BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Algunos argumentos en contra de los vientres de alquiler

Por Beatriz Gimeno (@BeatrizGimeno1)

Foto: David Martín Suki_

Foto: David Martín Suki_

Y digo bien, “vientres de alquiler”, porque gestación subrogada es otra cosa y hay que dejar bien claro cuando hablamos de ésta y cuando hablamos de lo otro. Una de las cuestiones en las que los defensores de los vientres utilizan de manera más evidente la manipulación es esta: mezclar ambos conceptos. Es una confusión interesada, claro.

En primer lugar, ni los vientres ni la gestación son una “técnica reproductiva”. Llamar técnica reproductiva a un embarazo de nueve meses con su parto correspondiente, con sus correspondientes implicaciones corporales y psicológicas, las que ocurren durante el embarazo y el parto, y las que van más allá de estos, (los cambios que son para siempre, las posibles depresiones, los estados emocionales cambiantes, las posibles complicaciones etc.) es banalizar el trabajo reproductivo de las mujeres hasta límites insoportables. Un embarazo y un parto, así como el nacimiento de los bebés, no son técnicas, a no ser que nosotras seamos vasijas; son siempre relaciones sociales, de un tipo o de otro, pero son relaciones sociales. La técnica puede ser la manera en que se produce dicho embarazo pero nunca éste, ni el parto, ni el nacimiento de un bebé ni la manera en que este pasa a formar parte de la sociedad en la que nace.

Estoy leyendo los argumentos de la defensora de los vientres y son, casi todos, los mismos argumentos malos que se utilizan para defender la prostitución. Digo los mismos argumentos “malos”, porque en la defensa de los derechos de las personas que trabajan en prostitución hay argumentos buenos y malos. A estas alturas, por ejemplo, el de acusar a toda persona que no esté de acuerdo con ellos de hacer moralina, es quizá el peor.  El segundo argumento,  el de “mi cuerpo es mío”, un slogan que se ha usado para defender el derecho al aborto, también es malo. Mi cuerpo es mío no lo pueden usar los clientes ni los arrendadores de vientres. Mi cuerpo es mío no lo pueden usar los que pretenden comprar un riñón o una mujer pobre, como mucho lo podrán utilizar las dueñas de ese cuerpo, pero no los que usan esos cuerpos. Utilizar ese argumento, por parte de quien tiene el dinero, y hacerlo en condiciones de desigualdad estructural, desigualdad sexual y económica, implica o bien ser ideológicamente neoliberal (la libertad siempre usada como argumento de la explotación) o bien, como poco, ignorar esa desigualdad estructural, que remite en todo caso a lo anterior; una feminista nunca puede ignorar la desigualdad estructural de género.

El colmo de la manipulación viene cuando se usa la lucha de las mujeres a favor del derecho al aborto para defender una práctica a la que muchas mujeres feministas de todo el mundo se oponen (y véase que digo “muchas”, ni siquiera la mayoría, aunque estoy convencida de que lo son; pero no quiero caer en lo mismo que mis oponentes en este asunto) El otro día en un debate en Mérida, la portavoz de la asociación Son Nuestros Hijos, utilizó imágenes del documental El Tren de la Libertad para que las mujeres que allí estaban defendiendo el derecho al aborto parecieran defender los vientres de alquiler. Así pudimos ver a muchas feministas de las que estaban allí aquel día declarando que “mi cuerpo es mío” y luego poner esta secuencia en un documental sobre vientres de alquiler. La manipulación absoluta como argumento.

La segunda manipulación es la dicha al principio: asegurar que hay muchas hermanas o madres deseando donar su trabajo reproductivo a hermanos o hijas…pues sí, estoy convencida de que las hay. Pues entonces hagamos una regulación que controle que dicha donación lo sea efectivamente, como la hay en muchos países. Si se puede donar un riñón, ¿por qué no se puede donar el trabajo reproductivo? Claro que se puede. Lo que no puede hacerse es abrir el mercado a dichas prácticas. Porque permitir que eso suceda es, simplemente, y de ahí lo de ideología neoliberal, ignorar el funcionamiento de los mercados. Si se abre el mercado de órganos por los mismos motivos que los de los vientres, o los de la sangre…las corneas, cualquier órgano…los pobres serán quienes vendan y los ricos quienes compren. Los mercados funcionan así. ¿O alguien cree que algún rico va a vender una cornea? ¿O alguien cree que una rica va a dejarse inseminar por un desconocido para parir a un hijo ajeno? Es posible, en cambio, que un rico done un riñón a su hijo, sí, o que una mujer rica, geste por su propia hermana, claro que sí. Pero hablamos de donaciones. Las mujeres que quieran hacerlo a cambio de nada, como ocurre por ejemplo en Gran Bretaña, por altruismo, adelante. Pero naturalmente, eso no es lo que defienden porque dichas donaciones no cubrirían ni de lejos la demanda.

