La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘nasa’

La basura flota sobre nuestras cabezas

Gravity

El día en que la humanidad desaparezca, nuestra basura seguirá presente en la Tierra durante muchos miles de años más. En ríos y mares contaminados. En tierras cubiertas por desechos donde el reciclaje brilla por su ausencia, donde el vidrio se desaprovecha, el metal se oxida, el papel se quema, las bolsas de plástico destrozan el paisaje. Pero igualmente en los cielos, orbitando sin rumbo alrededor del dolorido planeta azul. Porque también el espacio recibe las sobras de la civilización en forma de chatarra espacial. Aunque por suerte (y seguramente por efecto de la crisis), la cantidad de desperdicio no aumenta.

Según datos facilitados a la agencia Europa Press por la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales, entidad que hace pormenorizado recuento de la basura espacial que orbita la Tierra, el número de escombros espaciales parece haberse estabilizado en la primera mitad de 2015, manteniéndose en los 16.900 objetos.

Concretamente, de los 16.906 cacharros con los que se inició el año, junio ha cerrado con 16.925. Lee el resto de la entrada »

Tarda tres años en recorrer 21 kilómetros por Marte

Marte es un planeta más pequeño que la Tierra. Y al tener menor densidad, allí las cosas pesan un tercio menos que aquí. Máxima ligereza. Sin embargo el tiempo pasa a un ritmo semejante al nuestro, pues un año dura 687 días terrestres o 668 días marcianos (denominados técnicamente sols). Claro que una cosa es el tiempo y otra muy diferente los tiempos.

La imagen en blanco y negro que ilustra este post procede de la cámara de navegación del vehículo de exploración marciana Opportunity. En ella vemos la vista captada el día antes de que el vehículo, que había salido del cráter Victoria, llegara al borde del cráter Endeavour.

Fue el final de un largo viaje en el tiempo, aunque no en el espacio. La distancia entre ambos puntos es de tan sólo 21 kilómetros, pero el aparato ha necesitado tres años enteros para recorrerlos. Propulsado por placas solares, descontando atascos en arena y averías, su velocidad máxima fue de 30-50 metros diarios. A eso se llama darse un paseo tranquilo. La envidia del Movimiento Slow.

Los amigos de la ciencia verán en esta cabalgada marciana un filón de conocimientos. Yo prefiero verlo desde una perspectiva más sentimental. Miro esas desoladas planicies de arena e instintivamente las relaciono con mis paisajes de Fuerteventura, con los arenosos tableros rematados por onduladas montañas tan semejantes a los del cercano desierto del Sáhara. La memoria te juega a veces estas travesuras. Reconocer lo irreconocible. Como cuando llegas a una ciudad por vez primera y el rincón de una calle se te antoja gemelo al de alguna de la tuya ¿Nos os pasa a vosotros lo mismo?

Increíble. Planeta Marte. A 100 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Atmósfera irrespirable. Temperaturas medias de -55 grados centígrados. Gigantescas tormentas de arena con vientos huracanados.  Y nos parece un lugar conocido, incluso agradable para pasear.

Y sin embargo, cuánto daríamos por poder caminar por esas soledades donde hasta nuestros robots se toman la vida útil de sus baterías con tranquilidad marciana. Donde no hay prisas ni empujones pues no hay ningún lugar de donde venir ni a donde llegar. Con esta imagen en la cabeza ¿quién se mete ahora en el metro?


Este vídeo de la NASA selecciona 309 de los miles de fotografías de la superficie de Marte realizadas por el robot Opportunity desde septiembre de 2008 hasta agosto de 2011. ¿Os recuerda algún sitio conocido?

. Visto en Amazings. Crédito foto: NASA / JPL-Caltech

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

 

El eclipse de sol más remoto, visible sólo en Internet

Mañana viernes se producirá el segundo eclipse total de sol del milenio, imposible de ver desde ningún punto de España.

El espectáculo natural más sobrecogedor del mundo, fuente de toda clase de supersticiones, supuesto mensajero de grandes catástrofes, sólo será visible en remotos lugares de Asia y Norteamérica.

Bueno, eso sólo es un decir, porque en realidad se podrá ver en todo el mundo en riguroso directo gracias, una vez más, a Internet. E incluso en esta ocasión, con una inusitada competencia en la que han entrado China, la NASA y nuestro propio país.

China compartirá la mejor vista del eclipse total, que tendrá lugar a las 18.20 hora local (12.20 horas en la España peninsular), desde el pequeño condado de Yiwu, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang. Las páginas web de la Academia China de las Ciencias, el Observatorio Astronómico de la Montaña Púrpura y el Observatorio Astronómico Online de Shanghai lo emitirán en directo si el tiempo acompaña y no aparece el día nublado.

La NASA también se apunta a la retransmisión pues, como ha señalado uno de sus más reputados astrofísicos, Fred Espenak, quien ha estado persiguiendo fenómenos de este tipo desde 1970, “es tan raro e inusitado [este eclipse] que resulta desafortunado dejar pasar la ocasión”.

Yo sin embargo lo seguiré desde la página del proyecto español Shelios. A su sombra, varios entusiastas científicos se han desplazado en el ferrocarril transiberiano a Novosibirsk, Siberia, desde donde retransmitirán vía satélite las señales de audio y vídeo al Centro de Supercomputación y Visualización de Madrid CeSVIMA, de la Universidad Politécnica de Madrid (FIUPM), donde lo subirán a la Red.

Encabezada por Miquel Serra, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias, la expedición Shelios está integrada también por escolares canarios a través del proyecto Ruta de las Estrellas. Para saber más sobre esta increíble expedición, el propio Serra mantiene un blog específico donde está colgando vídeos, fotos y explicaciones de todo el viaje, al igual que lo están haciendo los chicos canarios en otro curioso cuaderno de bitácora.

Así que prepárense para ser testigos excepcionales mañana al medio día (a las 12.44 hora de Madrid) del gran acontecimiento. Y no se retrasen. El eclipse tan sólo durará dos minutos y 27 segundos.