Históricas LBT: Stormé DeLarverie

Por Charo Alises (@viborillapicara)

#MujeresLesbianas

Stormé DeLarverie

 

Stonewall fue una rebelión, un levantamiento, una desobediencia a los derechos civiles, no fue un maldito motín.

Stormé DeLarverie

 

El Stonewall era un bar regentado por la mafia, situado en el barrio neoyorkino de Greenwich Village. En este local,  se daban cita personas LGTB rechazadas por una sociedad y un sistema legal que criminalizaba la disidencia sexual. El bar sufría constantes redadas policiales y los abusos de autoridad con la clientela eran habituales.  En la madrugada del 28 de junio de 1969, en una de esas redadas, se produjo una revuelta que sería el origen de la lucha por los derechos civiles de las personas LGTBI en Estados Unidos y en el resto del mundo. Una de las protagonistas de esa rebelión fue Stormé DeLarverie. Durante unos minutos peleó con varios policías que intentaban detenerla, jurando y gritando. Según algún testigo era “una típica butch de la ciudad de Nueva York” y “una dyke-stone butch”. La golpearon con fuerza en la cabeza por denunciar que le apretaban mucho las esposas. Dicen quienes presenciaron aquello, que Stormé sangraba por una herida en la cabeza mientras peleaba. “¿Por qué no hacéis algo?”, gritó a la gente que miraba impasible la situación. Cuando fue detenida y encerrada en un furgón, la multitud estalló.

Stormé nació en Nueva Orleans el 24 de diciembre de 1920. El padre de DeLarverie era blanco y su madre  una mujer afroamericana, trabajaba como sirvienta para su familia. No tenía certeza sobre su fecha de nacimiento,  así que celebraba su cumpleaños el 24 de diciembre.​

Se tuvo que enfrentar al acoso y a la intimidación cuando era niña. En su adolescencia, montaba a caballo en el Ringling Brother Circus hasta que sufrió una caída. Fue consciente de que era lesbiana con dieciocho años. Vivió con Diana, su pareja,  durante 25 años hasta que ésta murió en la década de 1970. Según su amiga Lisa Cannistraci, DeLarverie llevaba siempre con ella una fotografía suya.

DeLarverie recorrió el circuito de teatro negro como la presentadora (y único drag king) de la Jewel Box Revue, la primera revista drag racialmente integrada de EEUU.​ La revista tocaba regularmente en el Teatro Apollo en Harlem,​ y también para audiencias mixtas, algo que todavía inusual en la época de la segregación racial en los Estados Unidos. Stormé tenía voz de  barítono​.

En sus espectáculos se presentaba con trajes a medida y a veces con un bigote que la hacía “inidentificable” para los espectadores, ávidos por descubrir si era un hombre o una mujer. Al final se revelaba el misterio durante el número Una sorpresa con una canción Dinah Washington y Billie Holiday (a quienes conocía en persona) le sirvieron de inspiración. Se volvió célebre por su estilo particular y sus espectáculos subversivos. En una época en la que había muy pocos drag kings actuando, Stormé estableció un precedente histórico.

​Trabajó como guardia de seguridad para varios bares de lesbianas en la ciudad de Nueva York durante los años ochenta y noventa. Perteneció a la Asociación de Veteranos de Stonewall en la que ocupó diversos cargos. Su presencia era habitual en las manifestaciones del Orgullo. Durante décadas Delarverie fue patrullera voluntaria de la calle. Además de su trabajo para la comunidad LGBT, también organizó y realizó acciones para mujeres y niños maltratados.​ Cuando alguien le preguntaba por qué lo hacía, respondió: “Alguien tiene que preocuparse. La gente dice: ¿Por qué sigues haciendo eso? Les digo: Es muy simple. Si la gente no se hubiera preocupado por mí cuando estaba creciendo, con mi madre negra, criada en el sur, no estaría aquí.”

Vivió durante décadas  en el hotel Chelsea de Nueva York, respirando la atmósfera bohemia de los artistas que allí se alojaban.

En junio de 2019, DeLarvarie fue incluida entre los  cincuenta pioneros y héroes estadounidenses en el National LGBTQ Wall of Honor dentro del Stonewall National Monument (SNM) en el Stonewall Inn de Nueva York.​ El SNM es el primer monumento nacional de los EE.UU. dedicado a los derechos e historia LGBT​ y la inauguración del muro se realizó en el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall.​

Storme sufrió de demencia en sus últimos años.​ De 2010 a 2014, vivió en una residencia en Brooklyn.​ Aunque aparentemente no sabía que estaba en una residencia, recordaba perfectamente su infancia y Stonewall. El 7 de junio de 2012, Brooklyn Pride, Inc. honró a Stormé DeLarverie en la Brooklyn Society for Ethical Culture proyectando la película de Michelle Parkerson. Stormé: The Lady of the Jewel Box. El 24 de abril de 2014, DeLarverie fue homenajeada junto a Edith Windsor por el Brooklyn Community Pride Center,​ “por su fortaleza y valentía.”

Murió mientras dormía el 24 de mayo de 2014 en Brooklyn. ​ Lisa Cannistraci, que se había convertido en uno de los tutores legales de DeLarverie, declaró que la causa de la muerte fue un ataque al corazón. Recordó a DeLarverie como “una mujer muy seria cuando se trataba de proteger a las personas que amaba”

Alta, andrógina y armada -tenía un permiso estatal de armas-, la Sra. DeLarverie vagaba por la Séptima y Octava Avenida y apuntaba entre sus 80 años, patrullando las aceras y controlando los bares de lesbianas. Estaba al acecho de lo que llamaba “fealdad”: cualquier forma de intolerancia, intimidación o abuso de sus “niñas”. Literalmente caminaba por las calles del centro de Manhattan como una superheroína.

Obituario DeLarverie’s en The New York Times

Los comentarios están cerrados.