BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘divulgación’

Los científicos cuelgan las batas y se llevan de copas sus investigaciones

La divulgación científica es un derecho de los ciudadanos (el de aprender) y un derecho de los investigadores (el de enseñar). También es un justo intercambio donde los científicos explican a sus vecinos qué hacen con las (magras) ayudas destinadas por el Estado a la Ciencia.

Y para divulgar entre el gran público hay que pisar la calle e, incluso, los bares. Esto último es lo que propone Pint of Science 2018, el festival de divulgación científica que propone un encuentro relajado entre los investigadores y el público. Su cuarta edición llega la próxima semana, los días 14, 15 y 16 de mayo, con el objetivo de dar a conocer el trabajo de los científicos entre las copas de, esta vez, los bares de 56 ciudades españolas.

En este cuarto año la original convocatoria sigue batiendo récords: 308 eventos en 105 bares, con la participación de 730 científicos como ponentes y casi 400 voluntarios en la organización.

El programa completo, con direcciones, temas y horarios, ya se puede consultar en la web https://pintofscience.es/.

Lee el resto de la entrada »

#Geolodía: El mundo en un grano de arena y la eternidad en la palma de la mano

 

© Wikipedia Commons

Este fin de semana me voy de piedras. Saldré al campo para disfrutar de algo tan fascinante como entender la historia de la tierra que pisamos, una historia tan vieja como el planeta, pero tan rejuvenecida como el planeta mismo. Este fin de semana celebraré el Geolodía, la fiesta mágica de divulgación de la geología en la que todos podemos participar. El 12 y 13 de mayo la Sociedad Geológica de España (SGE) pone en marcha la fiesta de la divulgación geológica. ¿Te vienes a ver piedras? Lee el resto de la entrada »

El efecto del centésimo mono, falso pero esperanzador

Jigokudani_hotspring_in_Nagano_Japan_001

Es uno de los temas más recurrentes en los libros petardos de autoayuda o de Nueva Era. Citar el efecto del centésimo mono, también conocido como “de los cien monos” o, mejor aún si lo ponemos en inglés, “hundredth monkey effect”. Para quien no lo conozca, la definición de la Wikipedia, donde deja bien claro su naturaleza de bulo pseudocientífico, resulta clara:

Es un comportamiento aprendido propagado rápidamente desde un grupo de monos hasta todos los monos, una vez que se alcanza un número crítico de iniciados [100]. Por generalización, se refiere a un fenómeno por el cual, una vez que una cierta parte de una población ha oído hablar de una nueva idea o aprendido una nueva habilidad, la difusión de dicha idea o habilidad entre el resto de la población se produce en forma instantánea, mediante algún proceso desconocido en la actualidad, más allá del alcance de la ciencia.

Vale sí. Es mentira que unos científicos japoneses comprobaran que algunos monos de una isla nipona aprendieron a lavar batatas, y poco a poco este nuevo comportamiento se extendió a través de la generación más joven hasta que una vez alcanzado un cierto número crítico de monos adiestrados ―el llamado «mono 100»― la conducta se extendió instantánea y milagrosamente por las islas cercanas, cruzando el mar. Esos famosos monos aprendieron de los mayores y no de los jóvenes, como era de esperar, y su descubrimiento gastronómico tardó mucho más que un centenar de monos en generalizarse, sin llegar nunca a extenderse a otras islas con las que no tenían contacto físico.

Lee el resto de la entrada »

Los documentales de naturaleza siguen estando de moda

Sierra Morena

El espíritu de Félix Rodríguez de la Fuente sigue vivo. El gusto de los españoles por los grandes documentales de naturaleza no cambia. La novedad es que, seguramente por influencia del genial divulgador, en nuestro país contamos ahora mismo con grandísimos profesionales en tan difícil especialidad audiovisual. Con muchos sacrificios económicos, es verdad, pero con unos resultados que para sí los quisieran en la BBC o National Geographic.