Una mujer sometida a un contrato neoliberal de alquiler de vientre, no será dueña, durante mucho tiempo de su cuerpo. Su cuerpo será poseído, literalmente, por el contrato. El embarazo por inseminación requiere un tratamiento hormonal muy duro que puede llevar tiempo, inyecciones diarias, restricciones en la vida cotidiana, ausencia de sexo…muchas cosas. El embarazo supone prohibición de abortar, por ejemplo. ¿Y si se arrepiente, como puede ocurrir en cualquier embarazo? Los defensores del alquiler de vientres ocultan lo que supone su contrato. El otro día, en el debate de Mérida, la portavoz de esta asociación, hablando de la cuestión del aborto, afirmó que sí, que la gestante puede abortar siempre que indemnice a los padres subrogantes con una cantidad por los gastos y el daño moral. Y luego dijo que el daño moral se reconoce en cualquier contrato.

Una mujer que se haya sometido a esta técnica por dinero, como ocurre en el 99% de los casos, ¿podrá indemnizar a unos padres ricos que se han gastado mucho dinero en abogados, agencias de subrogación, pruebas médicas y psicológicas, gastos de inseminación? No. No podría. Así que no podría abortar y se vería obligada a continuar con un embarazo no deseado; condenada a ver cómo crece en su vientre el fruto de una violación neoliberal, literalmente. No importa que en su momento consintiera. También puede desear abortar, y tiene derecho a ello, una mujer embarazada de una relación consentida y en la que no tomó precauciones. Las mujeres hemos luchado mucho para que la decisión de abortar o no sea exclusivamente nuestra, y para que el hombre productor del esperma no tenga ningún derecho sobre nuestro cuerpo, portador de tal embrión, para que ahora la propiedad, nunca mejor dicho, de ese embrión pase a ser de quienes han pagado para que se deposite en un vientre femenino.

¿Daños morales? ¿Hay mayor daño moral que verse obligada a continuar con un embarazo no deseado?  ¿Cómo es posible que se plantee siquiera que una mujer puede mediante contrato renunciar a sus derechos más básicos? Pues se está planteando. Los defensores de que el contrato de explotación neoliberal penetre en nuestros cuerpos y nuestros derechos lo defienden; eso sí, con manipulaciones, mentiras y sin desvelar nunca sus auténticas intenciones.

Respecto al uso del feminismo para sus propios fines, la manera en que la portavoz de la asociación acaba su artículo deja bien claro lo que sabe de feminismo: nada. “. Ni patriarcado, ni matriarcado. Libertad individual en igualdad”.  Esta frase define a esta asociación y a esta persona. Ni pajolera idea de feminismo, vamos. Cualquiera que use esta frase y después pretenda hablar en nombre del feminismo debería recibir tal abucheo que no pudiera volver a hacerlo. Cualquier feminista sabrá por qué: poner matriarcado como opuesto real a patriarcado demuestra una ignorancia supina. Sé que en los próximos años vamos a leer y a escuchar todo tipo de argumentos y seguramente serán un poco mejores que los que ahora se usan. Si se van a usar argumentos feministas hay que estudiar un poco antes si lo que se quiere es dar el pego.

20 comentarios

  1. 1-de-cada-10

    Saludos, desde el principio avisamos que no vamos, tal y como solemos hacer en la moderación de comentarios, a publicar aquellos que resulten insultantes y ofensivos.

    La idea de publicar entradas sobre este tema desde distintos puntos de vista es dar cabida a un debate que ya se está produciendo y que tarde o temprano tendrá que resolverse.

