Archivo de la categoría ‘celebrities’

La sesión de fotos de Miley Cyrus para Vogue: el sueño en pastel de los amantes de la moda

Lo de que esta temporada vamos a tener colores pastel desde el postre hasta en la sopa fue algo que ya os adelanté, como buena Sandro Rey que soy de las tendencias, en este post: ¿Qué nos pondremos esta primavera? La pasarela ha hablado.

YOUTUBE

Si lo dicen Chanel, Valentino y Versace en sus respectivos desfiles, te lo puedes creer al 90% de que va a ser éxito seguro, pero si Vogue le dedica un reportaje con servicio editorial con Miley Cyrus como modelo puedes estar totalmente segura de la tendencia.

Desde que vimos a la cantante lamer un martillo y demoler paredes en Wrecking Ball o perrear con la lengua fuera, nos quedó a todos claro que tiene una manera particular de hacer las cosas, y… ¿Sinceramente? Me encanta.

Miley coge huevos de Pascua, un conejo y te hace una sesión de fotos pin up eléctrica y un poco sórdida también (no vamos a negarlo a estas alturas), pero totalmente en su línea y muy acorde a ella.

Porque Cyrus es así y si no te gusta, ni te viene ni te va, pero si te gusta, el reportaje que vas a ver, te va a REQUETECHIFLAR.

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

Hoppy Easter Erbody!

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

Del servicio, que podría haber sido asistido por Pink viendo los colores y la estética (muy en sintonía con su último videoclip con Channing Tatum), no solo me quedo con el pastel, sino que si nos ponemos en modo trendhunter y sacamos la lupa de analizar los estilismos, encontramos pistas que Vogue nos deja caer.

Vestidos de rayas combinados con zapatillas de cordones, stilettos en pastel, volúmenes, lunares, conjuntos dos piezas o gafas de sol de montura extra grande. ¿Has tomado nota? Pues ya sabes qué ponerte esta primavera acompañando a esos tonos pocos saturados en tus conjuntos.

Moda festivalera 2018: el ‘boho chic’ aunque no vayas a Coachella

Podemos dividir las personas en dos grupos: las que por lo menos se gastan 429 dólares para ir los tres días al festival californiano (y esa es la entrada más barata, sin contar vuelos ni alojamientos) y las que no somos celebrities pero estamos con el ojo pegado a la pantalla cuando salen los estilismos de las invitadas más famosas.

GTRES

No, seguramente no vaya a pisar el festival del mundo de la moda por excelencia (a no ser que mi invitación imaginaria esté todavía de camino), pero la verdad es que no necesitamos salir acompañadas de una cuadrilla de ángeles de Victoria’s Secret para disfrutar del boho chic.

“Pero, ¿qué es el boho chic?” Se pregunta alguien que ha llegado por error a este artículo cuando en realidad quería enterarse de cómo va a estar el tiempo esta Semana Santa. El boho chic es una interpretación moderna de la ropa hippie: un estilo bohemio siempre muy relajado que recuerda a la naturaleza con sombreros, estampados de flores, sandalias, botas…

En definitiva, ropa que te imaginas para ir por el campo o estando de vacaciones pero con un giro “elegante”:

[Fotos de Bershka y forever 21]

Y de hecho, si ya le estás haciendo ojitos a los flecos y al ganchillo, estas son las influencers que hacen del bohemio su estilo de vida (y que te van a hacer fantasear con telas estampadas día y noche):

Adiós medias, minimalismo, fiebre por los logos y prendas lisas.

Los vestidos de las invitadas que también merecerían llevarse un Óscar

¿Que te has comido todas las galas de Operación Triunfo pero ayer no te quedaste hasta las tantas siguiendo los premios del año?

GTRES

Pues no pasa nada, porque como yo sí que trasnoché (mis ojeras dan buena fe de ello) he preparado la selección de los vestidos más fantásticos de la velada, los estilismos que te harán perder la cabeza y pensar que por qué narices tuviste que nacer en Majadahonda en vez de en California en el seno de una familia celebrity.

