BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Desnuda a la fruta y verdura de plásticos ridículos

© Greenpeace / Alba García

Más de un millón de personas alrededor del mundo se han sumado en muy poco tiempo a la petición internacional que Greenpeace ha lanzado para pedir a las empresas y supermercados que eliminen los plásticos de un solo uso y apuesten por graneles o envases más sostenibles.

A esta iniciativa se ha unido una campaña masiva #DesnudaLaFruta para compartir fotos de envases de plástico ridículos en las redes sociales, etiquetando a los supermercados que los venden para llamar así la atención a las grandes empresas sobre el problema que han ayudado a crear y del que no se quieren responsabilizar.

© Stefan Leijon / Flickr

Hartos de tantos plásticos de un solo uso contaminando el planeta, el movimiento #BreakFreeFromPlastic, formado por más de 1.100 organizaciones, está fomentando que los ciudadanos y ciudadanas del mundo contribuyan a Un Millón de Acciones Contra el Plástico: acciones que presionen a las corporaciones, fabricantes, distribuidores, restaurantes, supermercados y otras empresas a reducir su dependencia de los plásticos de un solo uso.

Los residuos de envases plásticos alcanzan una media de 30 kilos por persona al año, de los cuales un 70% acabarán abandonados, vertidos o incinerados. Según el PNUMA, los costes ambientales de los plásticos suponen anualmente en todo el mundo 15.000 millones de euros.

El plástico no evita el desperdicio

Por otro lado, Amigos de la Tierra ha publicado un nuevo informe, “Al Desnudo, los envases de plástico no solucionan el desperdicio alimentario“. Un estudio donde se demuestra que el uso de envases de plástico para garantizar la conservación de los alimentos no reduce el despilfarro alimentario. El informe señala que tanto los residuos de envases como los alimentarios han aumentado de forma alarmante en la última década. Y que lejos de solucionar ese despilfarro lo fomentan.

Los multi-packs, ponen como ejemplo los ecologistas, obligan a comprar una cantidad de producto que puede ser superior a la que realmente se necesita y, por tanto, inducir al despilfarro, además de generar una cantidad elevada de residuos de envases plásticos.

La industria se defiende (atacando)

Ante las crecientes críticas, las grandes productoras europeas de plásticos rechazan la culpa y responsabilizan de los problemas ambientales generados directamente a los consumidores. Su campaña #NoCulpesAlPlástico difunde un decálogo de verdades y buenas prácticas con el que se pretende informar de las ventajas que aportan los plásticos a la sociedad y explicar que su colaboración es imprescindible a la hora de hacer un buen uso de ellos.

Renunciar no es la solución, advierten los fabricantes. En su opinión, la clave está en el buen comportamiento de todos y en una correcta gestión de los residuos.

Partiendo de la base de que los plásticos nunca deberían acabar en el medio ambiente, se defiende su recirculación mediante el reciclado, y cuando esto no es posible, su incineración en lo que califican como “fuente de energía alternativa y renovable”.

Fuentes ecologistas han criticado esta actitud de “echar balones fuera“, culpabilizando a los consumidores del mal uso que se hace de los plásticos en lugar de aceptar su responsabilidad directa como productores.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

6 comentarios

  1. Dice ser hmm

    Faltaría más que después de toda una vida reciclando cada detalle tenga que aguantar comida sin empaquetar y manoseada por quién sabe quién.
    Como bien se menciona, la culpa es del consumidor y de la educación que damos a las personas en nuestra sociedad. Lo demás es demagogía y postureo.
    Sólo hay que ver sociedades más avanzadas que la nuestra donde reciclar es parte del día a día y nadie siquiera se plantea otra cosa.

    20 abril 2018 | 11:07

  2. Dice ser paquito el chocolatero

    Vaya, seguro que serán reciclados como los 70.000 toneladas de neumáticos de Seseña…y muchos otros centros de reciclaje de neumáticos …

    20 abril 2018 | 11:34

  3. Dice ser Javier

    ¿Y que va a decir la industria? ellos defienden su platita e intentar echar la culpa a los consumidores es muy cómodo.
    Hay que buscar medios alternativos y en cuanto a tener que comprar la fruta envuelta en plástico, la hace más cara, y no me digan que es por higiene que para eso hay que lavarla antes, con plástico o sin plástico.

    20 abril 2018 | 16:08

  4. Dice ser David

    Mucha gente es muy ridícula. Yo soy cajero de supermercado y muchas veces me da rabia porque cuando pasas por la caja una bolsa o bandeja con frutas o con verduras y el plástico está un poco roto ya no lo quieren… Si en el campo vienen sin nada!

    21 abril 2018 | 11:06

  5. Dice ser Ricardo

    Este tema es muy serio y yo pediría una campaña masiva mundial, para que la gente tirase en el suelo de la propia tienda los plasticos innecesarios que envuelven todo, desde frutas a revistas, pronto veríamos como no tardaban en reaccionar empresas y gobiernos.
    Es indecente que te bombardeen con campañas para que reciclemos y que te envuelvan TODO en plastico

    21 abril 2018 | 14:24

  6. Dice ser LUIS ORTIZ

    pienso que el problema esta tanto como en el consumidor y en los productores de plasticos, ya que las empresas deben velar por mitigar la contaminacion al ambiente, en estos momentos ya existen plasticos”biodegradables”.
    aunque si tu como consumidor no quieres que se siga utilizando plasticos, entonces no consumas productos que esten en empaques o envolturas plasticas, para que las empresas de alimentos se vena obligadas en cambiar la presentacion de sus productos.

    03 mayo 2018 | 23:24

Los comentarios están cerrados.