajas son el periodo sagrado en el que comprar con cabeza cosas necesarias (y darse algún capricho también, vale).

Pero, esta vez quiero centrarme en la funcionalidad de ese querido periodo del año. Este año, las rebajas serán conocidas como las mas sabias de tu vida. Y no, no me refiero a que te compres los libros de Borges o Gabriel García-Márquez (aunque tampoco estaría de más), sino a que compres con sentido. En este post vas a aprender a hacerte con tus básicos de armario.

Mi amiga Main y yo luciendo prendas básicas de vestuario. DENIS TV

La pionera de los básicos fue Donna Karan. La neoyorquina presentó en 1985 una colección llamada “Seven easy pieces” que consistía en siete piezas totalmente combinables entre sí y básicas para el vestuario de cualquier mujer.

Pero como siete son muchas, en mi opinión se pueden reducir a cinco las opciones que toda mujer necesita tener en su armario para crear cualquier look:

Unos vaqueros: im-pres-cin-di-bles, como el aire para respirar. Mejor si los buscas de corte alto y pata un poco suelta ya que los pitillos están en decadencia y los vaqueros sueltos serán el nuevo relevo.

Blazer negra: una americana de toda la vida. Si no tienes mucha ropa arreglada, la chaqueta te salvará la vida. Le da un toque formal a cualquier estilismo. La clave para hacernos con una es que no sea muy ajustada.

Vestido negro: algo creado por Cocó Chanel y popularizado por Audrey Hepburn bien merece un espacio en nuestros armarios. El vestido corto negro es una prenda atemporal que con los complementos adecuados lo mismo nos sirve para la oficina que para ir a un cóctel.

Camisa blanca: el lienzo favorito de los diseñadores. Además de jugar con la prenda siendo la base de infinitas combinaciones, nos permite jugar con los botones, el corte, las mangas…

Perfecto: la cazadora modera creada en 1928 se reinventa cada temporada. Literalmente. No hay año en el que no se lleve la cazadora de cuero.

Desde hace unos tres años, ninguna de las prendas ha faltado nunca en mi armario. ¿Y tú? ¿Las tienes todas ?

Escaparates con maniquíes de carne y hueso

Mi mejor amigo estaba dentro de un escaparate el día que le conocí. Sí, como lo leéis. Él y otros siete modelos.

INSTAGRAM

Hacían gestos, sonreían, señalaban o saludaban a la gente que pasaba por la calle. Por un momento sentí que volvía al Barrio Rojo de Amsterdam (quien haya estado lo entenderá) y me pareció asqueante. No por mi amigo, que estaba trabajando y ganándose la vida como podía (y quería), al igual que yo, aunque más que de modelo haya trabajado de imagen, sino por el hecho de tener a ocho personas como si fueran artículos de coleccionismo, objetos preciosos de decoración, cosas.

Maniquíes humanas en China. MELISA TUYA

Hace una semana, paseando con mis padres por Milán, mi madre se paró junto a uno de los escaparates de Montenapoleone, el Serrano milanés solo que cinco veces más lujoso. Dos maniquíes se movían dentro de él. A diferencia del escaparate de mi amigo, los modelos de la tienda italiana estaban maquillados y peinados imitando exactamente a maniquíes reales. El efecto eran tan artificial y plástico que resultaba hasta escalofriante.

Obviamente, verlo hace años en Madrid, me llamó la atención negativamente, pero verlo ahora en Milán, una de las cuatro cunas de la moda, en un periodo como en el que estamos viviendo, que creo que cada vez se dirige más a la aceptación y valoración de las personas por quiénes son y no por el aspecto que tienen, me preocupa.

Entiendo que la industria precise de perchas humanas para sus diseños, pero no veo la necesidad de exponer a modelos durante horas detrás de un cristal. Si ya me parece mal que se haga en un zoo, con personas ni os cuento.

La oda de la moda a las alpargatas

Cuando eras pequeña y se las veías puestas a tu madre o a tu abuela no es que te apasionaran especialmente, ¿pero ahora? Ahora las idolatras, las amas, las esperas todo el año con ansias e incluso les pondrías un piso al lado de un Mercadona.

