Entradas etiquetadas como ‘primark’

Inclusividad en la moda: ¿Y ahora hacia dónde tirar?

Parece que de un tiempo a esta parte todas las marcas se han ido apuntando, cada una en la medida de sus posibilidades, a la inclusividad: desde los cuerpos reales de Dove y el desarrollo de otras campañas publicitarias hasta la inclusión de modelos en las presentaciones de nuevas colecciones que supusieran un paso hacia un sector más representativo.

RIVER ISLAND

La moda quiere representar también las diferentes etnias, tallas o características físicas (recordemos la cruzada para dar a conocer el vitiligo que Winnie Harlow ha logrado con su carrera como modelo).

Fue Asos fue la primera firma en contar con una modelo en silla de ruedas. Esta semana Primark anunciaba que habían elegido a una modelo, a la que le faltaba parte del brazo, como maniquí para dar a conocer su nueva colección casi al tiempo que modelaba para River Island una niña de ocho años a la que le habían amputado ambas piernas, poco después de su nacimiento.

Cada vez que se cuenta con una persona que se escape de lo que son los cánones estéticos clásicos que regían con rigidez la industria, tenemos un motivo para celebrar. Que se muestren alternativas de cuerpos dentro de las campañas de vestimenta no significa otra cosa que mostrar la realidad (de hecho en este momento acaba de subir al metro un señor que solo tiene un brazo).

Sin embargo, como hablaba ayer con una amiga mía, estaría bien también que la inclusividad no se quedara solo en la cara de la marca sino que llegara al esqueleto, a los patrones.

Pero estaría todavía mejor que, teniendo en cuenta los efectos de la industria de la moda rápida de consumo inmediato, la fast fashion, se tomaran otras medidas.

Es cierto que las marcas de ropa han encontrado en la inclusividad un “caballo de batalla” para la responsabilidad social.  Sin embargo, y ya que cada empresa puede ayudar de la manera que considere (o incluso no ayudar en absoluto), ahora que ya están los valores de las diferentes bellezas empezando a integrarse, dar un paso en otra dirección, una que no suena tan curiosa como una modelo con una discapacidad física pero que no podemos dejar de lado: la sostenibilidad.

Creo yo, aunque esto es solo una idea, que es el momento de empezar a pensar en la moda con cabeza, en procurar evitar los daños al medio ambiente y a los seres humanos que puedan generar tintes hechos en un país tercermundista, en confiar en tejidos reciclados, en pensar en estrategias que eviten que todavía haya un porcentaje de las prendas que vemos en las tienda que no llegue a venderse.

La normalización y conquista de diferentes cánones estéticos es algo fantástico siempre y cuando el ser humano siga teniendo un planeta en el que poder disfrutarlo.

Por qué desaconsejo totalmente la nueva línea de maquillaje para el gimnasio de Primark

Miedo. Me da miedo en lo que nos estamos convirtiendo. Cuando pienso que estamos avanzando, que damos pequeños pasos en la dirección correcta hacía una sociedad menos superficial y más auténtica me encuentro que Primark (mi amado y fiel Primark) saca una línea de maquillaje especialmente pensada para realizar actividad física.

Si yo fuera el CEO de Primark se me caería la cara de vergüenza. PRIMARK

(Antes que nada, y dejando a un lado el tema de la beauty line deportiva, ¿en serio os fiaríais del maquillaje de la firma irlandesa? Yo soy la primera que compra desde los tangas hasta un abrigo en la tienda y sé la calidad de las prendas por lo que ni se me pasa por la cabeza comprarme nada de su línea de cosméticos.)

Para empezar, los polvos faciales (o mattifying face powder) se llaman NO SWEAT, nombre muy acertado porque claro…¡cómo vamos a sudar en el gimnasio! Es que, a quién se le ocurre semejante incongruencia. El sudor a este ritmo va a estar tan prohibido en los gimnasios como las camisetas que dejan al aire los pezones masculinos o entrena con la tripa al aire (algo que, por cierto, es una cuestión de higiene).