    Os animamos a hacer aportaciones constructivas y asertivas.

    07 diciembre 2015 | 10:56

  2. Dice ser El_Soberano

    He leído hasta la mitad de tu artículo porque mi límite a las tonterías ha decrecido con los años.

    A ver, es de lógica.

    Si yo puedo hacer lo que quiera con mi cuerpo… ¿por qué no puedo prostituírme?

    Si yo quiero hacer lo que quiera con mi cuerpo… ¿por qué no puedo tener el hijo que otros no pueden tener?

    Si yo soy hombre, ¿nadie dice nada de que no pueda decidir sobre un aborto?

    Tu actitud me parece muy totalitaria, prohibiendo a la gente hacer lo que le de la gana.

    07 diciembre 2015 | 11:03

  3. Dice ser Lia

    Te iba a contestar pero no merece la pena, en serio… tus argumentos son absurdos y la saña con la que hablas ya te quita toda razón. No argumentas desde el conocimiento sino desde el desconocimiento y el resentimiento y esas argumentaciones son malas… ¿Cuales son tus argumentos para privar de toda libertad a la mujer? ¿Que necesita ser protegida? ¿Te crees que las mujeres somos gilipollas y tu eres la única lista que sabe lo que las demás necesitamos, lo que es bueno y malo para nosotras? Penoso, de verdad. Ya no entro en lo demás, en pros y contras porque tu argumentas desde una base que es inasumible para las mujeres: PRIVARNOS DE LIBERTAD. Tan feministra que eres y se te olvida la máxima del feminismo: La mujer decide, la sociedad respeta, el Estado garantiza, y la Iglesia no interviene (en tu caso falta la coletilla… “siempre que yo este de acuerdo en esa decisión”) Madre mía, salimos de un patriarcado que nos ha asfixiado durante siglos, que nos ha privado de derechos ¿para que ahora ese patriarcado lo ejerzan otras mujeres? Si este es el país que tenemos, lo siento pero yo me marcho a USA, donde estan a años luz de nosotros en cuanto a RESPETO.
    Mira, al final te he contestado, pero de otra manera, no voy a hablar de si la gestación subrogada esta bien o mal, no te voy a sacar de tu autoengaño de padres ricos abusando de gestantes pobres, porque se que te lo han contado cientos de veces y sigues con la misma cantinela sin base, sin conocimiento… No hay mas ciego que el que no quiere ver. Al final te he contestado desde algo mucho más básico y primario… DEJADNOS EN PAZ A LAS MUJERES, dejadnos decidir y hacer con nuestro cuerpo lo que queramos… NUESTRO CUERPO ES NUESTRO Y DE NADIE MAS.

    07 diciembre 2015 | 11:05

  4. Habló la representante de La Casta.
    La Casta sostiene que el derecho a decidir no es un valor a considerar (y si lo mencionas te acusan de manipuladora), pues las mujeres son “tontas” y no saben qué les conviene en según qué temas. Por suerte La Casta está aquí para guiarlas y tutelarlas.
    http://sonnuestroshijos.blogspot.com.es/2015/12/casta.html

    07 diciembre 2015 | 11:22

  5. Dice ser Jorge

    Lo primero que decirle a la señora Gimeno que debería de tener un poco más de respeto a las personas que no piensan lo mismo que ella, y con esa bandera del respeto empezar a opinar…… Lo segundo es decirle que se informe, que como representante público debería de tener más de un dato sobre la ley de reproducción humana asistida de 2006 en el que SI que se reconoce la gestación subrogada como una TRA más, eso sí, para prohibirla. Decirla también que la persona con la que debatió en Mérida es igual de feminista que usted, pero no por eso debe de tener las mismas ideas y parámetros encorsetados como los suyos……
    Es muy triste que en vez de defender sus ideas lo único que hace es tirar por tierra los argumentos de los demás…..triste, muy triste.
    El que ponga en el debate la guerra entre ricos y pobres son argumentos un poco trasnochados. Sobre esto, he de decir que SI, que en EEUU las gestantes tienen un nivel de vida estable por el que no pueden acceder a la gestación subrogada personas que necesiten el dinero para pagar las facturas, comer o vivir, necesitan tener una vida estable y demostrar que no llegan a la gestación subrogada por necesidad.
    Cada vez que habla me decepciona más.

