BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘Colombia’

No es fácil ser gay, padre soltero y cabeza de familia en Colombia

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Es sábado por la tarde. Setenta familias homoparentales se besan al abrigo de las columnas del Templo de Diana en Mérida. Andrés Eduardo Suarez está bajo su nonedad, sin besos que compartir, y se conmueve infinitamente al ver como dos hombres a su lado se abrazan y se funden de amor con su hijo.

Terriblemente educado y con una sonrisa cuajada de nostalgia, les pide si puede sumarse a su felicidad y compartir con los tres la calidez de su familia ausente. Y los abraza uno a uno, con la ternura que solo ofrece la determinación. En un instante de fraternidad dos continentes y dos realidades se funden. Extremadura, cuna de muchos aquellos que creyeron conquistar las Indias y se toparon con un nuevo continente, hace de nexo de unión entre tres hombres y un niño de siete años, que comparten mucho más de lo que pudieran imaginar. Lee el resto de la entrada »

The Economist dice que el movimiento LGBT está arrasando en América Latina

Imagen capturadsa del vídeo The Economist/Foto: Getty Images

Imagen capturada del vídeo The Economist/Foto: Getty Images

Nos incluimos entre aquellos que desconocíamos que la prestigiosa revista The Economist aborda, con bastante regularidad, contenidos que tocan de lleno las realidades (y derechos) de las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans. Hace no más de una semana, esta vez a través de un vídeo que se puede ver en su web, analizaron -en menos de cuatro minutos y con datos en la mano- la situación actual del movimiento de derechos LGBT en América Latina.

Para facilitar el visionado del vídeo al final de la entrada (en inglés y sin subtítulos), os reproducimos íntegramente sus mensajes que, al margen de la literalidad, conllevan un análisis que daría para una buena conversación de sobremesa:

  • En 1999, la homosexualidad todavía era un delito castigado con penas de cárcel en el 43% de sus países.
  • En 2005, España aprobó el matrimonio igualitario inspirando a muchos países latinoamericanos a seguir su ejemplo.
  • En 2008, todos los países de habla hispana de América Latina (incluido Brasil) habían dejado de criminalizar la homosexualidad.
  • En 2010, Argentina aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo, y en 2013, lo hacen Brasil y Uruguay.

Las Américas compiten, en este momento, con Europa por ser la región más gayfriendly del mundo, pero la foto sigue siendo muy irregular y la violencia hacia las personas LGBT todavía abunda en muchas zonas de América Latina: Lee el resto de la entrada »

Una ley que no te obliga a divorciarte

Por Nayra Marrero (@nayramar)

Fotografía de Paola Kizette Cimenti

Fotografía de Paola Kizette Cimenti

María viene de un país en el que no podía casarse ni ser ella, y vive en un país en donde pudo casarse siendo quien no era.

María es lesbiana, pero a España (el país donde reside) no le consta. Ni le consta María como tal, aunque se haya casado en Madrid con su mujer y tengan un libro de familia común. María, es extranjera, colombiana, y como tal, no tiene derecho a ser María en España. No en los papeles, no hasta que se nacionalice. María es transexual y para este país es un señor casado con su señora, lesbiana también ella, aunque no les conste.

Las personas transexuales migrantes en España no tienen derecho a que la documentación que genera este país para ellas (su tarjeta sanitaria o su matrícula en la universidad, por ejemplo) registre su sexo sentido y el nombre en el que se reconocen. Lo mismo pasa con las y los menores trans, que sólo tienen derechos (y relativos) en las comunidades autónomas que han decidido mirar sus realidades y regularlas.

Desde hace sólo unos días Colombia reconoce el derecho al cambio registral para las personas transexuales, sin que sea necesaria una evaluación médica o psiquiátrica (un avance respecto a la ley española que sigue requiriendo un diagnóstico que patologiza una realidad que no debería considerarse una enfermedad). Lee el resto de la entrada »

La idoneidad de una familia para adoptar no depende de su orientación sexual

En Gran Bretaña se celebra a partir de mañana lunes la llamada “Adoption and Fostering Week 2015“, una semana de sensibilización sobre la importancia y necesidad del acogimiento y adopción como una fórmula óptima para dar una familia a las niñas y niños que están en los centros. En Inglaterra, Gales y Escocia las parejas del mismo sexo pueden adoptar desde el año 2005, triplicándose la cifra de adopciones igualitarias desde las 90 del año 2007 a las 340 del 2014. Este año, esta semana tiene color arcoiris, al confirmar las autoridades de protección a la infancia que las familias lgbti son una alternativa muy válida de entorno familiar para los niños que la necesitan.

A miles de kilómetros de distancia, en la Colombia que protagoniza Arco, precisamente se acaba de negar la adopción en estas condiciones a las personas LGBTI. Y la Corte Constitucional de Colombia ha dictaminado que el derecho de parejas del mismo sexo a adoptar niños solo es posible cuando existan lazos biológicos entre uno de los miembros de esta unión y el menor. Se trata por tanto de una discriminación que solo tiene fundamento en los prejuicios y la ignorancia. ¿Cuál es la diferencia?

No solo en Gran Bretaña sino en otros países, incluido España, está perfectamente demostrado que la familia creada por dos personas del mismo sexo es perfectamente válida para la crianza de un niño, y que lo único que es necesario es el deseo de tenerlo, de estar a su lado y de acompañarle en su desarrollo desempeñando esa figura de protección y cuidado que corresponde a un padre o una madre.

Es precisamente un video de Colombia Diversia el que hoy os proponemos. La diferencia que ha hecho la Corte Constitucional es una mala noticia no solo para las personas LGBTI, sino también para las niñas y niños que podrían disfrutar de un entorno familiar y crecer arropados por la ternura de dos personas. La idoneidad de una familia no depende de su orientación sexual. Ahí no está la diferencia, los que ya vivimos en libertad y en igualdad lo sabemos, aunque siempre queden retos.