Luego tenemos el Lip Fix que es un labial con color de larga duración. Lo que significa que, durante tu entrenamiento, según vayas bebiendo agua para reponer fuerzas, te irás comiendo el labial poco a poco. Pero además la línea cuenta con máscara de pestañas a prueba de agua, delíneadores de ojos… y lo ÚNICO que me parece sensato, un labial de protección 50 para hacer deporte al aire libre.

Ps Workout se define como “una gama de cosméticos específica para hacer deporte, ligera, de larga duración y con un acabado natural para ojos, labios y piel del rostro” cuando lo realmente natural es hacer deporte sin ningún tipo de cosmético en la piel, ya que el maquillaje es algo que, como ya comenté en un post, obstruye los poros.

Esta línea me produce miedo, miedo porque ya ni en el gimnasio podemos sudar, mostrar rojeces o tener cara cansada (cuando realizar ejercicio nos activa la circulación y nos hace estar estupendas sin necesitar llevar nada en la cara); me produce preocupación porque es alucinante ver hasta qué punto están dispuestas a llegar las marcas para hacer negocio; me produce impotencia que pueda haber mujeres que viendo esta línea piensen que están haciendo algo malo por ir con la cara lavada y les de por comprarse algo de la línea.

“Lucir un cutis sin brillos y mantener el maquillaje intacto a la vez que hacemos deporte es ahora posible. ¡Porque a una #PrimarkGirl no se le resiste ningún entrenamiento!” dice la empresa en el comunicado de prensa.

Soy una #PrimarkGirl con ropa de Primark, zapatillas de Primark y botella de Primark y no, no se me resiste ningún entrenamiento pese a que vaya sin maquillaje, al igual que no se le va a resistir a otras mujeres.

El cutis brilla cuando entrenas, sí, pero porque tu cuerpo necesita refrigerarse y el sudor es la respuesta natural al rendimiento físico. Es posible que también te despeines, se te arrugue la ropa e incluso, si haces deporte fuera, te manches. Y te diré una cosa, en ese momento en el que estás dándolo todo, echando hasta el último aliento, luchando y poniendo todo tu empeño, estás más preciosa que en ningún otro momento del día.

Al menos para mí.

Aunque aún no sepas qué ponerte en Nochevieja, esto es lo que vas a llevar

Nochevieja y las bodas son dos de mis excusas favoritas para comprarme ropa. Me recorro kilómetros y kilómetros dentro de un centro comercial, me pruebo modelos de varios kilos de peso debido a las lentejuelas y me llevo a casa el elegido pensando en la fiesta que me voy a pegar llevándolo.

Cuando llega la gran noche, ceno con otra ropa (no vaya a ser que un manchurrón de mayonesa traicionero aterrice en el vestido) y pasadas las uvas, tiene lugar LA TRANSFORMACIÓN (que ríete tú de Elsa y su vestido de Reina de las Nieves).

Como me retraso maquillándome en el baño, y en la discoteca hay una cola que flipas, acabo luciendo el vestido unas 3 horas, ya que a las 6 acabo hasta el gorro del año nuevo y lo único que quiero es dormir la mona en mi cama hasta el año siguiente.

En definitiva, me gasto un pastizal en un modelito que no volveré a usar. No nos engañemos, todas sabemos que esos vestidos una vez llegan a la percha pasada la noche del 31, se quedan ahí para siempre, pasando a formar parte del permafrost multicolor y multitendencia que es el fondo de tu armario.

Mi reto este año es comprar algo “reciclable” que pueda ponerme también de día y por lo que he visto, de las primeras colecciones de fiesta que han sacado, no debo ser la única que piensa así. Podemos encontrar dos líneas: la línea a la que se te van los ojos conocida como “vas a ir divina pero no te lo vas a volver a poner nunca en tu vida, como el resto de vestidos de Nochevieja que te has comprado! ¡Derrochadora, que eres una derrochadora!” y la línea “Eh, ¡mírame! ¡Soy una opción perfectamente válida a tener en cuenta! Aunque no sea tan atractivo, podrás combinarme cuando quieras el resto del año”.

O eres de las primeras o eres de las segundas, o eres #TeamEdward o #TeamJacob, o eres Grease o de Dirty Dancing, o eres de Beatles o de los Rolling. No se puede ser de los dos.

