La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El medio ambiente necesita periodistas

Foto: Pixabay

Desde 1974, y por iniciativa de la Asamblea General de la ONU, cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Es la fecha con la que dos años antes se inauguró la Cumbre de la Tierra en Estocolmo, la primera conferencia de este tipo para discutir sobre el estado del medio ambiente mundial.

Cada Día Mundial del Medio Ambiente se centra en un tema con que concienciar al público sobre un asunto ambiental particularmente apremiante. El tema para 2019 gira en torno a la contaminación del aire. Paradójicamente, lo ha elegido China, el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente de este año, el país más contaminante del mundo y el que probablemente más está sufriendo sus efectos.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 9 de cada 10 personas en todo el planeta respiran aire contaminado. No se trata de ecologismo, ni de políticas ni de falsas polémicas sobre el Madrid Central de Carmena; es una crisis global de salud pública que nos obliga a replantearnos todo el actual sistema productivo y de movilidad por puro sentido de supervivencia. Como ha señalado António Guterres, secretario general de la ONU, “necesitamos una economía verde, no una economía gris”.

Pero ante todo, necesitamos periodistas, buenos profesionales que nos informen con calidad y precisión, que nos ayuden a separar el grano de la paja informativa, de tanta noticia falsa y manipulada, de tanto cuñado simplón.

En España tenemos mucha suerte. Contamos con la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA). Casi dos centenares de profesionales de todos los medios expertos en todo esto que tanto nos preocupa.

Estoy muy orgulloso de formar parte de su recién elegida nueva junta directiva, que desde el minuto uno se ha propuesto reivindicar la necesidad de un periodismo ambiental en todos los estamentos de la sociedad, pues solo con información rigurosa podremos solucionar el tremendo embrollo en el que nos hemos metido.

Así lo explica María García de la Fuente, nueva presidenta de APIA, en esta tribuna que ha tenido a bien compartir con todos los lectores y lectoras de nuestro blog.

El medio ambiente necesita periodistas 

El medio ambiente somos todos. Y como recoge nuestro artículo 45 de la Constitución española, “Todos tienen el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo”. Por eso, el Día Mundial del Medio Ambiente no es un día cualquiera, sino el momento de recordar lo que estamos haciendo con nuestro planeta y decidir qué queremos que sea los próximos años. Para que los ciudadanos, empresas y políticos tomen sus decisiones es imprescindible contar con información rigurosa, contrastada y veraz. Y eso es precisamente a lo que nos dedicamos los periodistas ambientales. Cada día, en cada redacción, emisora y cadena de televisión hay profesionales persistiendo en la importancia de comunicar temas de medio ambiente. Sin una información rigurosa, las decisiones serán un fracaso.

Bosques, fauna, ríos, océanos, son temas ambientales, pero también lo son lo que comemos, con lo que nos vestimos, la energía que utilizamos para calentarnos y el aire que respiramos. En definitiva, medio ambiente es todo lo que nos afecta en nuestra vida diaria y sobre lo que tenemos que tomar decisiones a la hora de ir a la compra, elegir un tipo de vivienda o el modo en el que nos desplazamos, dónde vamos a pasar nuestras vacaciones y qué ropa nos compramos. Los recursos que se emplean para fabricar todo lo que hoy nos rodea proceden de la naturaleza e informar sobre ellos es una tarea diaria que realizan con tesón los periodistas ambientales.

Poco a poco las noticias ambientales van ocupando el lugar y espacio que les corresponde en los medios, aunque todavía no es el ideal. Ya son portadas y abren informativos. La emergencia climática ha despertado conciencias y ha puesto en la primera de muchos diarios lo que muchos profesionales llevan escribiendo durante décadas, bienvenido sea. El periodismo ambiental no es información de relleno, es Información, con mayúsculas. Cada una de nuestras decisiones diarias está relacionada con algún tema ambiental: si cojo el coche, la bici o voy andando; si me compro ropa en un comercio o en otro; si los alimentos que consumo se han cultivado cerca o a miles de kilómetros; y si una vez termino de comer, lo tiro todo al mismo cubo o reciclo.

Este año se cumplen 25 años de la creación de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), una organización de profesionales de todos los ámbitos de la información y la comunicación que luchan a diario porque sus informaciones lleguen a sus lectores, oyentes y espectadores, por hacerles llegar información fundamental para sus vidas y convencer a sus directores de que el medio ambiente no es una noticia secundaria, sino lo que de verdad importa.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) va a dedicar este año el Día Mundial del Medio Ambiente a la contaminación del aire, un tema vital que afecta al 90% de los ciudadanos del planeta. Para lograr reducir los niveles de contaminación que hoy respiramos en las ciudades es necesario tener una opinión pública bien informada, y eso sólo se puede conseguir con periodistas especializados que informen con rigor. El periodismo ambiental es hoy más necesario que nunca para tener ciudadanos informados, empresas informadas y políticos informados.    

Si queremos una sociedad con criterios, informada y que sepa lo que se está jugando, el periodismo es indispensable. Y si además queremos que la sociedad para los próximos años sea sostenible y con calidad de vida y menos contaminación, son necesarios los periodistas ambientales. Los verdaderos especialistas en la información de medio ambiente, que divulgan con sentido de la responsabilidad.

El papel de los periodistas es hoy más crucial, si cabe. No se puede aplicar ninguna ley sin el conocimiento de la ciudadanía, y para crear conciencia los periodistas somos aliados. El papel que tienen los medios, los que narran los hechos es muy relevante, y en estos momentos vemos cómo las redes sociales se siguen surtiendo de noticias constantemente. La noticia no pasará de moda, y los periodistas tenemos la responsabilidad de contar los hechos, y para ello, necesitamos fuentes fiables.

Precisamente, facilitar el diálogo y acceso a las fuentes informativas, y favorecer el encuentro con profesionales, asociaciones u otros organismos de todos los ámbitos, tanto nacionales como internacionales, son algunos de los objetivos de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA). En su cuarto de siglo de vida, APIA ha velado por la independencia y objetividad de los contenidos informativos y divulgado con rigor la información medioambiental. Al periodismo ambiental le queda muchos años de vida.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los comentarios están cerrados.