La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘masacre’

Unos matan delfines y otros toros

Los pescadores de la localidad japonesa de Taiji vuelven a masacrar delfines y otros cetáceos, tiñendo de sangre las aguas del mar. A la mayoría de los capturados los hacen sushi y a unos pocos los venden a los zoológicos. Es la tradición, aseguran.

Ellos matan delfines y nosotros matamos toros. Así se ha hecho siempre, responden unos y otros. E incluso habrá muy buenos matarifes nipones, a los que les gritarán olé los aficionados a la fiesta nacional del Imperio del Sol Naciente. ¡Qué cuchilladas más artísticas!

No hay mucha diferencia con nosotros. O quizá sí, pues ellos lo hacen a escondidas (que se lo digan al oscarizado documental “The Cove“, donde se muestra la crueldad de esa práctica), mientras que nosotros no nos ocultamos. Incluso hemos llegado más lejos aún, lo hemos convertido en un espectáculo, en arte, lo subvencionamos y hasta sacamos leyes para protegerlo.

Richard O’Barry, activista y ex entrenador de delfines en la famosa serie “Flipper“, ha dicho en Tokio que esta caza es cruel y no puede ser considerada como parte de la cultura de Taiji. ¿Os suena? Cualquier día van a decir lo mismo de los toros.

Foto: EFE /CENTRO DE CONSERVACIÓN MARÍTIMA SHEPHERD

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Canadá matará 100.000 focas más esta primavera

Miras este vídeo de PETA y no puedes evitar un sobresalto. Incluso llorar.

Acaba de comenzar la temporada anual de caza de focas en la isla canadiense de Terranova, otra de esas salvajes tradiciones propias de países supuestamente desarrollados. Como descarada respuesta al general rechazo internacional, en lugar de reducir o prohibir la anual masacre, Canadá ha incrementado en 100.000 ejemplares la cuota legal de captura. Este año, la ley permitirá a los cazadores masacrar a golpe de hakapik 380.000 focas.

La decisión no obedece a un aumento real de la población de este pinnípedo. Tan sólo es una bofetada política para responder con más sangre inocente a la decisión de la Unión Europea de prohibir en su totalidad el comercio de productos derivados de este animal. No les importan las consecuencias. Cerrado el comercio europeo, China está abriendo su gigantesco mercado a las pieles de foca.

Dicen los canadienses que su método de captura es muy humanitario, que los animales no sufren. Dicen que hay muchas focas y que no están en peligro de extinción. Que ya no matan a las crías de blanca piel. Que ellas, y no los miles de barcos factoría, son las causantes del descenso en las capturas de bacalao. Dicen todo esto y otras muchas cosas más, pero yo sólo veo un gran charco de sangre anegando en rojo la nieve inmaculada.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

El Gobierno de Bush mata 106 lobos en 110 días

Desde que la Administración presidida por Bush retirara en marzo pasado la protección al lobo (Canis lupus), más de un centenar de estos ejemplares han sido asesinados en las cercanías de los Parques Nacionales de Grand Teton y Yellowstone. Exactamente 106 en tan sólo 110 días. Y otros cientos de lobos más caerán bajo las balas en los próximos meses.

Para una inmensa región montañosa que abarca seis Estados (Montana, Wyoming, Idaho, Utah, Oregon y Washington), los gestores medioambientales norteamericanos calculan un censo de 1.500 lobos, que pretenden reducir a tiro limpio hasta un máximo de 300, apenas una quinta parte.

Se pone fin así a muchos años y muchos millones de dólares invertidos en la recuperación de esta especie, iniciada en 1990 con la reintroducción del lobo en Yellowstone a partir de ejemplares traídos de Canadá.

Tras conseguirlo con muchos esfuerzos, pero no todavía como para lograr la viabilidad de estas poblaciones, los políticos descubren ahora que los lobos son molestos, matan ganado y enfadan a los ganaderos. Como han denunciado los grupos conservacionistas norteamericanos, la decisión de su exterminio, el segundo en un siglo, se ha tomado por intereses políticos y no científicos.

La carta de protesta que podéis firmar y enviar al Departamento de Interior de los Estados Unidos dice así:

Me parece inexcusable que más de 100 lobos grises en las Montañas Rocosas del Norte hayan sido asesinados desde que su Agencia les despojó de la protección de las especies en peligro de extinción en marzo pasado, y que más del 80 por ciento de la población de lobos puedan ser sacrificados con arreglo a las actuales leyes estatales.