Personas como Arturo Menor, investigador, biólogo, productor y director de documentales de naturaleza que acaba de lograr algo sorprendente. “Wildmed“, su gran producción sobre Sierra Morena, se concluirá después de tres años de duro trabajo gracias al crowdfunding. Una campaña de micromecenazgo le ha permitido recaudar 9.600 euros, un 60% más de lo previsto, que se dedicarán a la postproducción. Y no sólo hay imágenes bonitas. En el documental, además de describirse cinematográficamente la región, se hace una llamada de atención sobre los muchos peligros que lo acechan.

El trailer es impresionante.

Impresionante y el resto de los adjetivos admirativos que se te ocurran se merece “Guadalquivir“, el último trabajo de Joaquín Gutiérrez Acha. Producido por Wanda Natura, es el primer largometraje español de naturaleza que cuenta con los últimos avances tecnológicos de imagen y sonido (timelapses, filmación en alta velocidad o cineflex para planos aéreos).

Pero ojo. No es un documental. Es una maravillosa película llena de lirismo donde se glosa el viaje del gran río andaluz desde su nacimiento en la Sierra de Cazorla, cruzando Sierra Morena y llegando hasta la desembocadura en Doñana. Con Estrella Morente como sentida narradora y los animales como principales actores de la vida en unos paisajes grandiosos.

Por si fuera poco, el Laboratorio de RTVE.es ha elaborado un webdoc que complementa la película (www.rtve.es/guadalquivir). En él es posible sumergirse en la biodiversidad de cada tramo del Guadalquivir a través de vídeos panorámicos de 360 grados y clips exclusivos. Que además incluye una selección de los sonidos más representativos de cada estación del río (extraordinario trabajo de Carlos de Hita), completada con información detallada de sus especies.

Esta semana “Guadalquivir” se ha estrenado en 18 salas de cine de España. Si te gusta la naturaleza ibérica no te lo puedes perder.

Imagen superior: Águila imperial y urracas en el bosque mediterráneo de Sierra Morena. © Arturo Menor / Wildmed

Otras entradas relacionadas:

 

El Calypso, el mítico barco del comandante Cousteau, se oxida abandonado

Calypso

Félix Rodríguez de la Fuente nos descubrió los tesoros de la fauna Ibérica y el comandante Cousteau las riquezas del mar. Por eso me entristece enormemente que el Calypso, su mítico barco con el que surcó los siete mares, en el que todos alguna vez soñamos con ser grumetes, se pudre desde 2007 en un astillero francés. Mirad la foto. ¿No os da una lástima inmensa?Calypso_restauracion

La embarcación aspira desde hace 17 años a convertirse en seña de identidad de un importante museo marítimo. Pero como muchos ya sabéis, la familia de Cousteau ha heredado poco del espíritu libre y solidario del comandante. En enero de 1996, un año antes de la muerte de Jacques Cousteau, el barco se hundió en Singapur. Fue reflotado y trasladado a La Rochelle para convertirlo en museo. El proyecto no tuvo éxito y el barco permaneció amarrado junto al Museo Marítimo durante varios años. En 2007 fue trasladado a Concarneau para ser restaurado en los astilleros Piriou y convertirse en una atracción itinerante para la divulgación. Peleas judiciales entre la Fundación Equipe Cousteau (presidida por Francine Cousteau, la segunda esposa de Cousteau) y los astilleros mantienen en la ruina la embarcación.

Una petición online para tratar de salvar el mítico Calypso ha recibido ya casi 10.000 firmas de apoyo. La petición fue iniciada en la plataforma Change.org por Bruno Bombled, un ciudadano francés que reclama a la ministra de Cultura francesa “que declare el Calypso patrimonio nacional para evitar que la embarcación se muera en Concarneau”, la localidad de la región de Bretaña donde el barco permanece en un astillero. Sólo así podrá acceder a los fondos públicos que permitirían su salvación.

En mi opinión, el Calypso no es Patrimonio Nacional francés. Es Patrimonio de la Humanidad, como los mares que ayudó a proteger. Vuelve a mirar una vez más su foto. Efectivamente. Está tan deteriorado como nuestros océanos.

En la imagen superior, el Calypso en octubre de 2007, cuando llegó al puerto de Concarneau. (Foto Fred Tanneau. AFP)

Otras entradas relacionadas: