Entradas etiquetadas como ‘gala’

Los mejores estilismos de la alfombra roja de los Premios Feroz

Continua la red carpet season, aunque esta vez con los que son la versión española de los Globos de Oro, los Premios Feroz, galardones que concede la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) desde 2014. Nuestro calentamiento de motores para los Goya, que tendrán lugar el 3 de febrero.

GTRES

De todas las invitadas que acudieron, mis estilismos más esperados vinieron de la mano de las intérpretes de Las chicas del cable, que a excepción de Blanca Suárez, posaron al completo algunas con vestidos inspirados en la década de 1920. Me llamó la atención especialmente el modelo de Ángela Cremonte que, si bien por delante no era especialmente llamativo, por detrás revelaba la espalda, un corte que entrará a la historia de los escotes reversos.

Maggie Civantos, Nadia de Santiago y Ana Fernández. GTRES

Ana Polvorosa y Ángela Cremonte. GTRES

Otra pieza (o dos) a destacar fue el dos piezas de Macarena Gómez que se convierte en el estilismo soñado para todas las que tenemos que buscar algún look de invitada para este 2018 (Macarena, si estás leyendo esto tengo boda en abril). Además ambas prendas pueden volver a reutilizarse combinadas en otros estilismos, por lo que es un conjunto perfecto.

GTRES

Otras actrices pusieron el toque de color a la gala con estampados, tonos pastel y, por parte de Úrsula Corberó, un vestido de corte japonés. Yo, que soy muy conspiranoica, veo un claro guiño a su personaje “Tokio” en La Casa de Papel.

Anna Castillo, Patricia Montero, Úrsula Corberó y Paula Echevarría. GTRES

El blanco, una de las apuestas seguras y complicadas al mismo tiempo (te arriesgas a parecer una novia que iba de camino al altar y se perdió por el camino en una entrega de premios) fue el color elegido por Alexandra Jiménez, Celia Freijeiro, Cayetana Guillen Cuervo y Aura Garrido.

GTRES

Muchas actrices aprovecharon la ocasión para sumarse al negro, especialmente Alba Flores que llevó un traje que era pura reivindicación feminista, un diseño de Ernesto Artillo que ha bautizado como “La mujer que llevo fuera”. El traje fue lucido también por otros cuatro actores de la gala y, en palabras del diseñadorpretende trasladar el compromiso feminista a un objeto: un traje, pensado para ser llevado por personas sin miedo a exteriorizar sus convicciones”.

Malena Alterio, Vanesa Romero, Rossy de Palma y Alba Flores. GTRES

Berta Vázquez, Belén Cuesta, Macarena García y Maribel Verdú. GTRES

Los detalles que te perdiste en la alfombra roja de los Premios SAG 2018

Las temporada de resfriados y de alfombras rojas van un poco a la par hasta marzo. Este domingo fue el turno de los Screen Actors Awards (SAG), premios que entrega el sindicato de actores norteamericano, y estos son los detalles de los que se hablará esta semana, con los que te tienes que quedar para que sepas por dónde van los tiros.

GTRES

  • Las actrices de Stranger Things, de las que te has vuelto fan desde que devoraste la primera y segunda temporada de la serie sin casi hacer pausas ni para ir al baño. Mientras que Sadie Sink llevó un vestido que bien parece salido de La Princesa Cisne (y si no me crees, fíjate detenidamente en el cuello y las mangas y haz click aquí), Natalia Dyer apostó por un diseño inspirado en el zodiaco, mientras que Millie Bobby Brown nos ganó a todas las Cenicientas modernas con sus Converse. Eso es sporty chic en la alfombra roja y lo demás son tonterías.

GTRES

  • La elegancia de las actrices de Orange Is The New Black. Vale que a poco que se quiten el mono carcelario ya me encantan, pero los diseños que lucieron eran todos espectaculares. Como diría Pennsatucky, la interna católica más fanática, “Can I get an Amen?

Danielle Brooks, Jackie Cruz y Uzo Aduba. GTRES

Samira Wiley y Selenis Leyva. GTRES

Si Millie puede ir a una alfombra con zapatillas, Susan Sarandon y sus gafas de sol están más que permitidas.

GTRES

  • ¿Vienen los laterales metalizados como futura tendencia? Alguna lo dejó caer en la gala y, francamente, no pintan mal, sobre todo si, como en los diseños de las actrices, van acompañados de raja para ventilar la pierna.

Alison Brie y Saoirse Ronan. GTRES

  • Entre mi miopía y que las fotos de Gtres cuando entras al banco de imágenes son microscópicas, al ver el vestido de Allison Williams pensaba que estaba viendo ela foto de una lámpara que se les había colado sin querer, pero no, aquello era un modelo y una de mis actrices favoritas lo llevaba puesto. Entendí que no iba a ganar para disgustos cuando apareció Kate Hudson con ese modelo rosa de topos y volantes que además llevaba lazo a la cintura y cuello alto de encaje. Vamos, que al vestido solo le faltaba una capa para tener todas tendencias, cortes y estampados existentes.

GTRES

  • Por último, la sonrisa de Nicole Kidman, sobre todo tras conocer el discurso que dio después de ganar la estatuilla a mejor actriz femenina por la serie Big Little Lies. Hizo una especial mención a las actrices de más de 40 años y a la importancia de que tuvieran papeles: “A estas alturas muchas estaríamos acabadas, estamos demostrando que somos poderosas y perdurables. La industria nos apoya y nuestras historias están saliendo a la luz”.

GTRES

Los Globos de Oro más sororidarios de la historia

La alfombra de la 75ª edición de los premios Globos de Oro de 2018 sería, según ABC un funeral, sí, pero no ya por el color, un funeral del respeto que ha muerto en manos de aquellos que abusaron de su posición para obligar a mujeres a doblegarse a sus deseos.

GTRES

La protesta sororidaria a través del color de la vestimenta contra los abusos sexuales de “depredadores” como Harvey Weinstein, Bill Cosby y otros tantos anónimos, hicieron del #WhyWeWearBlack (Por qué llevamos negro) una causa extensible a todas las mujeres a través del escaparate de los premios. Fue, en definitiva, un acto de hermandad y solidaridad entre las mujeres cuyo objetivo es crear redes de apoyo que empujen cambios sociales para lograr la igualdad.

La sugerencia, declaraba BBC, es una iniciativa de la coalición de mujeres -actrices, agentes, abogadas y otras- conocida como Time´s Up (“Se acabó el tiempo”), que se conformó en octubre del año pasado para denunciar el acoso sexual en Hollywood.

Muchas actrices aprovecharon la sencillez del color para llevarlo al extremo absoluto, al minimalismo. El vestido de Samira Wiley llevaba un cuello transparente con apliques tipo pluma en dorado, mientras que Zoe Kravitz aprovechó los pendientes para añadirle color. La actriz Meryl Streep posó con su acompañante Ai-jeen Poo, la activista americana.

GTRES

Gal Gadot, Reese Witherspoon y Emilia Clarke también optaron por llevar diseños sencillos para unirse a la causa solidaria.

GTRES

Yo ya comenté en Twitter que, pese a lo mucho que me gusta Sarah Jessica Parker, el diseño que eligió, que parece hecho con un corsé interior remendado a un delantal de peluquería, me lo pone muy difícil. En cambio Sadie Sink y Millie Bobby Brown supieron jugar con los volúmenes, así como Kendall Jenner y su vestido de princesa versión Tim Burton.

GTRES

Entre faldas vaporosas estuvo la cosa respecto a las actrices Nicole Kidman, Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer y Diane Kruger.

GTRES

En toda gala que se precie, si no sucede no es una gala, están las típicas que acuden con el vestido lencero y van más anchas que largas. Porque oye, tan a gusto que se va sin el sujetador por la vida y lo monísimo que queda todo con unos tacones. Catherine Zeta-Jones, Halle Berry y Kate Hudson fueron las tres actrices que se animaron a llevar los negros más transparentes.

GTRES

El toque vintage lo pusieron con sus diseños Alicia Vikander, que eligió un vestido de inspiración romántica, Jessica Biel y Mandy Moore que bien podrían haber funcionado en la alfombra de la misma gala en 1950.

 

 

GTRES

Las reinas del glamour que más me llamaron la atención fueron Heidi Klum (Heidi, mi reino por tu vestido), Alison Williams, Keala Seatle y Dakota Johnson.

GTRES

Los vestidos con cola o brillos de Octavia Spencer, Jessica Chastain Penélope Cruz  y Margot Robbie entran también en mi lista de vestidos que pedirle a los Reyes Magos (pero para 2019).

GTRES

También muchos de los actores nominados o que presentaban los premios llevaron el pin de la coalición.

GTRES

 

 

 

Gala Met 2017 o cuando el ‘dress code’ te importa un bledo

Un año, un año entero es el tiempo que pasa entre gala y gala del Met, que da el pistoletazo de salida a la exposición del “The Costume Institute” la institución dedicada a vestuario dentro del museo. Este año expondrán la obra de Rei Kawakubo, la excéntrica figura que se encuentra tras Comme des Garçons.

Para los que estéis fuera del sector (yo no sabía quién era esta señora hasta que la dimos en clase la semana pasada), Kawakubo, empezó trabajando de estilista en Japón para terminar diseñando sus propias prendas que presenta cada temporada en la pasarela francesa. Su trabajo es de particular, extraño, y no todos somos capaces de entenderlo: ropa suelta, consciencia corporal al revés, desligamiento total de la sexualidad, androginia… Kawakubo rechaza toda la moda convencional y transmite a través de las colecciones un mundo de género intercambiable que se aleja de lo superficial.

Teniendo esto en cuenta, es la primera vez que no podemos juzgar los estilismos de los invitados, que se supone que deben ir vestidos inspirados en la temática de la exposición que se inaugura, como en las galas anteriores.

De esta manera, las mejores vestidas (por surrealista que parece) fueron Katy Perry, Michele Lamy, Solange Knowles y la mujer del co-anfitrión, Helen Lasichanh. Volúmenes irreverentes, formas indefinidas… Raro, sí, pero concuerda con la filosofía de la diseñadora japonesa.

GTRES

En toda fiesta tenemos siempre a las que van vestidas de sí mismas, que les da lo mismo alfombra de premios Óscar que Grammy que Gala Met. Son fieles a su estilo pase lo que pase. Gisele Bündchen y Blake Lively, una vez más, fueron para mi gusto de las mejor vestidas de la noche con sus diseños ceñidos. Anna Wintour, directora de Vogue y anfitriona de la gala (o como me gusta llamarla “She God“) apostó un año más por un vestido de corte recto mientras que su co-anfitriona, Selena Gómez, tiró por un diseño más veraniego que entre tanto brillo no luce prácticamente.

GTRES

Nicki Minaj fue fiel a su concepto estilístico de “Menos es más” solo que el menos para ella suele referirse al tejido y no a los complementos. Kendall y Jenner fueron vestidas de Kardashians mientras que Adriana Lima dio una lección de cómo con un poco más de tela te cuelas en el ranking de mejor vestidas.

GTRES

Debo aplaudir el esfuerzo que hicieron algunas de las invitadas para tratar de salir del paso con el dress code. Me las imagino buscando quién es Rei Kawakubo en Google desde sus mansiones en Los Ángeles: “He visto que es japonesa así que voy a llevar un vestido inspirado en la papiroflexia” “¿Estás segura de que la papiroflexia es japonesa?” “Sí, sí, hazte caso, este año lo voy a petar“.

De esta manera, Doutzen Kroes, Daisy Ridley y Lena Dunham llevaron vestidos con pliegues cuyo tejido recordaba la forma que hace el papel cuando se pliega (o en el caso de la actriz de Girls, cuando se arruga).

GTRES

Otras como Dakota Johnson, Ashley Graham o Katie Holmes apostaron por volúmenes:

GTRES

Muchos de los asistentes oyeron campanas, pero como no sabían exactamente de dónde se presentaron con unas interpretaciones del estilo de la diseñadora un poco peculiares:

Allison Williams. Salma Hayek y lily Aldridge. GTRES

Sean Combs, Hailey Baldwin y Nick Jonas. GTRES

Las que no se enteraron del tema, o pasaron directamente de seguirlo, se pusieron, ante la duda, un vestido de gala y fuera:

Jennifer López, Halle Berry y Jessica Chastain. GTRES

Serena Williams, Emma Roberts y Emily Ratajkowski. GTRES

Y por último tenemos a las invitadas que directamente, y con perdón, fueron mal. Kerry Washington se pensó que estábamos en la gala de 2016 por lo que escogió un diseño futurista. Priyanka Chopra debió de sufrir un ataque que dejó a su sentido del gusto (estilístico) en coma ya que no encuentro ninguna justificación a su elección de vestuario. Esa gabardina tipo “no llevo nada debajo porque voy a casa de mi novio a darle una sorpresa” me parece bastante difícil de encajar en una alfombra roja. Sophie Turner me deja helada con esa cosa indescriptible que lleva, que parece salida de una cortina de un palacete del siglo XVIII mal cortada mientras que el vestido de Zoe Kravitz tendría un pase si el escote fuera en realidad la espalda.

GTRES

Los “do” and “don´t” de las invitadas en los Globos de Oro

Ni todas vamos bien vestidas a las bodas ni todo lo que nos recomiendan los estilistas a la hora de pisar una alfombra roja es un acierto.

En la gala de los Globos de Oro encontramos un poco de todo, desde los vestidos por los que daríamos a miembros de nuestra familia (primos lejanos de esos con los que casi no te llevas) hasta invitadas con recogidos de pelo al que solo les falta un rulo para ser idénticos al que se pone tu madre para andar por casa.

En el caso de los escotes, los premios han mostrado algunas de las tendencias que hemos visto en 2016 como el escote alto con aberturas del floreado diseño de Olivia Culpo al escote infinito de Jessica Biel que alcanza las placas tectónicas de lo profundo que es. El asimétrico de Anna Kendrick, que te deja una teta sujeta y la otra suelta, no termina de convencerme.

Olivia Culpo, Anna Kendrick y Jessica Biel. GTRES

Sarah Jessica Parker es otro elemento digno de mención y que en sí misma encarna lo que sí y lo que no debemos escoger a la hora de ir a una entrega de premios. Mientras que su conjunto pasa sin pena ni gloria por los anales de la historia de los Globos de Oro, su recogido viene a ser el Doctor Jekyll y Mister Hyde de la gala. ¿Qué es eso de que solo quede bonito cuando posa de lado?

Sarah Jessica Parker, el dilema. GTRES

Moños altos que suman automáticamente 150 años, una coleta como la del gimnasio o el moño de estudiar fueron otros peinados que debemos evitar.

Maisie Williams, Sienna Miller y Elsa Pataky. GTRES

Y es que no necesitas dejarte una pasta en la peluquería para ir bien peinada a un sitio. Unas ondas medio desechas, la melena totalmente lisa gracias a la plancha o un recogido sencillo son opciones mucho más recomendables.

Priyanka Chopra, Sophie Turner y Emma Stone. GTRES

El amarillo, el color temido por los artistas, fue uno de los más vistos en los premios. Aunque cada invitada lo adaptó a su estilo, algunas lo combinaron con más gracia que otras. Natalie Portman eligió un modelo suelto que le permitiera lucir cómodamente su tripa de embarazada (bebé Portman is coming) mientras que Maisie eligió un corte de cuello recto que le hacía parecer aún más bajita.

Emily Ratajkowski, Natalie Portman, Maisie Williams y Kerry Washington. GTRES

Por supuesto no podían faltar las que, en mi opinión, patinaron con sus conjuntos, como es el caso del vestido-dibujo-animado de Felicity Jones (¿un monstruo vino a verla cuando estaba eligiendo ropa?), la especie de cuello rosa que parece fruto de un obseso por la papiroflexia de Carrie Underwood, el vestido-transparente-plumero-chic de Nicole Kidman (Nicole, queremos que vuelvas), o la especie de museo Guggenheim de Bilbao que lleva Naomi Campbell por vestido

Felicity Jones, Carrie Underwood, Nicole Kidman y Naomi Campbell. GTRES

Una alfombra roja futurista en la Gala Met 2016

(Antes de ser fashion blogger solo me enteraba de los saraos que tenían lugar al otro lado del charco cuando me compraba la revista de prensa rosa de turno. Ahora no, ahora basta que monten un photocall en cualquier parte para que os haga un post sobre lo que llevan las invitadas.)

Este lunes tuvo lugar en el Museo Metropolitano de Arte (Met) la gala con el mismo nombre, organizada por Anna Wintour, que es el pistoletazo de salida a la exposición de primavera de este año: Manus x Machina. La gracia de esta fiesta en particular es que la temática debe ser acorde a la exposición, por lo que suele ser una mezcla entre alta costura y disfraces de carnaval. El tema de este año, o La moda en la era de la tecnología, nos ha dejado una alfombra roja que parece salida de las siete entregas de Star Wars.

Las que mejor representaron el dresscode Manus x Machina fueron Karolina Kurkova con su vestido cognitivo, y es que llevar una prenda que reaccionaba a los tuits le da, sin ninguna duda, el premio de la personificación del espíritu de la gala, al igual que a Claire Danes cuyo vestido se iluminaba; la cantante Lady Gaga que fue vestida de Lady Gaga (no olvidemos que lleva varias alfombras muy elegante pero alejada de su esencia) optando por un corsé futurista en plateados y Jourdan Dunn que llevó el tono del vestido hasta en la melena.

mejores

GTRES

 

De los metalizados que pasaron por las escaleras del Met, fue el plata el que más triunfó entre las invitadas: desde un estilo más bohemio como el de Poppy Delevingne hasta la armadura quijotesca con la que se presentó Kim Kardashian (que por cierto, está casi irreconocible con tanta ropa puesta. Sin las tetas al aire he tardado un rato en darme cuenta de que era ella). Aunque no todos las elecciones de las invitadas son santo de mi devoción, y esto va por ti, Rita Ora y por tu naked dress de hace ya dos temporadas, los diseños plateados pasaron el corte.

GTRES

GTRES

 

Los vestidos en dorado que llevaron Lily Aldridge, Rachel McAdams, Jemima Kirke o Zendaya brillaron algo menos ante los flashes. Sí, me estoy refiriendo en concreto al de Rachel McAdams, que parece alta costura de Desigual y no me lo pondría ni para destrozarlo en una carrera de barro. Aunque el vestido dorado de Zendaya con un brazo al aire es para mí el mejor de esta categoría, no sé en qué andaba pensando la cantante cuando se le ocurrió la idea de combinarlo con la melena que llevaba Ringo Starr en 1960.

GTRES

GTRES

 

¿Conoces a la típica novia que se compra el vestido para la boda pensando “Seguro que en alguna fiesta me lo puedo volver a poner”? Pues así debieron de pensar Jennifer Hudson o Lorde, aunque la cantante se puso en el último momento una especie de escayola en el brazo para darle un toque más informal.

GTRES

GTRES

 

El color favorito por excelencia de las alfombras rojas también tuvo varias adeptas. Bella Hadid, Alexa Chung, Chloë Grace Moretz, Nicole Kidman, Brie Larson o Naomi Campbell apostaron por el color de la elegancia con un toque estelar. Mientras que Bella Hadid fue la más clásica con el rollo Hollywood de su vestido, las demás optaron por brillos plateados que le dieran algo de vidilla al negro.

