La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘mirlo’

Las ciudades revolucionan a Darwin creando nuevas especies urbanas

Las grandes ciudades, los tiempos modernos, nuestros nuevos modos de vida, están cambiando el mundo pero ¿hasta qué punto?

En el plano social y del comportamiento está claro; tenemos muy poco que ver con la manera de ser y de vivir de nuestros abuelos y bisabuelos. ¿También habremos cambiado físicamente? No hay duda sobre ello. En apenas un siglo el ser humano ha aumentado en altura, peso y llega a la pubertad mucho antes. Incluso se especula que ha aumentado nuestra pericia con las máquinas, especialmente con los ordenadores y los móviles.

Lo increíble es que este cambio también se ha producido en los animales salvajes que nos acompañan, donde la evolución natural parece haber dado un giro sorprendente. La globalización y urbanización del planeta los está cambiando radicalmente. Tanto que algún pájaro tan habitual en nuestros jardines urbanos como el mirlo común, tiene ya poco que ver con el mirlo de los bosques. Hasta el punto de estar proponiéndose considerarlos dos especies diferentes. Turdus merula el mirlo campero y Turdus urbanicus el mirlo urbanita. Lee el resto de la entrada »

Las dos últimas primaveras “locas” dejan el campo con menos pájaros

european-goldfinch

El tiempo está loco. Tanto como para acabar convenciendo a los más incrédulos de que eso del cambio climático al final va a ser cierto. Las dos últimas primaveras han sido un fiel reflejo de una inusual tendencia meteorológica que cada año parece más arbitraria.

Según AEMET, mayo, junio y julio de 2012 fueron meses más secos y cálidos de lo normal. Con temperaturas medias superiores en 2ºC con respecto a otros años y valores de precipitación media inferiores al 50%.  2013 ha sido justo al contrario, esos mismos meses resultaron mucho más fríos y húmedos de lo habitual, con la temperatura media en junio más baja desde 1997.

Sin embargo el verano, en contra de aquellos que pronosticaron que tal estación no existiría en 2013, y como acertadamente anunció mi compañero bloguero Emilio Rey, está siendo tan cálido y seco como siempre se le supuso al periodo estival.

Víctimas inocentes de las estaciones extremas, las aves también se comportan como excelentes bioindicadores de los altibajos climáticos. Para su desgracia, y según los resultados del programa Paser de seguimiento de aves de SEO/BirdLife, la productividad de aves comunes de 2012 y 2013 ha sido especialmente baja.

Entre las especies afectadas se encuentran nuestros pájaros más urbanos como el jilguero, el verdecillo, el verderón, el pinzón, el mirlo y el petirrojo. También las cigüeñas. En todos los casos han volado menos pollos por pareja de lo habitual.

Es la ley de naturaleza, es verdad, pero apena saber que los fríos y lluvias de la primavera han malogrado decenas de miles de puestas de esas avecillas que tanto nos gusta ver y escuchar cuando salimos al campo o paseamos por los parques y jardines. Y da todavía mucha más pena saber que la culpa en el fondo es de todos nosotros. Y de ese cambio climático provocado por la especie humana que amenaza con cambiarnos a todos, pero a peor.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Un mirlo aterroriza San Francisco

El propio titular de este post me parece una exageración, pero es exactamente igual a como lo ha presentado a sus lectores el veterano periódico británico Daily Telegraph. Cuyo editor no ha tenido inconveniente en compararlo con la famosa película de Los pájaros, de Alfred Hitchcock, precisamente rodada en San Francisco.

La historia es como sigue. Un pequeño mirlo o tordo de Brewer (Euphagus cyanocephalus), primo americano de nuestro popular mirlo europeo (Turdus merula), ha pasado las últimas semanas atacando a los transeúntes del barrio financiero de San Francisco. Su comportamiento, extrañamente violento, ha protagonizado decenas de vídeos caseros verdaderamente jocosos, acaparando el interés de numerosas cadenas de televisión, a pesar de que, al margen de los sustos, no ha herido a nadie.

Pequeño, sin garras ni pico, pero con una mala leche increíble, como podéis ver en este vídeo resumen de sus ataques:

La verdad es que el pajarito no deja pasar a nadie sin tratar de asestarle un picotazo. Pero lejos de alarmar al personal, se ha convertido en una atracción turística, diana de sus cámaras y grabadoras de vídeo.

