La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘beatles’

Por qué me he hecho vegetariano

Vegetariano

Hace unos años yo mismo me sorprendía cuando os contaba en esta misma columna la campaña lanzada por el ex Beatles Paul McCartney. El famoso cantante nos proponía hacernos vegetarianos una vez por semana, exactamente los lunes, como contribución de la Humanidad para luchar contra el cambio climático. Ello es debido tanto a la producción de piensos para el ganado, lo que ha provocado una gigantesca y creciente deforestación planetaria, como al hecho de que los rumiantes emiten con sus flatulencias gran cantidad de metano, un gas 23 veces más perjudicial que el CO2 como agente del calentamiento global.

Más tarde os informé de las advertencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto al peligro del exceso de antibióticos en la alimentación animal. Cuyo resultado son carnes trufadas de medicamentos que ingerimos con total desconocimiento de sus posibles repercusiones en nuestra salud.

Y al final tenía que ocurrir. Me he hecho vegetariano. O casi, pues en realidad tan sólo he eliminado de mi dieta la carne. Como pescado, huevos y queso, junto a fruta y todo producto vegetal proveniente de la huerta. Pero desde hace un año no pruebo chuletones, ni chorizo ni morcilla, algo sorprendente en un burgalés como yo. Yo mismo no me lo creo.

Algunos pensaréis que lo hago por novelería, como denominan en Canarias al esnobismo. En absoluto. Es tan sólo el resultado de una profunda reflexión personal. De una actitud y de un modo de vida que pretende ser más respetuoso con su entorno. De una necesidad de vivir de manera más saludable, sin tantos aditivos ni hormonas. Sin provocar tanto sufrimiento a los animales de granja.

Es una decisión individual, alejada de cualquier radicalismo. Paso de Paul McCartney y de los lunes sin carne. Soy vegetariano. Y me siento mejor.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Un mirlo se cree un ambulancia

Cantar como un mirlo. Nada más bello. Escucharlo feliz incluso en un diminuto jardín urbano, nada más hermoso.

Su voz aflautada es, junto con la del ruiseñor, el top melódico de la avifauna europea. Lo hacen para marcar su territorio, pero también por el mero placer de cantar. Cada individuo pretende ser mejor que el vecino, y por eso no dudan muchas veces en enriquecer su repertorio con imitaciones de otras aves a las que escuchan con envidiosa admiración.

Sólo que algunos se exceden en esa ansia por ser los mejores cantantes de la comarca. Y si no que se lo digan al matrimonio Talbot, propietarios de una casita típica inglesa en la pequeña ciudad costera de Weston-super-Mare, en el condado de Somerset.

Como recoge en su edición digital el periódico británico Metro, desde el pasado mes de abril la familia ha tenido un brusco despertar: el mirlo de su jardín se cree un ambulancia del cercano hospital. Y lo que es peor, se pone a imitar la ruidosa sirena de emergencias a las cinco de la mañana. Todos los días, incluido sábados y domingos.

“Es tan realista, que la primera vez que lo oí pensé que era realmente una ambulancia”, reconoce Alison Talbot.

“Cuando lo escuché por primera vez me pareció gracioso, pero ahora no es más que molesto», añade con enojo su marido Nathan Talbot. “He estado en el jardín tirándole piedras con la esperanza de que se vaya volando, pero nunca lo hace”.

Pero como certeramente señala la Ley de Murphy, “nada es nunca tan malo que no pueda empeorar”.

Últimamente al pájaro le ha dado por imitar el teléfono móvil de Nathan, quien entre lo poco que duerme y las carreras para contestar llamadas inexistentes, a estas alturas debe de estar rezando por tener un mirlo como cualquiera de sus vecinos, cantarín pero sin excentricidades imitatorias.

En las imágenes publicadas por el diario británico Metro, foto superior, el pájaro imitador sospechoso. Sobre estas líneas, un desesperado Nathan Talbot tras ser despertado por el mirlo-ambulancia a las 5 de la mañana.