Blanca y radiante iba Margot Robbie demostrando que puedes ir a una alfombra roja con un estilismo sencillo y lograr llamar la atención igualmente (¿has tomado nota, Salma? Aquí entenderéis por qué lo digo). Además fue de las pocas invitadas en escoger un maquillaje natural para la noche.

GTRES

Robbie natural, sencilla, discreta… Y en el otro extremo Jennifer Lawrence. Os puedo asegurar que no recuerdo en mis 25 años de vida haber visto a la actriz de Los Juegos del Hambre con una combinación que me gustara tanto como la que llevó la noche del domingo. Vamos, que yo soy Anna Wintour y hago una gala MET 2019 inspirada en el aire disco glam de la actriz.

GTRES

El mal trago que supone el lunes se te va a pasar en cuanto veas el vestido de Allison Williams. Es que de verdad, qué mona va esta chica siempre. No me canso de decirlo, pero es que no hay manera de pillarla desprevenida. Seguro que después de hacer una mudanza a un apartamento sin ascensor, también está divina.

GTRES

Siguiendo la estela de los vestidos en tonos nude con pedrería (madre mía, cómo nos gusta a las millennials esta combinación. Nos chifla más que una tostada con aguacate) tenemos el modelo de Gina Rodriguez. Da igual que la actriz no te suene (yo he tenido que buscarla en Google), el vestido te ha conquistado y lo sabes.

GTRES

Saoirse Ronan se lleva para mí el premio de la noche por su combinación Think Pink. Me gusta el vestido, el lazo inmenso, los tacones, el tono de rosa… Absolutamente todo. Vamos, que si el vestido estuviera en Tinder le habría hecho Like, Superlike, Megalike y propuesta matrimonial. En cambio, el conjunto de la otra nominada al Óscar como mejor actriz protagonista, Sally Hawkins, no me despertó tanta emoción. De hecho por mucho que es un modelo brillante, me resulta más soso que el arroz hervido.

GTRES

Paz Vega llevó un vestido con estampado estilo japonés de una original estructura. De hecho, de original me pareció hasta un poco liosa, y no pude evitar imaginármela en el baño del Teatro Dolby de Los Ángeles después de hacer un pis con otra actriz: “Tú, tú, píllame el cubata (hold my cubata, darling please) que me he liado. He metido el brazo por el bolsillo y he tirado el móvil a la manga (because I put the Iphone inside the sleeve and now I´m feeling the whatsapp notifications on my hips)”.

GTRES

Algunas propuestas si bien podrían ser nominadas como elecciones alternativas, no se llevarían mi estatuilla, como el caso de los vestidos de Blanca Blanco y Betty Gabriel, a las que se les coló un poco de vestido en el escote. También tenemos el extraño caso de Andra Day y Whoopi Goldberg que se pusieron de acuerdo para robar las tapicerías de una famosa tienda de sofás en Los Ángeles, y así apañar con su estilismo de este año, sin dejarse los sueldos.

GTRES

Ahora que ya los has visto, ¿cuáles son tus favoritos?

Los 10 vestidos que no debes perderte de los premios BAFTA

Por originales, elegantes, curiosos o atemporales, estos son los 10 vestidos con los que te tienes que quedar de la alfombra roja de la entrega de premios de la Academia del Cine Británico:

  • Si Lupita Nyong’o no es de tus favoritas cuando hay una entrega de premios, es que estás prestándole poca atención a sus estilismos. La actriz se presentó con un vestido estilo Art Decó que le habría encantado a cualquier participante de las fiestas de Jay Gatsby.

GTRES

  • El truco de la abuela de ponerse un fular para cubrirse los hombros y no coger frío fue el que utilizó Jennifer Lawrence (aunque seguramente no fuera por la misma razón). La actriz nos da una idea muy apañada para ponernos de nuevo un palabra de honor dándole un toque diferente.

