La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘china’

El medio ambiente necesita periodistas

Foto: Pixabay

Desde 1974, y por iniciativa de la Asamblea General de la ONU, cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Es la fecha con la que dos años antes se inauguró la Cumbre de la Tierra en Estocolmo, la primera conferencia de este tipo para discutir sobre el estado del medio ambiente mundial.

Cada Día Mundial del Medio Ambiente se centra en un tema con que concienciar al público sobre un asunto ambiental particularmente apremiante. El tema para 2019 gira en torno a la contaminación del aire. Paradójicamente, lo ha elegido China, el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente de este año, el país más contaminante del mundo y el que probablemente más está sufriendo sus efectos.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 9 de cada 10 personas en todo el planeta respiran aire contaminado. No se trata de ecologismo, ni de políticas ni de falsas polémicas sobre el Madrid Central de Carmena; es una crisis global de salud pública que nos obliga a replantearnos todo el actual sistema productivo y de movilidad por puro sentido de supervivencia. Como ha señalado António Guterres, secretario general de la ONU, “necesitamos una economía verde, no una economía gris”.

Pero ante todo, necesitamos periodistas, buenos profesionales que nos informen con calidad y precisión, que nos ayuden a separar el grano de la paja informativa, de tanta noticia falsa y manipulada, de tanto cuñado simplón.

En España tenemos mucha suerte. Contamos con la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA). Casi dos centenares de profesionales de todos los medios expertos en todo esto que tanto nos preocupa.

Estoy muy orgulloso de formar parte de su recién elegida nueva junta directiva, que desde el minuto uno se ha propuesto reivindicar la necesidad de un periodismo ambiental en todos los estamentos de la sociedad, pues solo con información rigurosa podremos solucionar el tremendo embrollo en el que nos hemos metido.

Así lo explica María García de la Fuente, nueva presidenta de APIA, en esta tribuna que ha tenido a bien compartir con todos los lectores y lectoras de nuestro blog. Lee el resto de la entrada »

Los biopiratas se aprovechan de los saberes de Panchito

Campesino

Pancho Cárdenes era un viejo yerbero de Gran Canaria. Pasó poco por el colegio, pero tenía unos conocimientos extraordinarios sobre plantas medicinales, ungüentos y tisanas capaces de aliviar las enfermedades más comunes de sus vecinos de Valleseco en unos tiempos en los que llamar al médico era un lujo imposible por lo inalcanzable.

Hoy, solucionado el problema sanitario, esos curanderos han desaparecido. Ganamos en salud, eso nadie lo duda, pero a cambio de perder unos saberes maravillosos capaces de aliviarnos los males más frecuentes y menos graves. De ser autónomos frente a las pequeñas dolencias.

Donde ahora vemos hojas y flores anónimas ellos veían remedios. Aferrados a la botica de diseño ya no nos interesa saber cómo se distingue y para qué sirve la manzanilla, la cola de caballo o la hierba clin. ¿O sí?

Una delegación del Instituto de Medicina Tradicional China de Pekín ha visitado recientemente Canarias para conocer con detalle las aplicaciones terapéuticas tradicionales de las plantas isleñas. Otros, representantes de multinacionales farmacéuticas, escudriñan el campo buscando medicinas donde las gentes del campo siempre supieron que estaban, donde siempre las usaron.

No les empuja la curiosidad. Buscan la rentabilidad económica de un legado que es de todos pero que muchas veces pasa a ser propiedad de unos pocos. Algunas de estas especies autóctonas, únicas en el mundo, atesoran remedios contra el cáncer, la diabetes o el alzhéimer.

Lo lógico sería que fueran investigadores nacionales quienes hiciesen este trabajo, y empresas españolas quienes patentaran el resultado, pero no se hace. ¿Investigar en España? Qué inventen ellos… con lo nuestro.

Si Panchito levantara la cabeza no se lo creería. Todo su saber se lo estamos regalando a los biopiratas.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Revelan el cruel comercio de la carne de perro en China

Perros en matadero

Es la imagen del horror. Una dantesca realidad revelada por Igualdad Animal. La brutalidad de los mataderos de perros en China. Aterrorizados animales mantenidos en pésimas condiciones antes de ser salvajemente golpeados y acuchillados hasta la muerte. Todo para satisfacer el indigno mercado de carne de tan noble animal.

