Entradas etiquetadas como ‘Patricia Highsmith’

Patricia Highsmith, maestra de la intriga

Por Charo Alises (@viborillapicara)

#Mujereslesbianas

 

Considerada la gran revolucionaria del thriller psicológico, Patricia Highsmith nació el 19 de enero de 1921 en Ford Worth, Texas. Algunas obras de esta maestra de la novela de intriga fueron adaptadas al cine con gran éxito.

Patricia no fue una hija querida, su madre intentó abortar bebiendo aguarrás durante su embarazo. La tormentosa relación que mantuvieron marcaría a la escritora toda su vida. Tanto es así, que la inspiró para escribir Terrapin, novela en la que una hija apuñala a su madre.

Sus padres se divorciaron diez días antes de que ella naciera por eso, no conoció a su padre hasta los doce años.

En 1924 la madre de la escritora contrajo matrimonio con Stanley Highsmith, del que Patricia tomó el apellido. En 1927 se marcharon los tres a vivir a Nueva York. Su infancia transcurrió en el ambiente bohemio del barrio de Greenwich Village por donde se movían sus padres, que trabajaban como diseñadores gráficos.

A Highsmith la cuidó su abuela , quien descubrió que Patricia era una niña muy inteligente y precoz que con nueve años, ya leía libros sobre psicoanálisis de su biblioteca. Lectora voraz, le interesaban temas relacionados con la culpa, la mentira y el crimen, que serían los argumentos centrales en su obra.

Con ocho años descubrió el libro de Karl Menninger La mente humana y quedó fascinada por los casos que describía de pacientes atormentados por enfermedades mentales. Los análisis de este autor sobre las conductas anormales influyeron en su construcción de los personajes literarios.

Se graduó en 1942 en el Barnard College, donde estudió literatura inglesa, latín y griego. Antes de publicar sus primeros cuentos, Highsmith trabajó para editoriales de cómics. Empezó​ en la editorial Ned Pines escribiendo dos historias de cómics al día por 55 dólares a la semana. Después se convirtió en una autora independiente. Esta situación le permitió encontrar tiempo para trabajar en sus propias historias cortas. Es en esa época cuando descubre su homosexualidad y necesita ir a terapia para aceptar su orientación sexual.
Con 22 años comenzó a escribir su primera novela The click of the shutting, que nunca se publicó. Su primer cuento vio la luz en la revista Harper´s Bazaar, por entonces la escritora tenía 24 años. ​ En 1945, tras una breve estancia en México de cinco meses, aparecen los cuentos En la Plaza, escrito en Taxco, estado de Guerrero, y El coche. En 1950 publica su primera novela, Extraños en un tren, que la haría famosa cuando  Alfred Hitchcock la adaptó al cine.

En 1952 escribe El precio de la sal, bajo el pseudónimo de Claire Morgan. Esta novela cuenta la historia de amor entre dos mujeres con un final feliz insólito para la época ya que hasta ese momento los personajes homosexuales que aparecían en la literatura solían tener un final trágico. Tres décadas después reimprimió esta obra con el título de Carol desvelando ser su autora. En el epílogo explica por qué mantuvo el anonimato cuando la novela se publicó por primera vez y finalizaba así:

Me alegra pensar que este libro le dio a miles de personas solitarias y asustadas algo en que apoyarse.

Estados Unidos no acogió bien sus historias pesimistas que excluían el sentimentalismo, ni sus análisis éticos. Tampoco gustaban sus ideas políticas de carácter  comunista que chocaban con el estilo de vida americano. Por esta razón, ​ abandonó su país y se trasladó para siempre a Europa en 1963.

Su biografía, Beautiful Shadow, cuenta que, debido a los problemas de la escritora con el alcohol, tuvo una vida personal complicada. Sus relaciones duraban poco, incluso la que mantuvo con la también novelista Marijane Meaker. La tacharon de misántropa y prefería la compañía de sus gatos y caracoles. Dijo una vez:
Mi imaginación funciona mucho mejor cuando no tengo que hablar con la gente

Cuando apareció su obra Litlle tales of Misogyny, la llamaron misógina y con la publicación de Tales of Natural and Unnatural Catastrophes, se la marcó el calificativo de antiamericana. Su fama morbosa hizo que sus obras no fueran muy comerciales. Escribió más de 30 libros entre novelas, ocho colecciones de cuentos, ensayos y otros textos, y dejó bastante material inédito.

