BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Una mujer por ser mujer ¿es libre?

Destino / Foto: Eliana Nieves

Destino / Foto: Eliana Nieves

La realidad de la gestación subrogada existe. El hecho de que un número importante de ciudadanos -cuyo número exacto desconocemos- acude a esta práctica (no permitida en nuestro país), exige una respuesta.
Es necesario clarificar cuáles serían las condiciones en las  que podría tener lugar garantizando, sin matices, los derechos del sujeto más vulnerable en esta ‘relación’: la mujer gestante.
Esta práctica solo puede tener cabida si por encima del derecho de una persona a tener una familia se anteponen los derechos sexuales y reproductivos de la mujer sin intimidar en ningún caso su derecho a decidir libremente sobre su cuerpo.
Al igual que el interés del menor, como sujeto vulnerable, se antepone al derecho de los padres adoptantes, el derecho de la mujer gestante ha de anteponerse al de cualquier otra parte.
Solo si esto es posible se puede armar un procedimiento regulador de la gestación subrogada como parte de las técnicas de reproducción asistida. En cualquier caso es necesario acabar con la práctica mercantilista y con las vulneraciones de derechos humanos que eso conlleva.
Es necesario analizar y estudiar esas otras fórmulas no mercantiles que permiten avanzar en el modelo de familia intencional que poco tiene que ver con el modelo tradicional que estamos acostumbrados a ver. Pero hay que hacerlo desde un enfoque de derechos.
Es posible ser progresista sin caer en el liberalismo del mercado. Sin embargo, no se puede despreciar el hecho de que la estructura de la sociedad favorece la desigualdad y el abuso, especialmente hacia las mujeres.
Estamos ante la oportunidad de resolver un tema latente que ha estado siempre presente, pero no se puede avanzar a cualquier precio. Ese es precisamente el problema que enturbia el debate de fondo de la gestacion subrogada: el precio y las ganas propias por encima de todo.
Insisto, solo si se respetan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres gestantes sería posible estudiar una regulación a favor. Y en esto la diversidad familiar no es la prioridad, lo es respetar sus derechos. ¿Es esto posible? 

11 comentarios

  1. Dice ser unacosa clara

    Una cosa está clara; hace falta un debate maduro y con todas las partes argumentando, sin tabues y sin prejuicios. Pero esto es España y la diversidad de opinión está mal vista.

    03 diciembre 2016 | 21:37

  2. Dice ser alguacilesa

    La regulación es la peor opción, es mejor dejar a las partes implicadas con sus acuerdos.

    03 diciembre 2016 | 23:53

  3. Dice ser vetoven

    Las mujeres no son libres mientras haya gentuza que se creen que todas les pertenecen, ahora te pones a favor de esto porque casi todos los que “esclavizan” a la mujer en esta práctica son omosexuales.

    10 diciembre 2016 | 22:11

  4. Dice ser Aurora

    Las mujeres tenemos que ser libres no por ser mujeres sino porque somos personas. Y, si todavía no somos libres, aún nos lo ponemos más difícil dejándonos tutelar por unos o por otras. Mientras sigamos sometidas a las imposiciones y religiones de quien quiera que sea (hombre o mujer), mientras se nos siga infantilizando con actitudes paternalistas de unos o de otras, el patriarcado aplaude.

    Magnífico artículo, Violeta! Se puede regular garantizando escrupulosamente los derechos y la autonomía de la mujer gestante. Se puede y debemos hacerlo. Brava!!!

    10 diciembre 2016 | 23:43

  5. Dice ser Sara

    Valiente montón de estupideces. La mujer gestante no es ni mucho menos una parte débil en la relación.
    Nadie la obliga a ganar dinero ofreciéndose como gestante, lo hace por su propia voluntad; elige cometer un delito y sale beneficiada de ello.

    Me parecería muy bien que se permitiera y regulara la gestación subrogada estableciendo los derechos y obligaciones de las partes pero ya está bien de hacerse las victimas de las propias decisiones.

    11 diciembre 2016 | 00:53

  6. Dice ser Intesta

    No sé cuánto lleva esta Violeta sin salir a tomar el Sol, pero decir que en este país una mujer no tiene derechos o libertad, cuando todos los días van hombres a la cárcel o pierden todo lo que tienen por rabietas de sus parejas en las que los jueces toman todas sus declaraciones como hechos probados sin realizar ninguna pesquisa, me hace dudar de que la pobre Violeta no padezca agorafobia y se refugie de la realidad en un lujoso sótano sufragado por algún pobre desgraciado.

    11 diciembre 2016 | 06:07

  7. Dice ser Demodé

    Libertad significa ser siervas reproductoras?
    Libertad significa ser siervas sexuales?
    Libertad significa ser siervas del capital?
    Libertad significa ser siervas del mercado?.

    Creo que habría que revisar el significado de la palabra libertad, no en el diccionario, sino en las conciencias…

    11 diciembre 2016 | 09:58

  8. Dice ser Pilar

    Las mujeres tenemos que ser libres para decidir con total autonomía qué hacemos con nuestros cuerpos. Que nos podemos equivocar, sí, pero entra dentro de la libertad.

    Es necesario que la GS esté regulada de una manera muy nítida, porque ,si bien es cierto que ” la estructura de la sociedad favorece la desigualdad y el abuso, especialmente hacia las mujeres” , también creo que por esta razón se hace imperioso regular legislativamente esta técnica ,porque creo que es la única manera de asegurar la dignidad y los derechos de la mujer gestante.

    Sí se puede y sería un gran proyecto.

    11 diciembre 2016 | 19:16

  9. Dice ser Aurora

    #No se trata de ser siervas de nadie, sólo se trata de ser, cada una como somos, en libertad, sin imposiciones, sin restricciones. Libres.

    11 diciembre 2016 | 22:42

  10. Dice ser internauta

    El ser humano es así de paradójico, la maternidad subrogada en realidad es un tanto aberrante, no por el hecho de que alguien delegue, para mí eso es lo de menos, pero en un mundo en el que se habla de sostenibilidad, solidaridad, y tantas otras palabras que acaban en “ad”, resulta preocupante que nadie observe el hecho que el coste económico de un bebé fruto de la maternidad subrogada permitiría salvar unas cuantas vidas en el tercer mundo, me refiero a la infancia del tercer mundo, en lo que parece haber paridad es en el género de los bebés que fallecen, más o menos la mitad llegarían a ser hombres, y la otra mitad mujeres.
    Sobre las mujeres que gestan de encargo pienso que deberían de cotizar a la Seguridad Social y pagar impuestos por la actividad económica, por supuesto que nada de tipo de IVA reducido, la maternidad subrogada no es un producto de primera necesidad.
    El hecho es que si hay demanda, hay oferta, sucederá que ciertos países se convertirán en proveedores de madres de alquiler, algo así como lo que sucede con la venta de órganos.

    En el post he podido leer algo que me resulta un tanto incomprensible:

    “Insisto, solo si se respetan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres gestantes sería posible estudiar una regulación a favor. Y en esto la diversidad familiar no es la prioridad, lo es respetar sus derechos. ¿Es esto posible?”

    11 diciembre 2016 | 23:51

  11. Dice ser Kika Fumero

    A partir del momento justo en que lo qu planteas se hace posible, desaparece automáticamente el mercado de los vientres de alquiler. Para prueba un botón: Inglaterra, en donde está permitido de manera tal, que está penalizada la transacción económica y priman los derechos de la madre gestante. ¿Resultado? Que no hay ni oferta ni demanda. Interesante fenómeno que dice mucho.

    12 diciembre 2016 | 08:52

Los comentarios están cerrados.