No es algo anecdótico. Se calcula que cerca de 30.000 perros son sacrificados cada día en China por su carne o pieles. Más de diez millones de pobres perros al año. Muchos son robados a sus dueños.

Su consumo es especialmente popular en el noreste del país en la frontera con Corea, aunque también en las regiones del sur como Guizhou, Guangdong y Guangxi. Por influencia británica, Hong Kong es la única región china donde desde 1950 el consumo de carne de perro está implícitamente prohibido.

La ONG Igualdad Animal ha conseguido reunir más de 50.000 firmas en apenas dos días para reclamar el fin del comercio de carne de perro en China. Yo ya he firmado. ¿A qué esperas para firmar tú? No hace falta ver (si eres capaz) este terrible vídeo para rechazar tan execrable mercado.

Foto: Igualdad Animal

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Locura pajaril en Gran Bretaña

No están locos ni son fans de Madonna, son ornitólogos aficionados británicos tratando desesperadamente de observar a un pajarillo de apenas 10 gramos, el mosquitero coronado asiático (Phylloscopus coronatus).

Miles de personas se afanan estos días en South Shields, Newcastle, para ver con prismáticos a ese pajarillo. ¿Dónde está la novedad? Pues en que es la primera vez que esta rara ave, oriunda de los bosques de China e Indonesia, se ha dejado ver en Gran Bretaña, y la quinta vez en Europa.

Y en el país que inventó la ornitología, la noticia ha movilizado a toda la comunidad de pajareros. Especialmente a los conocidos como twitchers, un amplio grupo de entusiastas que dedican todo su tiempo libre a la pasión de apuntar en su lista personal el mayor número de nuevas especies de aves observadas por ellos.

Son tantos que algunos están preocupados, no vaya a ser que el mosquitero decida irse a otro lugar más tranquilo y desconocido.

En España, a los twitchers los llamamos bimberos, pues cada especie nueva es en su argot un “bimbo”. Yo sin embargo soy del grupo de los ornitólogos plácidos. Si veo algo nuevo, me alegro, pero no me vuelvo loco por encontrarlo. Aunque hombre, si aparece por aquí cerca un Phylloscopus coronatus

—-

Fotos: Todas las imágenes que os pongo han sido publicadas por la versión digital del Dayly Telegraph. El raro pajarito observado es el que aparece bajo estas líneas. Exótico, pero tampoco es para tanto ¿verdad?

Europa pasa de la gripe A mientras China se blinda contra ella

Acabo de llegar de un largo viaje por Oriente y aún no me he repuesto de la sorpresa. Mientras en China se han blindado contra la gripe A, extremando hasta la paranoia los controles sanitarios, aquí en Europa dejamos abiertas nuestras fronteras al peligroso virus.

En Hong Kong, donde las clases escolares han estado suspendidas durante tres semanas por miedo al contagio de la pandemia, son miles las personas que no salen a la calle sin su mascarilla quirúrgica, incluidos policías y hasta barrenderos.

Picaportes, tiradores de puertas y barandillas de las escaleras mecánicas de los edificios públicos son desinfectados varias veces al día, en algunos casos cada hora.

A la entrada de museos, centros comerciales y bibliotecas hay instalados desinfectadores automáticos. Pones las manos bajo ellos y una célula fotoeléctrica activa un spray que las rocía de alcohol perfumado.

Pero los controles máximos están en puertos y aeropuertos. Antes de alcanzar el puesto de inmigración se controla la temperatura a todos los recién llegados hasta tres veces, con cámaras termosensibles, termómetros digitales y escáneres. También es obligatorio rellenar un largo cuestionario personal donde es necesario señalar si se tiene o ha tenido alguna enfermedad, dónde has estado en la última semana, y dónde te vas ha quedar, teléfonos y direcciones incluidos.

Todo es tan estricto que acabas rezando para que un estornudo inoportuno no te convierta en blanco de las sospechas.

En mi caso, entrando en Macao me llevé un buen susto cuando al tomarme un policía la temperatura en la frente me dio 37 grados, medio punto por encima de lo habitual. Tras repetir el control tres veces, me pusieron una mascarilla y fui rápidamente llevado a una sala de aislamiento. Rodeado de enfermeros y médicos embutidos en monos blancos, al final el viejo termómetro de mercurio demostró que mi temperatura era normal y pude seguir el camino hacia la hermosa antigua colonia portuguesa.

