Entradas etiquetadas como ‘Irlanda’

Menos del 25% de eslovenos derogan por referéndum el matrimonio igualitario

Por Andrea Puggelli (@aikkomad) activista italiano LGBTQI que colabora habitualmente en el blog

De Fibonacci Blue

Foto: Fibonacci Blue

Un par de comentarios en caliente sobre el referéndum en Eslovenia que derogó el matrimonio para las parejas del mismo sexo. Partimos de los datos numéricos. Es cierto que dos tercios de los electores han optado por el ‘No’, pero también es cierto que a votar fueron solo un tercio de los electores con derecho al voto. No entiendo los que ven en este resultado una victoria democrática plena porque sabemos que la baja participación a las elecciones ha premiado a los peores instintos de un país.

Más allá de las cuestiones técnicas, existen cuestiones políticas y culturales. Todos y todas celebramos el voto irlandés sobre le matrimonio lgtb. En aquel momento fueron a votar dos de cada tres ciudadanos. A pesar de esta alta participación, en aquella ocasión ya estuve en contra de usar la vía del referéndum para decidir sobre cuestiones importantes que están vinculadas a la posibilidad de que las personas disfruten de los derechos humanos. Este tipo de asuntos no se pueden votar por referendum. Y ahora me hago una pregunta: ¿estamos seguros de que la ciudadanía de Eslovenia, debidamente incitados por los agentes homofóbos de siempre (la Iglesia Católica, principalmente) pudieron (de forma tranquila) abordar y debatir sobre este tema? Lee el resto de la entrada »

Cuando la gente decide quién puede casarse y quién no

Interesante y necesaria reflexión sobre si los derechos fundamentales pueden aprobarse por referéndum, por Nayra Marrero (@nayramar)

Una mujer deposita su voto en el referéndum sobre la prohibición del matrimonio y la adopción para parejas del mismo sexo en Eslovaquia (EFE)

Una mujer deposita su voto en el referéndum sobre la prohibición del matrimonio y la adopción para parejas del mismo sexo en Eslovaquia (EFE)

Kristin y Sandra pasaron un casting que cambió la vida de muchas personas en California. La Fundación Americana por la Igualdad de Derechos (AFER) las eligió, junto a Paul y Jeff, después de haber investigado su pasado y su presente, para encarnar la discriminación contra las parejas del mismo sexo que se estaba produciendo en California después de que más de siete millones de personas votaran en ese Estado a favor de la tristemente famosa Proposición 8.

¿Qué es la Proposición 8?

La llamaron la “Ley de Protección del Matrimonio en California” y su aprobación por referéndum en noviembre de 2008, con apenas un 5% de votos más que la postura contraria, supuso la disolución de los miles de matrimonios que habían podido celebrarse en los pocos meses en los que fue posible; supuso la anulación legal de sus derechos y su señalamiento como parejas de segunda clase.

Así que Kris y Sandra, Paul y Jeff, representaron esa discriminación ante el Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos demandando su derecho fundamental a contraer matrimonio en igualdad de condiciones.

Pedían la invalidez de la voz popular porque los derechos fundamentales no dependen de la opinión de las personas, no dependen de su voluntad volátil, deben ser protegidos por encima de cualquier otra disposición. Lee el resto de la entrada »

Con vídeos como este el Sí gana en Irlanda… y en cualquier parte del mundo

La victoria de ayer en Irlanda del Sí al matrimonio para las parejas del mismo sexo es histórica. Un 62% votó a favor de la igualdad, y al ver vídeos como este se entiende por qué. Un gran acierto el ir al mensaje directo: familia somos todos.

 

¿Por qué lo llaman matrimonio homosexual cuando quieren decir matrimonio?

Por Violeta Assiego (@vissibles)

 

Foto captada con motivo del Referedum de Irlanda

 

El matrimonio homosexual no existe. Existe el matrimonio entre personas, y estas pueden ser del mismo sexo o de distinto sexo entre ellas. El matrimonio hasta donde sabemos no tiene ‘sexo’ aunque sí tiene, eso parece, ideología. Sino no se entienden las reacciones de los sectores más conservadores de la sociedad reclamando la exclusividad de esta fórmula jurídica para legalizar las relaciones entre dos personas que se aman (o que dicen que se aman). El caso es que los detractatores del matrimonio entre personas del mismo sexo argumentan que este tipo de unión va contra los valores tradicionales, y en base a esta abstracción niegan a una buena parte de sus familiares, amigos y vecinos la posibilidad de igualar sus relaciones en derechos y visibilidad, de igualarlas a las que ellos tienen.

El referéndum celebrado en Irlanda, país tradicionalmente católico, tiene su importancia. Sobretodo para aquellas y aquellos que con su resultado podrán disfrutar de cierto estatus de normalidad a través del matrimonio, del mismo estatus que disfrutan las uniones de distinto sexo. Sin embargo, permítanme la nota pesimista, que nadie se piense que con esto se acaba la conquista de derechos para las personas LGBTI. Más bien se plantean nuevos retos, e incluso se evidencian los ya existentes. 

En nuestro país, -el que creemos uno de los más tolerante con las personas homosexuales, bisexuales y trans principalmente por el hecho de tener leyes que nos igualan en derechos e ‘integran’ la diversidad sexual- todavía hay muchas profesoras y profesores de colegios concertados católicos (es uno de los muchos ejemplos) que no muestran su orientación sexual o se casan con sus parejas para no ser despedidos. De hacerlo sería muy probable que esto les sucediera, tal y como lo refleja una película que les recomiendo y que narra perfectamente este tipo de casos: ‘El Amor es Extraño’. Otro ejemplo, en el mundo judicial -uno de los más conservadores de nuestro país- son pocas las mujeres, juezas o fiscales, que se atreven a reconocer que son bisexuales o lesbianas; porque haberlas (y haberlos) haylos. Hay aspectos de la vida privada de los que es mejor no ‘alardear’ (así lo nombran algunos) si quieres que tu vida profesional no se trunque inesperadamente.  Lee el resto de la entrada »

Ante el acoso, yo tomo tu mano

“75.000 jóvenes serán acosados este año por no ser o no parecer heterosexuales, 21.000 intentarán suicidarse”. Ese es el escalofriante dato con el que la organización británica Stonewall lanza su campaña anual contra el acoso homófobo y transfobo. Un campaña dirigida a la comunidad escolar en la que se producen los insultos y los hostigamientos. Es a ellos a los que manda un rotundo mensaje: ‘No seas espectador: si lo escuchas, frénalo’ (el hashtag de su campaña es #nobystanders).

Frenar la discriminación está en las manos de cada uno de los miembros de la comunidad educativa, también en las de los chicos y chicas que aceptan los abusos y las humillaciones a quienes su orientación sexual o identidad de género ‘les señala’. Es a ellos a quienes nos dirigimos hoy con el vídeo de la organización irlandesa Belongto. Los compañeros y compañeras de los chicos y chicas acosados son un elemento clave para frenar la lgbtfobia en las escuelas, pero no el único y mucho menos el último responsable de hacerlo. No aceptes el acoso a nadie, recházalo.