1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Hola, soy Norma y soy heterosexual

Por Violeta Assiego

Un hombre británico es condenado a 6 meses de prisión por mantener relaciones homosexuales en Marruecos donde este tipo de relaciones se castigan con penas de hasta 3 años de cárcel. De él sabemos que ha sido puesto en libertad, de su acompañante marroquí no sabemos nada más. En la provincia de Aceh, en Indonesia, se acaba de aprobar una ley que permite el castigo físico de hasta 100 latigazos a aquellos que mantengan relaciones sexuales de mutuo acuerdo con personas de su mismo sexo. En Moscú aparece degollada en su propio coche una mujer de 29 años, profesora de tango y lesbiana, y en twitter un conocido homófobo ruso se jacta de un acto tan indeseable. En París acaba de celebrarse una multitudinaria manifestación que exige al Gobierno francés la derogación con efectos retroactivos del matrimonio entre personas del mismo sexo y que estas parejas no tengan acceso a las técnicas de reproducción asistida para formar su propia familia.

Estos, y muchos otros sucesos, niegan y persiguen la diversidad sexual del ser humano tratandole de imponer la heterosexualidad bajo el paraguas de creencias religiosas, de una identidad cultural o de valores tradicionales. Pero en último caso, son los Estados los que imponen esa heterosexualidad. Lo hacen cuando en sus legislaciones criminalizan —con castigos físicos, penas de cárcel o la muerte— a una persona por su orientación sexual y/o su identidad de género; o cuando no prohíben de manera expresa las terapias reparativas que dicen curar la homosexualidad o la transexualidad y que, además del sufrimiento que provocan, trasladan una imagen distorsionada a la comunidad. Los Estados imponen la heterosexualidad cuando no tienen leyes que  prohiben y castigan cualquier acto de homofobia y transfobia dirigido humillar y menoscabar la dignidad de alguien por el hecho de ser gay, lesbiana, bisexual o trans.

La norma es heterosexual, muy especialmente las normas del Derecho de familia. Lo son cuando no permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo; o cuando permitiéndolo, no dan acceso a los medios de los que dispone la sociedad para formar una familia; o cuando, incluso dándoselos, establecen diferentes requisitos si se trata de una pareja de mujeres por ejemplo, a si se trata de una pareja de hombre y mujer.

Octavio Salazar lo analiza con acierto cuando dice:

Nuestro orden cultural y simbólico, y por tanto nuestro orden jurídico, ha respondido y sigue respondiendo en gran medida a la construcción de un sujeto identificado con los rasgos del varón heterosexual. Él ha sido el parámetro para todo tipo de relación jurídica —‘el diligente padre de familia’ según nuestro Código Civil—, así como el vertebrador de las políticas sexuales y la referencia de simbólica en unas sociedades regidas por ‘hermandades de varones’. Sus atributos esenciales han servido incluso para darle forma a la noción moderna de ‘ciudadanía’ y han condicionado, durante mucho tiempo, la misma concepción de los Derechos Humanos.

Las normas, las leyes, tienen orientación sexual, la heterosexual. Y tienen género, el masculino. Modificar ese heteronormativismo en aras de una mayor igualdad no es, ni debería ser, una lucha exclusiva del mal llamado ‘lobby gay’. Cambiar el trasfondo de ese enfoque jurídico, cambio ya iniciado hace unos años en la propia articulación de los derechos humanos, es simplemente un paso hacia una trasformación social que va más allá de  un cambio puntual en el articulado de una ley. Se trata, nuevamente mencionando a Octavo Salazar, de:

una transformación cultural y política que haga posible la convivencia pacífica de las diferencias —incluidas también las de carácter afectivo y sexual— revisando todas las estructuras jurídicas que han condicionado las fronteras entre ‘mayorías’ y ‘minorías’, entre ‘nosotros’ y ‘vosotros’, entre lo ‘normal’ y lo ‘anormal’.

Del sufrimiento y desigualdad que provoca esta heteronormatividad, de la imperiosa necesidad de superarla y de la construcción de un nuevo modelo de ciudadanía para todos y todas, es de lo que de vez en cuando  algún colega o  yo os vendremos a hablar.

Fotografía de Laura Ramírez

Fotografía de Laura Ramírez

 

18 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Alicante Gusta

    Lo que no es ni medio normal en los tiempos que vivimo es que aún hablemos de si uno es gay, hetero o le gusta vestir de lagarterana….