Sin embargo, a mi regreso a Europa vía Helsinki, el miedo a la gripe A desapareció como por arte de magia. Ningún control sanitario, ni grande ni pequeño, me dificultó la entrada en Finlandia. Fuera mascarillas, aquí no pasa nada.

Dicen los expertos europeos que esta gripe no hay quien la pare, que tantos controles sólo sirven para gastar dinero y molestar a los viajeros. Sin embargo, las extremas medidas de prevención en China están surtiendo efecto, con tan sólo 1.668 enfermos registrados (ningún muerto) en un país de 1.300 millones de habitantes.

¿Se pasan de exagerados los chinos o nosotros de confiados?

Quizá sea una exageración lo de Oriente, es verdad, pero me parece ridículo que nuestras autoridades sanitarias nos pidan que extrememos las medidas para evitar el contagio, cuando ellas están dejando las fronteras abiertas de par en par al virus.

Sobre estas líneas, control de temperatura corporal con cámaras termosensibles a la entrada de un museo en la ciudad china de Macao.

Aviso sobre la desinfección periódica de picaportes en un edificio público de Hong Kong.

Hasta los barrenderos de China llevan mascarilla y guantes para evitar el contagio de la gripe.

¿Es cultura gastronómica comer serpientes vivas?

Asqueroso. Resulta imposible ver este vídeo en You Tube sin sentir tantas náuseas como horror y pena.

Un extraño concurso de cocina en China donde la pericia de los cocineros consiste en preparar los platos a tal velocidad que, cuando los sirven, los pobres animales están aún vivos o con sus trozos en inútil movimiento.

Hace un año os puse en La Crónica Verde un espeluznante documental sobre el despelleje, aún vivos, de perros mapache o Tanukis (Nyctereutes procyonoides) en las granjas de peletería de una provincia china. Las terribles imágenes han recibido ya más de 200 comentarios, todos horrorizados por ellas.

Algunos dirán que tengo manía a los chinos. En absoluto. Admiro su cultura milenaria, un patrimonio de una riqueza incomensurable. Pero no puedo aceptar algunas costumbres que, como estas maneras de cocinar tan sumamente crueles, resultan injustificables hoy en día. ¿Serías capaz de comerte una serpiente que aún se mueve en tu boca? Seguro que no.

Es verdad, nosotros también hacemos barbaridades culinarias como comernos las ostras crudas con tan sólo unas gotas de limón, pero al menos son moluscos sin un sistema nervioso tan complejo como el de un reptil. Esas serpientes y pescados sufren ¿para qué? Para darnos un supuesto placer gastronómico. Resulta terrible. ¿No se podrá hacer algo para detener esta salvajada?

Apaga la luz… y el coche

Mañana por la noche, durante una hora, medio mundo quedará sumido en tinieblas. Será nuestro eclipse global, el gran apagón mundial con el que, todos juntos, tratamos de lanzar un grito desesperado pidiéndonos a nosotros mismos un cambio real en nuestro sistema de vida que haga retroceder el ya inevitable cambio climático.

Reconozcámoslo, tenemos miedo. El futuro es cada vez más negro y la culpa es nuestra, exclusivamente nuestra. Pero no queremos cambiar.

Una hora sin luces, iluminados por velas, suena hasta divertido. Otra cosa es modificar los hábitos; eso es mucho más difícil.

Por ejemplo el coche, el principal responsable de la mala calidad de aire que respiramos, que nos mata, y una de las principales fuentes de emisión de CO2. Tres de cada cuatro de los desplazamientos en España se hacen en coche y con un solo ocupante. Somos los más comodones y contaminadores de Europa. Este vicio nos roba la mitad del espacio de las ciudades, invadido por vehículos privados en forma de carreteras y aparcamientos.

Pero lo malo se pega, y en países emergentes y superpoblados como India o China el automóvil está arrollando a la bicicleta, ahora con baratos modelos de gasolina por menos de 1.700 euros. Frente a una reducción en el uso del transporte público, los 700 millones de coches que circulan en el mundo se duplicarán en 2025 si no cambian los comportamientos, que no parece que vayan a cambiar.