Frescas, cómodas, combinables tanto de día como de noche, planas, de tacón, se adaptan cada temporada a las tendencias… Las alpargatas son todo lo que podrías pedirle a un zapato en esta vida.

Si hasta Chiara Ferragni, es decir, la guía estilística de la moda del siglo XXI, crea una sección de alpargatas dentro de su línea de calzado, es que algo tienen que tener.

CHIARAFERRAGNICOLLECTION

No os digo que os compréis las de la bloguera italiana (lo de gastarse 500 euros en un zapato como que duele un poco más que en la cartera, en el alma) pero tenemos un sinfín de opciones más económicas. Ya que es un zapato tan nuestro, he decidido dejarme de tiendas low cost y poneros diseños de tiendas españolas:

Planas: las favoritas dela clasificación

GAIMO

MALABABA Y AUREVOIRCINDERELLA

De tacón: para las noches veraniegas

LOLITA BLU

VIDORRETA

Para ellos: amantes de lo clásico o atrevidos

ALPARGATAS DE ESPAÑA, GAIMO Y AUREVOIRCINDERELLA

CALZADOS VIDORRETA Y GAIMO

Las claves del estilo de Sara Carbonero

No sé qué hago con mi vida que todavía no había escrito un post del estilo de Sara Carbonero, periodista por la Facultad de Ciencias de la Información de Madrid.

Alguien que se ha criado en las mismas aulas que yo, que ha esperado que llegaran los ascensores que solían estar llenos o estropeados o que se ha tomado un café (o un tercio) en la cafetería junto al cocinero que hace los ‘lomo-quesos’ bien se merece salir aquí.

Sara Carbonero influencia hasta el punto de que es la típica celebridad que se hace un corte de pelo y al día siguiente vas a la peluquería con tu revista o la foto de Instagram de turno a pedirle el mismo estilismo a la peluquera.

Aunque lo más probable es que salgas hecha un desastre, la toledana defiende todo peinado, maquillaje o conjunto que pasa por ella.

Es la embajadora por excelencia del pantalón palazzo y del estilo working girl. Fuera de los photocalls opta por estilismo más bohemios que contrastan con el tono sofisticado que le vemos lucir en los eventos de largo. Su melena larga suelta y ondulada, junto a los ojos ahumados, son las señas de identidad de la periodista en la mayoría de sus estilismos.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Ellos también hacen ‘operación bikini’

Hace tan solo un par de días que hemos dado la entrada al verano y mi gimnasio ha pasado de ser un páramo frecuentado por los mismos veinte de siempre, cada uno con su espacio asignado, con sus materiales habituales y sus rutinas, a una especie de club social diurno en el que me toca hacer cola para coger una simple mancuerna.

Zac Efron, mi amor platónico desde 2006. INSTAGRAM

Que conste que aunque me quejo, lo entiendo. Mi gimnasio milanés es pequeñito y así cultivo la paciencia (que buena falta me hace). Pero lo que me llama la atención es la cantidad de chicos nuevos que se han apuntado al gimnasio. Sí, habéis leído bien. Chicos.

Entre tanto anuncio en la televisión de cremas milagrosas que supuestamente nos esculpen la figura en sueños, entre wraps y otros inventos que veo por Instagram para perder grasa de la cintura, entre dietas y medicamentos o barritas saciantes, nos daba la sensación de que era solo a nosotras a quiénes nos machacaban con el cuerpo, pero entre los últimos cinco y diez años ellos también están entrando a esta burbuja de estrés físico y emocional.

‘Operación bikini’ para todos, una más orientada hacia la pérdida de peso en el caso del que es el objetivo de las mujeres y la creación de masa muscular en el caso de hombres, el famoso “ponerse cachas”.

Conozco el caso de amigos que no hay nada que les duela más escuchar que otro diciéndole que le ve más delgado. También los hay en mi gimnasio que se machacan cada día a entrenar los músculos abdominales, dedicándole más tiempo a las repeticiones que tú a preparar los exámenes finales.

