1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

¿Nos vamos a batear?

Por Violeta Assiego (@vissibles)

A veces es suficiente con contar lo que otros cuentan, con transcribir lo que se escucha, con reproducir lo que se ve. Porque no basta con mirar a los ojos de la realidad, es necesario hablar de ella aunque no se sepa bien donde poner las comillas que transcriben y los párrafos que cuentan. A veces es imprescindible escribir para que otros tengan la oportunidad de ver lo que alguien magistralmente mostró. Eso es lo que hace el documental del que más se habla esta última semana: Ciutat Morta

cyndi lauper

 

La madrugada del 4 de febrero de 2006, cinco meses después de haber llegado a Barcelona, Patricia Heras sale a descubrir la ciudad con su amigo Alfredo (fragmento de Ciutat Morta)

Te montas en bici con tu amigo. Pierdes el control. Has bebido un poco de más. El trompazo que te metes es espectacular. Una pareja os ve sangrando y paran su coche. Os vienen a auxiliar. Llaman a la ambulancia aunque la cosa no irá más allá de una cura de urgencia de las heridas de tu cara. Tu amigo necesita algunos puntos, se ha partido la ceja. La ambulancia llega y os lleva a ti, a tu amigo y a la bici al hospital. Estás allí. Observas lo que sucede a tu alrededor. Entra la policía por la puerta de urgencias, llevan esposados a unos chicos que necesitan más atención médica que tú. Miras atenta la escena, te detienes en ella. Se te acerca uno de los policías y te pide que le des el móvil. Se lo das. Un mensaje te va a delatar: “¿te vienes a batear?”.

 

Nosotras íbamos mucho a ‘La Bata de Boatiné’ y utilizábamos mucho una frase para invitarnos a ir que era: “estoy en La Bata, ¿te vienes a batear?  Era lo que nos decíamos unas a otras cuando queríamos que alguien viniera a La Bata (Diana Junyent, amiga de Patricia)

La Bata de Boatiné

En el mes de septiembre cerró La Bata de Boatiné (1992 – 2014), un espacio de libertad de esos que han desaparecido como consecuencia de la crisis (que algunos dicen que dejamos atrás). Un templo queer por excelencia que muchos echan de menos en el barrio del Raval y del que se puede leer en internet.

La Bata es lo mejor de lo peor. Es un antro pero es genial. Es lo más punki entre el mariconeo barcelonés. Hay que ir. Un pene gigante te da la bienvenida, y eso se agradece. (Comentarios localizados en internet)

 

 

sala de espera

Volviendo al 4 de febrero de 2006… Patricia y Alfredo son detenidos por la Guardia Urbana mientras estaban en urgencias en el Hospital del Mar.

Cuando quiero darme cuenta están esposándome, gritando: ‘es ella, la de los cuadros en la cabeza’. Flipo.  No sé cómo reaccionar. Mi teléfono es requisado y pasa a disposición judicial. Se me ocurre preguntar por qué me detienen. Me contesta que por un mensaje en el móvil. ¿Y  de qué se me acusa? Es entonces cuando realmente me empiezo a preocupar. Estoy acusada de homicidio. Todo se vuelve confuso. (Fragmentos del diario de Patricia Herás)

 

Puestos a disposición de los Mossos D´Esquadra son llevados, junto con otros siete chicos detenidos en otros puntos de la ciudad, a comisaría. El tiempo que pasan allí, y lo que sucedió en ese tiempo, es solo una parte de lo que se narra en el documental Ciutat Morta:

 

La policía detuvo a Patricia Heras porque un mensaje de texto se supone que la incriminaba en unos hechos violentos. Asociaron su estética a la que se supone que tiene una persona anti-sistema. Sin embargo, ella pertenecía al mundo queer. Patricia fue acusada de homicidio y posteriormente de atentado contra la autoridad ‘por los pelos’, como ella misma decía. Fue condenada por ello a tres años de cárcel.