La razón a este violento comportamiento os la podéis imaginar. Se trata de un macho con el nido muy cerca que cumple con su función natural de defender su territorio de cría. Para él, el edificio donde cría a su pollada es un risco de metal y cristal, la calle su zona de alimentación y los peatones potenciales depredadores de su prole. Valiente como pocos, se ha propuesto ahuyentar a todos los humanos de su territorio, el bullicioso centro de San Francisco. Moral no le falta.

Descubren un buitre blanco en Aragón

Todos conocemos la dificultad de encontrar “un mirlo blanco“, algo prácticamente imposible pues el macho de este túrdido, salvo por el naranja pico, es de color negro azabache. Se han visto algunos en el campo, es verdad, pero son siempre ejemplares albinos, caprichos genéticos de la naturaleza como lo fue Copito de Nieve, el famoso gorila blanco del zoo de Barcelona. Cada descubrimiento de un inmaculado ejemplar de estos, pertenezca a la especie que pertenezca, resulta toda una sorpresa.

Esta vez el “milagro blanco” se ha producido en un ser aparentemente tan poco poético como el buitre leonado (Gyps fulvus). Sus descubridores son miembros del Fondo Amigos del Buitre (FAB), quienes han logrado fotografiar a tan extraordinario ejemplar albino en Los Fayos (Zaragoza), en el somontano del Moncayo.

Foto y noticia acapararon el pasado viernes la última página del Diario del Alto Aragón, oportunidad que los ornitólogos han sabido aprovechar para denunciar la terrible situación en que se encuentran estas necrófagas en España. Porque como explica el periodista:

Tal vez progresar significa, además de quemar reses muertas, entender la conservación como pura y dura gestión de “recursos” (vidas).

Un pájaro así no pasa desapercibido para nadie. Sin embargo, desde que hace unos meses se le hizo esta fotografía no ha vuelto a verse. Los más pesimistas piensan que puede haber muerto de hambre, o envenenado, o electrocutado, o quizá estrellado contra un aerogenerador. Y es que aunque seas un buitre blanco no lo tienes nada fácil.

Ver mapa más grande

Localización de Los Fayos en el mapa, lugar donde se ha visto al buitre blanco.

Un mirlo se cree un ambulancia

Cantar como un mirlo. Nada más bello. Escucharlo feliz incluso en un diminuto jardín urbano, nada más hermoso.

Su voz aflautada es, junto con la del ruiseñor, el top melódico de la avifauna europea. Lo hacen para marcar su territorio, pero también por el mero placer de cantar. Cada individuo pretende ser mejor que el vecino, y por eso no dudan muchas veces en enriquecer su repertorio con imitaciones de otras aves a las que escuchan con envidiosa admiración.

Sólo que algunos se exceden en esa ansia por ser los mejores cantantes de la comarca. Y si no que se lo digan al matrimonio Talbot, propietarios de una casita típica inglesa en la pequeña ciudad costera de Weston-super-Mare, en el condado de Somerset.

Como recoge en su edición digital el periódico británico Metro, desde el pasado mes de abril la familia ha tenido un brusco despertar: el mirlo de su jardín se cree un ambulancia del cercano hospital. Y lo que es peor, se pone a imitar la ruidosa sirena de emergencias a las cinco de la mañana. Todos los días, incluido sábados y domingos.

“Es tan realista, que la primera vez que lo oí pensé que era realmente una ambulancia”, reconoce Alison Talbot.

“Cuando lo escuché por primera vez me pareció gracioso, pero ahora no es más que molesto», añade con enojo su marido Nathan Talbot. “He estado en el jardín tirándole piedras con la esperanza de que se vaya volando, pero nunca lo hace”.

Pero como certeramente señala la Ley de Murphy, “nada es nunca tan malo que no pueda empeorar”.

Últimamente al pájaro le ha dado por imitar el teléfono móvil de Nathan, quien entre lo poco que duerme y las carreras para contestar llamadas inexistentes, a estas alturas debe de estar rezando por tener un mirlo como cualquiera de sus vecinos, cantarín pero sin excentricidades imitatorias.

En las imágenes publicadas por el diario británico Metro, foto superior, el pájaro imitador sospechoso. Sobre estas líneas, un desesperado Nathan Talbot tras ser despertado por el mirlo-ambulancia a las 5 de la mañana.