BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

El diario del Che gay en Chile y la conquista de una loca esquina bajo el sol

SiempreViva Ediciones presenta estos días en Madrid y Barcelona “El Diario del Che Gay en Chile” . Un libro que recorre la obra y el compromiso del periodista y activista chileno Víctor Hugo Robles con los derechos LGBTQ a través de documentos, columnas de opinión, imágenes de performances, entrevistas… Esta tarde lo presenta en Madrid, en Cogam, y hoy contamos con él en nuestro blog para hablarnos del libro. 

Marcha Diversidad 2011, levantando escudo/Foto Cristóbal Olivares

Marcha Diversidad 2011, levantando escudo/Foto Cristobal Olivares

Por Víctor Hugo Robles (@elchedelosgays)

 

“El Diario del Che Gay en Chile” es un guiño al diario de vida del mismísimo Ernesto Che Guevara, un retrato biográfico, político y cultural que reúne acciones, columnas de opinión, textos críticos, entrevistas e imágenes de performances en 18 años de lucha política, social y cultural de “El Che de los Gays”, un personaje nacido en Santiago de Chile un 4 de septiembre de 1997.

El parto del Che, el otro

Estigmatizado, excluido y discriminado por mi homosexualidad desde pequeño, la creación de “El Che de los Gays” enfrentó –emotivamente– esa violencia sistémica pero encarnada en un cuerpo biográfico – político libertario. Una creación simbólica y poética reencarnada desde el propio cuerpo del Che Guevara que emergió desde la tierra luego de estar oculto en la selva boliviana. El 28 de junio de 1997 fue descubierto por científicos bolivianos y argentinos. El 28 de junio, paradójicamente, es el Día Internacional del Orgullo Gay/Lésbico/Trans. Ahí entendí que se trataba de un cuerpo emancipado que irrumpía para renacer en las luchas político – sexuales del Chile de hoy. Un cuerpo marica – guerrillero que esgrime las armas de la crítica social y la protesta callejera.

En los años noventa, mientras estudiaba Periodismo y Comunicación Social en la Universidad de Arte y Ciencias Sociales ARCIS, la escuela estaba plagada con grafitis del Che Guevara. Mi idea inicial era intervenir esos rayados pintándole los labios al guerrillero con femenino rouge rojo pero nadie protestó ni se inmutó siquiera. Me inquieté porque –lúdicamente– quería provocar una reacción siendo, a última hora, yo mismo el provocado. Ante la indiferencia decidí transformarme en el mismísimo Ernesto Guevara de la Serna pero homosexual, travesti, seropositivo, contaminando así las luchas políticas, sociales y culturales de las izquierdas latinoamericanas con las intensas batallas del género y las identidades sexuales.

El alumbramiento de “El Che de los Gays” ocurrió una inolvidable noche del 4 de septiembre de 1997, cuando intervine en una actividad en contra de la censura organizada por el performancista chileno Vicente Ruiz. Ahí, decidido, armado con una boina estrellada y un bidón de simbólico “AZT” (primera droga en contra del SIDA), arribé animando la cita contracultural, recordando a las víctimas del fatídico incendio de la discoteca Divine de Valparaíso, acontecido el 4 de septiembre de 1993. En la disco Planet de Santiago, momentos en que la actriz Patricia Rivadeneira abogaba por la libertad de expresión en Chile, le arrojé un chorro de agua que tenía en el bidón de AZT para “provocar al provocador”. Vicente Ruiz no captó el sentido simbólico de mi acto y ordenó expulsarme del lugar con guardias de seguridad. ¡Esto es censura! ¡Esto es censura!, grité desesperado mientras el público pensaba que todo era parte del espectacular show alternativo montado por el polémico productor cultural. Luego, fuera de la

Portada El Diario del Che Gay en Chile

Portada El Diario del Che Gay en Chile

discoteca, me desquité del censurador lavándome el trasero con el mismo bidón de AZT declarando mi malestar e indignación frente a la censura sufrida. El acto era una metáfora, un juego, un experimento de provocación contracultural, tensionando así los límites de la libertad de expresión y la censura en el Chile post dictadura militar.

El Diario

“El Diario del Che Gay en Chile” nace bajo la estrella de “SiempreViva Ediciones”, la primera editorial de la diversidad sexual en Chile y conmemora tiempos de luchas e intensas batallas por la diversidad sexual. Un diario de urgente y necesaria memoria que emerge antes de la aplicación en Chile de la Ley de Acuerdo en Común, señalando y recordando que nuestras batallas políticas, culturales y simbólicas hicieron posible la conquista de una loca esquina bajo el sol.

 

1 comentario

  1. Dice ser Lola

    Este señor no sabe que el Ché auténtico era tremendo homófobo y que fue uno de los creadores de los campos de trabajo forzado en Guanahacabibes adonde eran enviados loso homosexuales para su “tratamiento”.

    09 septiembre 2015 | 12:16

Los comentarios están cerrados.