    07 diciembre 2015 | 11:27

  6. Dice ser Tobor

    Yo añadiría más argumentos: ¿qué pasa con la opción a arrepentirse de donar el bebé tras el parto? ¿Y si la madre subrogada, al tenerlo en brazos tras nacer, cambia de opinión y decide quedárselo? ¿Y si son los padres arrendadores los que cambian de opinión tras nacer el niño porque tiene algo que les disgusta, y deciden devolverlo? ¿Les obligará la ley a quedárselo, con el perjuicio para la criatura? ¿O si estos padres arrendadores descubren alguna malformación, leve o grave, en el feto, obligarán a abortar a la arrendada? El liberalismo pretende mercantilizar todas las relaciones humanas, pero éstas son tan complejas que el simple intercambio comercial no puede sustituirlas ni de lejos. Hay que enfocar la realidad de la vida de otra forma.

    07 diciembre 2015 | 11:28

  7. Dice ser alex

    Para mi la primera cuestión es … si una mujer se queda embarazada de su propio hijo, lo puede vender?… no, ya que cuando nazca tendrá sus propios derechos. Si lo quiere dar en adopción debe ser el Estado el que lo gestione y regule, evitando el que se trate como una mercancía.
    Lo segundo, puede una mujer venderse?… tampoco, ya que eso iría en contra de sus propios derechos.
    Lo que si puede una persona en nuestra sociedad es “alquilarse”, a muchos nos pagan por un trabajo. El Estado vuelve a tener un gran protagonismo en lo que se podrá o no podrá hacer.
    En el caso de la pornografía o la prostitución, ese “alquiler” es más valioso que trabajar en una mina?, para algunos si lo es, para otros es una cuestión de moralidad personal, alquilar sexo no sería más importante, que arriesgar tu vida en un trabajo peligroso. Otra vez el Estado debe decir que podemos hacer o no, por ejemplo prohibir prácticas sexuales denigrantes, etcétera…. (esto tiene meollo).
    El ceder tu vientre y tu tiempo para gestar a una “persona” con otros padres y madres tiene su aquel, sobre todo para los que creemos en el derecho al aborto, y desde luego me hace dudar,ya que has decidido tener el hijo de otros, no es un accidente después de una noche loca o un “me olvidé la pastilla o el condón”, como todo contrato creo que la gestante lo puede romper y cambiar de idea, pero debe cumplir la ley y está claro que a partir de x meses no podrá abortar, y si lo hace antes, tendrá que asumir que debe devolver las cantidades que haya cobrado por un contrato que debería ser regulado por el Estado para evitar los abusos.
    El caso del feminismo visto como una moral opresiva, no es correcto, pero si lo es el que las personas muchas veces confundimos nuestra moral propia con la correcta. Creo que en el caso de la pornografía por ejemplo no se deberían permitir ciertas prácticas aunque sean simuladas, pero ¿y en el cine tampoco?.

    07 diciembre 2015 | 11:40

  8. Dice ser alex

    Con lo de “en el cine tampoco” me refiero por ejemplo simular un asesinato, una tortura, una agresión, etcétera

    07 diciembre 2015 | 11:43

  9. Dice ser Rtcharger

    Me parece que se trata de un artículo muy tendencioso, ahora “los ricos” tal y como los llama la autora estan yendo a EEUU a tener hijos mediante gestación surrogada, son los “no ricos” los que no pueden tener hijos por gestación surrogada, el regularla en España ayudaría a los no ricos.
    Además se permite el lujo de emitir juicios morales sobre como tratar a las partes en la gestación surrogada. Si la prostitución (por supuesto) no está prohibida, ni penalizada en España siempre cuando sea la propia mujer la que se lucre de esta prostitución y la ejerza libremente, ¿por qué si esta prohibida la gestación surrogada libre y sin que ningún tercero se lucre de la decisión de la mujer de dar vida?.
    Finalmente tambien intenta cambiar el diccionario de la lengua: la gestación surrogada si que es una forma de reproducirse, luego es una técnica de reproducción.

