BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Amir Ashour, el activista que lucha por un Irak seguro para las personas LGTB

Por Andrea Puggelli (@aikkomad) activista italiano LGBTQI

Foto: Karim Mostafa

Foto: Karim Mostafa

No me gusta ser reconocido como el único activista iraquí gay visible, afirma Amir Ashour. Nació en Suleimaniya (1990) poco antes de la guerra de Irak. Desde adolescente fue golpeado y detenido varias veces por ser un gay visible en su país. En 2015, temiendo por su vida, se vio obligado a huir de su casa y buscar asilo político en Suecia.

Ahora a los 26 años, Amir es el fundador y portavoz de IraQueer, la única organización  LGBT de Irak. Se ve obligado a llevar a cabo la mayor parte de su trabajo de manera anónima, como toda la red de activistas de IraQueer. Esta asociación es un recurso valioso para la comunidad LGTB de Irak, que sigue casi completamente escondida por miedo a morir a manos de bandas armadas de vigilantes, de policías o por parte de la misma familia que no les quiere aceptar.

En 1995, Saddam Hussein creó un grupo paramilitar con el único propósito de identificar, torturar y ejecutar las personas homosexuales, bisexuales y trans. Tras la caída de Saddam, la comunidad gay comenzó a organizar fiestas y encuentros pero los ataques de las milicias paramilitares han vuelto a aumentar en los últimos años obligando a la comunidad LGTB a esconderse otra vez.

Mientras que el delito de tener relaciones homosexuales se despenalizó tras la invasión de EEUU, la ley iraquí a fecha de hoy no ofrece ninguna protección a las personas LGTB . El Estado a menudo hace la vista gorda frente los horrores de las milicias chiíes que luchan contra el ISIS bajo la bandera del ejército iraquí y que también matan a personas LGTB. Por esta razón han sido acusadas de genocidio por parte de la International Lesbian and Gay Human Rights Commission. De hecho, en las comunidades donde la ley se rige todavía según la sharia, las milicias y los tribunales islámicos condenan con la muerte a los homosexuales.

El papel de IraQueer es vital en encontrar alojamientos seguros para las personas LGBT que a menudo son adolescentes repudiados por sus propias familias o que han huido por su seguridad. Los médicos y los funcionarios se niegan a tratar con personas LGTB, así que otra de las áreas de trabajo de IraQueer es tratar de ponerlas en contacto con funcionarios estatales que pueden ayudarlas.

El grupo cuenta con unos 40 colaboradores habituales y está creciendo constantemente desde hace dos años. La pagina web de IraQueer ha alcanzando los 11.000 lectores al mes a través de ensayos e informaciones traducidos del kurdo o árabe al inglés y viceversa.

Sus miembros acaban de conocerse recientemente, durante un taller organizado en Líbano, el mes pasado. La tecnología y en particular las redes sociales, han cambiado la cara del activismo y hemos ayudado a muchas personas LGTB, dice Amir. Yo y mis compañer@s activistas podemos hablar desde lugares diferentes, ayudar personas y al mismo tiempo ocultar nuestra identidad para defendernos de los peligros de la sociedad iraquí.”

A Amir le gusta vivir en Europa porque es libre de ser él mismo. Comenta: nunca en Europa he ocultado lo que soy. Nunca he tenido problemas a salir del armario. Mi familia y mi grupo de amigos universitarios,  me han acogido muy bien. Es importante recordar que Amir se vio obligado a salir del país no solo por ser gay sino también por trabajar para un grupo de defensa de los derechos de las mujeres iraquíes.  Ahora él colabora también con UKLGIG, una ONG del Reino Unido que se ocupa de l@s solicitantes de asilo político y refugiad@s LGBT.

Pero como él mismo reconoce, las oportunidades que IraQueer ha ofrecido a la comunidad LGTB, son vistas por el gobierno iraqui como una amenaza.  Afirma que la policia iraquì a creado perfiles falsos en  Facebook y Grindr para identificar y localizar a las personas que sospechan ser LGTB.

Según Amir es bastante triste que la comunidad internacional se haya centrado en la falta de derechos de las personas LGTB en el Medio Oriente solo después que el ISIS haya cometido las horribles ejecuciones públicas de Idlib y Kirkuk, donde hombres homosexuales fueron  matados apedreados o tirados desde unos edificios. Mientras que el ISIS sigue captando la atención internacional, los homosexuales siguen sufriendo en todo el mundo árabe, dice Ashour quien no cree que su batalla es sin esperanza.

Él tiene un deseo, volver en Irak y ser abiertamente homosexual en Irak. Pero por ahora, lo mas importante es el fortalecimiento de IraQueer, Quiero ser recorado como quein luchó por los derechos LGTB en Irak.  Y mientras  exista IraQueer estamos ganando esta batalla de reivindicación. Ahora todo lo que hay que hacer es esperar tiempos mejores.

2 comentarios

  1. Dice ser Fer

    Pues todo mi apoyo y que cunda el ejemplo. Que la gente luche por mejorar sus países, que luchen por lo suyo en lugar de venir a cambiar lo de los demás y pedirnos un cacho de lo nuestro.

    09 septiembre 2016 | 14:43

  2. Dice ser Ahmed

    Islamofobo.

    El Islam es una religion de paz y amor, porque nos odiais tanto?

    09 septiembre 2016 | 21:04

Los comentarios están cerrados.