Su visión de la realidad es pesimista y sombría, también su percepción de los seres humanos. Destaca de forma particular como creadora de personajes torturados , ambiguos y turbios que explotan la hipocresía para medrar.

Graham Greene, amigo de la escritora, dijo sobre ella:
Uno no cesa de releerla. Ha creado un mundo original, cerrado, irracional, opresivo, donde no penetramos sino con un sentimiento personal de peligro y casi a pesar nuestro, pues tenemos enfrente un placer mezclado con escalofrío.

El personaje que más se identifica con la obra de Highsmith es, sin duda, Tom Ripley. Mentiroso, estafador, un asesino, que vive instalado en una maraña de crímenes. Dese la publicación en 1955 de la primera novela, El talento de mister Ripley (adaptada al cine en dos ocasiones), hasta la última, Ripley en peligro, aparecida en 1991, el personaje que construye la autora no resulta detestable, a pesar de su comportamiento.

Atea desde su adolescencia, se consideraba de izquierdas; aunque a veces disfrutaba escandalizando a sus conocidos haciendo comentarios racistas o antisemitas. No obstante, apoyó públicamente a Amnistía Internacional y expresó su simpatía hacia la lucha del pueblo palestino.

El 1 de enero de 1947, Patricia anotó como Brindis de año nuevo:
Brindo por todos los demonios, por las lujurias, pasiones, avaricias, envidias, odios, extraños deseos, enemigos reales e irreales, por el ejército de recuerdos contra el que lucho: que no me den descanso.

Patricia Highsmith falleció en Locarno el cuatro de febrero de 1995. Este año se conmemora el centenario del nacimiento de esta escritora rotunda, descarnada, inquietante.

10 escritoras lesbianas que hicieron visibles el amor y el deseo entre las mujeres

Por Charo Alises (@viborillapicara) 

Las palabras hacen visible lo invisible. A lo largo de la Historia, grandes escritoras lesbianas, han reflejado en sus obras el amor y el deseo entre mujeres, arrojando luz  sobre una realidad que durante siglos ha permanecido en la penumbra de la clandestinidad. A continuación nos acercaremos a la vida y la obra de diez de estas importantes literatas: Lee el resto de la entrada »

¿Es Carol una película con la que identificarse como lesbiana?

Fotograma de la película 'Carol'

Fotograma de la película ‘Carol’

¿Es Carol una película hecha también para la televisión? ¿Llegará un día en que podamos verla en el horario de después de comer? Sería lo suyo, ¿no? La historia de amor que cuenta se presta a ello, sin duda. Mientras llega ese grado extremo de absoluta normalización del amor entre dos mujeres, nos podemos conformar (y no es poco) con verla en la gran pantalla y en el más comercial de los formatos, el hollywoodiense, con Cate Blanchett como protagonista divina.

Pero, ¿nos ha gustado ‘Carol’ en 1 de cada 10? Pues, al unísono no podemos decir que sí ni tampoco decir que no. El pasado lunes nos fuimos a verla una parte de los colaboradores habituales del blog, y esto es lo que nos pareció: Lee el resto de la entrada »

Enamoradas en los años 50, Cate Blanchett y Rooney Mara protagonizan ‘Carol’

Imagen del teaser de la película Carol

Imagen del teaser de la película Carol

Con este van tres los estrenos que llegan de la mano de grandes actrices. Después de hablarles de ‘Freeheld’ con Julianne Moore y Ellen Page, y de ‘About Ray’ con Susana Sarandon y Naomi Watts, ahora toca el turno de ‘Carol’ con Cate BlanchettRooney Mara. Dirigida por Todd Haynes, y ovacionada en el anterior festival de Cannes.

Se estrenará en noviembre en Estados Unidos. Basada en una novela de Patricia Highsmith y narra la historia de dos mujeres que se enamoran en el Nueva York de los años 50 pero una de ellas se siente culpable por lo que siente y acepta someterse a un tratamiento que supuestamente la curará de su homosexualidad. Se presume un éxito por la calidad de interpretación de sus protagonistas y la propia historia. 

Hasta 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) no se decidió eliminar la homosexualidad del ‘Manual de Diagnóstico de los trastornos mentales’ (DSM), pero no fue hasta 1990 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

La práctica por parte de algunos grupos ultra conservadores de las terapias reparativas para curar la homosexualidad, lejos de estar totalmente desterrada, sigue provocando mucho sufrimiento en las personas que las padecen y es considerada como una violación de derechos humanos, en concreto del derecho a no recibir tratos crueles, inhumanos y degradantes. 

No lo olviden cuando vean la película…