GTRES

  • Natalie Dormer protagonizó Juego de Mangas, la secuela estilística de Juego de Tronos, con un modelo sencillo que le cubría parte de los brazos con un tejido vaporoso en negro a juego con el vestido.

GTRES

  • El punto glamuroso lo pusieron los diseños infalibles que son acierto seguro. Angelina Jolie, Sally Hawkins y Emma Roberts optaron por escotes clásicos atemporales que me siguen (y seguirán) encantando.

GTRES

  • Otros modelos que llamaron la atención fueron el de Salma Hayek, que demuestra que con un buen bordado podemos darle un aire más romántico a cualquier estilismo o el de Lily James con sus capas infinitas. Los hilos dorados a modo de tela de araña del vestido de Kate Mara y la falda del vestido de Margot Robbie le dieron el punto de brillo a la alfombra.

GTRES

 

Los vestidos de las invitadas a los Goya 2018 que darán que hablar

¿Que te perdiste ayer la ceremonia porque duró hasta las mil y te quedaste durmiendo en el sofá? No hay problema. Aquí tienes los vestidos que brillaron y de los que se hablará estos días.

GTRES

Las propuestas más arriesgadas vinieron de actrices como Cristina Brondo, que demostró que puedes estar embarazada y partir la pana igualmente en una alfombra roja con un modelo de transparencias. Claro que sí. Pepa Charro le dio el toque cañí a la ceremonia con un vestido cuyo estampado estaba compuesto por caras. Vale que no es un diseño que puedas reciclar para otras ocasiones sin que nadie se dé cuenta, pero original era un rato. Mónica Cruz se sintió como Beyoncé entre la pedrería y las transparencias. Que quede claro que las divas nacionales también pueden llamar tanto la atención como las extranjeras. Y por último, la combinación de Maribel Verdú, que puede parecer de primeras algo extraña por aquello de juntar una manga larga debajo de un vestido, no solo funciona sino que nos da ideas de cara a poder reaprovechar los modelitos veraniegos largos poniéndoles un jersey por debajo.

GTRES

De riguroso negro fueron las actrices Elena Furiase, Nathalie Poza y Cayetana Guillén Cuervo.

GTRES

Otras, en cambio, apostaron por darle algo de vidilla al color jugando con los accesorios. Un truco perfecto para que no resulte un estilismo demasiado apagado. Quizás el más llamativo es el de Macarena Gómez con el lateral de plumas que tanto le habría gustado a su madre ficticia, Estela Reynolds, en La que se avecina. Cristina Castaño jugó con una manicura roja acompañada de unos pendientes verde esmeralda mientras que Anna Castillo le dio un toque roquero a su vestido con el collar y la manga de brillantes junto a varios anillos gigantes. Accesorios al poder.

GTRES

Pero ojo que ir de negro no significa ir sosa ya que muchas actrices pusieron a prueba la versatilidad del color con diseños que parecían salidos de Hollywood, como el caso del vestido bicolor de Goya Toledo, las flores bordadas del modelo de Susana Escacena o la maestría de Dolce & Gabbana en el vestido de Nieves Álvarez. Un diseño que la modelo combinó con pendientes y tiara llevando el estilismo recargado al extremo, algo que, siendo de la firma italiana, define el conjunto.

GTRES

Níveas y angelicales posaron las actrices que eligieron el blanco para combinar la alfombra y los galardones. El reto que supone llevar un vestido de ese color sin parecer una novia a la fuga lo superaron con creces Aida Folch, Mariam Hernández y Marta Nieto. Aunque tengo que destacar el Versace de Penélope Cruz que, con los detalles en los hombros y costados, hace que queramos que se retire la prohibición del protocolo que no permite a las invitadas vestir de blanco en las bodas.