    07 diciembre 2015 | 15:52

  10. Dice ser fulcro

    Los ricos ven a los pobres como un inmenso campo de recursos para su disfrute: pueden explotarlos, pueden comprarles favores sexuales, pueden comprarles órganos (suyos o de sus hijos), pueden comprar sus vientres, pueden comprar a sus hijos para los usos que les parezca bien. Y a eso lo llaman libertad. Lo más gracioso de este foro, es que ninguna de las que están a favor de los vientres de alquiler, tienen la menor intención de alquilar sus vientres jamás en la vida; en todo caso, alquilarán los de otras. Eso sí.

    07 diciembre 2015 | 16:30

  11. Dice ser vladidelmundo

    Tus argumentos me parecen bajos y odiosos. La gestación subrogada es sin duda uno de los más bellos ejemplos de solidaridad y amor que se pueden hacer. Obviamente si pones como ejemplos países pobres donde no está bien regulado siempre habrán abusos, pero bien regulado me parece que es una técnica, solidaria, altruista y quizás una de las cosas más bellas de la vida; poder ayudar a alguien que no puede a cumplir el sueño de ser papás o mamás. No entiendes de solidaridad, ni de dignidad, ni de respeto.

    07 diciembre 2015 | 20:01

  12. Dice ser Juan de Sevilla

    Beatríz desde el resentimiento no se puede escribir un artículo.
    La libertad ha llegado para quedarse y ningún escrito malintencionado como el tuyo va a lograr parar esta evolución en el mundo, donde las personas se ayuden sin los miedos que tratáis de imponer.
    Si no conoces el significado de las palabras”amor” y “respeto”, no tengo más que decirte.

    07 diciembre 2015 | 21:32

  13. Dice ser Judit

    Me parece que se hacen demasiadas suposiciones alrededor de un tema cuya realidad la autora desconoce. La autora desconoce a mujeres que desean gestar o que han gestado, y argumenta su exposición casi únicamente alrededor del supuesto de que una mujer que opte por gestar el hijo de otra persona quiera abortar, y si se compensaría o no en caso de que una gestante decidiese abortar y los padres de intención no (eso es una ínfima parte de lo que significa la gestación subrogada y ni siquiera estoy segura de que sea así en todos los casos).
    Por otro lado, el cuidado de una misma una vez embarazada es, más allá de que sea gestación propia o subrogada, una cuestión de responsabilidad personal…
    Además se lee entre líneas que esta persona es contraria a la donación de óvulos y esperma, que también requieren un compromiso personal en cuanto a prácticas sexuales, ingesta de alimentos, etc.
    Todo esto, para decir que sí que le parece bien la gestación subrogada altruista…
    Tengo la sensación de que el fondo de este artículo no se ha molestado en abordar fondo la realidad de la gestación subrogada (sólo algunos “y si” que apoyan su posición contraria), y que tampoco se ha planteado que se puede equivocar en un posicionamiento dogmático que parece que va a defender a ciegas sea cual sea la realidad.

    07 diciembre 2015 | 22:24

  14. Dice ser Antonia

    No estoy de acuerdo, en que esta ( señora) , sea mas inteligente que muchos medicos, y tire por tierra el trabajo y años de investigacion de grandes profecionales, la gestacion subrrogada, es una tecnica de reproduccion, si no esta de acuerdo, denuncie al colegio medico en un juzgado, y no digas mas blasfemias. Lo unico que necesita la gestacion subrrogada es que se legisle sobre ella.

