La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘ecuador’

Ecuador prohíbe las corridas de toros

Ecuador ha decidido prohibir las corridas de toros al considerarlas espectáculo público de tortura a unos animales indefensos. Al tiempo también prohibirá las peleas de gallos y de perros. Todo después de haber logrado el respaldo mayoritario de la población al referéndum donde se preguntaba:

“¿Está usted de acuerdo que en el cantón de su domicilio se prohíban los espectáculos que tengan como finalidad dar muerte al animal?”.

Aunque todavía no se ha hecho público los resultados finales, según el escrutinio del Consejo Nacional Electoral la prohibición de la fiesta habría contado con el apoyo del 61,2% de los ecuatorianos. Sin embargo, el espectáculo podrá seguir celebrándose si se respeta la vida del toro, como ocurre en Portugal. También se seguirá celebrando en aquellas jurisdicciones donde el apoyo a los toros haya sido mayoritario, como Ambato, Riobamba, Girón, Valencia o Mejía. No así en Quito, la ciudad más taurina del país andino, donde la lidia completa del astado quedará prohibida. Tampoco en Cayambe.

Frente a tan buena noticia para toda persona con un mínimo de sensibilidad hacia los animales, el gobierno francés nos ha dado a los antitaurinos la de cal al considerar las corridas de toros Patrimonio Cultural Inmaterial, según los criterios establecidos por la UNESCO. Una decisión que avergonzaría al mismísimo Voltaire, quien sobre el respeto a los animales escribió:

“Es increíble y vergonzoso que ni predicadores ni moralistas eleven más su voz contra los abusos hacia los animales”.

 

Actualización (16/05/2016). Mucho ojo con esta noticia. Tiene seis años y ha vuelto a ser reactivada en las redes sociales, pero no es correcto el titular. En Ecuador se siguen maltratando toros. Me escribe un activista antitaurino ecuatoriano para explicarlo con pena:

Pocas cosas me harían más feliz que saber que Ecuador prohíbe las corridas de toros como dice el título de la noticia publicada en https://blogs.20minutos.es/cronicaverde/2011/05/10/ecuador-prohibe-las-corridas-de-toros/

Tristemente, no es así.  La noticia se está publicando de nuevo en redes sociales y pocos parecen leer los comentarios que aclaran cuál es la realidad.

Agradecería que se informe usted que en Ecuador se sigue permitiendo este tipo de maltrato y que, quienes nos oponemos a esto seguimos haciendo esfuerzos para lograr que se respete la voluntad popular y que se elimine la tauromaquia definitivamente en este país y en los otros pocos donde aún se permite.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Navidad sin langostinos

Una Navidad ecológica es aquella donde en la mesa no hay langostinos. Por si no lo sabías, el impacto medioambiental y social de criar estos mariscos es terrible. La mayoría de los que compramos proviene de grandes granjas acuícolas instaladas en países pobres. En ellos esta industria está dejando una profunda huella de destrucción y violencia, provocando el desplazamiento de miles de pescadores artesanales y la extinción de numerosas especies en países como Ecuador, Honduras, Colombia, India, Tailandia o Brasil. España es el país europeo que más langostinos importa y el tercero en el mundo. Nuestros langostinos baratos son por ello responsables directos de la destrucción de miles de hectáreas de manglares tropicales, esos bosques flotantes rebosantes de biodiversidad, más productivos y valiosos que los arrecifes de coral.

Además resultan una inmejorable barrera natural contra huracanes, tsunamis y otros desastres naturales; o lo que es lo mismo, su desaparición deja sin protección a los pueblos costeros de medio mundo.

Talados masivamente, esos encharcados ecosistemas son convertidos en grandes piscinas de cría de camarones a mayor gloria de nuestras fiestas gastronómicas, de nuestros lujos. Donde se arrojan toneladas de antibióticos, fertilizantes, fungicidas y pesticidas culpables de la aparición de numerosas enfermedades.

Un consumidor responsable rechaza los langostinos de cultivo por ser ecológicamente insostenibles. Piénsalo bien antes de incorporarlos a tu menú navideño. Y ya de paso, estas fechas rehuye las compras compulsivas, usa bolsas de tela, elige regalos producidos en tu entorno más cercano o provenientes de Comercio Justo, rechaza las comidas preparadas, compra juguetes sin pilas. Tus pequeños gestos pueden cambiar el mundo, también en Navidad.

—-

Os dejo un vídeo donde una canción resume la importancia de la lucha de las comunidades ancestrales del manglar ecuatoriano en defensa de su bosque y su cultura.

Y termino con la imagen del manglar más hermoso del mundo, el Corazón de Voh, en Nueva Caledonia.

Foto: Yann Arthus-Bertrand/Impact

Fidel Castro se hace ecologista

El compañero Fidel Castro, líder de la revolución cubana y ex dictador (por relevo familiar) de ese bello país caribeño, se ha hecho ecologista. A sus 83 años acaba de dar un nuevo giro ideólogico a su proyecto socialista, tras ponerse en la primera fila de los luchadores contra el cambio climático.

En el último de sus sermones semanales que autotitula Reflexiones, publicado en CubaDebate y luego reproducido en la totalidad de los medios de comunicación oficiales, el viejo “comandante en jefe” abraza con pasión la causa ecologista. Asegura Fidel:

Ya no es cuestión de “Patria o Muerte”; realmente y sin exageración, [el cambio climático] es una cuestión de “Vida o Muerte” para la especie humana.

El modelo productivo socialista trató de modernizar a la sociedad industrializándola de forma masiva desde la colectividad. Sus fábricas, minas y centrales nucleares envenenaron media Europa. Aunque Cuba también lo intentó de la mano de la extinta Unión Soviética, su industrialización fue un fracaso. Por eso le resulta ahora fácil a Castro renunciar a ese sueño equivocado y abrazar con fervor la búsqueda de un nuevo sistema productivo que sustituya al actual sistema capitalista que “no sólo nos oprime y saquea”, si no donde “los países industrializados más ricos desean imponer al resto del mundo el peso principal de la lucha contra el cambio climático”.

La cumbre mundial de Copenhague será crucial para salvar el planeta. De eso no hay duda. Otra cosa más discutible es que, como asegura Fidel, la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), formada por Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador, vayan a ser fundamentales para lograr ese acuerdo mundial que nos aleje del desastre ambiental. Eso me suela a oportunismo político.

Pero al menos en una cosa tiene razón Fidel Castro.

En ningún otro momento de la historia humana se presentó un peligro de tal magnitud.

¿Os dais cuenta? Desaparecido Bush del candelero mediático también han desaparecido todos los escépticos del cambio climático. Ya nadie lo pone en duda, ni siquiera el viejo Fidel. Quizá antes no eran tantos como parecía, quizá las evidencias no eran tan firmes, o quizá el dinero de las petroleras ya no fluye por entre algunas conciencias de forma tan ágil. Al final va a ser verdad que nos estamos cargando el futuro, sea éste capitalista o socialista.

Nuevo éxito científico de la ‘Princesa de la Selva’

Lo ha vuelto a conseguir. Incansable, arrebatadoramente entusiasta, Ruth Muñiz acaba de concluir una hazaña científica y humana sin paragón. Con la inestimable ayuda de los indígenas cofanes, el pasado viernes ha logrado instalar un emisor satélite al espíritu del bosque, a un pollo de la amenazadísima águila harpía (Harpia harpyja), la reina de la jungla, símbolo vivo de la conservación de la biodiversidad y de los ecosistemas de la amazonia ecuatoriana.

Conocí a Ruth hace un mes en Tenerife, durante las Jornadas Medioambientales Isla Baja, y reconozco que me dejó impactado. Frente a tantas pequeñas miserias que nos enfrentan a los defensores del medio ambiente, la suya es una lucha tenaz, limpia y valiente para lograr algo tan imposible como salvar a la Amazonia (toda ella, flora, fauna y comunidades indígenas) de la codicia de madereros y petroleras, bajo el paraguas de la formidable Cunsi Pindo, La Señora de los Monos.

La Harpía (con H, especifica siempre Ruth, quien distingue así a la gran rapaz tanto del ser mitológico como del duro insulto femenino) es el águila más grande de América, pero también la más poderosa del mundo. Vive en lo más intrincado de la selva, alimentándose fundamentalmente de perezosos y monos, coronándola con nidos en ceibas de más de 40 metros de altura, invisible. Para que os hagáis una idea, pesa 10-12 kilos, el doble que un buitre ibérico. Y sus garras con uñas como machetes, son tan inmensas como la garra de un oso, capaces de atravesar sin esfuerzo el cráneo de un hombre.

Frente a tan formidable animal Ruth es exactamente lo contrario, pequeña, rubia, delgada y con una engañosa apariencia de fragilidad. Pero lo ha conseguido.

Prácticamente nada se sabe sobre este águila. Antes que Ruth, un especialista ecuatoriano estuvo cinco años tratando de estudiarla y en todo ese tiempo no logró ver ni un solo ejemplar. Ruth pasó dos años de penalidades, de malaria, de mosquitos, de serpientes venenosas, de caminatas “más largas que los días”, de viajes en canoa, apenas viendo su sombra, sin encontrar un solo nido. Pero nunca desfalleció, pues tenía una teoría que, tras ocho años viviendo en el corazón del Amazonas, se ha confirmado:

Tú no puedes llegar a la selva como un gran experto y ponerte a hacer trabajos científicos siguiendo métodos de censo establecidos como si estuvieras en un bosque europeo. Es como si yo entrara en tu casa y me pusiera como un loco a buscar un cenicero. Lo lógico será preguntarte antes dónde está el cenicero.

Lo mismo hice yo con las harpías. Me hice amiga de las comunidades indígenas, lo cual no es fácil pues están muy maltratadas, y después les pregunté: ¿Dónde están las águilas?

Ellos me llevaron a ellas y, tras hacerles ver lo importantes que son, son ellos ahora quienes las protegen e incluso estudian.

Una solución tan simple como maravillosa, bautizada por la bióloga gallega como “Programa de conservación participativa“.

Tanto Ruth, la princesa de la Selva, como las águilas, están ahora férreamente protegidas por los cofán, záparas, shuar, achuar, kichwa y tantas otras etnias tan en peligro de extinción como la propia Amazonia. Para Ruth es toda una garantía, pues se sabe amenazada de muerte por esas mismas mafias destructoras de la jungla que han matado ya a varios compañeros suyos.

Pero la noticia de hoy es el nuevo éxito científico de Simbioe, el equipo de Muñiz, la instalación de un espía GPS a un pollo de harpía bautizado como Tava.

Este águila sólo tiene un pollo que se mantiene en el nido durante dos años y medio, tardando seis años en formar pareja. Durante todo este tiempo nadie sabe qué hace y por donde se mueve. La única manera es seguirlas gracias a la utilización de emisores satélite. Pero tampoco es fácil. Llegar a esos nidos situados en lo alto de los más altos árboles de la selva es casi imposible, y mucho más capturar sin daño a un ave que te puede matar con sólo cerrar sus garras sobre ti. Una proeza que sólo ha logrado el experto venezolano Alexander Blanco, quien se juega la vida en ello.

Pero aún localizando el nido, tarea casi imposible, y llegando a él, tremendamente peligroso, la idea de seguir por satélite a estas aves se ha mostrado como una hazaña casi imposible.

El primer intento fracasó pues el aparato, que debía funcionar dos años y medio, se estropeó a los 15 días. En la segunda ocasión falló el pollo, pues contra todo pronóstico, en esos dos años y medio de seguimiento, para un territorio por pareja de entre 5.000 y 100.000 hectáreas, la distancia máxima a la que el ave se alejó del nido fueron 280 metros. Frustrante. “Le pasó algo raro”, justifica Ruth.

Pero a la tercera va la vencida. Tava nos descubrirá por fin qué hacen las harpías en los primeros años de su independencia juvenil, qué peligros les acechan y qué podemos hacer para evitar su desaparición. En ella están depositadas todas las esperanzas de un entusiasta grupo de maravillosos idealistas que saben que bajo sus alas podrán ayudar a proteger el pulmón verde de nuestro planeta, refugio último de biodiversidad natural y cultural.

Buena suerte princesa. Que el espíritu del bosque te acompañe.

Uno de los adultos de águila harpía ataca a Alexander mientras éste desciende del nido.

Ruth filmando al pollo en su nido, en lo alto de una ceiba a más de 40 metros de altura.

Con Tava, en el momento de instalarle el rastreador satélite.

Foto del grupo que ayudó a encontrar y marcar a Tava. Como podéis ver, la mayoría son indígenas, los propietarios incuestionables de la selva amazónica, tan amenazados de extinción como las propias harpías, y a quienes el águila ayudará sin duda a proteger su querida selva.

Fotos: Todas ellas facilitas por Ruth Muñiz desde la selva ecuatoriana.

En este vídeo del programa Naturalistas (Cuatro TV), realizado por Luis Miguel Domínguez, podéis ver la aventura que supuso el marcaje del anterior pollo de harpía, noticia que se ofrece junto a la de la reintroducción del quebrantahuesos en Cazorla.