Entradas etiquetadas como ‘Berlín’

Históricas LTB: Marlene Dietrich

Por Charo Alises (@viborillapicara)

#Mujeres bisexuales

Foto: National Portrait Gallery, Smithsonian Institution; gift of Irving Penn © Conde Nast

Nada puede ir bien en un sistema político en el que las palabras contradicen a los hechos

Nacida en Berlín el 27 de diciembre de 1901, Marie Magdalene Dietrich, conocida como Marlene Dietrich, está considerada como uno de los grandes mitos del cine. De familia acomodada, sus padres fueron Louis Erich Otto Dietrich, teniente de policía, y Wilhelmine Elisabeth Josephine Felsing, perteneciente a una saga de joyeros. Tuvo una hermana, Elisabeth, de la que se distanció en la edad adulta al saber que había tenido cierto trato con militares y funcionarios del régimen nazi.

Interesada desde niña por el mundo del espectáculo, con once años empezó a utilizar el nombre de Marlene, fusión de Marie y Magdalene. En la adolescencia se interesó por la poesía y el teatro. Aprendió a tocar el violín pero lo tuvo que abandonar al lesionarse la muñeca. Marlene trabajó en una orquesta animando proyecciones de películas mudas La despidieron a las dos semanas. Hizo su debut como corista en un cabaret de gira por Alemania. Actuó en espectáculos de revista en Berlín  y quiso entrar en la escuela de interpretación de Max Reinhardt en 1922 pero no superó la prueba de acceso.

Su primera aparición en el cine fue con un papel muy corto en la película El pequeño Napoleón. Hay quien sostiene que ya había aparecido como extra en varias películas Alemanas desde 1919. En 1923 intervino en Tragödie der Liebe (Tragedia de amor). Rodando esta película conoció a Rudolf Sieber, ayudante del director. Se casaron por lo civil en Berlín en mayo de ese mismo año, pero convivieron poco. Llevaron su vida íntima por separado, aunque nunca se divorciaron y mantuvieron cierta amistad. En diciembre de 1924 tuvieron una hija, Maria Elisabeth (ahora más conocida por su nombre de casada, Maria Riva), la única descendiente de la actriz y su acompañante en la madurez. Lee el resto de la entrada »

“Madre sola hay una”, la película premiada con la Espiga de Oro

María Luisa López Municio (@mluisalmunicio). Coordinación de CinHomo

Escena de la película premiada "Mãe só há uma"

Escena de la película premiada “Mãe só há uma”

Se acaba de estrenar en España la película brasileña Mãe só há uma (Madre solo hay una), dirigida por Anna Muylert y ganadora de diferentes premios.

En Berlín dentro de los premios Teddy logró el concedido por los lectores de Siegessäule, y en la SEMINCI ganó los premios a la Mejor Dirección, Mejor Actor y la Espiga Arcoíris, constituyendo así la primera película que ha conseguido este premio oficial creado en 2016.

La Espiga Arcoíris nace en la SEMINCI a propuesta de la Muestra de Cine CinHomo, sobre diversidad sexual y género organizada por Fundación Triángulo en Valladolid, con una trayectoria de 16 años en la ciudad. La propuesta nace con el objetivo de visibilizar la realidad social y de premiar el mejor trabajo artístico y social alejándose de los estereotipos, tal y como sucede en el Festival de San Sebastián con el Premio Sebastiane o en Berlín con el Teddy. La presencia de un premio de estas características en un festival de cine de autor como el de Valladolid, es una forma de mostrar y dar valor a producciones con presencia de personajes LGBTI que de otra forma podrían no entrar en los circuitos de festivales o pasar inadvertidos. Lee el resto de la entrada »

Pareja de refugiados sirios gays construye un nuevo futuro en Alemania

Por Lorna Hayes y Khairunissa Dhala, Equipo sobre Derechos de Personas Refugiadas y Migrantes de Amnistía Internacional*

<em>Jamal* and Said* son una pareja gay de sirios refugiados, Amnistía Internacional se encontró con ellos en setiembre 2015 en Berlín donde viven.

Jamal and Said* son una pareja gay de sirios refugiados, Amnistía Internacional se encontró con ellos en setiembre 2015 en Berlín donde viven.

Said y Jamal huyeron de Siria tras haber sido torturados debido a su activismo político. Están muy ilusionados con empezar una nueva vida en la capital, Berlín, donde han sido reasentados.

“Lloramos de alegría”, afirma Jamal* sobre el momento en que su pareja, Said*, y él se enteraron de que Alemania les abría las puertas.

“Fue un momento de victoria”, prosigue Jamal. “Nos impresionó que nos aceptaran para el reasentamiento tan rápido, en [sólo] seis meses.”

Tuvieron suerte, ya que muchas otras personas refugiadas que cumplen las condiciones de reasentamiento esperan durante mucho más tiempo esa importantísima llamada telefónica que les confirma que pueden establecerse definitivamente en un lugar pacífico y seguro. Lee el resto de la entrada »