GTRES

Lo de que el azul es el color de la tristeza es algo difícil de creer viendo el traje de Brays Efe. Otras que optaron por tonalidades frías fueron Ruth Gabriel, Leticia Dolera que dejó muy claro que la combinación traje+bailarinas es tan buena (o mejor) que la mezcla de chocolate y churros y por último Juana Acosta, cuyo vestido largo sería la envidia de cualquier princesa Disney.

GTRES

Y del frío pasamos a los colores más ardientes con las invitadas que eligieron tonalidades rojizas, como el caso de Belén Cuesta (¡qué raro se me hace verla sin toquilla!) y su palabra de honor cubierto de tul negro. No solo que el vestido es una maravilla sino que la actriz se atrevió a combinarlo con unos zapatos rojos. Hiba Abouk y Leonor Watling fueron las firmes defensoras de los cut outs que tanto llevamos hace un par de años, y es que la costilla también puede funcionar como escote. Andrea Duro, pese a la sencillez de su vestido minimalista, también me pareció de las actrices mejor vestidas.

GTRES

Más toques de color, y muchos más trabajos bordados llegaron con los románticos diseños de Úrsula Corberó, Marta Torné y Macarena García. Tres vestidos que hace que le queramos pedir a nuestras abuelas que nos cubran de pedrería el primer camisón largo que encontremos por casa.

GTRES

La bloguera Dulceida, Javier Calvo y Javier Ambrossi o Belén Rueda fueron también invitados que apostaron por salirse de los colores seguros y elegir diseños más atrevidos. Y es que para pasar de puntillas y discretamente ya tenemos la alfombra de casa cuando volvemos de fiesta de madrugada. En cambio, por la roja de los Goya, hay que hacerlo por todo lo alto.

GTRES

Los vestidos que querrás de las invitadas a los premios Grammy 2018

De los Grammy 2018 se recordarán las rosas blancas del movimiento #MeToo o la emotiva interpretación de Kesha, pero para mí será el año en el que volvimos a ver un poco de la Lady Gaga que tanto nos gustaba hace ocho años, la Lady Gaga de plataformas imposibles y vestidos originales.

GTRES

Además de una falda que podría haber servido tranquilamente de carpa para una boda, su trenza cosida ha hecho que me plantee darle a la aguja e hilo capilar en cuanto tenga una ocasión que lo merezca.

GTRES

Hablando de la vuelta de reinas, no podía faltar la corona de estrellas de Lana del Rey que, a modo de virgen moderna, se presentó con el original accesorio dándole el toque que le faltaba a su vestido estilo camisola.

GTRES

Las artistas debieron de recordar que el corte tipo sirena, además de ser una anchura que nos favorece a todas, es un acierto seguro en las alfombras, de ahí que lo eligieran Bebe Rexha, Camila Cabello y Kelly Clarkson.

GTRES

Otras que también partieron la alfombra (siempre en el buen sentido) fueron las apuestas de Rita Ora, Hailee Steinfeld y Chrissy Teigen. Ojo a la combinación vestido de gala+botas futuristas de Hailee, que parece una mezcla imposible hasta que la ves puesta y te convence automáticamente:

GTRES

Pero no solo de pan vive el hombre y no solo de faldas y vestidos se nutre una entrega de premios. El pantalón no fue un olvidado, ya que Cyndi Lauper, Miley Cyrus y Anna Kendrick se encargaron de lucirlo a la altura de las circunstancias. Quizás el estampado de cuadro barroco de Cyndi me pega más en un museo que en un traje, pero a la cantante de Girls just wanna have fun le perdono todo.

GTRES

Y si hasta ahora te he presentado los vestidos con los que querrás hacerte, respecto a los siguientes te lo pensarás dos veces. Las transparencias imposibles de Heidi Klum, por mucho que le sienten divinamente, no son para todos los gustos (más que nada porque no a todas nos gusta ir medio desnudas). La alfombra de pelo multicolor enrollada con un cinturón de Pink está genial si no tienes nada que ponerte e improvisas con lo que tengas por casa (literalmente).