    Por desgracia pasa, demasiado… pero la GRAN MAYORIA simplemente pasa y lo ve con normalidad

    saludos

    10 octubre 2014 | 09:39

  2. Dice ser anonimo1

    Lo que yo no entiendo es que si hay una crisis demografica en Europa, la población es vieja, etc, por qué intentan prohibir, o por qué no dan facilidades a la gente (homosexuales o madres solteras) que SI quieren tener niños. Es de estúpidos quejarse de una cosa y al mismo tiempo poner todos los impedimentos para que la gente que puede ayudar no se lo permitan..

    10 octubre 2014 | 09:52

  3. Dice ser hasta las narices

    Me aburren estos blogs, siempre con la misma retaila, una y otra vez, que malo es el mundo, pobre de nosotros bla bla bla queremos mas derechos, queremos mas ayudas, queremos, queremos, queremos y si no nos das eres un xenófobo y un racista. Todo se resumen en ayudas gratis para estos colectivos y para los demas ajo y agua.

    Si tanta igualdad quereis actuad como personas normales, dejaros de tanto día del orgullo gay y tanto lamento y actuad como personas normales.

    Que tambien están matando a miles de cristianos por todo el mundo y no veo que te quejes, o estan violando indiscriminadamente a mujeres en la India, egipto…y tampoco veo que os moviliceis, o no veo que organiceis ayudas para iros a Sierra Lenoa a ayudar contra el Ebola, o protestar en Oriente medio por el trato recibido…no es mas facil quejarse desde el sillón de casa o de fiesta por chueca para pedir mas subvenciones.

    10 octubre 2014 | 09:55

  4. Dice ser Juanjo

    Lo que es del genero estúpido es poner trabas a la legalización y transparencia de actitudes normales y asumidas en la sociedad. Hay gente que parece que no han madurado y se piensan que no viéndolo o no dejando que se muestre no existe. Pues si, hay relaciones que no son las “convencionales” y eso tiene que estar recogido legalmente.
    Todo lo demás son pataletas de gente que no ha crecido.

    10 octubre 2014 | 10:41

  5. Dice ser mamen

    que vergunza de blog, otra vez a favor de los gays y lesbianas y en contra de los heterosexuales, ya basta este blog es simplemente otro más del llamado y bien existente lobby gay, que existe y no es un invento.

    10 octubre 2014 | 10:52

  6. Dice ser Nono

    En respuesta a Dice ser hasta las narices:
    1º ¿Has leído el artículo completo, porque yo no he encontrado ninguna reivindicación de becas o algo así por ser homosexual?
    2º Supongo que tu si colaboras con todas esas causas que enumeras, ¿verdad?
    Viva la demagogia…

    10 octubre 2014 | 11:31

  7. Dice ser Vasili Blokhin

    Siempre habrá reaccionarios. No se puede esperar que todo el mundo reciba con brazos abiertos un avance social. Siempre hay gente que se opone al progreso, en esta sociedad y en todas, en estos tiempos y en todos.

    10 octubre 2014 | 11:37

  8. Dice ser Qué pesadilla

    Estoy de acuerdo con “Hasta las Narices”.

    Y voy más allá:
    No tengo nada en contra de los homosexuales, pereo algunas de sus revindicaciones me parecen ridículas y esa necesiada de demostrar que lo son, me parece patética.
    Obviamente no todos los gays son “expresivos” ni tienen la necesidad de demostrar que tiene una sexualidad diferente a la de otros.

    Que se quieren casar?
    Que se casen.

    Ahora bien,
    NO ESTOY EN ABSOLUTO DE ACUERDO con el tema de LA ADOPCIÓN o EL VIENTRE DE ALQUILER o la INSEMINACION ARTIFICIAL.

    10 octubre 2014 | 11:52

  9. Dice ser Abdeslan Merroun

    Mira “hasta las narices”, estás mezclando churras con merinas. ¿Sabes lo que te quiero decir?.
    Que tiene que ver la violación de mujeres en India, el ébola en Sierra Leona, los cristianos masacrados en el coliseo romano, etc.. con lo que dice el artículo.
    Los derechos de las personas hay que cumplirlos y exigir a los paises donde a tí te gustaría vivir (donde se maltrata y se extermina a las personas por ser de otra condición sexual distinta a la tuya), que se cumplan los derechos humanos y que se legisle para todo el mundo y no para los talibanes que, como tú, sólo ven por los ojos de los fanáticos religiosos. Más Humanidad y menos Religión.