GTRES

GTRES

 

Beyoncé, Gigi Hadid, la princesa Charlotte de Monaco, Demi Lovato, Jessica Chastain y Lupita-apellido impronunciable-Nyong’o fueron las encargadas de ponerle un toque de color a la gala. Bueno, la princesa Charlotte, en concreto se los puso todos, no fuera a ser que pecara de ir poco colorida. Un puntazo también fue el recogido de la actriz de 12 años de esclavitud que parece salido de una película de ciencia ficción. No sé cuántas horas de peluquería hay detrás pero, después de ver el pelo de Zendaya, solo puedo decir que merecieron la pena.

GTRES

GTRES

 

En toda fiesta siempre encontramos a la típica persona que pasa del tema, en el caso de anoche fueron Blake Lively, Katy Perry, Dakota Johnson y Emma Roberts las que decidieron que eran “Too cool for school” y que independientemente de la temática, se iban a poner el vestido que quisieran. Por sus vestidos podría parecer que nos encontramos en la gala Met de la primavera, la de Asia, la espacial o la geométrica, pero de moda y tecnología como que no tienen mucha pinta. Pertenecerían al grupo de, como lo definió una amiga, “Yo solo vengo por la fiesta de después”.

GTRES

GTRES

 

Aunque centradas en el tema de la gala, muchas de las invitadas pasaron sin pena ni gloria por las prestigiosa fiesta de la Wintour. La espalda del vestido de Emily Ratajkowski (conocida por ser la modelo que sale en topless junto a Kim Kardashian en una de sus fotos de Instagram) queda como cuando sales de la ducha y te enrollas la toalla en la cintura. Lo bien que está la chica y el flaco favor que le hace la falda. Sarah Jessica Parker, que el año pasado llevó uno de los diseños más comentados, optó por americana y piratas. PIRATAS en la Gala Met. Aún no me explico como Anna Wintour no se desmayó. Bueno sí, porque iba en un Chanel y como que desmayarte en un Chanel de alta costura no es plan, no vaya a ser que se quede con alguna arruga. El futurismo dominatrix de la co-anfitriona Taylor Swift (que tiene narices que encima eres la co-anfitriona, que es como ser la madrina en una boda) me parece que no hay por dónde cogerlo mientras que su amiguísima Selena Gómez apañó con un vestido veraniego al que le puso una especie de sujetador-yelmo por encima. A ver, sí, por poder, puedes combinarlo, otra cosa es que tenga el más mínimo sentido y quede bien la mezcla. Adriana Lima me parece que se despistó de camino a su fiesta de disfraces de Criadas y Señoras mientras que la elección de Emma Watson me ha hecho replantearme seriamente si su estilista es una persona con ojos en la cara o si la han vestido a oscuras en el showroom.

GTRES

GTRES

Y para acabar, las que se han caído con todo el equipo y han conseguido entrar a la fiesta porque tenían invitación o estarían en listas, que sino los ‘puertas’ las habrían mandado a la calle. Para compensar la cantidad de ropa sobre el cuerpo de Kim Kardashian, Madonna fue medio desnuda (no desnuda del todo porque sino nos escandalizaríamos, así que se puso una gasilla negra de encaje que cubría su ropa interior). Irina Shayk se enfundó un extraño vestido azul que no sé qué perturbada mente se atrevió a diseñar. En esta vida hay que tener valor para subirse a una montaña rusa o para hacer puenting, pero nada comparado al que hay que tener para hacer ese vestido y dormir tranquilo por las noches. Zoe Kravitz, que no tenía mala pinta con su tocado de Catwoman, fracasa estrepitosamente con los pliegues de la espalda de su vestido, que le hacen parecer la versión chic de una mosca. Por último, Nicki Minaj, que, como Lady Gaga, fue vestida de sí misma, se puso un vestido con más hebillas que una película porno de bondage.

GTRES

GTRES

Dime cómo vistes (en la gala de los Óscar) y te diré cómo eres

Cuando llega el sarao ‘hollywoodiense’ por excelencia, las celebrities movilizan tantos estilistas, peluqueros y maquilladores que los salones tienen más movimiento que la cocina de Los Serrano.