Abuso de poder, agresiones físicas y mentales, mentiras, detenciones ilegales, estado policial. Me parece increíble que pueda formar parte de una broma asesina porque mi aspecto en este planeta no es normal (fragmentos del diario de Patricia Herás)

Entrada del blog de Patricia Herás tras su muerte
Entrada del blog de Patricia Heras tras su suicidio

 

Ella bromeaba diciendo que era mucho más elegante y tenía mucho más glamour que un anti-sistema. Ella no iba vestida como un antisistema, iba vestida como Cyndi Lauper. Era una siniestra venida de Madrid con un look totalmente dark. Cometieron el error fatal de confundir su estética. (Silvia Villullas, compañera sentimental)

 

Detenidos, juzgados y condenados por su apariencia anti-sistema, es decir por los prejuicios de quienes detienen, juzgan y condenan. No fueron los hechos de los que se les acusó los que cambiaron las vidas de cinco jóvenes aquel 4 de febrero de 2006, sino las decisiones que tomaron quienes usan ‘la estética del poder’ para violar derechos humanos.
 

Sin duda, el caso del #4F debe ser re-abierto, está lleno de irregularidades. Y todos y todas hemos podido verlo en un documental magistral. Es cuestión de tiempo, y tiempo es lo que tenemos.

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ciudadano libre

    La única manera de acabar con arbitrariedades de este tipo es una buena ley de posesión de armas de fuego, como en los USA, así los mafiosos que campan a sus anchas deberían asumir que ellos también pueden perder la vida cuando le tocan las narices a un inocente. Seguro que se rebajaría el nivel de mala leche y prepotencia de estos cobardes en un gran porcentaje.

    23 enero 2015 | 10:09

  2. Dice ser longinepi

    Era una Santa y para ser además mártir se suicidó y todo.

    23 enero 2015 | 10:42

  3. Dice ser José

    Si por un documental de parte podemos juzgar contrataríamos a Spilberg en lugar de a un abogado. Lo cierto, nos guste o no, a día de hoy nos encontramos con un caso juzgado y con sentencia firme, todo lo que se dice ahora se tuvo que alegar y probar en su momento y lo único que se podría aportar para reabrir son pruebas nuevas, lo que tras 9 años parece imposible y poco creíble.

    Desconocía los pormenores de este caso, hay cientos cada día en los juzgados, y lo que me escandaliza es que un culpable de dejar tetrapléjico a un Guardia Urbano sólo haya sido condenado a 5 años de cárcel, que barato es dejar a alguien postergado en una silla de ruedas

    23 enero 2015 | 11:18

  4. 1-de-cada-10

    Os invitamos a que veáis el documental antes de opinar. De lo contrario el debate se enroca en prejuicios e ideas preconcebidas que no sirven para mucho si de lo que se trata es de hablar de los temas desde un enfoque de derechos.

    Saludos en todo caso

    23 enero 2015 | 11:27

  5. Dice ser norgut

    Eso decídselo al tetrapléjico que iba a cumplir con su deber enfrentándose a delincuentes.

    23 enero 2015 | 11:35

  6. Dice ser Paso de dar mi nombre real (de todos modos, pueden rastrear mi I.P.)

    Otra de las muchas rémoras del pasado franquista que vivimos en este país es la “presunción de veracidad” de todo aquello que un policía diga en su denuncia contra a un ciudadano, simplemente por el mero hecho de ser “agente de autoridad”. O, dicho en cristiano: que su palabra cuente ante el juez infinitamente más que la del detenido. “Tarifa plana” para dar rienda suelta a la prepotencia y la chulería de mucho “guardia de la porra”, en el sentido más literal y peyorativo de la palabra.

    No pretendo meter en el mismo “saco” a todos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCS: policías nacionales, municipales y locales, así como guardias civiles). Estoy seguro que muchos de ellos, probablemente la gran mayoría, cumplen su labor con gran honradez y honestidad y que se decidieron a vestir uniforme llamados por un alto sentido de servicio al ciudadano.