El regreso de los lobos grises a las Rocosas del Norte es uno de los mayores éxitos de la vida silvestre. En el Parque Nacional de Yellowstone, en particular, es evidente comprobar cómo el regreso del lobo ha reavivado el ecosistema, permitiendo la recuperación de halcones, águilas, pequeños animales y árboles. La reducción de la población de lobos prevista por el gobierno federal, poniendo como meta conservar tan sólo 300 animales, pondrá de nuevo a esta emblemática especie al borde de la extinción.

Su organismo está encargado de proteger la vida silvestre, no de entregarla para asesinatos en masa. Por favor, garantizar un futuro saludable para los lobos de Yellowstone y el del norte de las Rocosas es garantizar la plena recuperación de los ecosistemas relacionados con ellos.

Todos los ciudadanos deben poder disfrutar de estos magníficos iconos del Oeste americano, los de ahora y los de las generaciones venideras.

Vergonzosa matanza, absolutamente injustificable. No sé si me tomará muy en serio George Bush, pero por si acaso ya he firmado.

¿Y tú qué piensas? ¿Se equivocan los norteamericanos ahora matando los lobos, o se equivocaron hace 20 años soltándolos?

Horror: despellejan vivos a los animales

Llevo semanas dando vueltas a la difusión del vídeo más horripilante de cuantos he visto en mi vida. Imposible de terminarlo tras varios intentos terroríficos, me censuré a mi mismo su publicación en La Crónica Verde. Pero al final he llegado a la convicción de que no se puede silenciar una salvajada así.

Investigadores camuflados de la Sociedad Suiza de Protección de los Animales (Swiss Animal Protection, SAP) lograron filmar el modo en que se sacrifican cientos de perros mapache o Tanukis (Nyctereutes procyonoides) en las granjas de peletería de la provincia china de Hebei, donde cada año se venden 35 millones de pieles, más del 60 % de este comercio en China. Fue así como descubrieron horrores más allá de sus peores pesadillas, de los que se ha hecho eco la asociación internacional PETA (People for the Ethical Treatment of Animals). Una bestialidad (con perdón de las bestias) que justifica por qué estas granjas tienen prohibida la entrada a los extranjeros.

La vida de estos pobres animales en cautividad es un infierno, pero su muerte es aún mucho peor. No hay una regulación sobre los sacrificios y los criadores matan a golpes a las pobres bestias, rematándolas contra el suelo, y despellejándolas cuando todavía están vivas.

Como explica uno de los testigos de la asociación suiza,

“las condiciones de las granjas peleteras chinas son una burla a las más elementales normas de bienestar animal. En su vida y sus indignas muertes, a estos animales se les ha negado incluso el más simple acto de bondad”.

La globalización del comercio de pieles hace imposible conocer el verdadero origen de las materias primas utilizadas. Los productos peleteros pasan a través de casas de subastas internacionales y se compran y distribuyen a los fabricantes de todo el mundo, desde donde luego son exportados como prendas de lujo. China es el mayor exportador mundial de pieles, un mercado en alza gracias a sus bajos precios, apoyados en mano de obra barata y ausencia de una legislación sobre bienestar animal. Incluso si una prenda de pieles señala en la etiqueta que se hizo en un país europeo, los animales pudieron ser criados y sacrificados en otro lugar muy lejano, posiblemente en una granja china no reglamentada.

Debido a que el origen de las pieles no puede ser rastreado, desde PETA se presenta como la única manera para prevenir ese tipo de crueldad inimaginable el no usar nunca pieles naturales. Y tienen razón. Sin mercado no habrá industria peletera. Aunque mientras tanto, puedes firmar aquí para exigir el final de estas atrocidades, indignas de personas civilizadas en pleno siglo XXI.

Os dejo a continuación el terrorífico vídeo que ha dado pie a esta campaña. Pero nuevamente os aviso: ES TERRIBLE Y CON TODA SEGURIDAD HERIRÁ LA SENSIBILIDAD DE CUALQUIER PERSONA BIEN NACIDA. Si tienes dudas, mejor no lo veas.