Kesha debió de quedarse dormida el día de “no se lleva un conjunto country a una alfombra roja” mientras que Katie Holmes lleva una mezcla de estilismos entre peinado, vestido y zapatos que no termina de convencerme. Experimentos solo con gaseosa para la próxima, Katie.

GTRES

 

Los mejores estilismos de la alfombra roja de los Premios Feroz

Continua la red carpet season, aunque esta vez con los que son la versión española de los Globos de Oro, los Premios Feroz, galardones que concede la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE) desde 2014. Nuestro calentamiento de motores para los Goya, que tendrán lugar el 3 de febrero.

GTRES

De todas las invitadas que acudieron, mis estilismos más esperados vinieron de la mano de las intérpretes de Las chicas del cable, que a excepción de Blanca Suárez, posaron al completo algunas con vestidos inspirados en la década de 1920. Me llamó la atención especialmente el modelo de Ángela Cremonte que, si bien por delante no era especialmente llamativo, por detrás revelaba la espalda, un corte que entrará a la historia de los escotes reversos.

Maggie Civantos, Nadia de Santiago y Ana Fernández. GTRES

Ana Polvorosa y Ángela Cremonte. GTRES

Otra pieza (o dos) a destacar fue el dos piezas de Macarena Gómez que se convierte en el estilismo soñado para todas las que tenemos que buscar algún look de invitada para este 2018 (Macarena, si estás leyendo esto tengo boda en abril). Además ambas prendas pueden volver a reutilizarse combinadas en otros estilismos, por lo que es un conjunto perfecto.

GTRES

Otras actrices pusieron el toque de color a la gala con estampados, tonos pastel y, por parte de Úrsula Corberó, un vestido de corte japonés. Yo, que soy muy conspiranoica, veo un claro guiño a su personaje “Tokio” en La Casa de Papel.

Anna Castillo, Patricia Montero, Úrsula Corberó y Paula Echevarría. GTRES

El blanco, una de las apuestas seguras y complicadas al mismo tiempo (te arriesgas a parecer una novia que iba de camino al altar y se perdió por el camino en una entrega de premios) fue el color elegido por Alexandra Jiménez, Celia Freijeiro, Cayetana Guillen Cuervo y Aura Garrido.

GTRES

Muchas actrices aprovecharon la ocasión para sumarse al negro, especialmente Alba Flores que llevó un traje que era pura reivindicación feminista, un diseño de Ernesto Artillo que ha bautizado como “La mujer que llevo fuera”. El traje fue lucido también por otros cuatro actores de la gala y, en palabras del diseñadorpretende trasladar el compromiso feminista a un objeto: un traje, pensado para ser llevado por personas sin miedo a exteriorizar sus convicciones”.

Malena Alterio, Vanesa Romero, Rossy de Palma y Alba Flores. GTRES

Berta Vázquez, Belén Cuesta, Macarena García y Maribel Verdú. GTRES

Los detalles que te perdiste en la alfombra roja de los Premios SAG 2018

Las temporada de resfriados y de alfombras rojas van un poco a la par hasta marzo. Este domingo fue el turno de los Screen Actors Awards (SAG), premios que entrega el sindicato de actores norteamericano, y estos son los detalles de los que se hablará esta semana, con los que te tienes que quedar para que sepas por dónde van los tiros.

GTRES

  • Las actrices de Stranger Things, de las que te has vuelto fan desde que devoraste la primera y segunda temporada de la serie sin casi hacer pausas ni para ir al baño. Mientras que Sadie Sink llevó un vestido que bien parece salido de La Princesa Cisne (y si no me crees, fíjate detenidamente en el cuello y las mangas y haz click aquí), Natalia Dyer apostó por un diseño inspirado en el zodiaco, mientras que Millie Bobby Brown nos ganó a todas las Cenicientas modernas con sus Converse. Eso es sporty chic en la alfombra roja y lo demás son tonterías.