    07 diciembre 2015 | 22:35

  15. Dice ser raphaella

    Estimada Helena Francis…………………perdón, Beatriz Gimeno. Soy sarcástica porque realmente no dejo de sorprenderme que en el siglo XXI existan mujeres que se erijan como adalides de las libertades siendo ellas mismas las que coartan dichas libertades. Soy tan mujer como tú Beatriz, y tan lesbiana como tú. Lo que me diferencia de ti es que peino ya muchas canas. Canas que me he ganado a base de sufrir intolerancia y rechazo como el que tú vomitas. A medida que te leía me volvía a la memoria los discursos castrantes de doña Helena Francis hacía la libertad femenina. Las nauseabundas letanías de las monjas en el colegio sobre nosotras las mujeres y nuestros inmaculados cuerpos. Y por supuesto las imposiciones de mi madre. Ella ha sido la última persona a la que consentí que decidiera por mí, y eso fue hasta que me fui de su casa. Luego ya no he vuelto a consentir que nadie me diga que he de hacer con mi cuerpo. Con quién debo o no debo acostarme. Si quiero o no ser madre. Si quiero ser puta o actriz porno o monja clarisa. ¿Qué superioridad moral te otorgas para que a mí a estas alturas de la vida me digas si quiero o no gestar para ayudar a una amiga que no lo puede hacer? ¿Sin dinero por medio? Muy bien ¿Con remuneración? Perfecto. No eres tú quién me va a decir a mí que si por una ayuda, una colaboración o una prestación no reciba dinero. Según tú, a partir de ahí se vuelve algo sucio y abusivo. Perdona pero son tus ojos los que lo ven así. ¿Nunca nadie te ha pagado en tu vida? Imagino que sí, siendo tu mente la que has puesto a disposición del pagador. Francamente, prefiero utilizar mi útero en dar vida que mi mente en algo sucio. Dedícate a perseguir la trata de blancas, la prostitución obligada etc., y deja que nosotras, mujeres maduras, cultas, psicológicamente estables y sin coacciones, decidamos como queremos utilizar nuestro cuerpo y nuestra mente. Ya que puedo no dar vida, también la puedo dar, si quiero.

    08 diciembre 2015 | 18:20

  16. Dice ser Angela

    Qué es hacer lo que le de la gana? acaso las ganas no son construcciones sociales…huy tengo unas ganas de vender un riñón que no sé si mejor ponerme a parir y a vender óvulos huyuy eso me exista y me embellece y es que me da mucha pena de quienes quieren un riñón a mi hijo que claro si me sale el niño bicefalo no importa también lo vendo no habrá un circo que necesite deformes para su publico deforme que hace lo que le da la gana.

    Joder es necesario hacer un análisis de clase, de género de continente, pues no me creo que ese hacer con el cuerpo lo que me venga en gana lo tenga la reina de Suecia, Dinamarca o Inglaterra….ellas si que tienen construidas sus ganas de otra manera o será que son unas egoístas que no quieren estrías, vómitos y mareos y hasta morir en un parto con episiotomías y cesáreas…

    Una madre vendió las corneas de ella y sus hijos. todos quedaron tuertos. pero ella hizo por unos cuantos pesos lo que le dio la gana….

    08 diciembre 2015 | 19:14

  17. Dice ser griselda fernandez

    Ehm… los que opinaron hasta acá, ¿qué artículo leyeron? No me parece que tenga nada de lo que ustedes argumentan que ver con lo que yo he leído. comparto lo que la señora Gimeno dice. Y leí dos veces el artículo.

    09 diciembre 2015 | 04:34

  18. Dice ser Ignacio

    Efectivamente hay un contrato, y Dios nos libre de hacer estas cosas sin contrato.
    En el contrato dice: no se puede tener sexo un mes antes y uno después del momento de la transferencia. Contrato que ella firma voluntariamente porque por propia voluntad ha querido hacerse gestante para otros. La ausencia voluntaria de sexo dura dos meses.
    En el contrato también dice: “se reconoce el derecho constitucional (de Estados Unidos) a que la gestante decida si quiere abortar”. Y no se habla de medidas compensatorias para los padres de intención.
    La relación (padres ricos)-(gestantes pobres), estoy harto de oírla. Viene a costar bastante menos de lo que cuesta un piso; y costaría menos si se hiciera aquí legalmente. Son ricos todos los que tienen piso comprado en este país? Nosotros no lo tenemos.
    Sra Beattriz Gimeno, esto es como la ola de cambio político que se nos viene encima. No la vas a poder parar y menos con insultos, descalificaciones y falta de respeto. Así que gestiónala.

    09 diciembre 2015 | 11:55

  19. Dice ser Ignacio

    Para ser honesto, reconozco que en el artículo no hay ningún insulto directo, aunque el artículo en sí es insultante.

    09 diciembre 2015 | 12:09

  20. Dice ser Angela

    Muy de acuerdo con Beatriz, la falacia de la libertad de la mujer para poder elegir es evidente.

    Este sistema de vientres de alquiler no deja de ser en la practica una explotación de la mujer a través de su reproducción.

    15 diciembre 2015 | 14:17

Los comentarios están cerrados.