Los gestos, las actitudes, son muy importantes. Por eso yo les propongo para mañana ser aún más ambiciosos y no quedarse tan sólo en apagar una hora las luces. Hagamos algo más. Aprovechemos la primavera y apaguemos el coche. Salgamos a pasear, movámonos en bici, conozcamos nuestros parques, descubramos que las golondrinas y los vencejos ya han llegado.

Vayamos por delante. Es “La hora del planeta“.

El eclipse de sol más remoto, visible sólo en Internet

Mañana viernes se producirá el segundo eclipse total de sol del milenio, imposible de ver desde ningún punto de España.

El espectáculo natural más sobrecogedor del mundo, fuente de toda clase de supersticiones, supuesto mensajero de grandes catástrofes, sólo será visible en remotos lugares de Asia y Norteamérica.

Bueno, eso sólo es un decir, porque en realidad se podrá ver en todo el mundo en riguroso directo gracias, una vez más, a Internet. E incluso en esta ocasión, con una inusitada competencia en la que han entrado China, la NASA y nuestro propio país.

China compartirá la mejor vista del eclipse total, que tendrá lugar a las 18.20 hora local (12.20 horas en la España peninsular), desde el pequeño condado de Yiwu, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang. Las páginas web de la Academia China de las Ciencias, el Observatorio Astronómico de la Montaña Púrpura y el Observatorio Astronómico Online de Shanghai lo emitirán en directo si el tiempo acompaña y no aparece el día nublado.

La NASA también se apunta a la retransmisión pues, como ha señalado uno de sus más reputados astrofísicos, Fred Espenak, quien ha estado persiguiendo fenómenos de este tipo desde 1970, “es tan raro e inusitado [este eclipse] que resulta desafortunado dejar pasar la ocasión”.

Yo sin embargo lo seguiré desde la página del proyecto español Shelios. A su sombra, varios entusiastas científicos se han desplazado en el ferrocarril transiberiano a Novosibirsk, Siberia, desde donde retransmitirán vía satélite las señales de audio y vídeo al Centro de Supercomputación y Visualización de Madrid CeSVIMA, de la Universidad Politécnica de Madrid (FIUPM), donde lo subirán a la Red.

Encabezada por Miquel Serra, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias, la expedición Shelios está integrada también por escolares canarios a través del proyecto Ruta de las Estrellas. Para saber más sobre esta increíble expedición, el propio Serra mantiene un blog específico donde está colgando vídeos, fotos y explicaciones de todo el viaje, al igual que lo están haciendo los chicos canarios en otro curioso cuaderno de bitácora.

Así que prepárense para ser testigos excepcionales mañana al medio día (a las 12.44 hora de Madrid) del gran acontecimiento. Y no se retrasen. El eclipse tan sólo durará dos minutos y 27 segundos.

Horror: despellejan vivos a los animales

Llevo semanas dando vueltas a la difusión del vídeo más horripilante de cuantos he visto en mi vida. Imposible de terminarlo tras varios intentos terroríficos, me censuré a mi mismo su publicación en La Crónica Verde. Pero al final he llegado a la convicción de que no se puede silenciar una salvajada así.

Investigadores camuflados de la Sociedad Suiza de Protección de los Animales (Swiss Animal Protection, SAP) lograron filmar el modo en que se sacrifican cientos de perros mapache o Tanukis (Nyctereutes procyonoides) en las granjas de peletería de la provincia china de Hebei, donde cada año se venden 35 millones de pieles, más del 60 % de este comercio en China. Fue así como descubrieron horrores más allá de sus peores pesadillas, de los que se ha hecho eco la asociación internacional PETA (People for the Ethical Treatment of Animals). Una bestialidad (con perdón de las bestias) que justifica por qué estas granjas tienen prohibida la entrada a los extranjeros.

La vida de estos pobres animales en cautividad es un infierno, pero su muerte es aún mucho peor. No hay una regulación sobre los sacrificios y los criadores matan a golpes a las pobres bestias, rematándolas contra el suelo, y despellejándolas cuando todavía están vivas.

Como explica uno de los testigos de la asociación suiza,

“las condiciones de las granjas peleteras chinas son una burla a las más elementales normas de bienestar animal. En su vida y sus indignas muertes, a estos animales se les ha negado incluso el más simple acto de bondad”.