GTRES

  • La elegancia de las actrices de Orange Is The New Black. Vale que a poco que se quiten el mono carcelario ya me encantan, pero los diseños que lucieron eran todos espectaculares. Como diría Pennsatucky, la interna católica más fanática, “Can I get an Amen?

Danielle Brooks, Jackie Cruz y Uzo Aduba. GTRES

Samira Wiley y Selenis Leyva. GTRES

Si Millie puede ir a una alfombra con zapatillas, Susan Sarandon y sus gafas de sol están más que permitidas.

GTRES

  • ¿Vienen los laterales metalizados como futura tendencia? Alguna lo dejó caer en la gala y, francamente, no pintan mal, sobre todo si, como en los diseños de las actrices, van acompañados de raja para ventilar la pierna.

Alison Brie y Saoirse Ronan. GTRES

  • Entre mi miopía y que las fotos de Gtres cuando entras al banco de imágenes son microscópicas, al ver el vestido de Allison Williams pensaba que estaba viendo ela foto de una lámpara que se les había colado sin querer, pero no, aquello era un modelo y una de mis actrices favoritas lo llevaba puesto. Entendí que no iba a ganar para disgustos cuando apareció Kate Hudson con ese modelo rosa de topos y volantes que además llevaba lazo a la cintura y cuello alto de encaje. Vamos, que al vestido solo le faltaba una capa para tener todas tendencias, cortes y estampados existentes.

GTRES

  • Por último, la sonrisa de Nicole Kidman, sobre todo tras conocer el discurso que dio después de ganar la estatuilla a mejor actriz femenina por la serie Big Little Lies. Hizo una especial mención a las actrices de más de 40 años y a la importancia de que tuvieran papeles: “A estas alturas muchas estaríamos acabadas, estamos demostrando que somos poderosas y perdurables. La industria nos apoya y nuestras historias están saliendo a la luz”.

GTRES

Los Globos de Oro más sororidarios de la historia

La alfombra de la 75ª edición de los premios Globos de Oro de 2018 sería, según ABC un funeral, sí, pero no ya por el color, un funeral del respeto que ha muerto en manos de aquellos que abusaron de su posición para obligar a mujeres a doblegarse a sus deseos.

GTRES

La protesta sororidaria a través del color de la vestimenta contra los abusos sexuales de “depredadores” como Harvey Weinstein, Bill Cosby y otros tantos anónimos, hicieron del #WhyWeWearBlack (Por qué llevamos negro) una causa extensible a todas las mujeres a través del escaparate de los premios. Fue, en definitiva, un acto de hermandad y solidaridad entre las mujeres cuyo objetivo es crear redes de apoyo que empujen cambios sociales para lograr la igualdad.

La sugerencia, declaraba BBC, es una iniciativa de la coalición de mujeres -actrices, agentes, abogadas y otras- conocida como Time´s Up (“Se acabó el tiempo”), que se conformó en octubre del año pasado para denunciar el acoso sexual en Hollywood.

Muchas actrices aprovecharon la sencillez del color para llevarlo al extremo absoluto, al minimalismo. El vestido de Samira Wiley llevaba un cuello transparente con apliques tipo pluma en dorado, mientras que Zoe Kravitz aprovechó los pendientes para añadirle color. La actriz Meryl Streep posó con su acompañante Ai-jeen Poo, la activista americana.

GTRES

Gal Gadot, Reese Witherspoon y Emilia Clarke también optaron por llevar diseños sencillos para unirse a la causa solidaria.

GTRES

Yo ya comenté en Twitter que, pese a lo mucho que me gusta Sarah Jessica Parker, el diseño que eligió, que parece hecho con un corsé interior remendado a un delantal de peluquería, me lo pone muy difícil. En cambio Sadie Sink y Millie Bobby Brown supieron jugar con los volúmenes, así como Kendall Jenner y su vestido de princesa versión Tim Burton.