También dicen que es la alfombra del año en la que se revela el estilo de cada actriz. Si esto es cierto, de la 88ª gala de los Oscars podemos averiguar la personalidad de las invitadas según la elección que lucieron en la red carpet.

Clásicas. GTRES

Clásicas. Alfombra roja+clásico= acierto seguro. GTRES

Clásicas: Algunas con más tablas que otras en esto de las alfombras tienen en cuenta que hay vestidos y diseños con los que se aciertan seguro. Whoopi Goldberg y Jennifer Garner tienen claro que el negro con el rojo siempre es un acierto. Daisy Ridley, que lleva menos tapices que ellas a la espalda, pero empieza a apuntar maneras, escogió un diseño sencillo con pedrería. Ojo con la futura ‘jedi’ que va camino a convertirse en un acierto a la hora de apostar por sus estilismos.

 

Cuando menos es más. GTRES

Discretas. Cuando menos es más. GTRES

Discretas: “Porque la sencillez es elegante”, que te diría tu abuela. Y bien llena de razón que estaría. Las actrices Sophie Turner y Rachel McAdams se presentaron con sus vestidos lisos en raso sin más complemento que una raja en la falda. “Menos es más”, como también pensaría Brie Larson. En azul cobalto con un cinturón como único complemento fue el vestido que escogió la ganadora del Óscar a la Mejor Actriz Principal.

 

Hemos venido a jugar. GTRES

Originales. “No controles mi forma de vestir porque es total”. GTRES

Originales: No importa si hablan bien o hablan mal porque lo importante es QUE HABLEN. Y las K/Cate´s dieron mucho de que hablar. Mientras en la alfombra paseaban tranquilas, en Twitter estallaba la tercera guerra mundial que si “el vestido de Kate Winslet parece una bolsa de basura” que si chistes de mal gusto con Titanic “lo que esta noche hace aguas es el vestido de Kate”. La otra Cate llevó un diseño que parecía el típico de la Barbie con flores pegadas. Otras que le dieron un toque original fue el diseño con escamas de Naomi Watts y el de Kerry Washington, que sigo pensando que me gustaba más su armario de Brunilda en Django Desencajado, porque el rollo dominatrix en los Oscars no acabo de verlo.

 

elegantes

Elegantes. Ese momento en el que Lady Gaga va más elegante que la mitad de las invitadas. GTRES

Elegantes: Sofía Vergara es la prueba de que con una copa de pecho 85H puedes ir tan elegante. Lady Gaga, con un mono blanco palabra de honor continúa en su línea de salir siempre en los rankings de ‘mejor vestidas’ en toda gala a la que acude. Julianne Moore, (¡a un padre le vas a enseñar a hacer hijos!) que tiene más alfombras que un telar persa, acierta con su vestido negro.

 

Si con estos vestidos no pillas te devuelven el dinero. GTRES

Seductoras. Si con estos vestidos no pillas te devuelven el dinero. GTRES

Seductoras: el equivalente al vestido ‘pillacacho’ que te pones para salir de fiesta cuando estás soltera son los diseños elegidos por Olivia Wilde y Charlize Teron. Ambas actrices llevan unos vestidos con un escote que llega a la línea 6 de metro. Priyanka Chopra por otro lado, apuesta por las transparencias a la hora de insinuar con su modelo al igual que Jennifer Lawrence.

 

Porque el que no arriesga no gana. GTRES

Atrevidas. Porque el que no arriesga no gana. GTRES

Atrevidas: ¿Que da mala suerte ir de algún color a una entrega de premios? Pues hacedme dos vestidos, un sujetador y las bragas. Alicia Vikander apostó por el color prohibido y, como la que no arriesga no gana, arriesgó y se llevó la estatuilla a Mejor Actriz de Reparto. Heidi Klum es otra que sorprende con un diseño que es medio de princesa medio de Mad Max con ese escote asimétrico. Rooney Mara fiel a su estilo, eligió un vestido con aperturas y transparencias, en definitiva, un modelo con un gran sistema de ventilación.