Es uno o dos meses de depuración máxima: adiós a los codazos hasta que lleguen a la playa, nada de pizza o hamburguesa con los amigos, si hay barbacoa solo pavo y cardio en ayunas para escapar del calor.

Y aunque cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, ¿no sería mejor mantener esos hábitos saludables de comida sana y ejercicio regular durante todo el año en vez de pegarte la paliza, a tontas y a locas, poco antes de las vacaciones? Pregunto.

Ken, siguiendo la estela de Barbie, también cambiará de cuerpo

Hace poco más de seis meses a Barbie le llegaban las curvas, en 2017 ha sido el turno de Ken.

El novio de la muñeca más famosa del mundo seguirá a la venta en su versión original, pero también como “delgado” y “fornido”, las dos nuevas fisionomías con las que le encontraremos en los estantes de las jugueterías. Además también tendrá otros tonos de piel, distintos peinados (el moñito hipster no podía faltar) y diferentes colores de ojos.

INSTAGRAM BARBIE

Según la vicepresidenta sénior y directora general de Barbie, haciendo esta ampliación de productos “estamos redefiniendo lo que Barbie y Ken representan para esta generación”.

Querer ampliar las gamas con una mayor diversidad física es, sin duda, un punto positivo para Mattel, pero creo que si nos fijamos en los muñecos, no hay grandes diferencias respecto al muñeco original.

“Las nuevas figuras de Ken representan el siguiente paso en la evolución de la marca para ofrecer productos más diversos” sostiene la empresa. Pero analicemos la diversidad que están ofreciendo: peinados, ojos, piel y un poco más o menos de cuerpo.

Si lo que Mattel quiere es mostrar unos muñecos que verdaderamente reflejen la situación social física masculina a las nuevas generaciones propongo un Ken con barriguita cervecera, Ken adicto al gimnasio, Ken con pelos en el pecho, en las piernas y en los brazos, Ken con una cicatriz por la operación de rodilla del fútbol, Ken con tatuajes, Ken con piercings, Ken calvo…

Wonder Woman, una superheroína para hombres que pretende ganarse a las mujeres

Y por mucho que me duela admitirlo, he de decir que falla, pero falla estrepitosamente, como cuando intentas entrar a casa de noche sin hacer ruido y tiras una mesa, dos sillas y pisas al gato. Wonder Woman es un fracaso estridente como superheroína feminista.

No quita que tenga cosas que me encanten: la princesa Diana es fiel a sus ideales, se defiende de cualquier tipo de mal sin necesitar ayuda, es leal, justa, no deja que le digan lo que tiene que hacer, lucha por el bien de manera desinteresada, se sacrifica, ayuda a inocentes… Pero, con todo eso, me decepciona.

Wonder Woman no es real, no se despeina, no se mancha, no suda, se rasura, pelea con falda, tacones y el pelo suelto. Wonderwoman es la superheroína perfecta… salida del imaginario colectivo masculino. La directora, Patty Jenkins, podría haber hecho de esta oportunidad un altavoz del empoderamiento femenino, podría haber creado a una superheroína como tú, que me lees, o como yo. Una mujer AUTÉNTICA y digna de creer.

No estoy diciendo que esté en contra de ninguna de esas cosas, pero no tiene sentido alguno que el uniforme de una heroína, que necesita correr por trincheras o saltar de un edificio a otro, esté completado con unas botas de tacón (de cuña para ser exactos). Si en realidad cualquier persona fuera a la batalla con eso puesto tardaría menos en caer por esguince que por balazo.

Wonder Woman no necesita tacones porque son algo que, como guerrera, dificultan sus movimientos, al igual que llevar el pelo suelto. Si incluso para estudiar nos molesta llevar un mechón cerca de los ojos no me imagino todo el pelo sobre la cara sabiendo que tengo que enfrentarme a una habitación llena de hombres armados. ¿Empezáis a ver cómo no está bien pensado?