La globalización del comercio de pieles hace imposible conocer el verdadero origen de las materias primas utilizadas. Los productos peleteros pasan a través de casas de subastas internacionales y se compran y distribuyen a los fabricantes de todo el mundo, desde donde luego son exportados como prendas de lujo. China es el mayor exportador mundial de pieles, un mercado en alza gracias a sus bajos precios, apoyados en mano de obra barata y ausencia de una legislación sobre bienestar animal. Incluso si una prenda de pieles señala en la etiqueta que se hizo en un país europeo, los animales pudieron ser criados y sacrificados en otro lugar muy lejano, posiblemente en una granja china no reglamentada.

Debido a que el origen de las pieles no puede ser rastreado, desde PETA se presenta como la única manera para prevenir ese tipo de crueldad inimaginable el no usar nunca pieles naturales. Y tienen razón. Sin mercado no habrá industria peletera. Aunque mientras tanto, puedes firmar aquí para exigir el final de estas atrocidades, indignas de personas civilizadas en pleno siglo XXI.

Os dejo a continuación el terrorífico vídeo que ha dado pie a esta campaña. Pero nuevamente os aviso: ES TERRIBLE Y CON TODA SEGURIDAD HERIRÁ LA SENSIBILIDAD DE CUALQUIER PERSONA BIEN NACIDA. Si tienes dudas, mejor no lo veas.

Los sapos predijeron el terremoto de China

Cientos de miles de sapos comenzaron a emigrar dos días antes del pavoroso terremoto de China en la ciudad de Mianyang, una localidad muy cercana a Wenchuan, donde se localizó el epicentro. En las calles, las gentes esquivaban a los atemorizados batracios y los coches los aplastaban. El día anterior al seísmo, a casi 1.000 kilómetros de distancia, en la provincia costera de Jiangsu, decenas de miles de sapos poblaron la ciudad de Taizhou.

Los expertos atribuyeron este raro comportamiento al cambio climático, pero ahora, tras la tragedia, son muchos los que sospechan que los animales pudieron haber presentido el terremoto. «Desafortunadamente, nadie tuvo en cuenta la advertencia de los sapos», escribió el diario China Daily.

¿Otra leyenda urbana? Tengo mis dudas.

De hecho, la Agencia de Noticias Xinhua de China se ha apresurado a desmentir, no la existencia de estas extrañas masivas migraciones de sapos, que confirma plenamente, sino su significado premonitorio.

En su comunicado, la agencia entrevista a Zhang Guomin, un investigador miembro del Instituto de Investigación Sismológica subordinado al Buró Sismológico de China, quien asegura que

“existen razones más complicadas para las anomalías animales y el agua subterránea. Un terremoto es sólo una de ellas, además del cambio climático y las condiciones meteorológicas”.

Por su parte, el subdirector de la Red de Sismos de China, Zhang Xiaodong, afirmó que

“averiguar la relación existente entre los fenómenos naturales anormales y los terremotos es de hecho uno de los más importantes y difíciles temas en los estudios de pronóstico de terremotos”.

También reconoció Xiaodong que podría ser un gran progreso para la investigación sísmica si existiera un índice claro de fenómenos naturales antes de que un terremoto suceda, aunque lo consideró muy improbable:

“Pronosticar terremotos sigue siendo un verdadero rompecabezas para la humanidad”.

En mi modesta opinión, los animales tienen un sexto sentido para barruntar las catástrofes. Como ya os conté en una ocasión, así ocurrió cuando la terrible tormenta tropical Delta arrasó Canarias. Y en Japón desde hace más de mil años han usado al pez gato como efectivo sismógrafo casero.

Conozco historias de muchas mascotas que adivinaron la muerte de sus amos, e incluso enfermedades antes que los propios médicos. Y aunque tildadas como supersticiones, nuestra sociedad se ha alimentado durante siglos de la información más o menos premoritoria ofrecida por los animales para indicarnos si iba a llover, haría sol o caería una helada tardía. ¿Estaríamos antes equivocados? Millones de sapos advertidos dan mucho que pensar.

Ranas predicen el terremoto en China en Blogs de YAAQUI

En esta imagen podéis ver los miles de sapos que escaparon de la ciudad china de Mianyang dos días antes de que fuera destruida por el terremoto. Que bajo estas líneas aparece también en el vídeo de uno de los noticieros chinos ¿Presintieron los sapos la catástrofe o fue casualidad?