GTRES

Entre faldas vaporosas estuvo la cosa respecto a las actrices Nicole Kidman, Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer y Diane Kruger.

GTRES

En toda gala que se precie, si no sucede no es una gala, están las típicas que acuden con el vestido lencero y van más anchas que largas. Porque oye, tan a gusto que se va sin el sujetador por la vida y lo monísimo que queda todo con unos tacones. Catherine Zeta-Jones, Halle Berry y Kate Hudson fueron las tres actrices que se animaron a llevar los negros más transparentes.

GTRES

El toque vintage lo pusieron con sus diseños Alicia Vikander, que eligió un vestido de inspiración romántica, Jessica Biel y Mandy Moore que bien podrían haber funcionado en la alfombra de la misma gala en 1950.

 

 

GTRES

Las reinas del glamour que más me llamaron la atención fueron Heidi Klum (Heidi, mi reino por tu vestido), Alison Williams, Keala Seatle y Dakota Johnson.

GTRES

Los vestidos con cola o brillos de Octavia Spencer, Jessica Chastain Penélope Cruz  y Margot Robbie entran también en mi lista de vestidos que pedirle a los Reyes Magos (pero para 2019).

GTRES

También muchos de los actores nominados o que presentaban los premios llevaron el pin de la coalición.

GTRES

 

 

 

¿Se cansará Kim Kardashian de desnudarse?

(Antes de que empieces a leer quiero aclararte que no tengo nada en contra de los desnudos, todo lo contrario, los aprecio enormemente, sobre todo los que se dan en vivo y en directo. También decirte que tampoco tengo nada en contra de Kim Kardashian ya que soy muy fanática del estereotipo de belleza curvilínea al que le está dando tanta visibilidad. De hecho muchas de las cosas de mi armario están inspiradas en su estilo. De hecho soy muy fan también de que le dé por llevar las raíces negras de tres centímetros con su pelo rubio platino teñido.)

Mi pregunta viene por su última campaña publicitaria en Instagram para anunciar los nuevos gloss e iluminadores de su línea de cosméticos que saca a la venta este viernes:

Ultralight Beams highlighters & glosses launching Dec 1st on KKWBEAUTY.COM 📸 @marcelocantuphoto

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Claro que eso lo sabes una vez lees el pie de foto de la imagen, ya que de primeras no terminas de saber lo que está anunciando: si una depilación láser integral, alisado japonés, purpurina para fiestas

Que Kim Kardashian se desnude en Instagram es algo que ya forma parte de nuestra rutina en realidad. Más o menos Puidgemont y los desnudos de la celebridad americana son algo que van a la par en cuanto a cantidad de noticias cada día.

Y por mucho que sea algo a lo que estoy más que hecha y acostumbrada, no puedo evitar que una parte de mí sienta que es algo que le repatea. Como estilista la imagen me encanta por su iluminación cuidada, colores y composición; como consumidora, el gloss me parece llamativo, pero como persona crítica que me considero, tengo que reflexionar acerca de la idea que transmiten este tipo de imágenes y su impacto.

Las imágenes que nos rodean nos influyen de una manera que no sospechamos, por tanto, lo que logra Kim Kardashian utilizando su cuerpo desnudo para publicitar cualquier tipo de producto, es que solo quitándose la ropa consigue que salte a la vista lo que promociona y que por ello tenga éxito, un mensaje bastante peligroso a mi entender.

¿Por qué parece que no hay otra manera de anunciar productos que no sean relacionándolos con el sexo? ¿Por qué los perfumes, los desodorantes, las cervezas se relacionan con imágenes de personas medio desnudas?

Por supuesto que ella es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera y que si lo que quiere es desnudarse todos los días en una red social nadie va a decirle que no lo haga, pero ¿queremos eso en realidad? ¿Un mundo en el que solo con el sexo se consiga llamar la atención?

Porque a mí, sinceramente, me parece un mundo bastante superficial por mucho que me lo vendan cubierto de purpurina.