De hecho, os dejo el vídeo de cómo se preparaba la actriz Gal Gadot para interpretar a Wonder Woman. No veréis tacones, yelmos escotados o pelos sueltos, pero sí una prieta cola de caballo y ropa de deporte, que es lo más cómodo para los momentos en los que tenemos que realizar actividad física.

¿Cuántas melenas sueltas vemos en las Olimpiadas? ¿Os imagináis luchando, corriendo y dando volteretas teniendo que parar cada dos por tres porque te ha entrado pelo en el ojo o porque te ha tapado la cara y has perdido de vista al villano de turno?

Cuando eres una amazona que ha crecido en la selva rodeada de mujeres, el concepto de belleza de la herencia heteropatriarcal como que te pilla un poco lejano. Vivirías sin maquillaje (a no ser que fueran pinturas de guerra), sin sujetador y sin depilar. Entonces, ¿por qué esta Wonder Woman aparece con las axilas más afeitadas que un modelo de barbilla de Gillette? ¿Y por qué cada vez que daba una patada en Batman vs Superman la vimos luciendo unas ingles mas lampiñas que una muñeca Barbie?

Puede parecer una tontería fijarse en algo tan nimio como una axila, pero si nos ponemos a pensar en la vida de la supermujer, no tiene mucho sentido. Y no, no me importa que en el cómic también aparezca depilada. El primero se remonta a 1941, fecha en la que los cánones estéticos eran, si cabe, aún más estrictos.

He tardado más de 20 años en sentirme lo bastante libre como para decidir si quería o no depilarme, maquillarme o vestirme como quiero y ha sido gracias a escritoras, amigas o referentes familiares feministas (hola, mamá). Sé que si hubiera crecido con referentes femeninos en la pantalla con su mata de pelo bien plantada bajo el brazo posiblemente habría tomado esas decisiones antes.

En mi opinión DC Cómics tiene miedo de asustar a esa gran proporción de público masculino que va a ver la película, cuando hay que educar a todos los espectadores en esto. De nada sirve que una adolescente decida que va a ir sin depilar si la van a machacar en el colegio con que lo haga (os hablo por experiencia).

Tener a Gal Gadot sin depilar, sin tacones o sin maquillar es gritar que, como mujer, puedes ser fuerte, rápida, ágil, inteligente y guapísima de la vida (¿por que no?), que a fin de cuentas la diferencia entre ser mujer y súper mujer no está en los pelos de la axila o en cómo vayas vestida.

En definitiva, por supuesto que la Wonder Woman de Gal Gadot es una superheroína que podríamos merecer perfectamente, está a la altura de mis expectativas como personaje de acción. Pero, y aquí hablo como mujer, la Wonder Woman de Gal Gadot no es la que el mundo (femenino) necesita.

Cómo viste Jennifer Aniston, la novia de América

Desde que terminó Cómo conocí a vuestra madre, en mi mundo seriéfilo ha quedado un vacío que he procurado llenar con otras sitcoms por lo que no podía faltar una reposición de Friends, lo que ha significado la vuelta de Jennifer Aniston a mi vida.

No hay ‘sarao’ que se precie en el que falte la actriz, y, desde 1994 que lleva en el ojo mediático, ha conseguido mantenerse fiel a un estilo personal que, además de favorecedor, cualquier mujer encontraría ‘ponible’ (no como otras que experimentan con el armario).

Pantalones acampanados de corte sartorial, vestidos rectos y fluidos que siguen la silueta de su cuerpo con aberturas estratégicas en la falda o en el escote, y para los estilismos urbanos elecciones cómodas tirando al sporty chic que puedes ponerte ya tengas 20, 30, 40 o 60 años.

Un armario, que, en general, tengas la edad que tengas, vas a querer copiar.

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

GTRES

Gal Gadot quiere que nos despidamos de los tacones

A dónde vas, Gal Gadot, a dónde vas. Que te veo pisar las alfombras de las promociones de tu película en zapatos planos y me asusto de tanta naturalidad.