    …Pero no nos engañemos: entre ellos también hay muchos a los que el poder hacer uso libre e indiscriminado de la violencia “les pone”, que se metieron a “madero” o “picoleto” sólo para poder tirar de placa, de porra o, si se tercia, directamente de “pipa” (pistola) a la mínima provocación (o, peor aún, sin que medie provocación alguna), únicamente para sacar a “pasear” a la bestia parda que llevan dentro: antidisturbios, sobre todo, pero también algunos agentes de tráfico, “estupas”, etc.

    Cuántas veces no me habrá pasado que, estando en una manifestación totalmente legal y pacífica, sale un pequeño grupito de 5 ó 6 subnormales extremistas (que no representan ni al 0,0001 de los presentes) y tiran algún objeto contundente hacia las “lecheras”. Entonces, van los antidisturbios y… ¿les curten a leches -como, por otro lado, se merecen-? ¡¡¡Noooo!!!, porque los extremistas pueden ser peligrosos: mejor, prefieren dar de palos injustificadamente a los manifestantes pacíficos que están a medio camino entre la policía y los violentos, ya que al salir huyendo, dispersarán a los extremistas. De paso, detienen a algún manifestante que pasaba por ahí (rarísima vez involucrado en los actos violentos) para cumplir expediente y pasar por “héroes”.

    Porque, ¿cuáles son los criterios de selección de los antidisturbios? Daré un caso real (espero que la cosa haya mejorado desde entonces). Hace 20 años, en mi instituto, había un tío que era un perfecto descerebrado neonazi que, con sus amiguitos (de la misma cuerda) se dedicaba los fines de semana a apalear mendigos, inmigrantes y gays. En cuanto acabó el instituto, (3 años más tarde de lo debido) a la hora de elegir una profesión… ¿lo adivinan? ¡¡Sí!!! se hizo policía y concretamente antidisturbios. No sé cómo pasó el psicotécnico en la oposición (era bien “justito”), pero me explico aún menos que, con sus antecedentes penales por peleas, palizas y altercados (aún siendo menor) no le excluyeran automáticamente… Más bien, parece que esos “pecadillos de juventud” le favorecieron (también que fuera un armario de dos cuerpos, aficionado al culturismo y el taekwondo).

    Por si fuera poco, ahora llega la nueva “Ley de (In)seguridad Ciudadana” o “Ley Mordaza” que el PP está aprobando con el rodillo de su mayoría absoluta: fuertes multas e incluso penas de cárcel ¡¡¡a libre criterio de la policía!!! sólo por ejercer la ¿libertad? de reunión y manifestación sancionada por la Constitución…

    Vamos hacia un “Estado Policial” puro y duro. Espero que el gobierno de izquierda que gane las próximas elecciones generales (sean cual sean sus siglas: PSOE, IU, Podemos o cualquier combinación posible de coalición entre ellos) derogue esta vergonzosa ley, y de paso la antes mencionada “presunción de veracidad”, algo indigno de un país que, hasta hace poco, era “democrático”.

    23 enero 2015 | 11:41

  7. Dice ser pedro

    La policía es mafiosa hasta la médula y los jueces igual. Está todo el sistema podrido. Yo sé de quien le han acusado en falso por joder de cosas que no habían hecho al volante para que le cayera más multa. Es muy habitual falsear informes policiales para que no tengas por donde escapar. Luego vas a juicio y es todo un paripé. Yo he tenido dos juicios donde tenían que indemnizarme por un accidente y una apropiación indebida y es una vergüenza como lo manipulan todo para que sus amiguetes se vayan sin pagar ni un duro. El ejemplo más claro de la mafia organizada que es la policía y los tribunales de este país es el de esperanza aguirre, donde ha salido la “señora” impune después de causar dos accidentes, lesiones y darse a la fuga.

