Históricas LTB:  Margarida Borrás

Por Charo Alises (@viborillapicara)

#MujeresTrans

Margarida Borrás (Mallorca – Valencia, 28 de julio de 1460) fue el primer caso documentado en Valencia, de persona torturada y ejecutada por ser transexual. Llamada originalmente Miquel, hija de un notario importante de Mallorca, Margarida frecuentó los círculos de la alta sociedad valenciana donde aparecía vestida de mujer.

Vicente Adelantado Soriano, en su artículo titulado La pena de muerte como espectáculo de masas en la Valencia del Quinientos, describe las ejecuciones de la época:

Sabemos que asistía mucha gente a estas ejecuciones itinerantes gracias a la pena impuesta, en 1503, a un labrador que atentó contra Fernando el Católico. Condenado a que le cortaran una mano, le vaciaran un ojo, le amputaran la nariz, etc., y le extrajeran el corazón en vivo, la ejecución se llevó a cabo por diversas plazas y dos calles de Barcelona. Se advierte, mediante un bando, que todo aquel que le arroje piedras o atente contra la vida del reo será condenado a muerte, pues la pena la tiene que llevar a cabo el verdugo.

Estos castigos públicos, eran un instrumento del poder para controlar a la población mediante el terror.

El 28 de julio de 1460, la plaza del mercado de Valencia se llenó de gente para presenciar la ejecución de Margarida. Este ajusticiamiento fue especial, ya que era la primera vez que se ejecutaba a una persona por ser transexual.

Existe constancia del ajusticiamiento de Margarida gracias a las anotaciones contenidas en el dietario del sacerdote Melchor Miralles, capellán de Alfons el Magnanim, que asistió a la ejecución. Según Miralles, nuestra protagonista, “estuvo en muchas casas de Valencia con ropas de mujer. En cuanto fue sabido esto, fue detenida y torturada”. Señala también el capellán en sus notas, que los amantes de Margarida fueron detenidos y torturados igualmente, aunque se ignora si se les condenó a cumplir alguna pena.

Sobre Borrás, Vicente Escartí, profesor valenciano, dice que probablemente, fue una mujer divertida, encantada de llamar la atención. Es muy posible que tuviese amantes entre la alta sociedad y alguno de ellos la delató.

La ejecución de Margarida fue particularmente infame. Se le obligó a vestir ropas de hombre y. a llevar camisa corta para que así se vieran les vergonyes cuando colgara de la horca.

Margarida no fue víctima de la Inquisición, ya que el Santo Oficio no se instaló en Valencia hasta 1480-1481. Se piensa que la Justicia Criminal se encargó de condenarla  a muerte por considerarla culpable  del crimen de sodomía.

El Premi Margarida Borrás es el galardón más importante que otorga todos los años Lambda Colectiu LGTB+ per  la diversitat sexual, de genere i familiar de Valencia. Este galardón distingue a aquellas personas y entidades que se destacan por su trabajo contra la homofobia, la transfobia y la bifobia, así como por su defensa de los derechos del colectivo LGTB.

Los comentarios están cerrados.