Relato sobre infancia trans: cuando Carla no es Carla sino Carlos

Nieves Gascón, (@nigasniluznina) entrevista a 

A través de Twitter y recientemente conocimos la campaña de crowdfunding, en este momento a una semana de finalizar, de Alba Alonso Feijoo, apasionada por la infancia y la educación, con una enorme experiencia y formación docente, de su proyecto Realkiddys, y en concreto de Cuando Carla no es Carla sino Carlos, cuento infantil sobre infancia trans, como la autora lo define. Aunque está en proceso de publicación, pedimos a su autora que nos dé más pistas, en esta entrevista.

Cuéntanos cuál es la labor de Realkiddys

Realkiddys nace a raíz de mi tesis doctoral sobre masculinidades en la literatura infantil de habla inglesa. Una tesis a través de la cual me empapo del mundo del género y todo lo que ello conlleva. Antes de la lectura de la propia tesis pongo ya en marcha el blog Realkiddys para dar rienda suelta a todo ese conocimiento que voy adquiriendo. Aunque parezca un sin sentido la tesis no fue para mi el fin de mi andanza académica, sino el principio de un camino mucho más práctico e implicado que teórico.

En la actualidad Realkiddys es un proyecto emprendedor socioeducativo. Un proyecto que trata de encender muchas bombillas en las cabezas de las personas para hacernos reflexionar sobre qué puede que estemos haciendo mal y cómo poder mejorarlo en cuanto a la educación desde una perspectiva de género. El proyecto se dirige a padres, madres, docentes y por extensión a toda la sociedad, ya que la infancia es cosa de todas las personas, no solo de aquellas que tienen hijos.

 

¿Cómo surge la idea de escribir un relato infantil sobre transexualidad?

Fue precisamente en ese tiempo de redacción de mi tesis donde conocí la realidad trans. Para mí como para la mayoría de las personas, la palabra trans era sinónima de travestirse, de prostitución incluso, de algo que nada tiene que ver con lo que hoy entiendo cómo transexualidad. Pero esos fueron unos años de gran visibilidad de la infancia trans en Estados Unidos,y casi todas mis fuentes académicas procedían de ese país. Niñas y niños trans comenzaban a salir en los medios de ese país reivindicando sus verdaderas identidades.

Al año siguiente también comenzaron a salir a la luz varios casos en España y fue cuando me dije “algún día haré algo para dar voz a la infancia trans.” Y aquí estoy. Mucho más formada, mucho más implicada y desde luego más que ilusionada con este nuevo proyecto.

 

¿Nos puedes contar un poco sobre la trama de Cuando Carla no es Carla sino Carlos?

Claro, pero solo un poco, ;).

En una familia de tres niños llega por fin la tan deseada niña. Lo que ocurre es que Carla no es una niña como los demás creen que es. A continuación se narran pequeñas vivencias muy comunes a las situaciones del tránsito de cualquier niña o niño que vive esta realidad.

Y hasta aquí puedo contar, así que si quieres saber más tendrás que unirte a la campaña del crowdfunding 😉 y esperar a tener el libro en tus manos ¡No queda nada!

 

¿Puedes comentarnos sobre el estilo del texto y las ilustraciones?

El cuento está redactado con un lenguaje muy sencillo y fácil de entender. Y sí, de manera muy clara pero es que ante tal desconocimiento todavía tenemos que ser muy claros. Probablemente mi próximo cuento sobre esta realidad (ya tengo un par de ideas) no sea tan explícito. Porque lo ideal es que la transexualidad no sea el tema del cuento, sino otra realidad más en la narrativa del mismo. Pero para ello, todavía nos queda algo de camino por crecer como sociedad.

Las ilustraciones corren a cargo de un equipo creativo que siempre me ayuda a conservar una misma línea Realkiddys en todos aquellos proyectos que llevó a cabo. Son muy neutras en cuanto a formas para que cualquier niña o niño pueda sentirse identificado con alguno de los personajes del cuento.

 

¿A partir de qué edad recomiendas la lectura de tu relato?

Es perfecto para cualquier edad de la etapa de educación infantil o primaria. Dependiendo de la madurez del peque, desde los 4 años hasta los 12. Es una lectura fantástica para trabajar en el aula con los mayores, porque hay mucha “chicha” que sacar, mucho que debatir, mucho que preguntar. Darles la oportunidad de conocer la realidad trans a través de un cuento infantil es una manera preciosa de invitarles a valorar la diversidad.

 

¿Por qué financiar un proyecto de relato infantil a través de crowdfunding? 

Muy buena pregunta. En realidad siempre he autofinanciado mis cuentos y libros de colorear. Pero Carla no es Carla, sino Carlos no podía ser otro cuento más. Darle toda la visibilidad que le estamos proporcionando a través del crowdfunding es probablemente el mejor regalo a la historia de Carlos. Y te aseguro que es mucho más duro y agotador que la autofinanciación, pero está mereciendo y mucho la pena.

 

Para finalizar me gustaría que nos digas porque tenemos que leer Cuando Carla no es Carla sino Carlos

Pues porque es una brisa de aire fresco en nuestra vida. Porque es una invitación a la empatía, al respeto, a la tolerancia, a la diversidad. Porque nos puede ayudar a entender que no todo es blanco o negro, azul o rosa, femenino o masculino. Porque necesitamos cuestionarnos nuestro status quo como el “único y correcto”, y aprender a aceptar muchas otras vías de ser feliz en esta vida.

 

Agradecemos a Alba Alonso Feijoo su rápida contestación e igualmente su trabajo, creatividad e iniciativa emprendedora, deseando que su publicación sea muy leída, llegue a nuestros hogares, bibliotecas, colegios y librerías, para dar más y mejor sentido a nuestra realidad social diversa, a la de nuestras familias, y sobre todo a las vivencias y aprendizaje en positivo de nuestros hijos, hijas e hijes.

¡Lean, compartan y disfruten!

¡Hasta muy pronto!

Los comentarios están cerrados.