BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘brasil’

Mucho cuidado con comprar madera manchada de sangre

Ten cuidado y comprueba el origen de lo que compras. O apuestas por sellos de sostenibilidad o te pueden dar gato por liebre y, lo que es mucho peor, productos manchados en sangre y dolor. Como la madera. Mira siempre que esté certificada por el FSC. Si te da igual de dónde viene y cómo se obtiene estarás fomentando las talas ilegales y todo lo que ellas suponen.

Greenpeace Brasil ha publicado el informe Madera manchada de sangre: violencia y robo de madera amazónica, donde denuncia que Alemania, Francia, Holanda, Dinamarca, Italia, Bélgica, Estados Unidos y Japón importaron madera tropical de un área de la selva amazónica en el municipio de Colniza, estado de Mato Grosso, donde el pasado 19 de abril de 2017 tuvo lugar una masacre en la que fueron asesinadas nueve personas. Un vídeo aportado por Greenpeace como prueba resulta estremecedor. Lee el resto de la entrada »

Asesinados 185 ecologistas en un año por defender la naturaleza

La líder hondureña Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016.

La líder hondureña Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016.

Ser ecologista sale caro, muy caro. Especialmente si eres indígena. Te puede costar la vida. Como los 185 activistas ambientales que fueron asesinados el año pasado en todo el mundo por defender su tierra, sus bosques y sus ríos frente a industrias destructivas, según un informe de Global Witness. Tres personas muertas a la semana. Una cifra sin precedentes.

Brasil, Filipinas o Colombia son los países más sangrientos. En el informe En terreno peligroso se documentan 185 muertes que se sabe acaecieron el año pasado por todo el mundo. Esta negra estadística supone, con mucho, la cifra anual de víctimas mortales más alta jamás registrada y representa más del doble del número de periodistas asesinados el año pasado.

Este escalofriante dato supone un aumento del 59 % respecto a la ya vergonzosa estadística de 2014. Pero pueden ser muchos más. Según la ONG Global Witness, las graves restricciones informativas que existen en muchos de esos países implican que, sin duda, la cifra real es aún mayor. Lee el resto de la entrada »

Nuevas tristezas en el comercio de animales de zoológico

Gorila Lo decía y lo pedía el genial Saramago:

Si yo pudiera, cerraría todos los zoológicos del mundo. Si yo pudiera, prohibiría la utilización de animales en los espectáculos de circo. No debo ser el único que piensa así, pero me arriesgo a recibir la protesta, la indignación, la ira de la mayoría a los que les encanta ver animales detrás de verjas o en espacios donde apenas pueden moverse como les pide su naturaleza.

Saramago no logró cerrar ni un solo zoológico. Ahí siguen abiertos por todo el mundo esos lugares a mi entender indignos. Ni siquiera hemos logrado prohibir tener entre rejas y para exclusiva contemplación curiosa a los primates, los animales evolutivamente más cercanos a nosotros. No hemos acabado con el comercio legal e ilegal de gorilas, chimpancés, orangutanes, macacos encerrados en cajones de paquetería exprés dando tumbos de un continente a otro.

Por ejemplo el gorila León. Vive en Loro Parque, un gran zoológico de la isla de Tenerife, y sus dueños han decidido enviarlo al Zoológico Belo Horizonte, en Brasil. En ese sitio, y en poco tiempo, han muerto cuatro gorilas por causas no conocidas. Proyecto Gran Simio ha pedido a los responsables de Loro Parque que impidan que León viaje a Brasil, ya que pueden ponerle en peligro pues no se sabe el porqué de tantas muertes. El traslado supondría además la ruptura de lazos de amistad y familiares del animal con sus congéneres tinerfeños, algo terrible para una especie tan sensible a estas modificaciones de su entorno social.

El problema es el de siempre: los intereses económicos. A estos pobres animales se les trata como a objetos y no como a sujetos.

Dicen las empresas implicadas que lo suyo es un programa de cría en cautividad que pretende garantizar la preservación de la especie. Están equivocados. Esos proyectos se deben hacer en sus hábitats naturales, garantizando el futuro de unos bosques donde hay mucho más que gorilas. Son refugio de multitud de especies animales y vegetales en peligro. También de grupos indígenas cuyos modos de vida están igualmente amenazados. Metiendo a unos pobres bichos en jaulas nunca lograremos lo más importante: salvar el conjunto.

Fotografía: Gorilla sp., Zoo Aquarium de Madrid, Spain. © Manuel González Olaechea y Franco. Wikipedia.

Otras entradas relacionadas:

Increíble salvamento playero de 30 delfines desorientados


Estoy más que harto de malas noticias. Crisis, destrucción de la naturaleza, recortes salvajes, paro,… Por eso he recibido como un balón de oxígeno y optimismo la difusión de este increíble vídeo.

Ocurrió en Brasil el pasado 5 de marzo. Alrededor 30 delfines se desorientaron y lanzaron en plan suicidas hacia la costa de Arraial do Cabo. Eran las 8 de la mañana y parece que el turista alemán que lo grabó todo ya presentía algo, pues filma la tragedia desde el principio. A pesar de lo temprano de la hora, la gente  de la playa improvisó una espectacular operación de salvamento para devolver a los animales al mar.

Los científicos no saben con exactitud por qué se producen estos varamientos masivos de delfines. Se barajan varias causas como infecciones bacterianas o víricas, toxinas, enloquecimiento del ejemplar líder o efecto de la contaminación sonora por ultrasonidos. Muchas veces, a pesar de la ayuda los animales se obcecan en nadar hacia tierra firme y acaban muriendo.

Pero esta es una noticia con final feliz. Los golfinhos, como cariñosamente se conocen en Brasil a estos cetáceos, finalmente se salvaron. ¡Enhorabuena vecinos de Arraial! Menudo buen ejemplo que habéis dado al mundo.


P.D. Gracias a Fonso por difundir esta historia en el foro de mamíferos.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

Así actúan las máquinas de destrucción masiva en el Día de la Biodiversidad

Hoy 22 de mayo celebramos el Día Mundial de la Biodiversidad, pero hay poco que celebrar. Apenas una fecha para recordar su acelerada pérdida en lugares tan vitales para la humanidad como las selvas tropicales. Para llorar de rabia.

Al jefe Ranoi ya no le quedan lágrimas para llorar ni selva donde vivir. Hace un año os hablé de la polémica central hidroeléctrica de Belo Monte en el Amazonas brasileño. Que no es una obra de ingeniería más, sino una sentencia de muerte para los pueblos indígenas del río Xingu y para una naturaleza única. Hachazo a la dignidad y el futuro de hombres-naturaleza como Ranoi.

Un año después del inicio de las obras el desastre es gigantesco. Numerosas fotografías remitidas por Greenpeace y publicadas en la edición digital del diario The Guardian revelan el elevado grado de destrucción que la construcción de esas represas ha comenzado a producir en el pulmón verde del planeta. En nuestro pulmón.

¿Te parece una salvajada? ¡Imbécil! Es el progreso.

El antes. Imagen del bosque que se está destruyendo. El río Xingu, donde se realiza la represa de Belo Monte, es uno de los mayores ríos de la cuenca del Amazonas. Fotografía: Karla Gachet/Greenpeace

El después. El proyecto es liderado por Energias Norte S.A. y está previsto que comience a producir energía el 31 de diciembre 2014. Fotografía: Marizilda Cruppe/Greenpeace

Adiós a la selva. Grupos indígenas y ambientalistas aseguran que Belo Monte desplazará a decenas de miles de los habitantes de los ríos y llevará la violencia, el caos social y la destrucción del medio ambiente al estado amazónico de Pará. Fotografía: Daniel Beltrá/Greenpeace

Máquinas de destrucción masiva de biodiversidad. James Cameron, el famoso director de la película Avatar, visitó la zona el año pasado para prestar su apoyo a la campaña anti-represas, donde dijo: “Ahora es un problema mundial. La selva amazónica es tan grande y tan poderosa que su destrucción afectará a todo el planeta”. Fotografía: Daniel Beltrá/Greenpeace

Si el tema te interesa y preocupa, únete a la Campaña de Greenpeace Salva la Amazonia.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

Las lágrimas del jefe Raoni

El jefe Raoni no pudo aguantar las lágrimas cuando se enteró de que la presidenta brasileña Dilma Rousseff ha autorizado el inicio de la construcción de la polémica central hidroeléctrica de Belo Monte, incluso después de que decenas de miles de cartas y correos electrónicos dirigidos a ella, así como más de 600.000 firmas, le pidieran el abandono del proyecto. Esta decisión supone la sentencia de muerte de los pueblos indígenas del río Xingu y de una naturaleza única.

El embalse de Belo Monte será la tercera presa más grande del mundo. Inundará 400.000 hectáreas de selva amazónica, expulsará del territorio a 40.000 personas y destruirá hábitats naturales extremadamente valiosos para la biodiversidad. Todo para producir electricidad a un alto coste social, económico y ambiental, en lugar de apostar por alternativas como mejorar la eficiencia energética del país. Para colmo de males, su construcción duplicará la población regional en al menos 85.000 personas más que llegarán buscando trabajo, provocando aún más presión sobre la tierra y los bosques circundantes.

Estas son noticias terribles que nadie cuenta pues a nadie parece importarle las lágrimas de un indígena.

Más información sobre el proyecto: Survival, Amazon Watch.

P.D. Gracias a Alberto por pasarme la información.

ACTUALIZACIÓN (1 DE JULIO DE 2011): Norte Energia, la empresa que construirá la Central Hidroeléctrica Belo Monte en el Río Xingú, nos ha remitido a 20Minutos un comunicado de prensa donde desmiente que el proyecto vaya a afectar a las comunidades indígenas. Os incluyo a continuación el texto íntegro para que cada uno saque sus propias conclusiones.

Comunicado de prensa – Brasilia Junio 2011
Central Belo Monte preserva áreas indígenas
La construcción de la Central Hidroeléctrica Belo Monte en el Río Xingú, en el estado de Pará, Brasil, cuya Licencia de Instalación (LI) fue concedida el 1 de Junio por el Instituto de Recursos Naturales y Medio Ambiente (Ibama), no va a inundar tierras indígenas. Estas tierras permanecerán sin tocar por la presa y demás estructuras de ingeniería de la UHE Belo Monte, tanto durante la fase de construcción como durante la fase de operación, que está prevista para su inicio en Febrero de 2015.
Eso significa que, al contrario de lo que publican algunos periódicos y otros medios, la construcción de la Central Belo Monte no alcanzará el área ocupada por tribu indígena alguna y menos aún la de los indios Kayapó.
Cabe destacar que la región ocupada por los Kayapó se situa a 530 km de distancia del embalse de la Central. El proyecto de construcción de Belo Monte, preparado por la empresa Norte Energia S.A., ha sido elaborado con el cuidado de no inundar ningún territorio indígena y por esta razón, ninguna comunidad indígena resultará desplazada como consecuencia del emprendimiento.
El proyecto prevé la construcción de una embalse de 502,8 km², de los cuales 228 km² corresponden al propio caudal natural del río Xingú.
Por tal razón, es fantasiosa la afirmación de que el área inundada deberá alcanzar una extensión de algunos miles de quilómetros cuadrados, como se ha noticiado. Ni siquiera la concepción del proyecto inicial, preparado en la década de los años ochenta, durante el régimen militar, contemplaba una inundación de tal envergadura. Según el proyecto inicial, el área inundada sería de 1.600 km² que, con las adecuaciones impuestas por los órganos ambientales e indígenas, se redujeron hasta alcanzar la actual dimensión.
Es improcedente la información de que el impacto de la inundación será enorme, causando la liberación de gas metano o de dióxido de Carbono, como resultado de la desintegración de materiales orgánicos. La liberación de esos gases tuvo lugar en construcciones antiguas y no solamente en centrales brasileñas. El proyecto de Belo Monte prevé el rescate previo de la flora existente en el área de inundación, evitandose este problema.
El proyecto prevé además el traslado de unas cinco mil familias que viven hoy en situación precaria, en la ciudad de Altamira, gran parte de las cuales residen en palafitos y sin acceso a servicios básicos de saneamiento. Estas familias se transferirán a otra área cercana, donde Norte Energía construirá casas de albañilería, con saneamiento básico y energía eléctrica.
La reubicación de esas familias en otra área constituye una de las 40 condiciones impuestas por el Ibama para la outorga de la Licencia de Instalación de Belo Monte, con las que se comprometió Norte Energia.
El proyecto se estima en 25.800 millones de reales (unos € 11.220 millones). De este total, se aplicarán € 1.400 millones para la ejecución de acciones socio-ambientales en la región. Además, Norte Energia destinará adicionalmente, por su parte, cerca de € 220 millones para apoyar el Plan de Desarrollo Regional Sostenible de Xingú, en asociación con los gobiernos federal, del estado de Pará y de los ayuntamientos de once ciudades en el área de influencia de Belo Monte, que alcanzará más de millones de € 1.200 millones. Durante el pico de las obras, que está previsto para 2013, Norte Energia estima que el personal directamente empleado en la construcción será de 18.700 personas. Otras 23.000 personas estarán empleadas en actividades relacionadas con las obras y 54.300 familiares y otras personas convergirán en la región, llegando a un total de 96.000 personas Involucradas con la construcción de Belo Monte.
El atraso en la concesión de la Licencia de Instalación por parte del Ibama no afectará al cronograma de la obra. Norte Energía considera que dicho atraso se verá compensado con alternativas de ingeniería y de metodología de construcción, a fin de cumplir con la operación comercial de la 1ª turbina en la Zona Pimental el 28 de Febrero de 2015, instalándose la última turbina en la Zona Belo Monte el 31 de Enero de 2019.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Un árbol donde antes había una selva

Vista aérea de un árbol aislado en una llanura despejada que antes era selva tropical, en el estado brasileño de Mato Grosso, uno de los más afectados por la deforestación. La imagen, tomada en agosto de 2005, refleja la tala masiva del bosque húmedo del Amazonas para habilitar terrenos para la agricultura.

Según el Gobierno brasileño, de agosto de 2003 al mismo mes de 2004 desaparecieron 26.130 kilómetros cuadrados de jungla, más de nueve campos de fútbol por minuto y tres veces y media la superficie del País Vasco.

La selva del Amazonas es el hogar del 30% de las especies de animales y plantas del mundo.

La imagen es terrible, aunque no una excepción. Desgraciadamente hay otras semejantes y se seguirán haciendo miles más, todos los días, siempre tan rápido como rápida es nuestra capacidad de destrucción de los bosques. Un crimen.

Para algunos esta acelerada deforestación del planeta no es problema. Cortamos los árboles, pero con sus heridas diseñamos uno en honor a nuestra estupidez.

Fuente: El Correo Digital

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Navidad sin langostinos

Una Navidad ecológica es aquella donde en la mesa no hay langostinos. Por si no lo sabías, el impacto medioambiental y social de criar estos mariscos es terrible. La mayoría de los que compramos proviene de grandes granjas acuícolas instaladas en países pobres. En ellos esta industria está dejando una profunda huella de destrucción y violencia, provocando el desplazamiento de miles de pescadores artesanales y la extinción de numerosas especies en países como Ecuador, Honduras, Colombia, India, Tailandia o Brasil. España es el país europeo que más langostinos importa y el tercero en el mundo. Nuestros langostinos baratos son por ello responsables directos de la destrucción de miles de hectáreas de manglares tropicales, esos bosques flotantes rebosantes de biodiversidad, más productivos y valiosos que los arrecifes de coral.

Además resultan una inmejorable barrera natural contra huracanes, tsunamis y otros desastres naturales; o lo que es lo mismo, su desaparición deja sin protección a los pueblos costeros de medio mundo.

Talados masivamente, esos encharcados ecosistemas son convertidos en grandes piscinas de cría de camarones a mayor gloria de nuestras fiestas gastronómicas, de nuestros lujos. Donde se arrojan toneladas de antibióticos, fertilizantes, fungicidas y pesticidas culpables de la aparición de numerosas enfermedades.

Un consumidor responsable rechaza los langostinos de cultivo por ser ecológicamente insostenibles. Piénsalo bien antes de incorporarlos a tu menú navideño. Y ya de paso, estas fechas rehuye las compras compulsivas, usa bolsas de tela, elige regalos producidos en tu entorno más cercano o provenientes de Comercio Justo, rechaza las comidas preparadas, compra juguetes sin pilas. Tus pequeños gestos pueden cambiar el mundo, también en Navidad.

—-

Os dejo un vídeo donde una canción resume la importancia de la lucha de las comunidades ancestrales del manglar ecuatoriano en defensa de su bosque y su cultura.

Y termino con la imagen del manglar más hermoso del mundo, el Corazón de Voh, en Nueva Caledonia.

Foto: Yann Arthus-Bertrand/Impact

Hacer pis en la ducha es ecológico

No me llaméis guarro, pero son muchos los que piensan que hacer pis mientras uno se ducha ayuda enormemente al medio ambiente. Evidentemente, se ahorra agua, mucho agua.

La idea se ha convertido nada menos que en una campaña de televisión promovida por la ONG brasileña SOS Mata Atlántica, donde se insta a la población a asumir tan aparentemente poco higiénico hábito como ayuda a la protección de los amenazados bosques nativos de la costa atlántica de Brasil. Una selva de la que, dicho sea de paso, apenas queda un 7% de su superficie original. Menos consumo de agua implica dejar menos secos a los ríos, hacer menos embalses y tener bosques más sanos.

En portugués suena divertido, “fazer xixi no banho“, pero en castellano me sigue pareciendo una cochinada. Aunque seamos prácticos. Cada vez que usamos el retrete se pierden 12 litros de agua potable. Y si cada mañana hiciéramos pis en la ducha ahorraríamos 4.380 litros de agua al año.

En declaraciones a BBC Mundo, Ana Ligia Scachetti, directora de comunicaciones de SOS Mata Atlántica, afirmó que los médicos consultados aseguran que orinar en la ducha resulta inofensivo, aunque por razones obvias recomiendan hacerlo al principio, antes de comenzar a lavarse. Y no hacerlo en la bañera, añado yo.

Curiosamente, una encuesta hecha por esta misma ONG descubre que la mayoría de nosotros, el 75%, reconoce hacer pis en la ducha, aunque le da vergüenza admitirlo.

No sé vosotros, pero por muy ecológica que sea, yo sigo teniendo prejuicios sanitarios a esta medida. En su lugar, y si me permitís la sugerencia, soy más partidario de ducharme con mi pareja. Ahorras mucho más agua y es infinitamente más divertido.

—-

Os dejo el vídeo de la curiosa campaña brasileña, donde desde Gandhi hasta King Kong se apuntan a ella.