    10 octubre 2014 | 11:54

  10. Dice ser hasta el bolo

    Para ti, `hasta las narices´; es normal que no veas nada, o peor que eso, que veas lo que te de la gana. Padeces la ceguera más sin sentido, la ceguera voluntaria. Pero en fin, sigue pensando que la gente que lucha por este tipo de derechos le da igual el resto del mundo, es mejor que los ciegos voluntarios no piensen más de lo que ven.

    10 octubre 2014 | 12:53

  11. Dice ser Megamoya

    @HastaLasNarices
    Tu argumento es una falacia clásica. Si alguien lucha por los derechos de los homosexuales le dices “¿por qué no luchas mejor contra las violaciones en la India?”. Pero si luchara contra las violaciones en la India le dirías “¿por qué no luchas mejor contra el ébola?”. Y si lucha contra el ébola le dices “¿por qué no luchas mejor por los derechos de los ateos en las teocracias islamistas?”. Y así ad nauseam, el caso es que cuando alguien hace algo por el bien de la humanidad te quejas porque hay otra cosa que no está haciendo.

    10 octubre 2014 | 13:04

  12. Dice ser Peter

    No entiendo el articulo. ¿Te quejas de la ley española? O de la ley marroquí y demás países homófobos. El otro día sacaron una ley en Cataluña en la que los heterosexuales perdíamos la presunción de inocencia en caso de una denuncia por discriminación. ¿estás pidiendo ese tipo de leyes?

    10 octubre 2014 | 14:06

  13. Dice ser Pere

    Lo que llamas “heteronormativismo masculino” no es más que el Patriarcado. No vamos a avanzar nada mientras no mostremos, expliquemos y denunciemos el Patriarcado en el que hemos sido criados. Es nuestra cultura, y nuestra cultura domina nuestra mente. La única forma de librarte de la dominación, es hacerla consciente. Mientras tanto, no avanzaremos.

    10 octubre 2014 | 17:05

  14. Dice ser Pan

    Me parece muy bien que cada uno tenga la orientación sexual que le parezca, es algo que respeto. Lo que no me parece normal es una persona que designe por ésta, yo no voy diciendo por ahí mi orientación sexual, ya que supongo que es un dato que a los demás les importa más bien poco. Yo no soy heterosexual u homosexual, yo soy quien soy y punto, mis gustos o inclinaciones son cosa mía.
    Lo que no me parece correcto es que se nos tenga que meter hasta en la sopa,es que muchas personas, personajes públicos, series, libros etc…sean diferenciados atendiendo simplemente a lo que meten o se dejan meter.
    La homosexualidad es algo respetable y aceptado, pero no natural, si todas las especies fueran heterosexuales la existencia seguiría su curso, por otra parte, si todas fueran homosexuales se acabarían extinguiendo. El hecho de que sea algo socialmente aceptado no me parece razón para querer mostrarlo (especialmente a los más pequeños) como algo natural, dejemos que sean ellos los que tomen la decisión.

    10 octubre 2014 | 17:13

  15. Dice ser Yachine

    Para HASTA LAS NARICES:

    Si quieres ser leído con una mínima credulidad, primero aprende a escribir, porque una RETAILA no sé que es por mucho que lo busque. Lo que si he visto es una RETAHÍLA de chorradas de alguien intolerante que le escuece en demasía lo que es diferente a un@ mism@. Di mejor que no toleras a los homosexuales o lesbianas, di que no entiendes de “su enfermedad”, di que “no son normales” pero no intentes justificar esas afirmaciones tuyas como validas, porque no resulta muy creíble la verdad.

    10 octubre 2014 | 20:06

  16. Dice ser panchenko

    eso es una norma fachista ejecutada por enemigos del pueblo. la diversidad es propia de la autodeterminacion de los pueblos. justicia popular a los enemigos del pueblo ya!!!!!

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    10 octubre 2014 | 20:25

  17. Dice ser gc

    para “Que pesadilla”

    “Ahora bien,
    NO ESTOY EN ABSOLUTO DE ACUERDO con el tema de LA ADOPCIÓN o EL VIENTRE DE ALQUILER o la INSEMINACION ARTIFICIAL.”

    Espero que tampoco estés a favor de la apopción, vientre de alquiler o inseminación artificial en el caso de heterosexuales, sino esto que has dicho
    “No tengo nada en contra de los homosexuales,”
    me parece una tomadura de pelo y una gilipollez. Si estás en contra de la homosexualidad, puesto que discriminas y quitas derechos solamente por ser homosexuales.

    10 octubre 2014 | 21:16

  18. Dice ser Olga

    NORMAL es un programa de mi lavadora.

    14 octubre 2014 | 11:44

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.