Las opciones de Primark, el pichi elegante, la falda de lúrex y el vestido de terciopelo, pegan perfectamente tanto recibiendo el año como en los pasillos de tu colegio/facultad/oficina:

PRIMARKINF

PRIMARK

Respecto a modelitos que no vas a volver a vestir, tenemos el vestido ‘The Carrie Diaries‘ (muy Carrie Bradshaw en los ochenta), el vestido diva ‘hollywoodiense’ y el mono setentero brillante con un escote más peligroso que un barbero con Parkinson.

PRIMARKFORM

PRIMARK

Bershka apuesta por los tops. Terciopelos, hombros al aire y escotes junto a pantalones negros de cintura alta. Si como yo, cenas como una cerda si no hubiera mañana y quieres ir suelta, el vestido plateado (‘camisetilla larga’ para las madres) de lúrex es la mejor opción para ir cómoda.

BERSHKAINF

BERSHKA

En cambio si eres de las que quiere ir deslumbrante aunque sea vestido de una noche, con estas opciones te vas a sentir comprendida: lentejuelas, terciopelo…Lo importante es cegar a tus amigos cuando el foco de la discoteca tenga la suerte de dar con tu vestido.

BERSHKAFORM

BERSHKA

H&M, también se ha tirado en plancha al verde y a las lentejuelas como en su colección de fiesta del año pasado con prendas que podemos combinar con cualquier básico (camisas blancas, pantalones vaqueros…).

HYMINF

H&M

Y los Nunca Máis son monísimos (¿no os recuerdan misteriosamente a la línea que sacó la firma con Balmain?) pero imponibles durante los restantes 364 días del año.

HYMFORM

H&M

Moda inspirada en Star Wars: de las galaxias a tu armario

Hasta hace poco, llevar una camiseta de una película, serie o cómic era el mayor nivel de frikismo conocido por la especie humana. Ahora, todos tomamos café con orgullo en una de las tazas de Star Wars que regalaba El País. Ser ‘friki’ está de moda.

http://style-and-stuffs.tumblr.com/post/132839134468

Sudaderas de Breaking Bad, leggins con el símbolo de Batman y el despertar de la fuerza y de la moda inspirada en La Guerra de las Galaxias gracias a la última entrega. La moda y Star Wars se han unido, como Han Solo y el gas tibanna congelado en El Imperio Contraataca, para formar algo bello. Aunque Rodarte fue la primera firma en pegar el salto a la pasarela con los personajes de las películas en 2014 ha sido Alvarno el que ha convertido el casco de Darth Vader (con adornos de pedrería, dicho sea de paso), en el elemento estrella de su colección primavera 2016 (también conocida como “Los Sith son para el verano“).

The Rodarte 2014 collection is modeled during Fashion Week in New York, Tuesday, Feb. 11, 2014.

Desfile Rodarte. GTRES

ALVARNO

Desfile de Alvarno. GTRES

Afortunadamente las tiendas low cost siguieron la estela de la tendencia (porque las firmas que desfilan en semanas de la moda no son conocidas por tener precios asequibles precisamente) decididas a colar en nuestro armario prendas inspiradas en las películas.

ASOS

Gorro de lana, camiseta de tirantes y gorra de Star Wars. ASOS

PRIMARK

Gorro de lana y camisetas estampadas. PRIMARK

KIABI

Camisetas estampadas. KIABI

Pero no fueron las únicas en subirse al carro. “Tonto el último” debieron de pensar Adidas y Devon que también aprovechan el tirón de la saga (¿qué será lo siguiente? ¿Papel higiénico estampado? ¿Un escurreplatos inspirado en la nave X-Wing?).

ADIDAS

Mochila de asas, zapatillas con relieve y sudadera. ADIDAS

DEVON

Gemelos y reloj inspirados en las películas. DEVON

Por último, para las aficionadas con más pasión por las películas, los zapatos de Irregularchoice, que no acabo de saber cómo sentirme respecto a ellos. No sé si me gustan, me horrorizan o directamente encarcelaría al diseñador:

IRREGULARCHOICES

Zapatos (algunos más ponibles que otros). IRREGULARCHOICES