INSTAGRAM

A dónde vas poniéndote vestidos con bailarinas, sandalias o zapatos cerrados (todos planos), a dónde vas por la vida sin tacones.

Espera, yo te lo digo, vas más lejos (física, no metafóricamente) que otras que sí los llevan, porque tu velocidad al andar no depende del escaso apoyo que nos brinda el tacón de un centímetro cuadrado de unos stilettos.

Vas feliz, cómoda y tranquila, porque como tú misma dices “Los stilettos, nos desequilibran. Podemos caernos en cualquier momento. No son buenos para nuestra espalda. ¿Por qué lo hacemos?”

Quiero crear una tendencia de ir a las alfombras rojas de plano” y a mí que me encanta y yo que te secundo, y te admiro y te alabo y te aplaudo porque olé tú y tus pies libres de juanetes o callos que nos producen los zapatos altos.

En 2015 varias invitadas fueron expulsadas de la alfombra roja de Cannes por ir con sandalias, en 2016 Julia Roberts acudió al festival descalza como protesta y en 2017 tenemos a Gadot como embajadora.

“¡Llevemos zapato plano!” clama la actriz en las alfombras. Aunque por exigencias del guión deba llevarlos en la pantalla, fuera de ella reivindica la comodidad y salud. Y sus pies, y los de otras mujeres que se animen a dejar los tacones de lado a raíz de verla, que se lo agradecen.

Bronceado pero sano

Aprovechando que nos faltan escasos días para el verano, que ya aprieta el calor y que este martes 13 de junio fue el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, debemos tener en cuenta una serie de cosas si queremos tomar el sol con seguridad.

INSTAGRAM @DULCEIDA

Los consejos han sido sacados de de la nota de prensa del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca.

1. Protector solar antes de la exposición al sol y renovar, sobre todo después de cada baño (por mucho que diga que es resistente al agua, que más vale prevenir que curar). Ya sé que es un rollo tener que estar pendiente de la crema y que sin una madre detrás que nos lo recuerde se nos olvida la mayor parte de las veces, pero hay que hacerlo.

2. Nada de sesiones maratonianos al estilo “vuelta y vuelta” bajo el sol y sobre todo evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas. Es decir, si quieres echarte la siesta, hazlo a la sombra pero nunca bajo el sol que es cuando más pega (y cuando más dañino es).

3. Adiós a las sesiones bronceadoras con lámparas de rayos UVA. No es obligatorio que siempre estés morena. Estas máquinas contribuyen a la aparición de cánceres cutáneos y aceleran el envejecimiento. Sales más morena, sí, pero con más posibilidades de padecer cáncer y más vieja.

4. No exponer a insolación directa a los niños menores de 3 años y ponerles siempre crema con un alto factor de protección. No olvidemos que la piel conserva la memoria de todas las radiaciones recibidas. Es por eso que cuanto más importante ha sido la dosis, mayor es el riesgo de la aparición de cánceres en la edad adulta.

5.  Salir a correr, montar en bici, irte de compras por Gran Vía… Podemos quemarnos realizando cualquier actividad al aire libre, así que échate crema antes de salir de casa.

6. Lo de que si está nublado/llueve/hay nieve etc el sol no pega, es falso.

7. Ropa protectora como gorras y gafas de sol con cristales homologados filtrarán los rayos UVA y UVB. A los niños, además, ponerles camisetas secas y opacas: una camiseta mojada deja pasar los rayos UV.

8. Secarse bien después de cada baño. Nada de secarse al sol presumiendo de tu nuevo bikini ya que el efecto lupa de las gotas de agua favorece las quemaduras solares y disminuye la eficacia de los protectores solares (sí, aunque sean resistentes al agua).

9. Beber agua a menudo. El sol deshidrata nuestro organismo. Vigilar especialmente a las personas mayores, cuya sensación de sed está atenuada, y a los niños, cuya necesidad de agua es importante y sus centros de termorregulación son todavía inmaduros.

10. Si ves que una peca o lunar ha cambiado de forma, tamaño o color, no lo “dejes estar” y consultar a un dermatólogo. Puede ponerse feo.