    23 enero 2015 | 11:50

  8. Dice ser Cayetana

    Viendo el otro día Ciutat morta ,tenia la sensación de estar ante un caso de los setenta , de esos de la Brigada politico social ,en los que torturan , detienen al azar o por unas “pintas ” determinadas .
    Lo hiriente es que esto pasó ayer y que la jueza Carmen García que miró a otro lado , sigue en su juzgado , y que solo dos policias que torturaron a los primeros detenidos , han sido sancionados (aunque por otro caso diferente) y todas esas personas que pudieron hacer algo y no lo hicieron han continuado con sus vidas , mientras que la vida de Patricia se esfumó.
    Si existe algo superior a nosotros , una Diosa , una justicia divina, deseo de todo corazón que se reabra el caso ,que veamos sus caras , en portada de todos los periodicos ,televisiones, redes sociales… que se sepa como abusaron unos y la indolencia que tuvieron otros y como se jugó con la libertad y la vida de unos jóvenes ,que bien podríamos haber sido tu o yo.

    23 enero 2015 | 12:10

  9. 1-de-cada-10

    Subrayamos que este blog no cree en las generalizaciones que disfrazan los prejuicios y son terreno abonado para tratar a las personas en función de su aspecto, su oficio o cualquier otra característica personal.
    Desde este enfoque de derechos creemos que son los hechos el punto de partida a investigar y aclarar para dar con los responsables y que sean estos -y no todo un colectivo- el que rinda cuentas de aquellos actos que constituyen faltas, delitos y otras infracciones a los derechos fundamentales.
    Recordamos que los derechos humanos son universales y no admiten discriminación de ningún tipo

    23 enero 2015 | 12:11

  10. Dice ser jorpif

    He visto un trozo. De entrada para toda esta gente, la ley está para que la cumplan otros, se la pasan por el forro. Todos ellos están enteros y en perfectas condiciones para seguir victimizándose.
    Sinceramente creo que estaban en unas circunstancias que (como bien dicen al principio) entrañaban un riesgo , fiestuqui, bebida , droga, ilegalidad… pues han de asumir también que puede pasar de todo.
    El que no quiera que le sucedan este tipo de cosas que no esté en forma y lugares de riesgo.
    En esta vida no todo vale, luego toca aguantarse.

    23 enero 2015 | 12:29

  11. Dice ser fiproj

    Jorpif, siguiendo tu razonamiento también podrías decir que hay oficios que tienen sus riesgos… allá tú, yo no lo voy a decir por respeto a las personas, pues aunque sea algo evidente no justifica nada. Te recomiendo, si de verdad quieres formarte una opinión crítica, no sólo que acabes de ver el documental, sino que te leas la sentencia. Luego, recuerda a quién pertenecen (y dónde están) los testimonios “fuera de toda duda” que sirvieron para rechazar las versiones que contradecían la historia ‘oficial’.

    23 enero 2015 | 14:11

  12. Dice ser roetnig

    ‘y la foto de Cindy Lauper ?? que pinta aquí ?

    23 enero 2015 | 18:50

  13. Dice ser soychato

    Ese documental está muy bien hecho pero es parcial. Si te lees la sentencia (¡LA SENTENCIA!) podrás ver que el conductor de la ambulancia declara que no subió ninguna bicicleta a la ambulancia.Que las heridas no eran compatibles con un accidente de bicicleta. ¿No nos gusta decir a todos que podemos pensar por nosotros mismos? ¿qué somos críticos? Los problemas de estos chavales y chavalas habría que achacarlos más bien a la deficiente defensa que tuvieron.

    26 enero 2015 | 00:07

  14. Dice ser ARCOFA

    En este caso hay una cosa que no me encaja. En el momento en que entran en el Hospital del Mar los policias con los detenidos previamente, ¿cual es el motivo que hace que Patricia y Alfredo llamen su atencion? Porque lo del mensaje en el movil es posterior a que los policias se fijaran en ellos. Yo creo que si estuvieron en Sant Pere mes Baix y de ahi que los policias los reconocieran. Seguramente no fueron culpables de lo del policia tetraplegico pero fueron cabezas de turco, lo cual no deja de ser gravisimo.

    04 febrero 2015 | 14:06

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.