Vestidos largos, rojo pasión y un Jeremy Scott metalizado en la gala Mujer del Año

Caitlyn Jenner y Victoria Beckham fueron algunas de las premiadas como Mujer del Año 2015 en la gala de Glamour, pero no fueron las únicas mujeres del año que pisaron la alfombra roja.

 

orange

Uzo Aduba, Danielle Brooks y Dascha Polanco (ya quisiera yo esas curvas) GTRES

Las actrices de Orange Is The New Black eligieron vestidos hasta los pies. He tenido que mirar dos veces a Ojos Locos Uzo Aduba, ya que me resulta prácticamente irreconocible sin sus moñitos (a esto es a lo que me refiero). Danielle Brooks, otra actriz que es como el día y la noche cuando se suelta la melena, eligió un vestido con escote en V mientras que Dascha Polanco es un ejemplo de cómo podemos sacarnos más partido jugando con las semitransparencias.

 

red

Vicky Victoria Beckham, Selena Gómez y Amy Schumer más rojas que el tomate GTRES

Las que apostaron (acertadamente) por el color de la temporada fueron la premiada Victoria Beckham (mujer Glamour 2015, diseñadora de éxito, cónyuge de David Beckham…¿PERO QUÉ MÁS QUIERES, VICKY? Comparte un poco), la cantante Selena Gómez (no acabo de pillar el rollo colegiala de charol de su vestido) y la comediante Amy Schumer.

 

GTRES

Lupita, Jessica, Caitlyn e Iman que se compincharon para llevar el pelo recogido  GTRES

Mis cuatro favoritas son las del club del recogido (la cantidad de metal en horquillas que llevan en el pelo pondría en pie a todo un control de aeropuerto). Todos hemos llegado a la conclusión de que Lupita Nyong’o, se ponga lo que se ponga, siempre va a ir estupenda. Jessica Hart apostó por el color block en blanco añadiéndole un toque (sweet) al conjunto con su bolso caramelo. Otra de las galardonadas, Caitlyn Jenner, aprovechó para lucir hombro y escote mientras que Iman Abdulmajid…qué diablos, Iman es Iman. La modelo está fabulosa incluso en ese vestido que le debió de prestar Carmen Sevilla.

Para el final lo mejor, por supuesto, los modelitos conflictivos que nunca sé por dónde pillar y que me hacen preguntarme si se vistieron a oscuras, si su estilista las odia profundamente o si simplemente, tienen un gusto demasiado desarrollado que, inculta de mí, no soy capaz de apreciar con mis limitaciones estilísticas.

 

GTRES

Crystal Renn, Zoe Kazan, Rachel Zoe, Jemima Kirke y Vera Wang, no sabrás si reír o llorar GTRES

Crystal Renn (supermodelo según Wikipedia) olvidó que entre la lencería y la bata saltacamas había que meter un vestido. La actriz Zoe Kazan lleva una especie de traje pantalón pijama con estampado de búfalos, suricatos, cactus y flores (he estado un buen rato observándolo con el zoom del Paint). Rachel Zoe, diseñadora, no sé si lleva una especie de sudadera brillante hasta los pies o la cota de malla de mithril de Frodo en color dorado. Jemima Kirke, la actriz de Girls deja muy claro que sus estilismos de la serie transcienden la pantalla. Y Vera Wang…qué deciros de Vera Wang. He tenido que ver su foto dos veces porque a primera vista me daba la sensación de que su melena le llegaba a los pies (luego me he dado cuenta de que eran los flecos de la falda).

Pero para acabar os dejo el modelo elegido por el diseñador Jeremy Scott y abro el debate:

¿Slippers de lentejuelas+traje brillante= inmolación ‘fashionista’ por demencia o genialidad para reflejar las luces de los coches cuando esa noche volviera a casa?

Fashion designer Jeremy Scott attends the 25th annual Glamour Women of the Year Awards at Carnegie Hall on Monday, Nov. 9, 2015, in New York.

Jeremy Scott, un estilismo totalmente cegador GTRES